«Jill, ¿qué sucede?»: Así reaccionó el entonces senador Joe Biden a los ataques del 11S

(CNN) — El senador Joe Biden estaba al teléfono con su esposa durante su trayecto matutino desde Delaware a Washington cuando el segundo avión se impactó contra las Torres Gemelas del World Trade Center.
«Dios mío. Dios mío. Dios mío”.
«Jill, ¿qué sucede?»
«Otro avión… la otra torre».

Biden, entonces presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, estaba en el tren de las 8:35 de la mañana de Wilmington a Washington, como la mayoría de las mañanas, el 11 de septiembre de 2001, cuando dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York. El sábado, el ahora presidente Biden conmemora dos décadas desde aquellos ataques terroristas al visitar los tres lugares donde se estrellaron los aviones secuestrados: la Zona Cero de Nueva York, Shanksville, Pennsylvania y el Pentágono en Arlington, Virginia.

Las marcas de la destrucción del atentado del 11S 1:30

En su libro de memorias, «Promises to Keep: On Life and Politics», Biden describe cómo trató de proyectar fuerza y unidad a un público estadounidense conmocionado en ese fatídico día. También escribe sobre el mensaje que transmitió al entonces presidente George W. Bush, cuya guerra en Afganistán, lanzada tras los atentados, terminaría más tarde con una retirada caótica y sangrienta que hizo sacudir al gobierno de Biden.

Cuando se bajó del tren en Union Station, Biden dijo que vio una neblina marrón de humo en el cielo detrás de la cúpula del Capitolio: un tercer avión acababa de impactar contra el Pentágono.

Se dirigió al Capitolio, que estaba siendo evacuado junto con todos los edificios de oficinas de la Cámara y el Senado. El entonces senador había insistido a su hija, que le llamó para rogarle que abandonara Washington, que el Capitolio era el lugar más seguro, incluso cuando la gente pensaba que había otro avión que se dirigía al edificio, y los líderes del Congreso habían sido trasladados en helicópteros a un búnker.

«Maldita sea, quiero entrar», le dijo a un agente de policía después de subir las escaleras del Capitolio e intentar entrar al edificio. El agente se negó a dejarlo pasar. Como relató en sus memorias, Biden consideró importante «mostrar al país que seguíamos trabajando».

Linda Douglass, que era reportera de ABC News en ese momento, dijo que vio a Biden y al entonces senador republicano John Warner, de Virginia, discutiendo «quién tenía más antigüedad, porque Biden quería que el Congreso volviera a ser convocado».

«Él realmente sentía que era importante que el gobierno volviera a funcionar», contó Douglass en una entrevista con CNN.

Biden accedió a aparecer en ABC News y siguió a Douglass unas cuadras hasta donde tenían instalada la cámara.

Douglass dijo que cuando entrevistó a Biden, Bush estaba en el Air Force One, el entonces vicepresidente Dick Cheney estaba en un búnker seguro y los líderes del Congreso también habían sido puestos a salvo.

«Era extremadamente importante para el país escuchar a una figura de alto nivel en el gobierno», dijo Douglass.

Según una transcripción de la emisión, Biden dijo que Estados Unidos localizaría a los responsables de los atentados y, mientras tanto, instó a la población a estar «tranquila y calmada».

«El terrorismo gana cuando, de hecho, altera nuestras libertades civiles o cierra nuestras instituciones», afirmó Biden. «Tenemos que demostrar que ninguna de esas cosas ha ocurrido».

Y añadió: «Esta nación es demasiado grande, demasiado fuerte, demasiado unida, demasiado poderosa en términos de nuestra cohesión y nuestros valores para dejar que esto nos separe. Y no ocurrirá».

El exrepresentante Bob Brady de Filadelfia, amigo de Biden desde hace mucho tiempo, estuvo con el entonces senador durante gran parte de ese día. Brady dijo que estaba llevando a Biden y a su hermano Jim a su casa cuando el presidente llamó desde el Air Force One para agradecer a Biden los comentarios que hizo en televisión.

«Era importante mostrar al pueblo estadounidense que ahora todo el mundo estaba a salvo y que estábamos todos juntos en esto. Estaban los demócratas, los republicanos… íbamos a apoyar totalmente al presidente. Y ese es el mensaje que envió Joe, y por eso el presidente le llamó», relató Brady en una entrevista con CNN.

Durante esa llamada, Brady dijo que Biden instó a Bush a regresar a la capital del país. «Señor presidente», le dijo Biden a Bush, «vuelva a Washington».

«No querrá que la gente vea a nuestro líder metido en un búnker. Sáquelo de ahí, póngalo de nuevo en la Casa Blanca», comentó Brady. «Y lo hizo, a su favor, lo hizo».

Biden escribió sobre la llamada con Bush en su libro, diciendo que Bush le dijo que se dirigía a un lugar no revelado en el Medio Oeste porque la comunidad de inteligencia le había aconsejado no volver a Washington.

«Recordé en ese momento una historia sobre el líder de la resistencia francesa, Charles de Gaulle, cerca del final de la Segunda Guerra Mundial. Cuando Francia fue liberada, hubo un desfile de celebración por los Campos Elíseos de París con dignatarios, generales y oficiales encabezado por el propio Gaulle. Mientras caminaban hacia el Hôtel de Ville, sonaron disparos desde lo alto, y todos cayeron al suelo excepto De Gaulle. Él continuó caminando erguido», escribió Biden.

Después de decirle a Bush que debía volver, Biden escribió: «Colgué el teléfono, y hubo silencio en la camioneta hasta que Jimmy habló».

Biden escribió que su hermano le dijo: «El empleado que le sugirió que te llamara acaba de ser despedido».

Kevin Liptak y Jeff Zeleny de CNN contribuyeron con este reportaje.

Joe Biden

(CNN) — El senador Joe Biden estaba al teléfono con su esposa durante su trayecto matutino desde Delaware a Washington cuando el segundo avión se impactó contra las Torres Gemelas del World Trade Center.
«Dios mío. Dios mío. Dios mío”.
«Jill, ¿qué sucede?»
«Otro avión… la otra torre».

Biden, entonces presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, estaba en el tren de las 8:35 de la mañana de Wilmington a Washington, como la mayoría de las mañanas, el 11 de septiembre de 2001, cuando dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York. El sábado, el ahora presidente Biden conmemora dos décadas desde aquellos ataques terroristas al visitar los tres lugares donde se estrellaron los aviones secuestrados: la Zona Cero de Nueva York, Shanksville, Pennsylvania y el Pentágono en Arlington, Virginia.

Las marcas de la destrucción del atentado del 11S 1:30

En su libro de memorias, «Promises to Keep: On Life and Politics», Biden describe cómo trató de proyectar fuerza y unidad a un público estadounidense conmocionado en ese fatídico día. También escribe sobre el mensaje que transmitió al entonces presidente George W. Bush, cuya guerra en Afganistán, lanzada tras los atentados, terminaría más tarde con una retirada caótica y sangrienta que hizo sacudir al gobierno de Biden.

Cuando se bajó del tren en Union Station, Biden dijo que vio una neblina marrón de humo en el cielo detrás de la cúpula del Capitolio: un tercer avión acababa de impactar contra el Pentágono.

Se dirigió al Capitolio, que estaba siendo evacuado junto con todos los edificios de oficinas de la Cámara y el Senado. El entonces senador había insistido a su hija, que le llamó para rogarle que abandonara Washington, que el Capitolio era el lugar más seguro, incluso cuando la gente pensaba que había otro avión que se dirigía al edificio, y los líderes del Congreso habían sido trasladados en helicópteros a un búnker.

«Maldita sea, quiero entrar», le dijo a un agente de policía después de subir las escaleras del Capitolio e intentar entrar al edificio. El agente se negó a dejarlo pasar. Como relató en sus memorias, Biden consideró importante «mostrar al país que seguíamos trabajando».

20 años después de los ataques terroristas del 11 de septiembre: datos que debes saber

Linda Douglass, que era reportera de ABC News en ese momento, dijo que vio a Biden y al entonces senador republicano John Warner, de Virginia, discutiendo «quién tenía más antigüedad, porque Biden quería que el Congreso volviera a ser convocado».

«Él realmente sentía que era importante que el gobierno volviera a funcionar», contó Douglass en una entrevista con CNN.

Biden accedió a aparecer en ABC News y siguió a Douglass unas cuadras hasta donde tenían instalada la cámara.

Douglass dijo que cuando entrevistó a Biden, Bush estaba en el Air Force One, el entonces vicepresidente Dick Cheney estaba en un búnker seguro y los líderes del Congreso también habían sido puestos a salvo.

«Era extremadamente importante para el país escuchar a una figura de alto nivel en el gobierno», dijo Douglass.

Según una transcripción de la emisión, Biden dijo que Estados Unidos localizaría a los responsables de los atentados y, mientras tanto, instó a la población a estar «tranquila y calmada».

«El terrorismo gana cuando, de hecho, altera nuestras libertades civiles o cierra nuestras instituciones», afirmó Biden. «Tenemos que demostrar que ninguna de esas cosas ha ocurrido».

Y añadió: «Esta nación es demasiado grande, demasiado fuerte, demasiado unida, demasiado poderosa en términos de nuestra cohesión y nuestros valores para dejar que esto nos separe. Y no ocurrirá».

El exrepresentante Bob Brady de Filadelfia, amigo de Biden desde hace mucho tiempo, estuvo con el entonces senador durante gran parte de ese día. Brady dijo que estaba llevando a Biden y a su hermano Jim a su casa cuando el presidente llamó desde el Air Force One para agradecer a Biden los comentarios que hizo en televisión.

«Era importante mostrar al pueblo estadounidense que ahora todo el mundo estaba a salvo y que estábamos todos juntos en esto. Estaban los demócratas, los republicanos… íbamos a apoyar totalmente al presidente. Y ese es el mensaje que envió Joe, y por eso el presidente le llamó», relató Brady en una entrevista con CNN.

Durante esa llamada, Brady dijo que Biden instó a Bush a regresar a la capital del país. «Señor presidente», le dijo Biden a Bush, «vuelva a Washington».

«No querrá que la gente vea a nuestro líder metido en un búnker. Sáquelo de ahí, póngalo de nuevo en la Casa Blanca», comentó Brady. «Y lo hizo, a su favor, lo hizo».

1 de 16 | El entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, saluda a los estudiantes en su visita a una escuela elemental de Sarasota, Florida, el 11 de septiembre de 2001. Fue aquí donde Bush se enteró de los ataques terroristas en Nueva York. Estas fotografías, tomadas por Eric Draper, exfotógrafo de la Casa Blanca, fueron publicadas recientemente por la Biblioteca y Museo presidencial George W. Bush. 2 de 16 | Bush escucha a los estudiantes leer durante una visita a la escuela primaria Emma E. Booker. 3 de 16 | Luego de enterarse de los ataques terroristas el presidente Bush se prepara para dirigirse a la nación. 4 de 16 | A bordo del Air Force One, Bush mira el cubrimiento noticioso de los ataques terroristas. 5 de 16 | El presidente habla por teléfono a la Base Aérea de Louisiana. Junto a él, el consejero Karl Rove. 6 de 16 | Bush habla por teléfono a la Base Aérea de Barkslade, en Louisiana sobre los atentados terroristas en Nueva York que fueron perpetrados por Al Qaeda, en cabeza de Osama Bin Laden. 7 de 16 | Bush y el jefe de personal de la Casa Blanca Andrew Card hablan en privado al llegar a la Base Aérea de Barksdale. 8 de 16 | El presidente Bush y la consejera de la Casa Blanca Harriet Miers caminan a través del Air Force One en su ruta hacia Washington. 9 de 16 | George W. Bush en su oficina del Air Force One junto a otros tres funcionarios como Andrew Card, Ari Fleischer, secretario de prensa de la Casa Blanca y Dan Bartlett, consejero de la Casa Blanca. 10 de 16 | A bordo del avión presidencial George W. Bush habla con la coronel Cindy Wright de la Oficina Médica de la Casa Blanca. 11 de 16 | La primera dama Laura Bush escucha a Bush discutir los ataques terroristas con el personal de la Casa Blanca en el Centro de Operaciones de Emergencias del presidente. 12 de 16 | Bush habla con Andrew Card, con el vicepresidente Dick Cheney y la consejera de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice en Washington. 13 de 16 | Bush lee sus observaciones antes de su discurso a los estadounidenses por los ataques terroristas del 9/11. 14 de 16 | Miembros de la prensa le toman fotografías al presidente Bush antes de dirigirse a la nación desde la Oficina Oval. 15 de 16 | El presidente George W. Bush se dirige a la nación la noche del 11S. 16 de 16 | El presidente se encuentra con su equipo de personal luego de dirigirse a los estadounidenses.

Biden escribió sobre la llamada con Bush en su libro, diciendo que Bush le dijo que se dirigía a un lugar no revelado en el Medio Oeste porque la comunidad de inteligencia le había aconsejado no volver a Washington.

«Recordé en ese momento una historia sobre el líder de la resistencia francesa, Charles de Gaulle, cerca del final de la Segunda Guerra Mundial. Cuando Francia fue liberada, hubo un desfile de celebración por los Campos Elíseos de París con dignatarios, generales y oficiales encabezado por el propio Gaulle. Mientras caminaban hacia el Hôtel de Ville, sonaron disparos desde lo alto, y todos cayeron al suelo excepto De Gaulle. Él continuó caminando erguido», escribió Biden.

Después de decirle a Bush que debía volver, Biden escribió: «Colgué el teléfono, y hubo silencio en la camioneta hasta que Jimmy habló».

Biden escribió que su hermano le dijo: «El empleado que le sugirió que te llamara acaba de ser despedido».

Kevin Liptak y Jeff Zeleny de CNN contribuyeron con este reportaje.

Feedzy

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0