¿Qué son los submarinos de propulsión nuclear y cómo funcionan? Las ambiciones de potencia de fuego de Australia, explicadas

Hong Kong (CNN) — Con Australia haciendo un trato con Estados Unidos y el Reino Unido para comenzar un programa de submarinos de propulsión nuclear, podemos esperar que los submarinos australianos se parezcan mucho a las últimas versiones de los arsenales estadounidenses y británicos.

Las flotas de la Marina de EE.UU. y la Marina Real tienen dos tipos de submarinos, categorizados como misiles balísticos y de ataque. Ambos funcionan con reactores nucleares, que convierten el agua en vapor a alta presión que hace girar turbinas para propulsar los submarinos.

Pero los submarinos de ataque y los submarinos de misiles balísticos, a menudo llamados «boomers», tienen propósitos muy diferentes. Australia se está inscribiendo en la opción de propulsión nuclear, o submarino de ataque, en lugar de los «boomers», que tienen armamento nuclear, con ojivas nucleares en sus misiles balísticos.

Aquí está la diferencia entre los dos:

Submarinos de ataque

Canberra quiere submarinos de ataque, los pilares básicos de las flotas submarinas de EE.UU. y el Reino Unido.

«Los submarinos de ataque están diseñados para buscar y destruir submarinos enemigos y barcos de superficie; proyectar energía en tierra con misiles de crucero Tomahawk y Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF); llevar a cabo misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR); apoyar operaciones de grupos de batalla; y participar en la guerra de minas», dice la Marina de EE. UU. en la primera parte de su hoja informativa sobre submarinos de ataque.

Estados Unidos tiene tres clases de submarinos de ataque en su flota de 53. Los más nuevos son los 19 de lo que se llama clase Virginia.

Armados con docenas de torpedos y misiles de crucero Tomahawk, los submarinos clase Virginia de 115 metros y 8.000 toneladas pueden navegar a más de 46 kph y permanecer sumergidos indefinidamente. Su tiempo bajo el agua está limitado solo por la necesidad de reabastecer provisiones para la tripulación de 132.

Durante un recorrido por el USS John Warner de clase Virginia en 2015, CNN aseguró una mirada al interior.

El submarino ni siquiera tiene periscopio. Más bien utiliza un mástil fotónico, una pieza de magia electrónica que incluye video de alta definición e infrarrojos, para monitorear el espacio de batalla. La información se muestra en pantallas grandes en el centro de comando, con una palanca que controla todo el espectáculo.

El USS Indiana.

Los cuatro submarinos de ataque clase Astute del Reino Unido son incluso más rápidos que los submarinos estadounidenses, capaces de ir a más de 56 kph y, al igual que Estados Unidos, llevan el misil de crucero Tomahawk.

«Tomahawk IV es la última versión del misil. Tiene un alcance más largo que sus predecesores (más de 1.600 kms), puede dirigirse a un nuevo objetivo en pleno vuelo y también puede transmitir imágenes del campo de batalla a su submarino madre», dice el sitio web de la Royal Navy.

Ese es el tipo de potencia de fuego y resistencia que Australia busca para proteger sus aguas del norte de cualquier amenaza naval y proyectar su poder naval en el Mar de China Meridional, donde, junto con Estados Unidos, busca mitigar la influencia china y proteger la libertad de navegación.

Submarino de clase Astute de la Marina Real del Reino Unido.

Submarinos de misiles balísticos

Los «boomers» del Reino Unido y EE. UU. llevan misiles balísticos Trident armados con múltiples ojivas nucleares. Su misión, esencialmente, es permanecer en el mar durante meses seguidos, la gran mayoría sumergida, y estar preparados para lanzar un ataque nuclear de represalia en caso de que un adversario lance contra el Reino Unido o EE. UU.

Submarino de misiles balísticos USS Pennsylvania.

Los submarinos de misiles balísticos son silenciosos bajo las olas y extremadamente difíciles de detectar. Son el eje de la disuasión, asegurando que un adversario de EE. UU. o el Reino Unido pagaría un precio terrible por un primer ataque nuclear.

Cada uno de los submarinos de misiles balísticos de EE. UU. puede transportar 20 misiles Trident (16 para los submarinos del Reino Unido) con hasta ocho ojivas (tres para los submarinos del Reino Unido) por misil. Pueden dispararse a una distancia de 4.600 millas (7.400 kilómetros). Las ojivas nucleares tienen rendimientos de explosión entre 100 kilotones y 475 kilotones. Por el contrario, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima, Japón, durante la Segunda Guerra Mundial tuvo un rendimiento de 15 kilotones.

Estados Unidos tiene 14 submarinos de misiles balísticos, mientras que Gran Bretaña tiene cuatro. Estos no son los submarinos a los que está apuntando Australia.

¿Cuándo pondrá Australia submarinos en el mar?

Se necesita mucho tiempo, posiblemente décadas, para desarrollar un submarino de propulsión nuclear y desplegarlo. El acuerdo tripartito anunciado el miércoles solo prevé un estudio de 18 meses para ver cómo construir mejor submarinos de propulsión nuclear para Australia.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo que los nuevos submarinos estarían en la flota australiana para 2040.

Thomas Shugart, un excomandante de submarinos de la Marina de EE. UU. que ahora es miembro del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que con la situación de seguridad en el Indo-Pacífico, Australia puede esperar que sus submarinos puedan estar en el agua antes.

«Habrá una serie de compensaciones que deberán tenerse en cuenta y que podrían afectar el cronograma: contenido local frente al uso de proveedores establecidos, un nuevo diseño con características más avanzadas frente a los diseños de plantas de propulsión o submarinos de EE. UU. y el Reino Unido existentes, etc.», dijo Shugart.

«Dado el debilitamiento del equilibrio militar en el Indo-Pacífico, espero que 2040 no sea una fecha de «a más tardar». Al mismo tiempo, me cuesta imaginar una línea de tiempo de despliegue de menos de una década, incluso moviéndose con la velocidad de la urgencia y utilizando muchos diseños y proveedores existentes».

Submarino

Hong Kong (CNN) — Con Australia haciendo un trato con Estados Unidos y el Reino Unido para comenzar un programa de submarinos de propulsión nuclear, podemos esperar que los submarinos australianos se parezcan mucho a las últimas versiones de los arsenales estadounidenses y británicos.

Las flotas de la Marina de EE.UU. y la Marina Real tienen dos tipos de submarinos, categorizados como misiles balísticos y de ataque. Ambos funcionan con reactores nucleares, que convierten el agua en vapor a alta presión que hace girar turbinas para propulsar los submarinos.

Pero los submarinos de ataque y los submarinos de misiles balísticos, a menudo llamados «boomers», tienen propósitos muy diferentes. Australia se está inscribiendo en la opción de propulsión nuclear, o submarino de ataque, en lugar de los «boomers», que tienen armamento nuclear, con ojivas nucleares en sus misiles balísticos.

Aquí está la diferencia entre los dos:

Submarinos de ataque

Canberra quiere submarinos de ataque, los pilares básicos de las flotas submarinas de EE.UU. y el Reino Unido.

«Los submarinos de ataque están diseñados para buscar y destruir submarinos enemigos y barcos de superficie; proyectar energía en tierra con misiles de crucero Tomahawk y Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF); llevar a cabo misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR); apoyar operaciones de grupos de batalla; y participar en la guerra de minas», dice la Marina de EE. UU. en la primera parte de su hoja informativa sobre submarinos de ataque.

Estados Unidos tiene tres clases de submarinos de ataque en su flota de 53. Los más nuevos son los 19 de lo que se llama clase Virginia.

Biden y el Reino Unido apoyarán a Australia en la compra de submarinos nucleares para contrarrestar la influencia de China en la región

Armados con docenas de torpedos y misiles de crucero Tomahawk, los submarinos clase Virginia de 115 metros y 8.000 toneladas pueden navegar a más de 46 kph y permanecer sumergidos indefinidamente. Su tiempo bajo el agua está limitado solo por la necesidad de reabastecer provisiones para la tripulación de 132.

Durante un recorrido por el USS John Warner de clase Virginia en 2015, CNN aseguró una mirada al interior.

El submarino ni siquiera tiene periscopio. Más bien utiliza un mástil fotónico, una pieza de magia electrónica que incluye video de alta definición e infrarrojos, para monitorear el espacio de batalla. La información se muestra en pantallas grandes en el centro de comando, con una palanca que controla todo el espectáculo.

El USS Indiana.

Los cuatro submarinos de ataque clase Astute del Reino Unido son incluso más rápidos que los submarinos estadounidenses, capaces de ir a más de 56 kph y, al igual que Estados Unidos, llevan el misil de crucero Tomahawk.

«Tomahawk IV es la última versión del misil. Tiene un alcance más largo que sus predecesores (más de 1.600 kms), puede dirigirse a un nuevo objetivo en pleno vuelo y también puede transmitir imágenes del campo de batalla a su submarino madre», dice el sitio web de la Royal Navy.

Ese es el tipo de potencia de fuego y resistencia que Australia busca para proteger sus aguas del norte de cualquier amenaza naval y proyectar su poder naval en el Mar de China Meridional, donde, junto con Estados Unidos, busca mitigar la influencia china y proteger la libertad de navegación.

Submarino de clase Astute de la Marina Real del Reino Unido.

Submarinos de misiles balísticos

Los «boomers» del Reino Unido y EE. UU. llevan misiles balísticos Trident armados con múltiples ojivas nucleares. Su misión, esencialmente, es permanecer en el mar durante meses seguidos, la gran mayoría sumergida, y estar preparados para lanzar un ataque nuclear de represalia en caso de que un adversario lance contra el Reino Unido o EE. UU.

Submarino de misiles balísticos USS Pennsylvania.

Los submarinos de misiles balísticos son silenciosos bajo las olas y extremadamente difíciles de detectar. Son el eje de la disuasión, asegurando que un adversario de EE. UU. o el Reino Unido pagaría un precio terrible por un primer ataque nuclear.

Francia rechaza acuerdo de EE.UU. con Australia por la compra de submarinos nucleares

Cada uno de los submarinos de misiles balísticos de EE. UU. puede transportar 20 misiles Trident (16 para los submarinos del Reino Unido) con hasta ocho ojivas (tres para los submarinos del Reino Unido) por misil. Pueden dispararse a una distancia de 4.600 millas (7.400 kilómetros). Las ojivas nucleares tienen rendimientos de explosión entre 100 kilotones y 475 kilotones. Por el contrario, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima, Japón, durante la Segunda Guerra Mundial tuvo un rendimiento de 15 kilotones.

Estados Unidos tiene 14 submarinos de misiles balísticos, mientras que Gran Bretaña tiene cuatro. Estos no son los submarinos a los que está apuntando Australia.

¿Cuándo pondrá Australia submarinos en el mar?

Se necesita mucho tiempo, posiblemente décadas, para desarrollar un submarino de propulsión nuclear y desplegarlo. El acuerdo tripartito anunciado el miércoles solo prevé un estudio de 18 meses para ver cómo construir mejor submarinos de propulsión nuclear para Australia.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo que los nuevos submarinos estarían en la flota australiana para 2040.

Thomas Shugart, un excomandante de submarinos de la Marina de EE. UU. que ahora es miembro del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que con la situación de seguridad en el Indo-Pacífico, Australia puede esperar que sus submarinos puedan estar en el agua antes.

El ministro de Defensa de Japón traza una línea roja en la disputa de la isla con China

«Habrá una serie de compensaciones que deberán tenerse en cuenta y que podrían afectar el cronograma: contenido local frente al uso de proveedores establecidos, un nuevo diseño con características más avanzadas frente a los diseños de plantas de propulsión o submarinos de EE. UU. y el Reino Unido existentes, etc.», dijo Shugart.

«Dado el debilitamiento del equilibrio militar en el Indo-Pacífico, espero que 2040 no sea una fecha de «a más tardar». Al mismo tiempo, me cuesta imaginar una línea de tiempo de despliegue de menos de una década, incluso moviéndose con la velocidad de la urgencia y utilizando muchos diseños y proveedores existentes».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver