Fastidio navideño: se disparan los precios de los árboles y adornos para las festividades

(CNN) — Es bueno que los consumidores tengan ganas de gastar de cara a las fiestas. Sin embargo, es posible que este año tengan que pagar más por un nuevo árbol de Navidad artificial, dependiendo de dónde lo compren.
Algunos grandes vendedores de árboles artificiales en Estados Unidos dicen que están aumentando sus precios en porcentajes de dos dígitos y culpan a los costos de envío excesivamente altos relacionados con el actual desastre de la cadena de suministro mundial.

«Tendremos que subir los precios. En el caso de los árboles, la media será de un 20% más», dijo Mac Harman, CEO de Balsam Hill. La empresa, con sede en Redwood City, California, registra más de US$ 200 millones en ventas anuales directas al consumidor de árboles de Navidad artificiales y otros adornos en Estados Unidos.

«Ni siquiera así se cubrirán nuestros costos, porque este año estamos pagando hasta un 300% más por contenedor de envío», dijo Harmon.

National Tree Company dijo que su inventario de árboles de Navidad artificiales para la próxima temporada navideña está un 10% por debajo del nivel del año pasado debido a los problemas de la cadena de suministro.

Meses y meses de interrupciones en el transporte marítimo, debidas en parte a los cierres de fábricas en el extranjero provocados por la pandemia, la congestión de los puertos y la escasez de contenedores y de mano de obra, han provocado retrasos en productos que van desde computadoras portátiles hasta sofás.

Ahora, cuando la temporada festiva de fin de año está a la vuelta de la esquina, los proveedores de decoración también están preocupados por tener suficientes productos para satisfacer la demanda.

National Tree Company en Cranford, Nueva Jersey, es un gran mayorista de árboles artificiales y otras decoraciones navideñas como adornos, coronas y Santa Claus inflables para minoristas como Walmart, Target y Amazon.

Chris Butler, CEO de la compañía, espera que los compradores estén dispuestos a darse un capricho con la decoración para celebrar, especialmente después de otro año difícil en una pandemia.

«Desde una perspectiva macro, esperamos que la demanda de nuestros productos aumente un 25% con respecto al año pasado», dijo Butler. «Esperamos vender entre 1,5 y 2 millones de árboles artificiales este año».

Treetime ha tenido un aumento de más del 500% en los gastos de envío este año.

Pero le preocupa que, si la demanda es muy fuerte, no tenga suficientes productos en las existencias para satisfacerla debido a los retrasos en los envíos. La gran mayoría de los productos de la empresa se fabrica en China.

«Creemos que estamos un 10% por debajo de lo que solemos estar cada año con nuestro inventario de árboles, coronas y guirnaldas», dijo. Butler dijo que National Tree Company está subiendo los precios de sus árboles al por mayor entre un 20% y un 25% debido a los exorbitantes costos de transporte. Los minoristas, a su vez, podrían trasladar parte de este aumento de precios a los consumidores, añadió.

El grupo industrial American Christmas Tree Association estima que el tamaño global del mercado estadounidense de árboles de Navidad artificiales oscila entre US$ 1.000 y US$ 2.000 millones anuales.

En Balsam Hill, los retrasos en la recepción del inventario ya han creado contratiempos sin precedentes.

A mediados de agosto, la empresa envió su catálogo de productos de otoño. Además de los productos navideños, la empresa también vende artículos de decoración de otoño, como coronas para la puerta principal o el porche, que importa de China junto con la mayoría de sus otros productos de otoño y los árboles de Navidad.

«Por primera vez para nosotros, el catálogo estaba agotado y no teníamos productos para vender», dice Harman. «Nuestros envíos no llegaron a tiempo. Todavía estamos intentando averiguar dónde están exactamente los productos. ¿Siguen en el agua o están atascados en los puertos? Si esto sigue ocurriendo, podríamos cerrar el negocio».

Algunos productos han llegado. «Son unos 12 de los 50 productos que figuran en el catálogo», dijo. «Nuestras ventas diarias en general han bajado considerablemente porque no tenemos artículos para vender».

Harman espera estar en una mejor posición con los árboles de Navidad «porque los traemos durante todo el año», dijo. Pero aun así, Harman dijo que el inventario de árboles de Balsam Hill está un 22% por debajo del nivel del año pasado y que el inventario general de decoración navideña ha bajado un 42% respecto al año anterior.

«Lo que más nos preocupa son las decoraciones como los adornos para colgar en el árbol, las faldas del árbol y las coronas», dijo. «Nos abastecemos de estos productos en todo el mundo. Incluso si uno o dos contenedores con esos artículos se retrasan, puede que no tengamos toda una categoría de artículos».

Harmon dijo que los suministros de adornos navideños están un 50% por debajo de los niveles del año pasado.

Balsam Hill está subiendo los precios de sus árboles de Navidad artificiales en un 20% este año.

Treetime, una empresa de venta directa al consumidor de árboles de Navidad artificiales y adornos con sede en Lake Barrington, Illinois, dijo que este año ha sufrido un aumento de más del 500% en los gastos de envío.

La empresa diseña y fabrica su propia marca de árboles preiluminados y sin iluminar que cuestan entre US$ 100 y más de US$ 1.000, según la altura y el diseño. Sus árboles también se fabrican en China.

«Estamos intentando absorber nosotros mismos algunos de los impactantes aumentos de los costos de transporte», dijo Laurie Kane, copropietaria de Treetime. Parte de ello, dijo, repercutirá en los bolsillos de los consumidores.

«Aumentamos nuestros precios, pero intentamos mantenerlos por debajo del 20%», dijo.

Kane vigila de cerca los envíos navideños, que ya deberían haber llegado pero no lo han hecho.

Para Kane, es fundamental que el inventario llegue antes de Acción de Gracias.

«La idea errónea es que la gente empieza a decorar en diciembre, pero en realidad es a finales de noviembre», dijo. «En diciembre es cuando se compran los regalos. ¿Alguien querrá nuestros productos si llegan más tarde? Ese es el mayor reto para nosotros».

Aumento de precios
Decoración de navidad

(CNN) — Es bueno que los consumidores tengan ganas de gastar de cara a las fiestas. Sin embargo, es posible que este año tengan que pagar más por un nuevo árbol de Navidad artificial, dependiendo de dónde lo compren.
Algunos grandes vendedores de árboles artificiales en Estados Unidos dicen que están aumentando sus precios en porcentajes de dos dígitos y culpan a los costos de envío excesivamente altos relacionados con el actual desastre de la cadena de suministro mundial.

Minoristas piden a Biden que solucione la congestión en puertos que afecta las cadenas de suministro

«Tendremos que subir los precios. En el caso de los árboles, la media será de un 20% más», dijo Mac Harman, CEO de Balsam Hill. La empresa, con sede en Redwood City, California, registra más de US$ 200 millones en ventas anuales directas al consumidor de árboles de Navidad artificiales y otros adornos en Estados Unidos.

«Ni siquiera así se cubrirán nuestros costos, porque este año estamos pagando hasta un 300% más por contenedor de envío», dijo Harmon.

National Tree Company dijo que su inventario de árboles de Navidad artificiales para la próxima temporada navideña está un 10% por debajo del nivel del año pasado debido a los problemas de la cadena de suministro.

Meses y meses de interrupciones en el transporte marítimo, debidas en parte a los cierres de fábricas en el extranjero provocados por la pandemia, la congestión de los puertos y la escasez de contenedores y de mano de obra, han provocado retrasos en productos que van desde computadoras portátiles hasta sofás.

Ahora, cuando la temporada festiva de fin de año está a la vuelta de la esquina, los proveedores de decoración también están preocupados por tener suficientes productos para satisfacer la demanda.

Cómo la pandemia convirtió los humildes contenedores de transporte en los artículos con mayor demanda del planeta

National Tree Company en Cranford, Nueva Jersey, es un gran mayorista de árboles artificiales y otras decoraciones navideñas como adornos, coronas y Santa Claus inflables para minoristas como Walmart, Target y Amazon.

Chris Butler, CEO de la compañía, espera que los compradores estén dispuestos a darse un capricho con la decoración para celebrar, especialmente después de otro año difícil en una pandemia.

«Desde una perspectiva macro, esperamos que la demanda de nuestros productos aumente un 25% con respecto al año pasado», dijo Butler. «Esperamos vender entre 1,5 y 2 millones de árboles artificiales este año».

Treetime ha tenido un aumento de más del 500% en los gastos de envío este año.

Pero le preocupa que, si la demanda es muy fuerte, no tenga suficientes productos en las existencias para satisfacerla debido a los retrasos en los envíos. La gran mayoría de los productos de la empresa se fabrica en China.

«Creemos que estamos un 10% por debajo de lo que solemos estar cada año con nuestro inventario de árboles, coronas y guirnaldas», dijo. Butler dijo que National Tree Company está subiendo los precios de sus árboles al por mayor entre un 20% y un 25% debido a los exorbitantes costos de transporte. Los minoristas, a su vez, podrían trasladar parte de este aumento de precios a los consumidores, añadió.

«No teníamos ningún producto que vender»

El grupo industrial American Christmas Tree Association estima que el tamaño global del mercado estadounidense de árboles de Navidad artificiales oscila entre US$ 1.000 y US$ 2.000 millones anuales.

En Balsam Hill, los retrasos en la recepción del inventario ya han creado contratiempos sin precedentes.

A mediados de agosto, la empresa envió su catálogo de productos de otoño. Además de los productos navideños, la empresa también vende artículos de decoración de otoño, como coronas para la puerta principal o el porche, que importa de China junto con la mayoría de sus otros productos de otoño y los árboles de Navidad.

Dow cae más de 800 puntos mientras los temores de Wall Street se vuelven hacia China

«Por primera vez para nosotros, el catálogo estaba agotado y no teníamos productos para vender», dice Harman. «Nuestros envíos no llegaron a tiempo. Todavía estamos intentando averiguar dónde están exactamente los productos. ¿Siguen en el agua o están atascados en los puertos? Si esto sigue ocurriendo, podríamos cerrar el negocio».

Algunos productos han llegado. «Son unos 12 de los 50 productos que figuran en el catálogo», dijo. «Nuestras ventas diarias en general han bajado considerablemente porque no tenemos artículos para vender».

Harman espera estar en una mejor posición con los árboles de Navidad «porque los traemos durante todo el año», dijo. Pero aun así, Harman dijo que el inventario de árboles de Balsam Hill está un 22% por debajo del nivel del año pasado y que el inventario general de decoración navideña ha bajado un 42% respecto al año anterior.

«Lo que más nos preocupa son las decoraciones como los adornos para colgar en el árbol, las faldas del árbol y las coronas», dijo. «Nos abastecemos de estos productos en todo el mundo. Incluso si uno o dos contenedores con esos artículos se retrasan, puede que no tengamos toda una categoría de artículos».

Harmon dijo que los suministros de adornos navideños están un 50% por debajo de los niveles del año pasado.

Balsam Hill está subiendo los precios de sus árboles de Navidad artificiales en un 20% este año.

Treetime, una empresa de venta directa al consumidor de árboles de Navidad artificiales y adornos con sede en Lake Barrington, Illinois, dijo que este año ha sufrido un aumento de más del 500% en los gastos de envío.

La empresa diseña y fabrica su propia marca de árboles preiluminados y sin iluminar que cuestan entre US$ 100 y más de US$ 1.000, según la altura y el diseño. Sus árboles también se fabrican en China.

«Estamos intentando absorber nosotros mismos algunos de los impactantes aumentos de los costos de transporte», dijo Laurie Kane, copropietaria de Treetime. Parte de ello, dijo, repercutirá en los bolsillos de los consumidores.

Procter & Gamble y Kimberly-Clark aumentan precios en EE.UU. para cubrir costos

«Aumentamos nuestros precios, pero intentamos mantenerlos por debajo del 20%», dijo.

Kane vigila de cerca los envíos navideños, que ya deberían haber llegado pero no lo han hecho.

Para Kane, es fundamental que el inventario llegue antes de Acción de Gracias.

«La idea errónea es que la gente empieza a decorar en diciembre, pero en realidad es a finales de noviembre», dijo. «En diciembre es cuando se compran los regalos. ¿Alguien querrá nuestros productos si llegan más tarde? Ese es el mayor reto para nosotros».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver