La venta de vivienda se ha ralentizado, pero los precios siguen siendo ridículos

(CNN) — El mercado de la vivienda empieza a parecer un poco más normal. Las ventas de viviendas cayeron en agosto, tanto con respecto a julio como a las de hace un año, rompiendo dos meses consecutivos de aumentos, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés).

La compra de vivienda aumentó durante el último año, lo que, según Lawrence Yun, economista jefe de la NAR, ha sido una anomalía. El motor de estos aumentos fue la demanda reprimida entre los compradores potenciales que se acumuló durante los confinamientos y los cambios de estilo de vida que la gente hizo durante la pandemia, todo ello mientras los tipos de interés se mantenían muy bajos, dijo.

Pero ahora los efectos de esas tendencias se están suavizando.

«El sector de la vivienda se está asentando claramente», señaló Yun. «Las ventas de viviendas tratan de volver a un equilibrio normal después de esa gran subida que vimos el año pasado», explicó.

Las ventas de viviendas existentes, que incluyen casas unifamiliares, casas adosadas, condominios y cooperativas, cayeron un 2% en agosto respecto a julio, y bajaron un 1,5% respecto a hace un año, según el informe.

Daños a largo plazo por la tormenta invernal en Texas 3:34

Pero las ventas siguen estando por encima de la tasa anterior a la pandemia, afirmó Yun. Y las ventas de 2021 en lo que va de año son un 16% más altas que en 2020 y un 12% más que en 2019.

Los precios de las viviendas siguen en aumento

El precio medio de la vivienda en agosto fue de US$ 356.700, un 14,9% más que hace un año, marcando 114 meses consecutivos de ganancias interanuales en los precios de la vivienda.

Para que quede claro: un aumento de precios del 14,9% anual no es normal, según Yun. Alrededor del 3% al 5% es un aumento anual más típico de los precios. Pero en comparación con el crecimiento de los precios de más del 20% que la NAR informó en meses pasados, este menor salto de los precios muestra una cierta reducción de esa brecha.

«Las ventas cayeron un poco en agosto mientras los precios subían en todo el país», dijo Yun. «Los compradores potenciales están en la búsqueda, pero mucho más medidos en cuanto a sus límites financieros, y simplemente esperan más inventario».

Un mercado (ligeramente) más tranquilo, pero el inventario sigue siendo bajo

El inventario se mantuvo obstinadamente bajo en agosto, lo que sigue empujando las ventas a la baja en el extremo inferior del mercado, dijo la NAR.

«Los altos precios de las viviendas hacen que el mercado esté desequilibrado, pero los precios se normalizarían con más oferta», comentó Yun.

El inventario de viviendas sin vender a finales de agosto era de 1,29 millones, un 1,5% menos que en julio y un 13,4% menos que el año pasado, según la NAR. Al ritmo actual de ventas, el inventario de viviendas no vendidas es de 2,6 meses. Un mercado equilibrado tiene una oferta de aproximadamente seis meses.

Pero hay indicios de un mercado inmobiliario algo más tranquilo, si no más amable, que se avecina.

«En general, pensamos que las ventas de viviendas seguirán siendo fuertes de cara al próximo año, pero deberíamos ver que los niveles de inventario siguen tendiendo lentamente hacia niveles más normales y que la apreciación de los precios de las viviendas empieza a ralentizarse con el tiempo», dijo Rubén González, economista jefe de Keller Williams.

Tras el derrumbe, los cambios en el mercado inmobiliario 1:26

Para los aspirantes a compradores, algunas de las partes más aterradoras de la compra de una casa la primavera pasada y el otoño pasado -como la renuncia a las inspecciones y la competencia contra muchas ofertas múltiples y frente a las ofertas de todo el dinero en efectivo- han aliviado, dijo Yun, citando las encuestas de los agentes de la NAR.

Pero una propiedad típica sigue vendiéndose en unos rápidos 17 días en el mercado, según el informe. En agosto, el 87% de las viviendas vendidas estuvieron en el mercado menos de un mes.

Incluso cuando el mercado se asienta, la asequibilidad sigue siendo un reto.

La proporción de compradores que adquieren una vivienda y son primerizos cayó al 29% en agosto, la tasa más baja desde enero de 2019.

«Asegurar una casa sigue siendo un gran desafío para muchos posibles compradores», dijo Yun. «Un número de potenciales compradores se ha limitado a pausar su búsqueda, pero su deseo y necesidad de una vivienda permanecen», añadió.

Mercado Inmobiliario
Viviendas

(CNN) — El mercado de la vivienda empieza a parecer un poco más normal. Las ventas de viviendas cayeron en agosto, tanto con respecto a julio como a las de hace un año, rompiendo dos meses consecutivos de aumentos, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés).

La compra de vivienda aumentó durante el último año, lo que, según Lawrence Yun, economista jefe de la NAR, ha sido una anomalía. El motor de estos aumentos fue la demanda reprimida entre los compradores potenciales que se acumuló durante los confinamientos y los cambios de estilo de vida que la gente hizo durante la pandemia, todo ello mientras los tipos de interés se mantenían muy bajos, dijo.

Pero ahora los efectos de esas tendencias se están suavizando.

«El sector de la vivienda se está asentando claramente», señaló Yun. «Las ventas de viviendas tratan de volver a un equilibrio normal después de esa gran subida que vimos el año pasado», explicó.

Las ventas de viviendas existentes, que incluyen casas unifamiliares, casas adosadas, condominios y cooperativas, cayeron un 2% en agosto respecto a julio, y bajaron un 1,5% respecto a hace un año, según el informe.

Daños a largo plazo por la tormenta invernal en Texas 3:34

Pero las ventas siguen estando por encima de la tasa anterior a la pandemia, afirmó Yun. Y las ventas de 2021 en lo que va de año son un 16% más altas que en 2020 y un 12% más que en 2019.

Los precios de las viviendas siguen en aumento

El precio medio de la vivienda en agosto fue de US$ 356.700, un 14,9% más que hace un año, marcando 114 meses consecutivos de ganancias interanuales en los precios de la vivienda.

Para que quede claro: un aumento de precios del 14,9% anual no es normal, según Yun. Alrededor del 3% al 5% es un aumento anual más típico de los precios. Pero en comparación con el crecimiento de los precios de más del 20% que la NAR informó en meses pasados, este menor salto de los precios muestra una cierta reducción de esa brecha.

Muchos compradores de casas se están retirando del mercado inmobiliario

«Las ventas cayeron un poco en agosto mientras los precios subían en todo el país», dijo Yun. «Los compradores potenciales están en la búsqueda, pero mucho más medidos en cuanto a sus límites financieros, y simplemente esperan más inventario».

Un mercado (ligeramente) más tranquilo, pero el inventario sigue siendo bajo

El inventario se mantuvo obstinadamente bajo en agosto, lo que sigue empujando las ventas a la baja en el extremo inferior del mercado, dijo la NAR.

«Los altos precios de las viviendas hacen que el mercado esté desequilibrado, pero los precios se normalizarían con más oferta», comentó Yun.

El inventario de viviendas sin vender a finales de agosto era de 1,29 millones, un 1,5% menos que en julio y un 13,4% menos que el año pasado, según la NAR. Al ritmo actual de ventas, el inventario de viviendas no vendidas es de 2,6 meses. Un mercado equilibrado tiene una oferta de aproximadamente seis meses.

Pero hay indicios de un mercado inmobiliario algo más tranquilo, si no más amable, que se avecina.

«En general, pensamos que las ventas de viviendas seguirán siendo fuertes de cara al próximo año, pero deberíamos ver que los niveles de inventario siguen tendiendo lentamente hacia niveles más normales y que la apreciación de los precios de las viviendas empieza a ralentizarse con el tiempo», dijo Rubén González, economista jefe de Keller Williams.

Tras el derrumbe, los cambios en el mercado inmobiliario 1:26

Para los aspirantes a compradores, algunas de las partes más aterradoras de la compra de una casa la primavera pasada y el otoño pasado -como la renuncia a las inspecciones y la competencia contra muchas ofertas múltiples y frente a las ofertas de todo el dinero en efectivo- han aliviado, dijo Yun, citando las encuestas de los agentes de la NAR.

Pero una propiedad típica sigue vendiéndose en unos rápidos 17 días en el mercado, según el informe. En agosto, el 87% de las viviendas vendidas estuvieron en el mercado menos de un mes.

Incluso cuando el mercado se asienta, la asequibilidad sigue siendo un reto.

La proporción de compradores que adquieren una vivienda y son primerizos cayó al 29% en agosto, la tasa más baja desde enero de 2019.

«Asegurar una casa sigue siendo un gran desafío para muchos posibles compradores», dijo Yun. «Un número de potenciales compradores se ha limitado a pausar su búsqueda, pero su deseo y necesidad de una vivienda permanecen», añadió.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver