Así los padres pueden evitar las dificultades del cambio de roles parentales, según un terapeuta

Nota el editor: el psicólogo John Duffy, autor de «Parenting the New Teen in the Age of Anxiety», ejerce en Chicago. Está especializado en el trabajo con adolescentes, padres, parejas y familias.

(CNN) — Paso por delante de un colegio de primaria de camino al trabajo. El primer día suele ser un gran acontecimiento, las madres desfilan hacia la escuela con sus hijos, las cámaras parpadean para capturar el momento. Me di cuenta de que el primer día de este año era un poco más festivo que en años anteriores, sin duda como resultado de la pérdida del hito anual debido a la pandemia de 2020.

También noté la presencia de padres, mucho más de lo que había visto antes. Estaban al margen de la multitud, un poco inseguros de su papel en el evento, hablando incómodamente entre ellos. Pero ahí estaban, intentando formar parte de las celebraciones del primer día.

Me he dado cuenta de que los hombres de mi consulta terapéutica también intentan integrarse en la vida de sus hijos con más torpeza que antes. Un cliente, padre de cuatro hijos de edades comprendidas entre los 16 y los 6 años, ha sido el «pesado» de la familia, el encargado de hacer cumplir las normas del hogar. Por lo demás, ha pasado la mayor parte de su tiempo trabajando en su exigente y laborioso empleo. La crianza de los hijos ha sido casi exclusivamente el dominio de su esposa.

La pandemia cambió rápidamente esa dinámica. Trabajar desde casa fue una revelación para él, y rápidamente se dio cuenta de todo lo que le faltaba para ser parte activa de la vida familiar, jugar y conectar con sus hijos. Quiere encontrar formas de relacionarse con sus hijos, algo que le resulta bastante difícil.

Muchos hombres con los que trabajo han expresado un deseo similar de participar más en la crianza de los hijos y en la vida familiar, pero no están seguros de cómo lograr estos objetivos.

El cambio de roles parentales para los padres

El hecho de que los padres participen más activamente en la vida familiar supone un gran cambio y requiere algunos ajustes de mentalidad. Varios de los hijos de los hombres que atiendo no están acostumbrados a que sus padres desempeñen el papel de «padre divertido».

Los roles de los padres han cambiado en los últimos 30 años, con una mayor participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. Pero la mayor parte de la crianza de los hijos sigue siendo realizada por las madres, incluso las que trabajan a tiempo completo o parcial fuera de casa. Esta labor incluye escuchar, jugar juntos y ayudar con los deberes. Los padres no comparten por igual las funciones y tareas de la crianza, pero también se pierden la alegría de estar con sus hijos con frecuencia.

Algunos padres también sienten cierta inseguridad y, como me confesó recientemente un padre, vergüenza por ser un padre más implicado. Criado para ser el sostén de la familia en lugar de un padre activo, siente que su participación sugiere una falta de masculinidad. Sabe que, objetivamente, esto es ridículo, pero sin un modelo de conducta en su propio padre, es un prejuicio que, no obstante, arrastra.

La importancia del papel de un padre activo no es frívola, según las investigaciones. Los padres enseñan a sus hijos importantes habilidades para la vida a través de la propia relación padre-hijo, así como sus consejos sobre las relaciones con los compañeros, según un estudio de 2013.

La terapia es vital cuando hablamos de autismo 1:41

Los niños de ambos sexos se benefician enormemente de la participación de los padres en otros aspectos. Ver a los hombres desempeñar papeles diferentes y flexibles ayuda a los niños y a las niñas a pensar en sus propias vidas con menos rigidez y más optimismo. Los padres son modelos cruciales para los hijos, y su consideración positiva beneficia igualmente a la autoestima de las hijas. Sin embargo, la idea de un padre activo sigue siendo algo novedoso, a pesar de los lentos cambios en los roles parentales de género.

Ante estos retos, he aquí algunos pasos que los padres pueden dar para implicarse más.

Anunciar el cambio a tus hijos

No hay nada malo en hacer saber a tus hijos que quieres participar más en sus vidas y conocerlos mejor. Si eres un padre interesado en estar más conectado, anuncia esa intención a tu familia. Hazle saber a tu pareja que quieres su apoyo para fomentar la conexión con tus hijos. Esto también hará que el cambio sea mucho menos confuso para los niños.

Cambia tus prioridades

Por supuesto, la paternidad activa implica un cambio profundo en la forma de pasar el tiempo. Muchos padres que han dedicado la mayor parte de su tiempo al trabajo y a otras actividades han pasado más tiempo con la familia desde la cuarentena hasta la pandemia.

Al no tener que desplazarse al trabajo, muchos hombres con los que trabajo se dan cuenta de que pueden ser más eficientes con el trabajo, y consolidarlo en menos horas al día en algunos días. Por lo tanto, descubren que disfrutan del lujo de tener más tiempo disponible.

Sin embargo, sin una intención clara, muchos hombres descubren que el tiempo puede ser devorado por la ampliación de las tareas del trabajo o del hogar, o incluso por revisar las redes sociales en su teléfono inteligente. En su lugar, proteje el tiempo, preferiblemente con un calendario, para pasarlo con tus hijos cada día.

Sé paciente

Empieza con pequeños gestos. Un padre con el que trabajo experimentó una profunda desconexión con su hija adolescente. Empezó a enviarle mensajes rápidos de «te quiero» y empezaron a enviarse mensajes con frecuencia durante el día: bromas, música o simplemente «te quiero».

La educación virtual afecta la salud mental de los niños 0:45

La conexión creció gradualmente a partir de ahí. Recuerda que establecer y fortalecer la conexión lleva tiempo. Mostrar frustración con tus hijos solo servirá para crear más distancia entre vosotros, no menos.

Sigue las indicaciones de mamá

En muchas familias, mamá tiene un efecto de práctica mucho más amplio en la crianza de los hijos que papá. Así que, en lugar de reinventar la rueda, habla con tu pareja sobre cómo se conecta. ¿Sus hijos responden al humor? Entonces aporta la gracia. ¿Se benefician de la estructura y la claridad? Implícate en la planificación de la semana, incluyendo las comidas, los horarios de los deberes y el descanso, antes de acostarse.

Si sigues sintiéndote desconectado, sigue las pautas de conexión de mamá con los niños. Y al hacerlo, estarás creando un equilibrio en los roles que -incluso cuando pasemos lo peor de la pandemia- valdrá la pena salvar, ya que fomentará conexiones más fuertes, creará una vida hogareña más feliz y beneficiará a todo el hogar.

familias
Padres

Nota el editor: el psicólogo John Duffy, autor de «Parenting the New Teen in the Age of Anxiety», ejerce en Chicago. Está especializado en el trabajo con adolescentes, padres, parejas y familias.

(CNN) — Paso por delante de un colegio de primaria de camino al trabajo. El primer día suele ser un gran acontecimiento, las madres desfilan hacia la escuela con sus hijos, las cámaras parpadean para capturar el momento. Me di cuenta de que el primer día de este año era un poco más festivo que en años anteriores, sin duda como resultado de la pérdida del hito anual debido a la pandemia de 2020.

También noté la presencia de padres, mucho más de lo que había visto antes. Estaban al margen de la multitud, un poco inseguros de su papel en el evento, hablando incómodamente entre ellos. Pero ahí estaban, intentando formar parte de las celebraciones del primer día.

Me he dado cuenta de que los hombres de mi consulta terapéutica también intentan integrarse en la vida de sus hijos con más torpeza que antes. Un cliente, padre de cuatro hijos de edades comprendidas entre los 16 y los 6 años, ha sido el «pesado» de la familia, el encargado de hacer cumplir las normas del hogar. Por lo demás, ha pasado la mayor parte de su tiempo trabajando en su exigente y laborioso empleo. La crianza de los hijos ha sido casi exclusivamente el dominio de su esposa.

La pandemia cambió rápidamente esa dinámica. Trabajar desde casa fue una revelación para él, y rápidamente se dio cuenta de todo lo que le faltaba para ser parte activa de la vida familiar, jugar y conectar con sus hijos. Quiere encontrar formas de relacionarse con sus hijos, algo que le resulta bastante difícil.

Muchos hombres con los que trabajo han expresado un deseo similar de participar más en la crianza de los hijos y en la vida familiar, pero no están seguros de cómo lograr estos objetivos.

El cambio de roles parentales para los padres

El hecho de que los padres participen más activamente en la vida familiar supone un gran cambio y requiere algunos ajustes de mentalidad. Varios de los hijos de los hombres que atiendo no están acostumbrados a que sus padres desempeñen el papel de «padre divertido».

Los roles de los padres han cambiado en los últimos 30 años, con una mayor participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. Pero la mayor parte de la crianza de los hijos sigue siendo realizada por las madres, incluso las que trabajan a tiempo completo o parcial fuera de casa. Esta labor incluye escuchar, jugar juntos y ayudar con los deberes. Los padres no comparten por igual las funciones y tareas de la crianza, pero también se pierden la alegría de estar con sus hijos con frecuencia.

Algunos padres también sienten cierta inseguridad y, como me confesó recientemente un padre, vergüenza por ser un padre más implicado. Criado para ser el sostén de la familia en lugar de un padre activo, siente que su participación sugiere una falta de masculinidad. Sabe que, objetivamente, esto es ridículo, pero sin un modelo de conducta en su propio padre, es un prejuicio que, no obstante, arrastra.

La importancia del papel de un padre activo no es frívola, según las investigaciones. Los padres enseñan a sus hijos importantes habilidades para la vida a través de la propia relación padre-hijo, así como sus consejos sobre las relaciones con los compañeros, según un estudio de 2013.

La terapia es vital cuando hablamos de autismo 1:41

Los niños de ambos sexos se benefician enormemente de la participación de los padres en otros aspectos. Ver a los hombres desempeñar papeles diferentes y flexibles ayuda a los niños y a las niñas a pensar en sus propias vidas con menos rigidez y más optimismo. Los padres son modelos cruciales para los hijos, y su consideración positiva beneficia igualmente a la autoestima de las hijas. Sin embargo, la idea de un padre activo sigue siendo algo novedoso, a pesar de los lentos cambios en los roles parentales de género.

Ante estos retos, he aquí algunos pasos que los padres pueden dar para implicarse más.

Anunciar el cambio a tus hijos

No hay nada malo en hacer saber a tus hijos que quieres participar más en sus vidas y conocerlos mejor. Si eres un padre interesado en estar más conectado, anuncia esa intención a tu familia. Hazle saber a tu pareja que quieres su apoyo para fomentar la conexión con tus hijos. Esto también hará que el cambio sea mucho menos confuso para los niños.

Cambia tus prioridades

Por supuesto, la paternidad activa implica un cambio profundo en la forma de pasar el tiempo. Muchos padres que han dedicado la mayor parte de su tiempo al trabajo y a otras actividades han pasado más tiempo con la familia desde la cuarentena hasta la pandemia.

Al no tener que desplazarse al trabajo, muchos hombres con los que trabajo se dan cuenta de que pueden ser más eficientes con el trabajo, y consolidarlo en menos horas al día en algunos días. Por lo tanto, descubren que disfrutan del lujo de tener más tiempo disponible.

Sin embargo, sin una intención clara, muchos hombres descubren que el tiempo puede ser devorado por la ampliación de las tareas del trabajo o del hogar, o incluso por revisar las redes sociales en su teléfono inteligente. En su lugar, proteje el tiempo, preferiblemente con un calendario, para pasarlo con tus hijos cada día.

Sé paciente

Empieza con pequeños gestos. Un padre con el que trabajo experimentó una profunda desconexión con su hija adolescente. Empezó a enviarle mensajes rápidos de «te quiero» y empezaron a enviarse mensajes con frecuencia durante el día: bromas, música o simplemente «te quiero».

La educación virtual afecta la salud mental de los niños 0:45

La conexión creció gradualmente a partir de ahí. Recuerda que establecer y fortalecer la conexión lleva tiempo. Mostrar frustración con tus hijos solo servirá para crear más distancia entre vosotros, no menos.

Sigue las indicaciones de mamá

En muchas familias, mamá tiene un efecto de práctica mucho más amplio en la crianza de los hijos que papá. Así que, en lugar de reinventar la rueda, habla con tu pareja sobre cómo se conecta. ¿Sus hijos responden al humor? Entonces aporta la gracia. ¿Se benefician de la estructura y la claridad? Implícate en la planificación de la semana, incluyendo las comidas, los horarios de los deberes y el descanso, antes de acostarse.

Si sigues sintiéndote desconectado, sigue las pautas de conexión de mamá con los niños. Y al hacerlo, estarás creando un equilibrio en los roles que -incluso cuando pasemos lo peor de la pandemia- valdrá la pena salvar, ya que fomentará conexiones más fuertes, creará una vida hogareña más feliz y beneficiará a todo el hogar.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver