El Reino Unido alista al ejército para el reparto de combustible ante la escasez en las estaciones de servicio

Londres (CNN Business) — El ejército del Reino Unido se prepara para llevar gasolina a las estaciones de servicio luego de que la escasez de conductores de camiones cisterna obligara a algunas a cerrar la semana pasada, lo que causó compras de pánico por parte de los automovilistas británicos.

Dado que miles de estaciones de servicio se han quedado sin combustible desde entonces, el gobierno del primer ministro Boris Johnson ha anunciado una serie de medidas de emergencia para abordar la crisis, incluida la emisión de visas de trabajo temporales para hasta 5.500 conductores de camiones extranjeros y la suspensión de la ley de competencia para permitir que los proveedores realicen entregas de combustible a los operadores rivales.

El gobierno dijo a última hora del lunes que los conductores de los camiones cisterna del ejército británico habían sido puestos «en estado de preparación» y podrían participar en la entrega de combustible en los lugares donde más se necesita.

«Si es necesario, el despliegue de personal militar proporcionará a la cadena de suministro capacidad adicional como medida temporal para ayudar a aliviar las presiones causadas por picos en la demanda localizada de combustible», dijo el secretario de Negocios del Reino Unido, Kwasi Kwarteng, en un comunicado.

El Reino Unido podría enfrentar escasez de carne 0:49

La Asociación del Automóvil (AA) hizo un llamamiento a la calma el viernes después de que la empresa BP se viera obligada a cerrar temporalmente algunas de sus estaciones por segunda vez en dos meses debido a la escasez de conductores. Sin embargo, muchos británicos prestaron poca atención y acudieron en masa a las estaciones de servicio con la esperanza de conseguir combustible para la siguiente semana.

La Asociación de Minoristas de Gasolina, que representa a los proveedores independientes de combustible, le dijo a la BBC que hasta dos tercios de las 5.500 estaciones de servicio operadas por sus miembros se quedaron sin combustible, y el resto de ellas «parcialmente secas y agotándose pronto».

Usuarios de redes sociales han informado de largas filas en las estaciones de todo el país, y algunos automovilistas en viajes más largos se han visto obligados a abandonar sus autos después de quedarse sin combustible.

Compañías como ExxonMobil (XOM) y Shell (RDSA) dijeron en un comunicado emitido por el gobierno el domingo que querían «tranquilizar al público de que los problemas que han surgido se deben a picos temporales en la demanda de los clientes, no a una escasez nacional de combustible».

La escasez de trabajadores es un problema creciente en Gran Bretaña, que tiene un récord de un millón de puestos vacantes. La escasez de conductores de camiones se ha visto agravada por la pandemia y el brexit, que provocó que decenas de miles de ciudadanos de la UE dejaran sus trabajos de transporte por carretera y otras ocupaciones en el Reino Unido.

Según la Road Haulage Association, en el Reino Unido faltan unos 100.000 conductores de camiones. El mes pasado, el gobierno dijo que «la mayoría de las soluciones» a la crisis serían impulsadas por la industria y que no quería depender de trabajadores de fuera del país.

Automovilistas hacen fila para cargar combustible en una estación junto a la autopista M3 cerca de Fleet, al oeste de Londres, el 26 de septiembre de 2021.

Ruby McGregor-Smith, presidenta de las Cámaras de Comercio Británicas, dijo que la decisión del gobierno de ofrecer 5.500 visas temporales a conductores de camiones extranjeros era insuficiente, comparándola con «arrojar un dedal de agua a una hoguera».

«Sin más acciones, ahora enfrentamos la perspectiva muy real de un daño grave a nuestra recuperación económica, crecimiento sofocado y otra Navidad menos que feliz para muchas empresas y sus clientes en todo el país», dijo en un comunicado.

Brian Madderson, presidente de la Asociación de Minoristas de Gasolina, dijo que llamar al ejército por sí solo no será suficiente para resolver la crisis porque es posible que los soldados no tengan el entrenamiento necesario para recargar los tanques de almacenamiento en las estaciones de servicio.

«No es una panacea absoluta», le dijo a BBC Radio. «No hay una sola palanca que el gobierno y la industria vayan a tirar juntos para solucionar esta situación».

BP dijo en un comunicado el domingo que estaba experimentando una «demanda intensa» y que aproximadamente el 30% de los 1.200 sitios que abastece en el Reino Unido no tenían ninguno de los principales tipos de combustible. La compañía dijo que estaba «trabajando para reabastecerse lo más rápido posible».

Shell dio la bienvenida a la acción del gobierno el lunes, diciendo que «ha estado viendo una demanda más alta de lo normal en nuestra red, lo que ha provocado que algunos sitios se estén quedando sin algunos tipos (de combustible). Los estamos reabasteciendo rápidamente, generalmente en 24 horas».

Sainsbury’s (JSNSF), que opera estaciones de servicio en algunos de sus supermercados, dijo que «estamos experimentando una alta demanda de combustible. Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestro proveedor para mantener el suministro y todos nuestros sitios continúan recibiendo combustible».

Las cadenas de supermercados Morrisons y Tesco (TSCDF) dijeron que también estaban trabajando arduamente para mantener abastecidos a los clientes.

– Anna Cooban, Chris Liakos y Hanna Ziady contribuyeron con el reportaje.

Escasez

Londres (CNN Business) — El ejército del Reino Unido se prepara para llevar gasolina a las estaciones de servicio luego de que la escasez de conductores de camiones cisterna obligara a algunas a cerrar la semana pasada, lo que causó compras de pánico por parte de los automovilistas británicos.

Dado que miles de estaciones de servicio se han quedado sin combustible desde entonces, el gobierno del primer ministro Boris Johnson ha anunciado una serie de medidas de emergencia para abordar la crisis, incluida la emisión de visas de trabajo temporales para hasta 5.500 conductores de camiones extranjeros y la suspensión de la ley de competencia para permitir que los proveedores realicen entregas de combustible a los operadores rivales.

El gobierno dijo a última hora del lunes que los conductores de los camiones cisterna del ejército británico habían sido puestos «en estado de preparación» y podrían participar en la entrega de combustible en los lugares donde más se necesita.

«Si es necesario, el despliegue de personal militar proporcionará a la cadena de suministro capacidad adicional como medida temporal para ayudar a aliviar las presiones causadas por picos en la demanda localizada de combustible», dijo el secretario de Negocios del Reino Unido, Kwasi Kwarteng, en un comunicado.

La Asociación del Automóvil (AA) hizo un llamamiento a la calma el viernes después de que la empresa BP se viera obligada a cerrar temporalmente algunas de sus estaciones por segunda vez en dos meses debido a la escasez de conductores. Sin embargo, muchos británicos prestaron poca atención y acudieron en masa a las estaciones de servicio con la esperanza de conseguir combustible para la siguiente semana.

La Asociación de Minoristas de Gasolina, que representa a los proveedores independientes de combustible, le dijo a la BBC que hasta dos tercios de las 5.500 estaciones de servicio operadas por sus miembros se quedaron sin combustible, y el resto de ellas «parcialmente secas y agotándose pronto».

Usuarios de redes sociales han informado de largas filas en las estaciones de todo el país, y algunos automovilistas en viajes más largos se han visto obligados a abandonar sus autos después de quedarse sin combustible.

Compañías como ExxonMobil (XOM) y Shell (RDSA) dijeron en un comunicado emitido por el gobierno el domingo que querían «tranquilizar al público de que los problemas que han surgido se deben a picos temporales en la demanda de los clientes, no a una escasez nacional de combustible».

La escasez de trabajadores es un problema creciente en Gran Bretaña, que tiene un récord de un millón de puestos vacantes. La escasez de conductores de camiones se ha visto agravada por la pandemia y el brexit, que provocó que decenas de miles de ciudadanos de la UE dejaran sus trabajos de transporte por carretera y otras ocupaciones en el Reino Unido.

Según la Road Haulage Association, en el Reino Unido faltan unos 100.000 conductores de camiones. El mes pasado, el gobierno dijo que «la mayoría de las soluciones» a la crisis serían impulsadas por la industria y que no quería depender de trabajadores de fuera del país.

Automovilistas hacen fila para cargar combustible en una estación junto a la autopista M3 cerca de Fleet, al oeste de Londres, el 26 de septiembre de 2021.

‘Daños graves’

Ruby McGregor-Smith, presidenta de las Cámaras de Comercio Británicas, dijo que la decisión del gobierno de ofrecer 5.500 visas temporales a conductores de camiones extranjeros era insuficiente, comparándola con «arrojar un dedal de agua a una hoguera».

«Sin más acciones, ahora enfrentamos la perspectiva muy real de un daño grave a nuestra recuperación económica, crecimiento sofocado y otra Navidad menos que feliz para muchas empresas y sus clientes en todo el país», dijo en un comunicado.

Brian Madderson, presidente de la Asociación de Minoristas de Gasolina, dijo que llamar al ejército por sí solo no será suficiente para resolver la crisis porque es posible que los soldados no tengan el entrenamiento necesario para recargar los tanques de almacenamiento en las estaciones de servicio.

«No es una panacea absoluta», le dijo a BBC Radio. «No hay una sola palanca que el gobierno y la industria vayan a tirar juntos para solucionar esta situación».

BP dijo en un comunicado el domingo que estaba experimentando una «demanda intensa» y que aproximadamente el 30% de los 1.200 sitios que abastece en el Reino Unido no tenían ninguno de los principales tipos de combustible. La compañía dijo que estaba «trabajando para reabastecerse lo más rápido posible».

Shell dio la bienvenida a la acción del gobierno el lunes, diciendo que «ha estado viendo una demanda más alta de lo normal en nuestra red, lo que ha provocado que algunos sitios se estén quedando sin algunos tipos (de combustible). Los estamos reabasteciendo rápidamente, generalmente en 24 horas».

Sainsbury’s (JSNSF), que opera estaciones de servicio en algunos de sus supermercados, dijo que «estamos experimentando una alta demanda de combustible. Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestro proveedor para mantener el suministro y todos nuestros sitios continúan recibiendo combustible».

Las cadenas de supermercados Morrisons y Tesco (TSCDF) dijeron que también estaban trabajando arduamente para mantener abastecidos a los clientes.

– Anna Cooban, Chris Liakos y Hanna Ziady contribuyeron con el reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver