6 señales de que es hora de dejar tu trabajo

(CNN) — Millones de trabajadores han dejado sus puestos de trabajo en los últimos meses.

Algunos encontraron nuevos roles, mientras que otros se marcharon sin tener nada planeado. Entonces, ¿cómo saber si es el momento de empezar a buscar un nuevo puesto de trabajo?

«Muchos de nosotros tenemos días malos, no nos gustan nuestros trabajos a veces y tenemos frustraciones con nuestros gerentes y compañeros de trabajo, pero ¿significa eso que realmente debería renunciar? Es un nivel diferente de pregunta», dijo Amy Gallo, experta en entornos laborales y colaboradora de Harvard Business Review.

Evaluar cuánto tiempo has tenido problemas con tu trabajo e identificar con qué no estás satisfecho puede ayudar a determinar si estás atrapado en una rutina o si es hora de seguir adelante.

Y no pierdas de vista el panorama general: «En la pandemia, las cosas han sido muy intensas. Todos hemos sentido mucho agotamiento. Hemos tenido muchos factores estresantes en nuestras vidas», dijo Gallo. «¿Es posible que todo eso esté influyendo en tu percepción de tu trabajo?».

Una vez que tengas la lista, averigua si los problemas se pueden solucionar y comienza a describir las posibles soluciones para mejorar su satisfacción laboral. Si eso no parece posible, es posible que debas comenzar a buscar otro trabajo.

Aquí hay algunas señales que podrían indicar que es hora de encontrar un nuevo rol.

43 estados de EE.UU. tienen desempleo más alto desde 1976 3:20

Sientes que estás estancado

Es difícil mantenerse motivado y productivo en el trabajo si sientes que no hay espacio para avanzar.

Sentir que se está estancado puede parecer diferente para cada individuo. Por ejemplo, podría significar la falta de ascensos y aumentos salariales, asignaciones poco interesantes o falta de aprendizaje de nuevas habilidades.

Las promesas incumplidas a largo plazo de tu jefe, como un nuevo puesto, capacitación adicional o personal, también pueden ser agotadoras.

«Si no sientes que los avances o la transparencia o la comunicación y la conexión con tu jefe están ahí para tener una conversación fructífera, eso puede ser una señal de alerta», dijo Anna Bray, asesora ejecutiva y profesional de Jody Michael Associates.

Hay problemas importantes con tu jefe

Habrá ocasiones en las que tú y tu jefe no estén de acuerdo, pero cuando los problemas van más allá de los desacuerdos casuales y hay una falta de confianza y apoyo, eso puede sofocar la productividad y progresión profesional.

«Cuando sientes que tienes que monitorear constantemente lo que estás diciendo (…) cuando sientes que te regañan o evalúan constantemente, se siente como si estuvieras bajo un microscopio constantemente y cuando sientes que tu jefe no te apoya, que no hay confianza, cuando esas tres cosas están presentes no va a funcionar «, dijo Foram Sheth, director de coaching y cofundador de la empresa de coaching Ama La Vida.

Gallo sugirió evaluar si tu mal jefe  es un problema aislado o parte de un problema cultural mayor.

«Cualquier comportamiento de intimidación o tóxico, creo que son signos reales», dijo Gallo. «Mira alrededor de la organización y piensa: ‘¿hay mejores jefes aquí?’ Podría ser que tu jefe esté actuando de acuerdo con la organización».

Procrastinas perpetuamente

Todos posponemos las cosas de vez en cuando, pero si estás constantemente esperando hasta el último minuto para completar las tareas del trabajo cuando solías programarlas adecuadamente, eso podría ser una señal de que es hora de seguir adelante y cambiar de trabajo.

«Cuando procrastinas, tiendes a ser reactivo y esperar hasta el último minuto y luego la calidad del trabajo se convierte en una lista de verificación», dijo Sheth. «En comparación con ‘hago esto porque me enorgullece hacer esto (…), me preocupan los resultados’, el cambio es a ‘necesito hacer lo suficiente para no meterme en problemas'».

Hay una desconexión cultural

La cultura de tu empresa juega un papel en su compromiso, productividad y felicidad, por lo que cualquier desconexión puede crear problemas.

Por ejemplo, si el equilibrio entre el trabajo y la vida es importante para ti y hay una avalancha constante de correos electrónicos de tu jefe a todas horas del día, eso puede contribuir al agotamiento.

Sheth dijo que los trabajadores deben sentirse apoyados y seguros en el trabajo. La forma en que las empresas respondieron a las necesidades de los trabajadores durante la pandemia ha influido en la decisión de las personas de dejar sus trabajos, añadió.

«Si tu empresa no te brindó ese sistema de apoyo, es por eso que la gente se está yendo».

Ves otras oportunidades potenciales

Cuando te sientes insatisfecho con tu puesto actual, comienzas a notar otras oportunidades con mayor frecuencia.

«De repente, comienzas a notar que aparecen oportunidades de trabajo en LinkedIn y en realidad estás disminuyendo la velocidad y mirándolas, tu enfoque ha cambiado», dijo Sheth.

Ella sugirió preguntarse: si estuviera desempleado y me ofrecieran mi trabajo actual tal como es, ¿lo aceptaría o seguiría buscando?

Tu actitud ha cambiado

Observa si cada vez hay más ojos en blanco, suspiros profundos y gruñidos en el trabajo.

«Si te encuentras una y otra vez durante meses simplemente insatisfecho con diferentes aspectos de tu trabajo, no estás contento yendo al trabajo,(estás) sentado frente a tu computadora y pensando ‘uf, no puedo creer que tenga que hacer esto’, eso es una señal de que es posible que debas mirar qué más hay por ahí», dijo Gallo.

Si bien no se espera que seas feliz en el trabajo todo el tiempo, Sheth dijo que estar siempre a la defensiva y brindar respuestas ágiles, de tipo transaccional —que son breves y que brindan información limitada— también pueden ser señales de advertencia.

Los cambios en tu actitud y enfoque del trabajo pueden ser un indicador de que es hora de repensar las cosas.

«No te estás volcando en el trabajo de la misma manera (…) tal vez te estás reportando como enfermo y simplemente no te presentas a las reuniones a las que solías ir», dijo Bray.

Empleo

(CNN) — Millones de trabajadores han dejado sus puestos de trabajo en los últimos meses.

Algunos encontraron nuevos roles, mientras que otros se marcharon sin tener nada planeado. Entonces, ¿cómo saber si es el momento de empezar a buscar un nuevo puesto de trabajo?

«Muchos de nosotros tenemos días malos, no nos gustan nuestros trabajos a veces y tenemos frustraciones con nuestros gerentes y compañeros de trabajo, pero ¿significa eso que realmente debería renunciar? Es un nivel diferente de pregunta», dijo Amy Gallo, experta en entornos laborales y colaboradora de Harvard Business Review.

Evaluar cuánto tiempo has tenido problemas con tu trabajo e identificar con qué no estás satisfecho puede ayudar a determinar si estás atrapado en una rutina o si es hora de seguir adelante.

Y no pierdas de vista el panorama general: «En la pandemia, las cosas han sido muy intensas. Todos hemos sentido mucho agotamiento. Hemos tenido muchos factores estresantes en nuestras vidas», dijo Gallo. «¿Es posible que todo eso esté influyendo en tu percepción de tu trabajo?».

Una vez que tengas la lista, averigua si los problemas se pueden solucionar y comienza a describir las posibles soluciones para mejorar su satisfacción laboral. Si eso no parece posible, es posible que debas comenzar a buscar otro trabajo.

Aquí hay algunas señales que podrían indicar que es hora de encontrar un nuevo rol.

Sientes que estás estancado

Es difícil mantenerse motivado y productivo en el trabajo si sientes que no hay espacio para avanzar.

Sentir que se está estancado puede parecer diferente para cada individuo. Por ejemplo, podría significar la falta de ascensos y aumentos salariales, asignaciones poco interesantes o falta de aprendizaje de nuevas habilidades.

Las promesas incumplidas a largo plazo de tu jefe, como un nuevo puesto, capacitación adicional o personal, también pueden ser agotadoras.

«Si no sientes que los avances o la transparencia o la comunicación y la conexión con tu jefe están ahí para tener una conversación fructífera, eso puede ser una señal de alerta», dijo Anna Bray, asesora ejecutiva y profesional de Jody Michael Associates.

Hay problemas importantes con tu jefe

Habrá ocasiones en las que tú y tu jefe no estén de acuerdo, pero cuando los problemas van más allá de los desacuerdos casuales y hay una falta de confianza y apoyo, eso puede sofocar la productividad y progresión profesional.

«Cuando sientes que tienes que monitorear constantemente lo que estás diciendo (…) cuando sientes que te regañan o evalúan constantemente, se siente como si estuvieras bajo un microscopio constantemente y cuando sientes que tu jefe no te apoya, que no hay confianza, cuando esas tres cosas están presentes no va a funcionar «, dijo Foram Sheth, director de coaching y cofundador de la empresa de coaching Ama La Vida.

Gallo sugirió evaluar si tu mal jefe  es un problema aislado o parte de un problema cultural mayor.

«Cualquier comportamiento de intimidación o tóxico, creo que son signos reales», dijo Gallo. «Mira alrededor de la organización y piensa: ‘¿hay mejores jefes aquí?’ Podría ser que tu jefe esté actuando de acuerdo con la organización».

Procrastinas perpetuamente

Todos posponemos las cosas de vez en cuando, pero si estás constantemente esperando hasta el último minuto para completar las tareas del trabajo cuando solías programarlas adecuadamente, eso podría ser una señal de que es hora de seguir adelante y cambiar de trabajo.

«Cuando procrastinas, tiendes a ser reactivo y esperar hasta el último minuto y luego la calidad del trabajo se convierte en una lista de verificación», dijo Sheth. «En comparación con ‘hago esto porque me enorgullece hacer esto (…), me preocupan los resultados’, el cambio es a ‘necesito hacer lo suficiente para no meterme en problemas'».

Hay una desconexión cultural

La cultura de tu empresa juega un papel en su compromiso, productividad y felicidad, por lo que cualquier desconexión puede crear problemas.

Por ejemplo, si el equilibrio entre el trabajo y la vida es importante para ti y hay una avalancha constante de correos electrónicos de tu jefe a todas horas del día, eso puede contribuir al agotamiento.

Sheth dijo que los trabajadores deben sentirse apoyados y seguros en el trabajo. La forma en que las empresas respondieron a las necesidades de los trabajadores durante la pandemia ha influido en la decisión de las personas de dejar sus trabajos, añadió.

«Si tu empresa no te brindó ese sistema de apoyo, es por eso que la gente se está yendo».

Ves otras oportunidades potenciales

Cuando te sientes insatisfecho con tu puesto actual, comienzas a notar otras oportunidades con mayor frecuencia.

«De repente, comienzas a notar que aparecen oportunidades de trabajo en LinkedIn y en realidad estás disminuyendo la velocidad y mirándolas, tu enfoque ha cambiado», dijo Sheth.

Ella sugirió preguntarse: si estuviera desempleado y me ofrecieran mi trabajo actual tal como es, ¿lo aceptaría o seguiría buscando?

Tu actitud ha cambiado

Observa si cada vez hay más ojos en blanco, suspiros profundos y gruñidos en el trabajo.

«Si te encuentras una y otra vez durante meses simplemente insatisfecho con diferentes aspectos de tu trabajo, no estás contento yendo al trabajo,(estás) sentado frente a tu computadora y pensando ‘uf, no puedo creer que tenga que hacer esto’, eso es una señal de que es posible que debas mirar qué más hay por ahí», dijo Gallo.

Si bien no se espera que seas feliz en el trabajo todo el tiempo, Sheth dijo que estar siempre a la defensiva y brindar respuestas ágiles, de tipo transaccional —que son breves y que brindan información limitada— también pueden ser señales de advertencia.

Los cambios en tu actitud y enfoque del trabajo pueden ser un indicador de que es hora de repensar las cosas.

«No te estás volcando en el trabajo de la misma manera (…) tal vez te estás reportando como enfermo y simplemente no te presentas a las reuniones a las que solías ir», dijo Bray.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver