China se apresura a contener el brote de la variante delta «centrado en las escuelas» antes de la temporada navideña

Hong Kong (CNN) — Las autoridades chinas se apresuran a contener un brote cada vez mayor de la variante del delta del nuevo coronavirus en la provincia sureña de Fujian, antes de un importante feriado nacional próximo, cuando se espera que cientos de millones de personas viajen por todo el país, creando una ventana para que la variante altamente infecciosa se extienda por todas partes.

El brote, denominado por los medios estatales como el «primer brote centrado en escuelas» de China, se detectó originalmente el viernes en una escuela primaria en la ciudad de Putian. Desde entonces se ha extendido por toda la provincia, infectando a más de 100 personas en tres ciudades.

La Comisión Nacional de Salud informó de 59 casos en Fujian, este lunes, incluidos 24 en Putian y 32 en Xiamen, una importante ciudad costera popular entre los turistas. El martes, las dos ciudades lanzaron pruebas masivas de covid para todos los residentes.

Putian tiene alrededor de 3 millones de habitantes, mientras que Xiamen tiene una población de 5 millones. Ambas ciudades han ordenado a los residentes que no abandonen la ciudad para viajes no esenciales. Aquellos con razones legítimas para irse deben presentar una prueba de coronavirus negativa tomada dentro de las últimas 48 horas. Los trenes de larga distancia que parten de las dos ciudades también han sido suspendidos.

Operación busca movilizar a manifestantes en EE.UU. 1:13

El martes, Xiamen impuso cierres selectivos en los barrios residenciales afectados por el brote, y se prohibió a los residentes salir de sus apartamentos o complejos. También cerró bibliotecas, museos, bares, cines y gimnasios, prohibió las reuniones a gran escala y canceló los eventos que celebraban el Festival del Medio Otoño, un feriado de tres días que comienza el domingo.

También se han impuesto restricciones similares en Putian. La ciudad ha reportado un total de 85 infecciones, incluidos 30 niños menores de 10 años, dijo el Gobierno municipal, en una conferencia de prensa, el martes.

En Xianyou, las autoridades han puesto en cuarentena a más de 3.000 contactos directos y secundarios de personas  infectadas, incluidos un gran número de colegiales, algunos de los cuales han sido separados de sus padres, según Wu Haiduan, jefe de Gobierno del condado.

«Es un problema difícil cuando ocurren brotes entre los niños», dijo Wu. «Si los niños pueden ser puestos en cuarentena de forma independiente, los ponemos en cuarentena de forma independiente. Si necesitan que los padres los acompañen, arreglamos que sus padres se queden en una habitación junto a ellos para que puedan charlar entre ellos. Por supuesto, solo pueden charlar en la puerta de al lado».

Hasta el martes, no se han reportado casos relacionados fuera de Fujian, pero los Gobiernos locales de China están en alerta máxima. La Comisión Nacional de Salud estima que unas 30.000 personas de Putian, el epicentro del último brote, habían abandonado la provincia en las dos semanas anteriores al viernes.

China impulsa una teoría conspirativa sobre el covid-19 4:04

Un equipo de expertos enviado por la Comisión Nacional de Salud a Fujian calificó el brote de «severo y complicado», pero dijo que con suerte podría controlarse antes del feriado del Día Nacional, el próximo mes, si se implementan medidas de contención a fondo, informó el medio estatal CCTV.

El feriado de una semana, conocido como Semana Dorada, que comienza el 1 de octubre, es uno de los momentos más ocupados para viajar en China, y se espera que cientos de millones de personas llenen carreteras, trenes y aviones.

El año pasado, se realizaron un total de 637 millones de viajes nacionales durante el feriado del Día Nacional, el primer feriado importante desde que China emergió de su brote inicial de coronavirus. Creó 455.000 millones de yuanes en ingresos por turismo, un impulso muy esperado para la recuperación económica del país.

En las redes sociales chinas, muchos usuarios se preguntaron si podrían viajar durante la Semana Dorada de este año. Los planes de viaje de verano de muchas personas se vieron previamente interrumpidos por un brote anterior de la variante delta, que apareció por primera vez en China en la provincia oriental de Jiangsu y se extendió por la mitad del país, antes de ser contenido a fines de agosto.

El último brote en Fujian se detectó por primera vez en alumnos de una escuela primaria en Xianyou. Desde entonces, se han encontrado infecciones en estudiantes de varios jardines de infancia y escuelas primarias.

En Putian, 8 estudiantes de jardín de infantes y 28 estudiantes de escuela primaria han sido infectados, según el Gobierno.

Xiamen y Putian cerraron escuelas y jardines de infancia y les ordenaron impartir clases en línea.

Un camión se detiene en un puesto de control en una carretera en el condado de Xianyou, el 12 de septiembre. Los autobuses y trenes que salen del condado han sido suspendidos.

Expertos citados por el estatal Global Times pidieron al país que amplíe su programa de vacunación contra el covid-19 para cubrir a niños de entre 3 y 12 años.

China implementó la vacunación para adolescentes de entre 12 y 17 años a principios de este año. Al 13 de agosto, se habían administrado más de 60 millones de dosis en ese grupo de edad, según la Comisión Nacional de Salud.

En Putian, el Gobierno instó a las escuelas a intensificar los esfuerzos para administrar las segundas dosis de la vacuna contra el  covid a los menores de entre 12 y 14 años, y a completar la vacunación de los alumnos de entre 12 y 17 años antes del miércoles.

Las autoridades sanitarias de China han aprobado dos vacunas nacionales, fabricadas por Sinopharm y Sinovac, respectivamente, para uso de emergencia en niños de 3 a 17 años.

El brote de Fujian ha puesto de relieve el creciente desafío al que se enfrenta la ambiciosa estrategia de cero covid de China, lo que plantea dudas sobre su sostenibilidad a largo plazo.

Los expertos que asesoraron al Gobierno han señalado a un padre que regresó recientemente de Singapur como la fuente probable del brote, a pesar de haber estado sujeto a una cuarentena prolongada y draconiana.

El hombre llegó a Xiamen, la capital provincial de Fujian, el 4 de agosto, donde fue sometido a 14 días de cuarentena obligatoria en un hotel. Pasó otros 7 días en cuarentena centralizada en Xianyou, antes de regresar a casa para una semana más de control de salud, según el Gobierno de Putian.

Había dado negativo por el virus nueve veces durante 21 días de cuarentena, antes de dar positivo el viernes, 37 días después de ingresar a China, según los medios estatales.

Las autoridades chinas no revelaron cuándo, dónde o cómo el hombre contrajo el virus, pero un período de incubación de más de 21 días es muy inusual.

Los investigadores del Centro Provincial de Guangdong para el Control y la Prevención de Enfermedades encontraron que la variante delta tiene un período de incubación promedio de 4 días, en comparación con un promedio de 6 días para la cepa original.

Algunos han cuestionado en las redes sociales si el hombre contrajo el virus después de regresar a Xianyou.

La oficina de Beijing de CNN y Zixu Wang contribuyeron a la presentación de informes.

Hong Kong (CNN) — Las autoridades chinas se apresuran a contener un brote cada vez mayor de la variante del delta del nuevo coronavirus en la provincia sureña de Fujian, antes de un importante feriado nacional próximo, cuando se espera que cientos de millones de personas viajen por todo el país, creando una ventana para que la variante altamente infecciosa se extienda por todas partes.

El brote, denominado por los medios estatales como el «primer brote centrado en escuelas» de China, se detectó originalmente el viernes en una escuela primaria en la ciudad de Putian. Desde entonces se ha extendido por toda la provincia, infectando a más de 100 personas en tres ciudades.

La Comisión Nacional de Salud informó de 59 casos en Fujian, este lunes, incluidos 24 en Putian y 32 en Xiamen, una importante ciudad costera popular entre los turistas. El martes, las dos ciudades lanzaron pruebas masivas de covid para todos los residentes.

Putian tiene alrededor de 3 millones de habitantes, mientras que Xiamen tiene una población de 5 millones. Ambas ciudades han ordenado a los residentes que no abandonen la ciudad para viajes no esenciales. Aquellos con razones legítimas para irse deben presentar una prueba de coronavirus negativa tomada dentro de las últimas 48 horas. Los trenes de larga distancia que parten de las dos ciudades también han sido suspendidos.

Por qué los brotes de covid-19 en países que usan vacunas chinas no significa necesariamente que las vacunas hayan fallado Operación busca movilizar a manifestantes en EE.UU. 1:13

El martes, Xiamen impuso cierres selectivos en los barrios residenciales afectados por el brote, y se prohibió a los residentes salir de sus apartamentos o complejos. También cerró bibliotecas, museos, bares, cines y gimnasios, prohibió las reuniones a gran escala y canceló los eventos que celebraban el Festival del Medio Otoño, un feriado de tres días que comienza el domingo.

También se han impuesto restricciones similares en Putian. La ciudad ha reportado un total de 85 infecciones, incluidos 30 niños menores de 10 años, dijo el Gobierno municipal, en una conferencia de prensa, el martes.

En Xianyou, las autoridades han puesto en cuarentena a más de 3.000 contactos directos y secundarios de personas  infectadas, incluidos un gran número de colegiales, algunos de los cuales han sido separados de sus padres, según Wu Haiduan, jefe de Gobierno del condado.

«Es un problema difícil cuando ocurren brotes entre los niños», dijo Wu. «Si los niños pueden ser puestos en cuarentena de forma independiente, los ponemos en cuarentena de forma independiente. Si necesitan que los padres los acompañen, arreglamos que sus padres se queden en una habitación junto a ellos para que puedan charlar entre ellos. Por supuesto, solo pueden charlar en la puerta de al lado».

Hasta el martes, no se han reportado casos relacionados fuera de Fujian, pero los Gobiernos locales de China están en alerta máxima. La Comisión Nacional de Salud estima que unas 30.000 personas de Putian, el epicentro del último brote, habían abandonado la provincia en las dos semanas anteriores al viernes.

China supera los 2.000 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 administradas China impulsa una teoría conspirativa sobre el covid-19 4:04

Un equipo de expertos enviado por la Comisión Nacional de Salud a Fujian calificó el brote de «severo y complicado», pero dijo que con suerte podría controlarse antes del feriado del Día Nacional, el próximo mes, si se implementan medidas de contención a fondo, informó el medio estatal CCTV.

El feriado de una semana, conocido como Semana Dorada, que comienza el 1 de octubre, es uno de los momentos más ocupados para viajar en China, y se espera que cientos de millones de personas llenen carreteras, trenes y aviones.

El año pasado, se realizaron un total de 637 millones de viajes nacionales durante el feriado del Día Nacional, el primer feriado importante desde que China emergió de su brote inicial de coronavirus. Creó 455.000 millones de yuanes en ingresos por turismo, un impulso muy esperado para la recuperación económica del país.

En las redes sociales chinas, muchos usuarios se preguntaron si podrían viajar durante la Semana Dorada de este año. Los planes de viaje de verano de muchas personas se vieron previamente interrumpidos por un brote anterior de la variante delta, que apareció por primera vez en China en la provincia oriental de Jiangsu y se extendió por la mitad del país, antes de ser contenido a fines de agosto.

Niños infectados

El último brote en Fujian se detectó por primera vez en alumnos de una escuela primaria en Xianyou. Desde entonces, se han encontrado infecciones en estudiantes de varios jardines de infancia y escuelas primarias.

En Putian, 8 estudiantes de jardín de infantes y 28 estudiantes de escuela primaria han sido infectados, según el Gobierno.

Xiamen y Putian cerraron escuelas y jardines de infancia y les ordenaron impartir clases en línea.

Un camión se detiene en un puesto de control en una carretera en el condado de Xianyou, el 12 de septiembre. Los autobuses y trenes que salen del condado han sido suspendidos.

Expertos citados por el estatal Global Times pidieron al país que amplíe su programa de vacunación contra el covid-19 para cubrir a niños de entre 3 y 12 años.

China implementó la vacunación para adolescentes de entre 12 y 17 años a principios de este año. Al 13 de agosto, se habían administrado más de 60 millones de dosis en ese grupo de edad, según la Comisión Nacional de Salud.

En Putian, el Gobierno instó a las escuelas a intensificar los esfuerzos para administrar las segundas dosis de la vacuna contra el  covid a los menores de entre 12 y 14 años, y a completar la vacunación de los alumnos de entre 12 y 17 años antes del miércoles.

Las autoridades sanitarias de China han aprobado dos vacunas nacionales, fabricadas por Sinopharm y Sinovac, respectivamente, para uso de emergencia en niños de 3 a 17 años.

El brote de Fujian ha puesto de relieve el creciente desafío al que se enfrenta la ambiciosa estrategia de cero covid de China, lo que plantea dudas sobre su sostenibilidad a largo plazo.

Los expertos que asesoraron al Gobierno han señalado a un padre que regresó recientemente de Singapur como la fuente probable del brote, a pesar de haber estado sujeto a una cuarentena prolongada y draconiana.

El hombre llegó a Xiamen, la capital provincial de Fujian, el 4 de agosto, donde fue sometido a 14 días de cuarentena obligatoria en un hotel. Pasó otros 7 días en cuarentena centralizada en Xianyou, antes de regresar a casa para una semana más de control de salud, según el Gobierno de Putian.

Había dado negativo por el virus nueve veces durante 21 días de cuarentena, antes de dar positivo el viernes, 37 días después de ingresar a China, según los medios estatales.

Las autoridades chinas no revelaron cuándo, dónde o cómo el hombre contrajo el virus, pero un período de incubación de más de 21 días es muy inusual.

Los investigadores del Centro Provincial de Guangdong para el Control y la Prevención de Enfermedades encontraron que la variante delta tiene un período de incubación promedio de 4 días, en comparación con un promedio de 6 días para la cepa original.

Algunos han cuestionado en las redes sociales si el hombre contrajo el virus después de regresar a Xianyou.

La oficina de Beijing de CNN y Zixu Wang contribuyeron a la presentación de informes.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver