5 conclusiones clave sobre las elecciones históricas de Alemania

(CNN) — El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD, por sus siglas en alemán), de tendencia izquierdista, recibió el mayor número de votos en las elecciones federales del domingo, lo que lo sitúa en la primera posición para formar el próximo gobierno de coalición del país, pero podría haber negociaciones complicadas.


Angela Merkel, una de las líderes políticas de más alto perfil del mundo durante sus 16 años de mandato, permanecerá en el cargo hasta que se establezca un acuerdo. Pero las discusiones podrían durar días, semanas o incluso más: la formación de un gobierno tras la victoria electoral de Merkel en 2017 tardó meses.

SPD derrota al partido de Angela Merkel 1:02

Estos son algunos puntos clave de la votación histórica:

El peor resultado de la historia para el partido de Merkel

La Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) de Merkel obtuvo el peor resultado de su historia, registrando pérdidas récord. Junto con su partido hermano bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU), obtuvo el 24,1% de los votos, frente al 25,7% del SPD, y perdió 49 escaños en total; la CSU perdió otro escaño (el SPD ganó 51).

La campaña del líder de la CDU, Armin Laschet, se tambaleó tras una serie de meteduras de pata.

El líder de la CDU, Armin Laschet, cuya aprobación cayó hacia el final de la campaña tras una serie de meteduras de pata, dijo a sus partidarios que el partido «no puede conformarse con este resultado», pero insistió en que su partido «hará todo lo posible para intentar construir una coalición».

Sus partidarios habían argumentado que el voto a la CDU representaba estabilidad para el país una vez que Merkel, quien es considerada como un par de manos firmes durante años, se retire, pero el resultado es amargo para el partido de la canciller.

Una gran noche para el Partido Verde

El partido de Annalena Baerbock, los Verdes, se ha convertido en uno de los dos partidos decisivos de la coalición alemana.

El clima fue uno de los temas clave de la campaña, sobre todo después de las mortales inundaciones que devastaron zonas del oeste de Alemania durante el verano, y eso jugó a favor del Partido Verde.

El partido obtuvo el 14,8% de los votos y 51 escaños.

Su copresidenta Annalena Baerbock, extrampolinista profesional, atribuyó el éxito de su partido a la atracción de jóvenes y nuevos votantes.

«Este impulso de los mercados, de tanta gente que se ha unido a nuestro partido en los últimos años, ha llevado a este mejor resultado histórico», dijo a una multitud de simpatizantes en la sede del partido el domingo por la noche.

Sin embargo, Baerbock añadió que el Partido Verde «quería más» y había aspirado a convertirse en el partido gobernante; al principio de la campaña, el Partido Verde mantuvo una breve ventaja sobre los dos principales partidos tradicionales, la CDU y el SPD.

El lunes, Baerbock dijo que el partido estaba «abierto a conversaciones con otros partidos alemanes», y añadió: «Hemos recibido un claro mandato de los votantes para asegurar un nuevo comienzo para nuestro país».

El FDP y el Partido Verde, probables partidos decisivos

El Partido Verde parece ahora dispuestos a desempeñar un papel decisivo en cualquier coalición, junto al Partido Democrático Libre (FDP), liberal y proempresarial, que obtuvieron el 11,5% de los votos y ganaron 12 escaños más que en 2017.

El FDP nunca ha liderado el gobierno en Alemania, pero ha sido el socio menor en coaliciones con la CDU y el SPD en el pasado.

Su líder, Christian Lindner, dijo este lunes que ya se han iniciado conversaciones exploratorias con los Verdes: «Las mayores diferencias de contenido se dan entre los Verdes y el FDP… por tanto, tiene sentido que… busquemos un terreno común», dijo a los periodistas en Berlín.

Lindner también dijo que su partido estaba dispuesto a hablar con el SPD y la CDU.

El escaño de Merkel cambia de partido

Angela Merkel dejará de ser canciller de Alemania cuando se acuerde un nuevo pacto de coalición y se confirme su relevo.

En una noche marcada por una serie de amargos golpes para la CDU, quizás el más revelador fue la pérdida del propio escaño de Angela Merkel.

La circunscripción de la canciller saliente, Stralsund, en el noreste de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, se decantó por la candidata del SPD Anna Katharina Kassautzki, una joven de 27 años que trabaja en la Universidad de Greifswald.

Kassautzki declaró a CNN que Merkel deja unos grandes zapatos que llenar. «Ha hecho mucho por la circunscripción de aquí y creo que también ha sido una canciller fuerte y un modelo a seguir para nosotras, especialmente para las mujeres jóvenes», dijo Kassautzki.

Merkel demostró que «las mujeres también pueden estar en política, las mujeres también pueden tener poder», añadió Kassautzki. «El hecho de crear una visibilidad así fue muy importante».

La ultraderecha gana terreno en la antigua Alemania del Este

El partido de ultraderecha y antiinmigrante Alternativa para Alemania (AfD) perdió 11 escaños en total, pero se impuso en los estados orientales de Turingia y Sajonia.

La AfD, que ha prometido atrincherar a la nación contra las fronteras abiertas de Europa, ganó sus primeros escaños en el Bundestag en 2017, tras la decisión de Angela Merkel de acoger a más de un millón de migrantes en el país.

Su mensaje nacionalista ha calado en partes de la antigua Alemania del Este, pero el partido ha sido excluido en gran medida por los partidos políticos mayoritarios de Alemania.

A principios de este año, la AfD fue puesta bajo vigilancia por el servicio de inteligencia del país, bajo la sospecha de intentar socavar la constitución democrática de Alemania.

— Sugam Pokharel, Jennifer Deaton y Helen Regan de CNN contribuyeron con este reportaje. Reportaje adicional de Reuters.

Elecciones

(CNN) — El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD, por sus siglas en alemán), de tendencia izquierdista, recibió el mayor número de votos en las elecciones federales del domingo, lo que lo sitúa en la primera posición para formar el próximo gobierno de coalición del país, pero podría haber negociaciones complicadas.


Angela Merkel, una de las líderes políticas de más alto perfil del mundo durante sus 16 años de mandato, permanecerá en el cargo hasta que se establezca un acuerdo. Pero las discusiones podrían durar días, semanas o incluso más: la formación de un gobierno tras la victoria electoral de Merkel en 2017 tardó meses.

SPD derrota al partido de Angela Merkel 1:02

Estos son algunos puntos clave de la votación histórica:

El peor resultado de la historia para el partido de Merkel

La Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) de Merkel obtuvo el peor resultado de su historia, registrando pérdidas récord. Junto con su partido hermano bávaro, la Unión Socialcristiana (CSU), obtuvo el 24,1% de los votos, frente al 25,7% del SPD, y perdió 49 escaños en total; la CSU perdió otro escaño (el SPD ganó 51).

La campaña del líder de la CDU, Armin Laschet, se tambaleó tras una serie de meteduras de pata.

El líder de la CDU, Armin Laschet, cuya aprobación cayó hacia el final de la campaña tras una serie de meteduras de pata, dijo a sus partidarios que el partido «no puede conformarse con este resultado», pero insistió en que su partido «hará todo lo posible para intentar construir una coalición».

Sus partidarios habían argumentado que el voto a la CDU representaba estabilidad para el país una vez que Merkel, quien es considerada como un par de manos firmes durante años, se retire, pero el resultado es amargo para el partido de la canciller.

El Partido Socialdemócrata de Alemania gana la mayoría de los escaños en las elecciones federales, según resultados oficiales preliminares Una gran noche para el Partido Verde

El partido de Annalena Baerbock, los Verdes, se ha convertido en uno de los dos partidos decisivos de la coalición alemana.

El clima fue uno de los temas clave de la campaña, sobre todo después de las mortales inundaciones que devastaron zonas del oeste de Alemania durante el verano, y eso jugó a favor del Partido Verde.

El partido obtuvo el 14,8% de los votos y 51 escaños.

Su copresidenta Annalena Baerbock, extrampolinista profesional, atribuyó el éxito de su partido a la atracción de jóvenes y nuevos votantes.

«Este impulso de los mercados, de tanta gente que se ha unido a nuestro partido en los últimos años, ha llevado a este mejor resultado histórico», dijo a una multitud de simpatizantes en la sede del partido el domingo por la noche.

El bosque de la “Bella Durmiente” se está muriendo. No es la única crisis climática a la que se enfrentará el próximo canciller de Alemania

Sin embargo, Baerbock añadió que el Partido Verde «quería más» y había aspirado a convertirse en el partido gobernante; al principio de la campaña, el Partido Verde mantuvo una breve ventaja sobre los dos principales partidos tradicionales, la CDU y el SPD.

El lunes, Baerbock dijo que el partido estaba «abierto a conversaciones con otros partidos alemanes», y añadió: «Hemos recibido un claro mandato de los votantes para asegurar un nuevo comienzo para nuestro país».

El FDP y el Partido Verde, probables partidos decisivos

El Partido Verde parece ahora dispuestos a desempeñar un papel decisivo en cualquier coalición, junto al Partido Democrático Libre (FDP), liberal y proempresarial, que obtuvieron el 11,5% de los votos y ganaron 12 escaños más que en 2017.

El FDP nunca ha liderado el gobierno en Alemania, pero ha sido el socio menor en coaliciones con la CDU y el SPD en el pasado.

Su líder, Christian Lindner, dijo este lunes que ya se han iniciado conversaciones exploratorias con los Verdes: «Las mayores diferencias de contenido se dan entre los Verdes y el FDP… por tanto, tiene sentido que… busquemos un terreno común», dijo a los periodistas en Berlín.

Lindner también dijo que su partido estaba dispuesto a hablar con el SPD y la CDU.

Quién es Olaf Scholz, el hombre que podría reemplazar a Angela Merkel como próximo canciller de Alemania El escaño de Merkel cambia de partido

Angela Merkel dejará de ser canciller de Alemania cuando se acuerde un nuevo pacto de coalición y se confirme su relevo.

En una noche marcada por una serie de amargos golpes para la CDU, quizás el más revelador fue la pérdida del propio escaño de Angela Merkel.

La circunscripción de la canciller saliente, Stralsund, en el noreste de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, se decantó por la candidata del SPD Anna Katharina Kassautzki, una joven de 27 años que trabaja en la Universidad de Greifswald.

Kassautzki declaró a CNN que Merkel deja unos grandes zapatos que llenar. «Ha hecho mucho por la circunscripción de aquí y creo que también ha sido una canciller fuerte y un modelo a seguir para nosotras, especialmente para las mujeres jóvenes», dijo Kassautzki.

Merkel demostró que «las mujeres también pueden estar en política, las mujeres también pueden tener poder», añadió Kassautzki. «El hecho de crear una visibilidad así fue muy importante».

La ultraderecha gana terreno en la antigua Alemania del Este

El partido de ultraderecha y antiinmigrante Alternativa para Alemania (AfD) perdió 11 escaños en total, pero se impuso en los estados orientales de Turingia y Sajonia.

Alemania es la economía más grande de Europa. ¿Qué puede pasar si gira a la izquierda tras las elecciones?

La AfD, que ha prometido atrincherar a la nación contra las fronteras abiertas de Europa, ganó sus primeros escaños en el Bundestag en 2017, tras la decisión de Angela Merkel de acoger a más de un millón de migrantes en el país.

Su mensaje nacionalista ha calado en partes de la antigua Alemania del Este, pero el partido ha sido excluido en gran medida por los partidos políticos mayoritarios de Alemania.

A principios de este año, la AfD fue puesta bajo vigilancia por el servicio de inteligencia del país, bajo la sospecha de intentar socavar la constitución democrática de Alemania.

— Sugam Pokharel, Jennifer Deaton y Helen Regan de CNN contribuyeron con este reportaje. Reportaje adicional de Reuters.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver