Marcha indígena en contra de la destrucción de sus territorios en Bolivia llegará a Santa Cruz la próxima semana

(CNN Español) — La marcha indígena de los pueblos originarios del Oriente, Amazonía y Chaco boliviano que partió desde la ciudad de Trinidad, en el departamento del Beni, hace 30 días, está demorada y se estima que llegue a la ciudad de Santa Cruz la próxima semana y no este viernes, como estaba previsto.

El retraso, según sus dirigentes, se debe al cansancio de los marchistas, que suman alrededor de 500, incluyendo niños.

Los pueblos indígenas se movilizan en defensa de sus territorios, su identidad y su cultura, para exigir al Gobierno respeto en sus tierras. Se manifiestan en contra de la invasión y avasallamientos, que dicen, sufren permanentemente.

En la marcha participan indígenas de los departamentos de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija.

El Gobierno, a través del viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, garantizó la marcha indígena hasta la ciudad de Santa Cruz con resguardo policial, atención médica, dotación de alimentos y toda la logística que requieren los manifestantes. El funcionario insiste en que presenten su pliego de peticiones para iniciar el diálogo y atender sus demandas.

Acompañan a la marcha 7 médicos, una ambulancia y 2 vagonetas. La policía resguarda a los manifestantes a la orilla de la carretera.

En las últimas horas, se ha sumado a la marcha Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, quien comparte las demandas de los manifestantes y espera llegar hasta Santa Cruz con ellos.

Los participantes de la marcha ultiman detalles de su petitorio, que será leído una vez que lleguen a la ciudad de Santa Cruz.

Una vigilia de alrededor de 200 indígenas chiquitanos los espera en el destino final.

Los chiquitanos llegaron a esa capital el pasado 22 de septiembre, luego de caminar 270 kilómetros durante 19 días desde el municipio de San José de Chiquitos.

Indígenas

(CNN Español) — La marcha indígena de los pueblos originarios del Oriente, Amazonía y Chaco boliviano que partió desde la ciudad de Trinidad, en el departamento del Beni, hace 30 días, está demorada y se estima que llegue a la ciudad de Santa Cruz la próxima semana y no este viernes, como estaba previsto.

El retraso, según sus dirigentes, se debe al cansancio de los marchistas, que suman alrededor de 500, incluyendo niños.

Los pueblos indígenas se movilizan en defensa de sus territorios, su identidad y su cultura, para exigir al Gobierno respeto en sus tierras. Se manifiestan en contra de la invasión y avasallamientos, que dicen, sufren permanentemente.

En la marcha participan indígenas de los departamentos de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija.

Detienen y lanzan gases lacrimógenos a periodistas en Bolivia

El Gobierno, a través del viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, garantizó la marcha indígena hasta la ciudad de Santa Cruz con resguardo policial, atención médica, dotación de alimentos y toda la logística que requieren los manifestantes. El funcionario insiste en que presenten su pliego de peticiones para iniciar el diálogo y atender sus demandas.

Acompañan a la marcha 7 médicos, una ambulancia y 2 vagonetas. La policía resguarda a los manifestantes a la orilla de la carretera.

En las últimas horas, se ha sumado a la marcha Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, quien comparte las demandas de los manifestantes y espera llegar hasta Santa Cruz con ellos.

Los participantes de la marcha ultiman detalles de su petitorio, que será leído una vez que lleguen a la ciudad de Santa Cruz.

Una vigilia de alrededor de 200 indígenas chiquitanos los espera en el destino final.

Los chiquitanos llegaron a esa capital el pasado 22 de septiembre, luego de caminar 270 kilómetros durante 19 días desde el municipio de San José de Chiquitos.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver