La preocupación por la transmisión de la variante delta, la sobrecarga de los hospitales y las muertes por covid-19 impulsaron el reciente aumento de la vacunación, según una encuesta

(CNN) — Una nueva encuesta de la Kaiser Family Foundation (KFF) reveló que la variante delta, altamente transmisible, la sobrecarga de los hospitales y el hecho de conocer a alguien que ha muerto o enfermado gravemente a causa del covid-19 impulsaron el reciente aumento de la vacunación en Estados Unidos.

Entre las personas que se han vacunado desde el 1 de junio, el 39% dijo estar motivado por la transmisión de la variante delta, el 38% por la creciente carga de covid-19 en los hospitales y el 36% por conocer a alguien que enfermó gravemente o murió.

El 35% dijo que un motivo importante era participar en actividades en las que se requiere la vacunación, como viajar.

El 19% dijo que era porque se lo exigía su empleador.

El 15% de las personas que se han vacunado por primera vez desde junio dijeron que estaban motivadas por la plena aprobación de la vacuna de Pfizer por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), pero solo un 2% de la población estudiada citó esta razón como la principal para la vacunación. La vacuna de Pfizer había estado disponible anteriormente para personas mayores de 16 años bajo autorización de uso de emergencia.

Mandato de vacunación causa controversia en empresas 1:27

El informe señala que el 19% de los recién vacunados dijo que la presión social de la familia y los amigos era una razón importante para vacunarse. El 5%, en tanto, dijo que era la razón principal.

La encuesta de la KFF se realizó entre el 13 y el 22 de septiembre, y comprende una muestra representativa a nivel nacional de 1.519 adultos. El margen de error es de más o menos 3 puntos porcentuales.

Jóvenes e hispanos, entre los que más se vacunaron desde julio

El informe indica que quienes viven en zonas con un elevado número de casos y muertes por covid-19 son más propensos a decir que se han vacunado desde el 1 de junio: casi una cuarta parte de los adultos vacunados encuestados en los condados con un elevado número de casos dijeron que se habían vacunado después de esa fecha.

Los datos actuales de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) muestran que el 77% de los adultos estadounidenses se han vacunado al menos una vez.

Desde julio, los mayores aumentos en las tasas de vacunación se produjeron entre las personas de 18 a 29 años -un aumento de 11 puntos porcentuales- y entre los adultos hispanos -un aumento de 12 puntos porcentuales-, dijo KFF.

Sin embargo, Estados Unidos se enfrenta ahora a un estancamiento de las cifras de vacunación.

Este lunes, EE.UU. informó de una media de siete días de 231.695 personas que iniciaron la vacunación cada día. Se trata de la cifra más baja desde mediados de enero, y un descenso del 47% respecto a la media del mes anterior.

Biden recibe dosis de refuerzo de vacuna contra covid-19 0:53

En el informe del KFF, algunos de los mayores retrasos en la vacunación se produjeron en las poblaciones de bajos ingresos, en las poblaciones rurales y entre los republicanos.

Los adultos menores de 65 años sin seguro médico fueron los menos propensos a vacunarse en este estudio, ya que solo el 54% declaró haber iniciado la vacunación.

La mayoría de los encuestados cree que el covid-19 ha llegado para quedarse

La mayoría de los adultos estadounidenses encuestados creen que el covid-19 persistirá en Estados Unidos, de forma similar a la gripe estacional, según KFF.

En su nueva actualización, el 79% de los adultos dijo que cree que el covid-19 continuará en un nivel bajo como «algo con lo que EE.UU. aprenderá a vivir y a gestionar». Solo el 14% dijo que creía que el virus se eliminaría.

La idea de que el virus podría ser eliminado era más popular entre los adultos no vacunados que en los adultos vacunados, con un 18% de adultos no vacunados diciendo que el covid-19 será eliminado en Estados Unidos, en comparación con el 13% de los adultos vacunados.

«El público parece resignado a un futuro en el que el covid-19 siga presente en Estados Unidos y se gestione de forma muy parecida a la gripe estacional, en lugar de uno en el que la enfermedad se elimine por completo», señala el informe.

Entre los encuestados, el 36% dijo que estaría «satisfecho, pero no entusiasmado» si el covid-19 persistiera como la gripe estacional, y el 35% dijo que estaría «insatisfecho, pero no enfadado» con este resultado.

Casi 1 de cada 4 demócratas encuestados dijo que se enfadaría con este resultado, mientras que los republicanos fueron los más propensos a decir que estarían satisfechos, pero no entusiasmados.

Opiniones divididas sobre los impulsores

Los debates sobre los refuerzos aumentaron la confianza del público en las vacunas covid-19 en general, sugiere la nueva encuesta, pero no fue así para las personas que no están vacunadas.

El 62% de los adultos afirmó que las noticias sobre los posibles refuerzos «demuestran que los científicos siguen encontrando formas de hacer que las vacunas sean más eficaces», mientras que un tercio afirma que «demuestran que las vacunas no funcionan tan bien como se había prometido».

Entre los no vacunados, el 71% dijo que la noticia de que algunos podrían necesitar refuerzos era una señal de que las vacunas no están funcionando.

Las autoridades sanitarias de EE.UU. han subrayado que las vacunas disponibles siguen proporcionando una fuerte protección contra el covid-19, pero algunas personas -como las de edad avanzada, las que se encuentran en centros de atención a largo plazo y las que corren un mayor riesgo debido a condiciones subyacentes o a su trabajo- pueden beneficiarse de una dosis de refuerzo.

La encuesta se realizó antes de que estuvieran disponibles los refuerzos, aunque ya se recomendaba a las personas inmunodeprimidas que recibieran terceras dosis de las vacunas de ARNm.

Pfizer busca autorización de su vacuna en niños de 5 a 11 años 0:30

A medida que se intensificaban los debates sobre las dosis de refuerzo de la vacuna covid-19, la mayoría de los adultos había oído hablar de la posibilidad de una dosis adicional de la vacuna. Alrededor del 45% de los adultos estadounidenses encuestados dijeron que la información que habían visto era útil y el 38% dijo que era confusa, según los datos de la KFF. Pero esa diferencia se amplió en función del estado de vacunación.

El 54% de los adultos que estaban al menos parcialmente vacunados dijeron que la información de refuerzo les resultaba útil. Solo el 24% de los adultos no vacunados encontraron útil la información de refuerzo, y el 45% de los adultos no vacunados dijeron que la encontraban confusa.

En la población totalmente vacunada, el 55% dijo que «definitivamente» se pondría una dosis de refuerzo si se la recomendaran. En tanto, solo el 3% de los adultos encuestados dijo que ya había recibido una dosis adicional.

Covid-19
vacuna contra el covid-19

(CNN) — Una nueva encuesta de la Kaiser Family Foundation (KFF) reveló que la variante delta, altamente transmisible, la sobrecarga de los hospitales y el hecho de conocer a alguien que ha muerto o enfermado gravemente a causa del covid-19 impulsaron el reciente aumento de la vacunación en Estados Unidos.

Entre las personas que se han vacunado desde el 1 de junio, el 39% dijo estar motivado por la transmisión de la variante delta, el 38% por la creciente carga de covid-19 en los hospitales y el 36% por conocer a alguien que enfermó gravemente o murió.

El 35% dijo que un motivo importante era participar en actividades en las que se requiere la vacunación, como viajar.

El 19% dijo que era porque se lo exigía su empleador.

El 15% de las personas que se han vacunado por primera vez desde junio dijeron que estaban motivadas por la plena aprobación de la vacuna de Pfizer por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), pero solo un 2% de la población estudiada citó esta razón como la principal para la vacunación. La vacuna de Pfizer había estado disponible anteriormente para personas mayores de 16 años bajo autorización de uso de emergencia.

Mandato de vacunación causa controversia en empresas 1:27

El informe señala que el 19% de los recién vacunados dijo que la presión social de la familia y los amigos era una razón importante para vacunarse. El 5%, en tanto, dijo que era la razón principal.

Preguntas de la audiencia sobre el coronavirus: ¿Hay que volver a vacunarse con algún antígeno permitido por EE.UU. para entrar al país?

La encuesta de la KFF se realizó entre el 13 y el 22 de septiembre, y comprende una muestra representativa a nivel nacional de 1.519 adultos. El margen de error es de más o menos 3 puntos porcentuales.

Jóvenes e hispanos, entre los que más se vacunaron desde julio

El informe indica que quienes viven en zonas con un elevado número de casos y muertes por covid-19 son más propensos a decir que se han vacunado desde el 1 de junio: casi una cuarta parte de los adultos vacunados encuestados en los condados con un elevado número de casos dijeron que se habían vacunado después de esa fecha.

Los datos actuales de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) muestran que el 77% de los adultos estadounidenses se han vacunado al menos una vez.

Desde julio, los mayores aumentos en las tasas de vacunación se produjeron entre las personas de 18 a 29 años -un aumento de 11 puntos porcentuales- y entre los adultos hispanos -un aumento de 12 puntos porcentuales-, dijo KFF.

Sin embargo, Estados Unidos se enfrenta ahora a un estancamiento de las cifras de vacunación.

Este lunes, EE.UU. informó de una media de siete días de 231.695 personas que iniciaron la vacunación cada día. Se trata de la cifra más baja desde mediados de enero, y un descenso del 47% respecto a la media del mes anterior.

Biden recibe dosis de refuerzo de vacuna contra covid-19 0:53

En el informe del KFF, algunos de los mayores retrasos en la vacunación se produjeron en las poblaciones de bajos ingresos, en las poblaciones rurales y entre los republicanos.

Los adultos menores de 65 años sin seguro médico fueron los menos propensos a vacunarse en este estudio, ya que solo el 54% declaró haber iniciado la vacunación.

La mayoría de los encuestados cree que el covid-19 ha llegado para quedarse

La mayoría de los adultos estadounidenses encuestados creen que el covid-19 persistirá en Estados Unidos, de forma similar a la gripe estacional, según KFF.

En su nueva actualización, el 79% de los adultos dijo que cree que el covid-19 continuará en un nivel bajo como «algo con lo que EE.UU. aprenderá a vivir y a gestionar». Solo el 14% dijo que creía que el virus se eliminaría.

La idea de que el virus podría ser eliminado era más popular entre los adultos no vacunados que en los adultos vacunados, con un 18% de adultos no vacunados diciendo que el covid-19 será eliminado en Estados Unidos, en comparación con el 13% de los adultos vacunados.

«El público parece resignado a un futuro en el que el covid-19 siga presente en Estados Unidos y se gestione de forma muy parecida a la gripe estacional, en lugar de uno en el que la enfermedad se elimine por completo», señala el informe.

Entre los encuestados, el 36% dijo que estaría «satisfecho, pero no entusiasmado» si el covid-19 persistiera como la gripe estacional, y el 35% dijo que estaría «insatisfecho, pero no enfadado» con este resultado.

Casi 1 de cada 4 demócratas encuestados dijo que se enfadaría con este resultado, mientras que los republicanos fueron los más propensos a decir que estarían satisfechos, pero no entusiasmados.

Opiniones divididas sobre los impulsores

Los debates sobre los refuerzos aumentaron la confianza del público en las vacunas covid-19 en general, sugiere la nueva encuesta, pero no fue así para las personas que no están vacunadas.

El 62% de los adultos afirmó que las noticias sobre los posibles refuerzos «demuestran que los científicos siguen encontrando formas de hacer que las vacunas sean más eficaces», mientras que un tercio afirma que «demuestran que las vacunas no funcionan tan bien como se había prometido».

Entre los no vacunados, el 71% dijo que la noticia de que algunos podrían necesitar refuerzos era una señal de que las vacunas no están funcionando.

Las autoridades sanitarias de EE.UU. han subrayado que las vacunas disponibles siguen proporcionando una fuerte protección contra el covid-19, pero algunas personas -como las de edad avanzada, las que se encuentran en centros de atención a largo plazo y las que corren un mayor riesgo debido a condiciones subyacentes o a su trabajo- pueden beneficiarse de una dosis de refuerzo.

La encuesta se realizó antes de que estuvieran disponibles los refuerzos, aunque ya se recomendaba a las personas inmunodeprimidas que recibieran terceras dosis de las vacunas de ARNm.

Pfizer busca autorización de su vacuna en niños de 5 a 11 años 0:30

A medida que se intensificaban los debates sobre las dosis de refuerzo de la vacuna covid-19, la mayoría de los adultos había oído hablar de la posibilidad de una dosis adicional de la vacuna. Alrededor del 45% de los adultos estadounidenses encuestados dijeron que la información que habían visto era útil y el 38% dijo que era confusa, según los datos de la KFF. Pero esa diferencia se amplió en función del estado de vacunación.

El 54% de los adultos que estaban al menos parcialmente vacunados dijeron que la información de refuerzo les resultaba útil. Solo el 24% de los adultos no vacunados encontraron útil la información de refuerzo, y el 45% de los adultos no vacunados dijeron que la encontraban confusa.

En la población totalmente vacunada, el 55% dijo que «definitivamente» se pondría una dosis de refuerzo si se la recomendaran. En tanto, solo el 3% de los adultos encuestados dijo que ya había recibido una dosis adicional.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver