Siete sitios emblemáticos para la historia y la cultura latina necesitan ser preservados, señala un grupo

(CNN) — Un barrio histórico amenazado por los planes de un estadio deportivo, una bodega que se convirtió en un centro para los dominicanos en Rhode Island y un parque donde los estudiantes de origen mexicano se reunieron para pedir un acceso equitativo a la educación.
Estos lugares se encuentran entre los siete sitios del patrimonio latino que, según expertos en conservación, necesitan ser protegidos debido a sus profundos vínculos culturales e históricos con la comunidad latina en Estados Unidos.

En un informe publicado a principios de esta semana, Latino Heritage Scholars, una iniciativa de la Hispanic Access Foundation, afirma que los sitios de Arizona, California, Nuevo México, Rhode Island y Texas están actualmente amenazados por múltiples factores, como el deterioro de las estructuras, los planes de desarrollo y la gentrificación.

Los lugares que encarnan las contribuciones de los latinos y su historia no suelen estar protegidos por las leyes y entidades federales, dijo Manuel Galaviz, coautor del informe y antropólogo de la Universidad de Texas en Austin. Anteriormente fue autor de la nominación del Chicano Park en San Diego como Hito Histórico Nacional, que fue aprobada por el Departamento del Interior en 2017.

«A pesar de que durante generaciones los latinos han seguido demostrando que son esenciales para Estados Unidos, los sitios que conmemoran la herencia latina están desproporcionadamente excluidos cuando se trata de sitios de patrimonio y conservación designados oficialmente», afirmó Galaviz en un comunicado.

Aunque la lista no incluye todos los sitios que pueden contar la historia completa y las contribuciones de los latinos en EE.UU., según el informe, los autores esperan que destaque la importancia de la cultura latina y motive a la gente a conocer otros sitios.

Estos son los espacios enumerados en el informe:

El hogar ancestral de los comanches y apaches

Castner Range está situado junto a las montañas Franklin en El Paso, Texas.

Castner Range es un área de 2.865 hectáreas en El Paso, Texas, que muchos describen como la «joya de la corona» de las Montañas Franklin por su importancia histórica y natural.

Los pueblos indígenas de la región la consideran tierra sagrada. Es el hogar ancestral de los comanches y apaches y tiene «importantes yacimientos de imágenes rupestres, antiguos depósitos culturales», según el informe y los grupos locales. El lugar también se utilizó como campo de pruebas para artillería de gran calibre y explosivos de alta potencia en el siglo XX.

Los grupos conservacionistas y los políticos llevan años abogando para que el lugar obtenga la categoría de monumento nacional.

En abril, la representante Verónica Escobar de Texas, presentó una ley para designar Castner Range como monumento nacional. Se ha remitido a los comités de Recursos Nacionales y Servicios Armados. Un proyecto de ley similar fue presentado previamente en el Congreso por el excandidato presidencial demócrata Beto O’Rourke en 2015.

La Hispanic Access Foundation recomendó previamente en un informe similar publicado en 2017 que Castner Range se considerará para la preservación junto con otros nueve sitios en Arizona, California, Colorado, Nuevo México y Texas.

Un sitio clave para el movimiento chicano

Hazard Park en Los Ángeles, California.

Hazard Park fue uno de los lugares donde se reunieron miles de estudiantes chicanos de secundaria en 1968, después de que abandonaran sus aulas para protestar por las malas condiciones de las escuelas, la falta de cursos de preparación para la universidad y la escasa formación de los profesores.

Contribuyó a «uno de los movimientos sociales chicanos más significativos liderados por jóvenes»: los Walkouts del Este de Los Ángeles, también conocidos como Blowouts, y se convirtió en un lugar donde los estadounidenses de origen mexicano superaron la discriminación racial en los deportes.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, los equipos de béisbol, principalmente blancos, jugaban en Hazard Park, pero después, los equipos mexicanos estadounidenses «empezaron a proliferar y a reclamar un espacio allí», explica el informe.

Un barrio «verdaderamente» binacional en la frontera entre México y Estados Unidos

Una calle del barrio de Duranguito en el centro de El Paso.

El histórico primer barrio de El Paso, Texas, llamado Duranguito, ha sido el centro de una batalla de años por su conservación.

La zona del centro, un barrio muy unido de edificios de ladrillo y estuco, casas victorianas y mercados abandonados, acogió a figuras históricas mexicanas como Pancho Villa y Francisco I. Madero, que fueron clave en la Revolución Mexicana de 1910.

«Debido a su proximidad con la frontera, Duranguito siempre ha sido un lugar apropiado para que personas de ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos viajen, trabajen y vivan de un lado a otro del país. El barrio es realmente un lugar binacional», dice el informe.

En los últimos años, los residentes han protestado, han presentado demandas contra las intenciones de la ciudad de construir un estadio deportivo en el barrio y han abogado por una designación histórica para el barrio, informó KVIA, afiliada de CNN.

Un parque que salvó a un barrio mexicano-estadounidense

Chepa’s Park se encuentra en el corazón del barrio mexicano-estadounidense más antiguo de Santa Ana, California.

El parque lleva el nombre de Josephina «Chepa» Andrade, una activista de la comunidad que luchó junto con otros miembros de la comunidad cuando los funcionarios de la ciudad querían convertir el barrio predominantemente mexicano-estadounidense en un barrio industrial a finales de la década de 1960. Fundaron un parque y salvaron el barrio, según el informe.

El parque se llamaba originalmente Logan Park, pero fue rebautizado en marzo de 2008 en honor al activismo de Andrade.

Una bodega que se convirtió en un símbolo para los latinos de Rhode Island

Fefa’s Market fue la primera bodega de propiedad dominicana que se abrió en Providence, Rhode Island, a mediados de los años 60, y su propietaria fue considerada como el «inicio de la comunidad latina» en el estado.

Cada dos semanas, la propietaria Josefina Rosario, también conocida como Doña Fefa, y su marido viajaban a Nueva York para reabastecer la bodega y animar a la gente a trasladarse a Providence, según una resolución municipal de 2019 que reconoce el legado de Rosario.

La pareja «es recordada por muchas personas que dicen que patrocinaron a sus familias para que vinieran a Estados Unidos; les dieron alojamiento y comida gratis hasta que pudieron encontrar trabajo; y se aseguraron de que tuvieran todo lo que necesitaban», según Nuestras Raíces: The Latino Oral History Project of Rhode Island.

«Se la consideraba el inicio de la comunidad latina en Rhode Island, especialmente al allanar el camino a los propietarios de negocios y empresarios latinos en el Estado», dice la resolución.

Un parque transfronterizo que une a las familias

Unas personas caminan cerca de la valla fronteriza en el Parque de la Amistad de Tijuana (México).

El Parque de la Amistad ha sido el lugar de numerosas reuniones familiares a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Situado en parte en el sur de California y en parte en Tijuana, México, miles de personas visitan el parque para reunirse con amigos y familiares que no pueden cruzar la frontera y conectar con ellos a través de las vallas de malla de acero que separan ambos países.

Una de las piezas centrales del parque es un mural de una bandera estadounidense invertida sobre el muro fronterizo, que se adentra en el Pacífico.

El Parque de la Amistad fue inaugurado por la Primera Dama Patricia Nixon en 1971, cuando una alambrada de púas poco tupida separaba a los dos países.

Cuando Nixon llegó al parque, pidió a su seguridad que cortara el alambre para poder visitar a una multitud de ciudadanos mexicanos. «Espero que no haya una valla aquí por mucho tiempo», dijo entonces.

Desde 1971, la valla del Parque de la Amistad no ha hecho más que crecer, habiendo pasado por dos transformaciones: una en 1994 y otra en 2007. Recientemente se reforzó con malla metálica en 2012.

Un río en el suroeste

Bifurcación occidental del río Gila en el Bosque Nacional de Gila de Nuevo México.

El río Gila se extiende 965,6 kilómetros desde Nuevo México hasta Arizona y ha sido considerado «la sangre vital» para numerosas comunidades indígenas y colonos hispanos durante más de 1.000 años.

Según el informe, ha sido «el sustento de numerosas civilizaciones humanas, de una gran cantidad de especies amenazadas, en peligro de extinción y endémicas, de actividades agrícolas y recreativas, y de un paisaje valioso y único para el estudio geológico».

Hispanos en Estados Unidos
Rhode Island
Texas

(CNN) — Un barrio histórico amenazado por los planes de un estadio deportivo, una bodega que se convirtió en un centro para los dominicanos en Rhode Island y un parque donde los estudiantes de origen mexicano se reunieron para pedir un acceso equitativo a la educación.
Estos lugares se encuentran entre los siete sitios del patrimonio latino que, según expertos en conservación, necesitan ser protegidos debido a sus profundos vínculos culturales e históricos con la comunidad latina en Estados Unidos.

En un informe publicado a principios de esta semana, Latino Heritage Scholars, una iniciativa de la Hispanic Access Foundation, afirma que los sitios de Arizona, California, Nuevo México, Rhode Island y Texas están actualmente amenazados por múltiples factores, como el deterioro de las estructuras, los planes de desarrollo y la gentrificación.

Los lugares que encarnan las contribuciones de los latinos y su historia no suelen estar protegidos por las leyes y entidades federales, dijo Manuel Galaviz, coautor del informe y antropólogo de la Universidad de Texas en Austin. Anteriormente fue autor de la nominación del Chicano Park en San Diego como Hito Histórico Nacional, que fue aprobada por el Departamento del Interior en 2017.

«A pesar de que durante generaciones los latinos han seguido demostrando que son esenciales para Estados Unidos, los sitios que conmemoran la herencia latina están desproporcionadamente excluidos cuando se trata de sitios de patrimonio y conservación designados oficialmente», afirmó Galaviz en un comunicado.

Aunque la lista no incluye todos los sitios que pueden contar la historia completa y las contribuciones de los latinos en EE.UU., según el informe, los autores esperan que destaque la importancia de la cultura latina y motive a la gente a conocer otros sitios.

Estos son los espacios enumerados en el informe:

El hogar ancestral de los comanches y apaches

Castner Range está situado junto a las montañas Franklin en El Paso, Texas.

Castner Range es un área de 2.865 hectáreas en El Paso, Texas, que muchos describen como la «joya de la corona» de las Montañas Franklin por su importancia histórica y natural.

Los pueblos indígenas de la región la consideran tierra sagrada. Es el hogar ancestral de los comanches y apaches y tiene «importantes yacimientos de imágenes rupestres, antiguos depósitos culturales», según el informe y los grupos locales. El lugar también se utilizó como campo de pruebas para artillería de gran calibre y explosivos de alta potencia en el siglo XX.

Una ley de Texas podría impedir que las escuelas enseñen cómo estos niños fueron obligados a permanecer en primer grado durante 3 años

Los grupos conservacionistas y los políticos llevan años abogando para que el lugar obtenga la categoría de monumento nacional.

En abril, la representante Verónica Escobar de Texas, presentó una ley para designar Castner Range como monumento nacional. Se ha remitido a los comités de Recursos Nacionales y Servicios Armados. Un proyecto de ley similar fue presentado previamente en el Congreso por el excandidato presidencial demócrata Beto O’Rourke en 2015.

La Hispanic Access Foundation recomendó previamente en un informe similar publicado en 2017 que Castner Range se considerará para la preservación junto con otros nueve sitios en Arizona, California, Colorado, Nuevo México y Texas.

Un sitio clave para el movimiento chicano

Hazard Park en Los Ángeles, California.

Hazard Park fue uno de los lugares donde se reunieron miles de estudiantes chicanos de secundaria en 1968, después de que abandonaran sus aulas para protestar por las malas condiciones de las escuelas, la falta de cursos de preparación para la universidad y la escasa formación de los profesores.

Contribuyó a «uno de los movimientos sociales chicanos más significativos liderados por jóvenes»: los Walkouts del Este de Los Ángeles, también conocidos como Blowouts, y se convirtió en un lugar donde los estadounidenses de origen mexicano superaron la discriminación racial en los deportes.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, los equipos de béisbol, principalmente blancos, jugaban en Hazard Park, pero después, los equipos mexicanos estadounidenses «empezaron a proliferar y a reclamar un espacio allí», explica el informe.

Un barrio «verdaderamente» binacional en la frontera entre México y Estados Unidos

Una calle del barrio de Duranguito en el centro de El Paso.

El histórico primer barrio de El Paso, Texas, llamado Duranguito, ha sido el centro de una batalla de años por su conservación.

La zona del centro, un barrio muy unido de edificios de ladrillo y estuco, casas victorianas y mercados abandonados, acogió a figuras históricas mexicanas como Pancho Villa y Francisco I. Madero, que fueron clave en la Revolución Mexicana de 1910.

«Debido a su proximidad con la frontera, Duranguito siempre ha sido un lugar apropiado para que personas de ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos viajen, trabajen y vivan de un lado a otro del país. El barrio es realmente un lugar binacional», dice el informe.

En los últimos años, los residentes han protestado, han presentado demandas contra las intenciones de la ciudad de construir un estadio deportivo en el barrio y han abogado por una designación histórica para el barrio, informó KVIA, afiliada de CNN.

Un parque que salvó a un barrio mexicano-estadounidense

Chepa’s Park se encuentra en el corazón del barrio mexicano-estadounidense más antiguo de Santa Ana, California.

El parque lleva el nombre de Josephina «Chepa» Andrade, una activista de la comunidad que luchó junto con otros miembros de la comunidad cuando los funcionarios de la ciudad querían convertir el barrio predominantemente mexicano-estadounidense en un barrio industrial a finales de la década de 1960. Fundaron un parque y salvaron el barrio, según el informe.

El parque se llamaba originalmente Logan Park, pero fue rebautizado en marzo de 2008 en honor al activismo de Andrade.

Una bodega que se convirtió en un símbolo para los latinos de Rhode Island

Fefa’s Market fue la primera bodega de propiedad dominicana que se abrió en Providence, Rhode Island, a mediados de los años 60, y su propietaria fue considerada como el «inicio de la comunidad latina» en el estado.

Cada dos semanas, la propietaria Josefina Rosario, también conocida como Doña Fefa, y su marido viajaban a Nueva York para reabastecer la bodega y animar a la gente a trasladarse a Providence, según una resolución municipal de 2019 que reconoce el legado de Rosario.

La pareja «es recordada por muchas personas que dicen que patrocinaron a sus familias para que vinieran a Estados Unidos; les dieron alojamiento y comida gratis hasta que pudieron encontrar trabajo; y se aseguraron de que tuvieran todo lo que necesitaban», según Nuestras Raíces: The Latino Oral History Project of Rhode Island.

«Se la consideraba el inicio de la comunidad latina en Rhode Island, especialmente al allanar el camino a los propietarios de negocios y empresarios latinos en el Estado», dice la resolución.

Un parque transfronterizo que une a las familias

Unas personas caminan cerca de la valla fronteriza en el Parque de la Amistad de Tijuana (México).

El Parque de la Amistad ha sido el lugar de numerosas reuniones familiares a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Situado en parte en el sur de California y en parte en Tijuana, México, miles de personas visitan el parque para reunirse con amigos y familiares que no pueden cruzar la frontera y conectar con ellos a través de las vallas de malla de acero que separan ambos países.

Una de las piezas centrales del parque es un mural de una bandera estadounidense invertida sobre el muro fronterizo, que se adentra en el Pacífico.

El Parque de la Amistad fue inaugurado por la Primera Dama Patricia Nixon en 1971, cuando una alambrada de púas poco tupida separaba a los dos países.

Cuando Nixon llegó al parque, pidió a su seguridad que cortara el alambre para poder visitar a una multitud de ciudadanos mexicanos. «Espero que no haya una valla aquí por mucho tiempo», dijo entonces.

Desde 1971, la valla del Parque de la Amistad no ha hecho más que crecer, habiendo pasado por dos transformaciones: una en 1994 y otra en 2007. Recientemente se reforzó con malla metálica en 2012.

Un río en el suroeste

Bifurcación occidental del río Gila en el Bosque Nacional de Gila de Nuevo México.

El río Gila se extiende 965,6 kilómetros desde Nuevo México hasta Arizona y ha sido considerado «la sangre vital» para numerosas comunidades indígenas y colonos hispanos durante más de 1.000 años.

Según el informe, ha sido «el sustento de numerosas civilizaciones humanas, de una gran cantidad de especies amenazadas, en peligro de extinción y endémicas, de actividades agrícolas y recreativas, y de un paisaje valioso y único para el estudio geológico».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver