El gobernador de Texas aprueba crear una ‘barrera de acero’ de kilómetros de largo con vehículos policiales para disuadir a más de 8.000 migrantes en Del Río

(CNN) — Con 8.600 migrantes que permanecen bajo el Puente Internacional de Del Río, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el martes que los funcionarios están utilizando métodos «sin precedentes» para disuadir a los migrantes de cruzar al estado, incluyendo estacionar vehículos de la Guardia Nacional de Texas y el Departamento de Seguridad Pública de Texas a lo largo de la frontera para crear una «barrera de acero».

El aumento de migrantes, muchos de los cuales son haitianos, fue el resultado de mensajes de boca en boca o en las redes sociales de que la frontera en Del Río estaba abierta, dijo el jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Raul Ortiz. Escenas caóticas en el puente, que incluyen a agentes de la ley a caballo usando tácticas agresivas contra los migrantes, han provocado la ira de los funcionarios locales y federales. Algunos incluso han calificado de inhumanos los campamentos improvisados bajo el puente.

«Lo que ves debajo del puente, eso no es humano», dijo Brandon Judd, presidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza.

Abbott culpó a la administración del presidente Joe Biden por la situación actual en Del Río, diciendo que el gobierno federal no está haciendo lo suficiente para asegurar la frontera sur del país. Eso, argumentó Abbott, ha llevado a miles de migrantes a acampar bajo el Puente Internacional de Del Río esperando a ser procesados por las autoridades de inmigración de Estados Unidos.

«Cuando tienes una administración que no está haciendo cumplir la ley en este país, cuando tienes una administración que ha abandonado cualquier pretensión de asegurar la frontera y asegurar nuestra soberanía, ves la avalancha de personas como la que vimos cruzar esta presa que está justo detrás de mí», dijo Abbott en una conferencia de prensa en el condado de Val Verde.

La administración Biden todavía se basa en una política fronteriza de la era Trump vinculada a la pandemia de coronavirus que permite a las autoridades fronterizas expulsar rápidamente a los migrantes detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México. En los últimos días, la administración ha intensificado esas deportaciones y ha aumentado el ritmo de los vuelos de repatriación.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo que la administración espera limpiar el campamento de migrantes debajo del puente dentro de los próximos nueve o 10 días.

«Esperamos ver resultados impactantes en las próximas 48 a 96 horas, y tendremos un sentido mucho mejor en los próximos dos días», dijo a los senadores durante una audiencia del panel del Senado el martes.

Acuña, entre la espada y la pared por crisis migratoria 2:39

Miles de haitianos están en Sudamérica esperando para ir a EE.UU.

Ha habido un flujo sin precedentes de migrantes, incluidos haitianos, que cruzan la frontera entre Colombia y Panamá este año.

«Es extremadamente preocupante», dijo anteriormente a CNN la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes.

Hay hasta 30.000 haitianos en Colombia que pueden estar buscando viajar al norte, y Panamá espera que 80.000 migrantes crucen sus fronteras de camino a Estados Unidos para fines de este año. A principios de septiembre, más de 70.000 migrantes llegaron a Panamá en 2021, más de 30.000 de los cuales son de Haití.

Más del 97% de los haitianos que migran a Estados Unidos no provienen directamente de Haití, sino que eran residentes de países de Sudamérica, como Chile y Brasil, según el gobierno panameño.

Se cree que muchos haitianos que acampan debajo del puente han estado viviendo en Sudamérica desde el catastrófico terremoto de 2010 en su país natal. El costo económico de la pandemia en la región impulsó aún más la migración hacia la frontera sur de Estados Unidos.

Haití es un «país peligroso» ahora debido al reciente asesinato presidencial y el terremoto de magnitud 7,2 que azotó el país en agosto, dijo Nicole Phillips, directora legal de Haitian Bridge Alliance, un grupo de defensa de los migrantes haitianos.

«La gente todavía tiene que conseguir agua potable y atención médica», dijo. «Entonces, lo que debe suceder es detener los vuelos de deportación a Haití de inmediato y, en cambio, dar la bienvenida a los haitianos para que los examinen en busca de asilo… para que no tengan que regresar a donde huyeron».

Algunos de los haitianos que se amontonaron bajo el puente de Del Río ya han comenzado a regresar a México, según un funcionario de Seguridad Nacional que agregó que se anticipan menos llegadas a medida que la administración incrementa los vuelos de repatriación.

Harris critica a Policía Fronteriza por trato a haitianos 0:44

El secretario de Seguridad Nacional interrogó sobre la situación en Del Rio

El gobernador Abbott solicitó una declaración de emergencia el lunes debido a la cantidad de migrantes en el puente. La avalancha de migrantes en Del Río también ha provocado el cierre temporal del puente, y el tráfico se está desviando para garantizar el flujo ininterrumpido de comercio y viajes, dijo Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) también depende de otras instalaciones de Aduanas y Protección Fronteriza a lo largo de la frontera para procesar a los migrantes de Del Río. Se han llevado más de 1.000 a El Paso, y se esperan 500 por día, según el juez del condado de El Paso Ricardo Samaniego

«Estamos recibiendo a algunos de allá debido a la incapacidad en este momento para manejarlos», dijo Samaniego. «Necesitan mucha ayuda de nuestra parte y El Paso siempre está listo para ayudar».

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, dijo que el gobernador Abbott dejó en claro que «Texas no necesita el permiso de nadie para proteger a Texas».

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos a caballo intenta evitar que un migrante haitiano ingrese a un campamento a orillas del Río Grande cerca del Puente Internacional de Del Río, Texas, el 19 de septiembre de 2021.

McCraw dijo que asegurar la frontera es imperativo porque representa una amenaza para la seguridad pública, una amenaza para la seguridad nacional y permite a los cárteles «explotar» las brechas que conducen a un aumento en el tráfico de personas y problemas con las drogas.

«Hoy alcanzamos el máximo histórico en Texas y son 1,1 millones de detenciones sin incluir lo que se ve aquí», dijo McCraw, refiriéndose al puente de Del Río.

Abbot dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza están «abrumados con la cantidad de trabajo que deben hacer y están sufriendo las consecuencias de una administración que no les proporciona el personal ni los recursos que necesitan».

Un padre haitiano exhausto acuna a su hijo en el lado mexicano del Río Grande el 19 de septiembre de 2021, en Acuña, México.

La crisis en la frontera ha generado muchas preguntas en Washington sobre la respuesta del DHS. El senador estadounidense Josh Hawley de Missouri interrogó al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, sobre la crisis de Del Río durante una audiencia del panel del Senado el martes.

«¿Estás contento con tu progreso?», le preguntó Hawley a Mayorkas.

«Senador, tenemos que hacerlo mejor y tenemos que hacer más, y estamos comprometidos a hacerlo, y lo estamos haciendo», dijo Mayorkas, y agregó que el aumento de migrantes, principalmente de Haití, fue «sin precedentes».

Hawley dijo que la situación actual ocurrió bajo la supervisión de Mayorkas y que las condiciones humanitarias no deben minimizarse.

«Francamente, usted es responsable, usted y su administración son responsables», le dijo Hawley a Mayorkas. «Decenas de miles de personas que viven en condiciones alarmantes, alarmantes, traídas aquí debido a sus políticas».

Mayorkas también se refirió a las imágenes de agentes de la Patrulla Fronteriza confrontando agresivamente a los migrantes el martes, diciendo que además de iniciar una investigación interna, el DHS alertó al inspector general del incidente.

Brad Parks, Rosa Flores y Geneva Sands de CNN contribuyeron a este informe.

Texas

(CNN) — Con 8.600 migrantes que permanecen bajo el Puente Internacional de Del Río, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el martes que los funcionarios están utilizando métodos «sin precedentes» para disuadir a los migrantes de cruzar al estado, incluyendo estacionar vehículos de la Guardia Nacional de Texas y el Departamento de Seguridad Pública de Texas a lo largo de la frontera para crear una «barrera de acero».

El aumento de migrantes, muchos de los cuales son haitianos, fue el resultado de mensajes de boca en boca o en las redes sociales de que la frontera en Del Río estaba abierta, dijo el jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Raul Ortiz. Escenas caóticas en el puente, que incluyen a agentes de la ley a caballo usando tácticas agresivas contra los migrantes, han provocado la ira de los funcionarios locales y federales. Algunos incluso han calificado de inhumanos los campamentos improvisados bajo el puente.

«Lo que ves debajo del puente, eso no es humano», dijo Brandon Judd, presidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza.

Abbott culpó a la administración del presidente Joe Biden por la situación actual en Del Río, diciendo que el gobierno federal no está haciendo lo suficiente para asegurar la frontera sur del país. Eso, argumentó Abbott, ha llevado a miles de migrantes a acampar bajo el Puente Internacional de Del Río esperando a ser procesados por las autoridades de inmigración de Estados Unidos.

EE.UU. investiga imágenes «horrorosas» de la Patrulla Fronteriza cargando contra migrantes haitianos

«Cuando tienes una administración que no está haciendo cumplir la ley en este país, cuando tienes una administración que ha abandonado cualquier pretensión de asegurar la frontera y asegurar nuestra soberanía, ves la avalancha de personas como la que vimos cruzar esta presa que está justo detrás de mí», dijo Abbott en una conferencia de prensa en el condado de Val Verde.

La administración Biden todavía se basa en una política fronteriza de la era Trump vinculada a la pandemia de coronavirus que permite a las autoridades fronterizas expulsar rápidamente a los migrantes detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México. En los últimos días, la administración ha intensificado esas deportaciones y ha aumentado el ritmo de los vuelos de repatriación.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo que la administración espera limpiar el campamento de migrantes debajo del puente dentro de los próximos nueve o 10 días.

«Esperamos ver resultados impactantes en las próximas 48 a 96 horas, y tendremos un sentido mucho mejor en los próximos dos días», dijo a los senadores durante una audiencia del panel del Senado el martes.

Acuña, entre la espada y la pared por crisis migratoria 2:39Miles de haitianos están en Sudamérica esperando para ir a EE.UU.

Ha habido un flujo sin precedentes de migrantes, incluidos haitianos, que cruzan la frontera entre Colombia y Panamá este año.

«Es extremadamente preocupante», dijo anteriormente a CNN la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes.

Hay hasta 30.000 haitianos en Colombia que pueden estar buscando viajar al norte, y Panamá espera que 80.000 migrantes crucen sus fronteras de camino a Estados Unidos para fines de este año. A principios de septiembre, más de 70.000 migrantes llegaron a Panamá en 2021, más de 30.000 de los cuales son de Haití.

Hasta 30.000 haitianos están en Colombia y buscan viajar hacia el norte

Más del 97% de los haitianos que migran a Estados Unidos no provienen directamente de Haití, sino que eran residentes de países de Sudamérica, como Chile y Brasil, según el gobierno panameño.

Se cree que muchos haitianos que acampan debajo del puente han estado viviendo en Sudamérica desde el catastrófico terremoto de 2010 en su país natal. El costo económico de la pandemia en la región impulsó aún más la migración hacia la frontera sur de Estados Unidos.

Haití es un «país peligroso» ahora debido al reciente asesinato presidencial y el terremoto de magnitud 7,2 que azotó el país en agosto, dijo Nicole Phillips, directora legal de Haitian Bridge Alliance, un grupo de defensa de los migrantes haitianos.

«La gente todavía tiene que conseguir agua potable y atención médica», dijo. «Entonces, lo que debe suceder es detener los vuelos de deportación a Haití de inmediato y, en cambio, dar la bienvenida a los haitianos para que los examinen en busca de asilo… para que no tengan que regresar a donde huyeron».

Algunos de los haitianos que se amontonaron bajo el puente de Del Río ya han comenzado a regresar a México, según un funcionario de Seguridad Nacional que agregó que se anticipan menos llegadas a medida que la administración incrementa los vuelos de repatriación.

Harris critica a Policía Fronteriza por trato a haitianos 0:44Estos analistas consideran que la actual crisis de inmigrantes haitianos podría haberse evitado El secretario de Seguridad Nacional interrogó sobre la situación en Del Rio

El gobernador Abbott solicitó una declaración de emergencia el lunes debido a la cantidad de migrantes en el puente. La avalancha de migrantes en Del Río también ha provocado el cierre temporal del puente, y el tráfico se está desviando para garantizar el flujo ininterrumpido de comercio y viajes, dijo Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) también depende de otras instalaciones de Aduanas y Protección Fronteriza a lo largo de la frontera para procesar a los migrantes de Del Río. Se han llevado más de 1.000 a El Paso, y se esperan 500 por día, según el juez del condado de El Paso Ricardo Samaniego

«Estamos recibiendo a algunos de allá debido a la incapacidad en este momento para manejarlos», dijo Samaniego. «Necesitan mucha ayuda de nuestra parte y El Paso siempre está listo para ayudar».

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, dijo que el gobernador Abbott dejó en claro que «Texas no necesita el permiso de nadie para proteger a Texas».

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos a caballo intenta evitar que un migrante haitiano ingrese a un campamento a orillas del Río Grande cerca del Puente Internacional de Del Río, Texas, el 19 de septiembre de 2021.

McCraw dijo que asegurar la frontera es imperativo porque representa una amenaza para la seguridad pública, una amenaza para la seguridad nacional y permite a los cárteles «explotar» las brechas que conducen a un aumento en el tráfico de personas y problemas con las drogas.

«Hoy alcanzamos el máximo histórico en Texas y son 1,1 millones de detenciones sin incluir lo que se ve aquí», dijo McCraw, refiriéndose al puente de Del Río.

Río Bravo amenaza a migrantes que están a la espera de cruzar a Estados Unidos por Coahuila

Abbot dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza están «abrumados con la cantidad de trabajo que deben hacer y están sufriendo las consecuencias de una administración que no les proporciona el personal ni los recursos que necesitan».

Un padre haitiano exhausto acuna a su hijo en el lado mexicano del Río Grande el 19 de septiembre de 2021, en Acuña, México.

La crisis en la frontera ha generado muchas preguntas en Washington sobre la respuesta del DHS. El senador estadounidense Josh Hawley de Missouri interrogó al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, sobre la crisis de Del Río durante una audiencia del panel del Senado el martes.

«¿Estás contento con tu progreso?», le preguntó Hawley a Mayorkas.

«Senador, tenemos que hacerlo mejor y tenemos que hacer más, y estamos comprometidos a hacerlo, y lo estamos haciendo», dijo Mayorkas, y agregó que el aumento de migrantes, principalmente de Haití, fue «sin precedentes».

Hawley dijo que la situación actual ocurrió bajo la supervisión de Mayorkas y que las condiciones humanitarias no deben minimizarse.

«Francamente, usted es responsable, usted y su administración son responsables», le dijo Hawley a Mayorkas. «Decenas de miles de personas que viven en condiciones alarmantes, alarmantes, traídas aquí debido a sus políticas».

Mayorkas también se refirió a las imágenes de agentes de la Patrulla Fronteriza confrontando agresivamente a los migrantes el martes, diciendo que además de iniciar una investigación interna, el DHS alertó al inspector general del incidente.

Brad Parks, Rosa Flores y Geneva Sands de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver