Gobierno de España ofrece su apoyo a exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez

(CNN Español) — José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores de España, manifestó este lunes su total apoyo al escritor y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez, tras ser objeto de una orden de detención por parte de la Fiscalía nicaragüense, quien lo acusa de cometer actos que fomentan e incitan al odio y a la violencia.

Albares se dirigió a Ramírez para decirle: “Eres objeto de acusaciones infundadas en tu país de origen. Que sepas que este será tu país y tu casa”. Agregó que podía “contar con España y con el Gobierno de España en estos momentos difíciles”.

Las palabras fueron compartidas en el seno de un acto celebrado en el Instituto Cervantes en Madrid donde Ramírez, junto al canciller español y el periodista cubano Leonardo Padura, homenajearon el legado del escritor nicaragüense Rubén Darío y del propio Padura.

Aprovechando su participación, Ramírez se mostró agradecido y “abrumado por la cantidad de mensajes de solidaridad que he recibido de todas partes” tras conocer que el Ministerio Público de Nicaragua había ordenado su detención y el allanamiento del domicilio. Según justificó con sorna, “esto se lo debo a la dictadura de Nicaragua, […]las desgracias tienen satisfacciones”.

Elecciones en Nicaragua son broma macabra, dice escritor 6:55

A la posición de José Manuel Albares se suma el comunicado publicado este domingo entre su Ministerio y el Ministerio de Cultura y Deportes, donde destacaron su apoyo al escritor y ensalzaron el compromiso de Ramírez “con la defensa de la democracia en su país, primero con su papel en la lucha contra el régimen de los Somoza y apoyando desde entonces la libertad y la democracia, convirtiéndose en un referente moral e intelectual de la libertad de pensamiento y expresión, principios que se ven reflejados en su obra literaria”.

La semana pasada, la Fiscalía nicaragüense acusó al ganador del Premio Cervantes en 2017 de cometer actos que fomentan e incitan al odio y a la violencia, así como de haber recibido fondos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro a través de la Fundación Luisa Mercado.

Esos fondos, según la Fiscalía, estaban destinados a propósitos distintos a los de la fundación de la familia Chamorro, como, presuntamente, «dar financiamiento a personas y organismos que buscaban la desestabilización de la buena marcha del desarrollo económico y social del país”.

A través de un video, Ramírez respondió a la acusación de la Fiscalía afirmando que ya había sido acusado por delitos similares durante la dictadura somocista.

Elecciones en Nicaragua son broma macabra, dice escritor 6:55

«No es la primera vez que ocurre en mi vida —afirmó—. En el año 1977, la familia Somoza me acusó por medio de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir, y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura igual que lucho ahora contra esta otra».

El escritor agregó: «Las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos. Son los mismos delirios, el mismo empecinamiento ciego por el poder, y la misma mediocridad de quienes teniendo en su puño los instrumentos represivos, y habiéndose despojado de todos los escrúpulos, creen también que son dueños de la dignidad, de la conciencia y la libertad de los demás.»

(CNN Español) — José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores de España, manifestó este lunes su total apoyo al escritor y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez, tras ser objeto de una orden de detención por parte de la Fiscalía nicaragüense, quien lo acusa de cometer actos que fomentan e incitan al odio y a la violencia.

Albares se dirigió a Ramírez para decirle: “Eres objeto de acusaciones infundadas en tu país de origen. Que sepas que este será tu país y tu casa”. Agregó que podía “contar con España y con el Gobierno de España en estos momentos difíciles”.

Las palabras fueron compartidas en el seno de un acto celebrado en el Instituto Cervantes en Madrid donde Ramírez, junto al canciller español y el periodista cubano Leonardo Padura, homenajearon el legado del escritor nicaragüense Rubén Darío y del propio Padura.

Aprovechando su participación, Ramírez se mostró agradecido y “abrumado por la cantidad de mensajes de solidaridad que he recibido de todas partes” tras conocer que el Ministerio Público de Nicaragua había ordenado su detención y el allanamiento del domicilio. Según justificó con sorna, “esto se lo debo a la dictadura de Nicaragua, […]las desgracias tienen satisfacciones”.

Elecciones en Nicaragua son broma macabra, dice escritor 6:55

A la posición de José Manuel Albares se suma el comunicado publicado este domingo entre su Ministerio y el Ministerio de Cultura y Deportes, donde destacaron su apoyo al escritor y ensalzaron el compromiso de Ramírez “con la defensa de la democracia en su país, primero con su papel en la lucha contra el régimen de los Somoza y apoyando desde entonces la libertad y la democracia, convirtiéndose en un referente moral e intelectual de la libertad de pensamiento y expresión, principios que se ven reflejados en su obra literaria”.

La acusación contra Sergio Ramírez

La semana pasada, la Fiscalía nicaragüense acusó al ganador del Premio Cervantes en 2017 de cometer actos que fomentan e incitan al odio y a la violencia, así como de haber recibido fondos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro a través de la Fundación Luisa Mercado.

Esos fondos, según la Fiscalía, estaban destinados a propósitos distintos a los de la fundación de la familia Chamorro, como, presuntamente, «dar financiamiento a personas y organismos que buscaban la desestabilización de la buena marcha del desarrollo económico y social del país”.

A través de un video, Ramírez respondió a la acusación de la Fiscalía afirmando que ya había sido acusado por delitos similares durante la dictadura somocista.

Elecciones en Nicaragua son broma macabra, dice escritor 6:55

«No es la primera vez que ocurre en mi vida —afirmó—. En el año 1977, la familia Somoza me acusó por medio de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir, y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura igual que lucho ahora contra esta otra».

El escritor agregó: «Las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos. Son los mismos delirios, el mismo empecinamiento ciego por el poder, y la misma mediocridad de quienes teniendo en su puño los instrumentos represivos, y habiéndose despojado de todos los escrúpulos, creen también que son dueños de la dignidad, de la conciencia y la libertad de los demás.»

Feedzy