Biden afirma que los gobernadores republicanos que socavan sus mandatos de vacunación están poniendo vidas en peligro

(CNN) — El presidente Joe Biden defendió este jueves los nuevos mandatos de vacunación de su administración y dijo que los gobernadores republicanos que socavan los requisitos están poniendo vidas en peligro.

«Nos enfrentamos a una gran presión, especialmente por parte de algunos gobernadores republicanos. Los gobernadores de Florida y Texas están haciendo todo lo posible para socavar los requisitos para salvar vidas que he propuesto», dijo Biden, señalando específicamente a los gobernadores republicanos Greg Abbott de Texas y Ron DeSantis de Florida.

Biden también señaló al gobernador de Mississippi, Tate Reeves, quien criticó los requisitos de vacunación como «claramente inconstitucionales» y los comparó con una «tiranía».

Biden dijo: «En Mississippi, los niños están obligados a vacunarse contra el sarampión, las paperas, la rubeola, la varicela, la hepatitis B, la poliomielitis, el tétanos y más. Son requisitos estatales. Pero en medio de una pandemia que ya se ha cobrado más de 660.000 vidas, propongo un requisito de vacunación contra el covid y el gobernador de ese estado lo llama ‘una medida tiránica’? ¿Una medida tiránica?».

54% de estadounidenses apoya los mandatos de vacunación 0:52

«Esta es la peor clase de política porque está poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos de sus estados, especialmente de los niños. Y me niego a ceder a ello», dijo Biden.

El presidente dijo que los requisitos de vacunación salvarían vidas y son «lo que la ciencia nos dice que tenemos que hacer». También afirmó que los nuevos mandatos ayudarían a fortalecer la economía y a estimular el crecimiento económico.

Biden impuso la semana pasada nuevas normas de vacunación estrictas para los trabajadores federales, las grandes empresas y el personal sanitario, en su mayor avance hasta ahora para exigir la vacunación a gran parte del país y contener la oleada más reciente del covid-19. Los nuevos requisitos podrían aplicarse hasta a 100 millones de estadounidenses, lo que supone cerca de dos tercios de la población activa del país.

Biden también argumentó que EE.UU. se encuentra en un punto de inflexión al impulsar la aprobación de sus paquetes económicos en el Congreso.

«Creo que estamos en un punto de inflexión en este país, uno de esos momentos en los que las decisiones que vamos a tomar pueden cambiar, literalmente, la trayectoria de nuestra nación. (Puede cambiarla) durante años y posiblemente décadas», dijo Biden al hablar desde la Casa Blanca.

El presidente continuó: «Cada punto de inflexión en la historia de esta nación representa una elección fundamental. Creo que Estados Unidos en este momento se enfrenta a esa elección».

Escuelas de Florida no podrán exigir uso de mascarillas 3:06

«La elección es esta: ¿Vamos a seguir con una economía en la que la abrumadora parte de los beneficios va a parar a las grandes empresas y a los más ricos? ¿O vamos a aprovechar este momento para encaminar a este país por una nueva vía, que invierta en esta nación, cree un verdadero crecimiento económico sostenido y que beneficie a todos, incluidos los trabajadores y la clase media?», dijo Biden.

El discurso se produce en un momento en el que las fuertes divisiones en el Partido Demócrata amenazan con obstaculizar el paquete económico de US$ 3,5 billones de Biden para ampliar la red de seguridad social de la nación, que es la pieza central de la agenda del presidente.

El plan de US$ 3,5 billones incluye la financiación de las licencias familiares pagadas, la educación, la sanidad y la lucha contra la crisis climática. Los senadores están en desacuerdo sobre el costo del plan, los incrementos de impuestos para pagarlo, las disposiciones de atención sanitaria de la propuesta y las disposiciones sobre el clima que algunos insisten en que deben incluirse.

El jueves, Biden continuó presionando para que se suban los impuestos a los estadounidenses más ricos y a las empresas, algo con lo que algunos senadores no están de acuerdo.

«Las grandes empresas y los superricos tienen que empezar a pagar su parte justa de impuestos. Hace tiempo que debería haberse hecho. No quiero castigar a nadie. Soy un capitalista. Si puedes ganar un millón o mil millones de dólares, eso es genial, que Dios te bendiga. Lo único que pido es que paguen su parte justa», dijo Biden.

Ocasio-Cortez pide impuestos para ricos con un vestido 1:16

Los desacuerdos en el seno del Partido Demócrata sobre muchos aspectos del plan han suscitado dudas sobre si los 50 miembros de la bancada demócrata del Senado podrán unirse rápidamente en torno a la legislación. Los demócratas planean aprobar esta legislación utilizando el proceso de reconciliación presupuestaria, que solo requiere 50 votos y, por tanto, no necesitaría el apoyo de los republicanos.

Si ese paquete económico se estanca en el Senado, los liberales advierten que hundirán también el proyecto de ley bipartidista de infraestructuras, de US$ 1,2 billones, que también es clave en la agenda de Biden.

Los líderes del Congreso establecieron un plazo hasta finales de septiembre para que la Cámara de Representantes apruebe su enorme proyecto de ley presupuestaria junto con el proyecto de ley bipartidista de infraestructura.

A principios de esta semana, Biden se centró en las inversiones que las dos propuestas económicas harían para hacer frente a la crisis climática.

Humo de incendios puede afectar los espermatozoides 0:47

El presidente viajó a California e Idaho para inspeccionar los daños causados por los incendios forestales y argumentó que los fenómenos meteorológicos extremos no hacían más que aumentar en intensidad y frecuencia y que la nación debía actuar con rapidez para hacer frente a la crisis climática.

Los paquetes contienen cientos de miles de millones de nuevas inversiones en materia de clima, que, según el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, permitirán a EE.UU. alcanzar el objetivo de Biden de reducir las emisiones de los combustibles fósiles en un 50-52% respecto a los niveles de 2005 para 2030.

vacuna contra el covid-19

(CNN) — El presidente Joe Biden defendió este jueves los nuevos mandatos de vacunación de su administración y dijo que los gobernadores republicanos que socavan los requisitos están poniendo vidas en peligro.

«Nos enfrentamos a una gran presión, especialmente por parte de algunos gobernadores republicanos. Los gobernadores de Florida y Texas están haciendo todo lo posible para socavar los requisitos para salvar vidas que he propuesto», dijo Biden, señalando específicamente a los gobernadores republicanos Greg Abbott de Texas y Ron DeSantis de Florida.

Biden también señaló al gobernador de Mississippi, Tate Reeves, quien criticó los requisitos de vacunación como «claramente inconstitucionales» y los comparó con una «tiranía».

Biden dijo: «En Mississippi, los niños están obligados a vacunarse contra el sarampión, las paperas, la rubeola, la varicela, la hepatitis B, la poliomielitis, el tétanos y más. Son requisitos estatales. Pero en medio de una pandemia que ya se ha cobrado más de 660.000 vidas, propongo un requisito de vacunación contra el covid y el gobernador de ese estado lo llama ‘una medida tiránica’? ¿Una medida tiránica?».

«Esta es la peor clase de política porque está poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos de sus estados, especialmente de los niños. Y me niego a ceder a ello», dijo Biden.

«Creo que ya nos quebramos»: personal de enfermería de Mississippi renuncia para evitar un «burnout» por la presión

El presidente dijo que los requisitos de vacunación salvarían vidas y son «lo que la ciencia nos dice que tenemos que hacer». También afirmó que los nuevos mandatos ayudarían a fortalecer la economía y a estimular el crecimiento económico.

Biden impuso la semana pasada nuevas normas de vacunación estrictas para los trabajadores federales, las grandes empresas y el personal sanitario, en su mayor avance hasta ahora para exigir la vacunación a gran parte del país y contener la oleada más reciente del covid-19. Los nuevos requisitos podrían aplicarse hasta a 100 millones de estadounidenses, lo que supone cerca de dos tercios de la población activa del país.

Biden también argumentó que EE.UU. se encuentra en un punto de inflexión al impulsar la aprobación de sus paquetes económicos en el Congreso.

¿Funcionarán los mandatos de vacunación de Biden? La apuesta de Macron por el pase de salud puede mostrar algunas pistas

«Creo que estamos en un punto de inflexión en este país, uno de esos momentos en los que las decisiones que vamos a tomar pueden cambiar, literalmente, la trayectoria de nuestra nación. (Puede cambiarla) durante años y posiblemente décadas», dijo Biden al hablar desde la Casa Blanca.

El presidente continuó: «Cada punto de inflexión en la historia de esta nación representa una elección fundamental. Creo que Estados Unidos en este momento se enfrenta a esa elección».

Escuelas de Florida no podrán exigir uso de mascarillas 3:06

«La elección es esta: ¿Vamos a seguir con una economía en la que la abrumadora parte de los beneficios va a parar a las grandes empresas y a los más ricos? ¿O vamos a aprovechar este momento para encaminar a este país por una nueva vía, que invierta en esta nación, cree un verdadero crecimiento económico sostenido y que beneficie a todos, incluidos los trabajadores y la clase media?», dijo Biden.

Diferencias por paquete económico

El discurso se produce en un momento en el que las fuertes divisiones en el Partido Demócrata amenazan con obstaculizar el paquete económico de US$ 3,5 billones de Biden para ampliar la red de seguridad social de la nación, que es la pieza central de la agenda del presidente.

El plan de US$ 3,5 billones incluye la financiación de las licencias familiares pagadas, la educación, la sanidad y la lucha contra la crisis climática. Los senadores están en desacuerdo sobre el costo del plan, los incrementos de impuestos para pagarlo, las disposiciones de atención sanitaria de la propuesta y las disposiciones sobre el clima que algunos insisten en que deben incluirse.

El jueves, Biden continuó presionando para que se suban los impuestos a los estadounidenses más ricos y a las empresas, algo con lo que algunos senadores no están de acuerdo.

«Las grandes empresas y los superricos tienen que empezar a pagar su parte justa de impuestos. Hace tiempo que debería haberse hecho. No quiero castigar a nadie. Soy un capitalista. Si puedes ganar un millón o mil millones de dólares, eso es genial, que Dios te bendiga. Lo único que pido es que paguen su parte justa», dijo Biden.

Ocasio-Cortez pide impuestos para ricos con un vestido 1:16

Los desacuerdos en el seno del Partido Demócrata sobre muchos aspectos del plan han suscitado dudas sobre si los 50 miembros de la bancada demócrata del Senado podrán unirse rápidamente en torno a la legislación. Los demócratas planean aprobar esta legislación utilizando el proceso de reconciliación presupuestaria, que solo requiere 50 votos y, por tanto, no necesitaría el apoyo de los republicanos.

Si ese paquete económico se estanca en el Senado, los liberales advierten que hundirán también el proyecto de ley bipartidista de infraestructuras, de US$ 1,2 billones, que también es clave en la agenda de Biden.

Los líderes del Congreso establecieron un plazo hasta finales de septiembre para que la Cámara de Representantes apruebe su enorme proyecto de ley presupuestaria junto con el proyecto de ley bipartidista de infraestructura.

A principios de esta semana, Biden se centró en las inversiones que las dos propuestas económicas harían para hacer frente a la crisis climática.

Humo de incendios puede afectar los espermatozoides 0:47

El presidente viajó a California e Idaho para inspeccionar los daños causados por los incendios forestales y argumentó que los fenómenos meteorológicos extremos no hacían más que aumentar en intensidad y frecuencia y que la nación debía actuar con rapidez para hacer frente a la crisis climática.

Los paquetes contienen cientos de miles de millones de nuevas inversiones en materia de clima, que, según el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, permitirán a EE.UU. alcanzar el objetivo de Biden de reducir las emisiones de los combustibles fósiles en un 50-52% respecto a los niveles de 2005 para 2030.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver