Cinco conclusiones del testimonio de altos líderes militares sobre Afganistán

(CNN) — Altos oficiales militares advirtieron el martes que la guerra en Afganistán y la guerra contra el terrorismo no han terminado, aun cuando el ejército estadounidense ya no mantiene fuerzas en el terreno después de 20 años de presencia militar constante en el país.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley y el jefe del Comando Central de EE.UU., el general Frank McKenzie, enfrentaron un interrogatorio de los legisladores de la Comisión de Servicios Armados del Senado que querían saber cómo terminó la presencia militar de EE.UU. con imágenes de afganos aferrados a aviones militares estadounidenses, cómo un ataque con drones mató a 10 civiles afganos y cómo ciudadanos estadounidenses y afganos que ayudaron a Estados Unidos durante la guerra más larga de Estados Unidos se quedaron atrás en el esfuerzo de evacuación.

Aquí hay cinco conclusiones de la audiencia del Senado:

La guerra en Afganistán y la guerra contra el terrorismo no han terminado

Tanto Milley como McKenzie, el principal comandante militar de EE.UU. en el Medio Oriente, reconocieron que si bien no quedan soldados estadounidenses en terreno en Afganistán, ni la guerra contra el terrorismo ni la guerra en Afganistán han terminado.

Cuando el senador Thom Tillis, un republicano de Carolina del Norte, preguntó si alguno de los esfuerzos militares había terminado, ambos generales dijeron que no.

«La guerra contra el terrorismo no ha terminado y la guerra en Afganistán tampoco», dijo McKenzie.

Tillis también preguntó a los generales si la retirada del ejército estadounidense de Afganistán ha facilitado o dificultado la protección de Estados Unidos de posibles amenazas. Tanto Milley como McKenzie dijeron que la retirada ha hecho que proteger a Estados Unidos sea «más desafiante».

Los líderes militares abogaron por mantener las tropas en Afganistán

Tanto Milley como McKenzie dijeron que apoyaban el mantenimiento de 2.500 efectivos estadounidenses en Afganistán. Milley dijo que tenía esa opinión en el otoño de 2020 y que su posición «se mantuvo constante en todo momento», que Estados Unidos debería mantener «un estado estable de 2.500 y podría rebotar hasta 3.500 … para avanzar hacia una solución negociada. «

Si bien tanto McKenzie como Milley no comentaron sobre las conversaciones que tuvieron con el presidente Joe Biden después de que asumió el cargo en enero de 2021, afirmaron que mantener 2.500 soldados en Afganistán era su posición.

Austin le dijo a la comisión que «la información fue recibida» y «considerada por el presidente» antes de que Biden tomara su decisión de retirar las fuerzas estadounidenses de Afganistán en abril.

Cuando el senador republicano Tom Cotton de Arkansas le preguntó a Milley por qué no renunció después de que Biden decidió retirar las tropas del país, Milley dijo que su trabajo es brindar «consejos» al presidente, pero que «el presidente no tiene que estar de acuerdo con ese consejo».

«Este país no quiere generales averiguando qué órdenes vamos a aceptar y hacer o no», dijo Milley. «Ese no es nuestro trabajo. El principio del control civil de las fuerzas armadas es absoluto, es fundamental para esta república».

Ahora será más difícil mantener bajo control a Al Qaeda e ISIS

McKenzie cree que será más difícil para el Comando Central de Estados Unidos evitar que las organizaciones terroristas ganen fuerza en la región ahora que Estados Unidos ya no está en Afganistán.

«Tengo… la capacidad de investigar en Afganistán» desde el cuartel general del Comando Central de Estados Unidos, pero es «limitada», dijo McKenzie.

McKenzie también dijo que no confiaba en la capacidad de Estados Unidos para evitar que ISIS y Al Qaeda usen Afganistán como plataforma de lanzamiento para actividades terroristas en el futuro.

«Creo que, ya sabes, todavía estamos viendo cómo Al Qaeda e ISIS se están configurando contra los talibanes, todavía estamos viendo lo que van a hacer los talibanes», dijo McKenzie. «No diría que estoy seguro de que eso va a estar sobre el terreno todavía, podríamos llegar a ese punto, pero todavía no tengo ese nivel de confianza».

El acuerdo de Doha ‘bajó la moral’ de las fuerzas afganas

¿Pensó Trump en reelección al planear retiro de Afganistán? 1:38

Milley, Austin y McKenzie dijeron que el acuerdo de Doha, negociado durante la administración de Trump, bajó la moral de las fuerzas de seguridad y defensa nacional afganas.

McKenzie llamó al acuerdo «el principal acelerador para bajar la moral y la eficiencia general del ejército afgano».

Austin dijo que el acuerdo tuvo un «impacto significativo en la moral de las tropas».

Austin dijo que creía que el rápido colapso de las fuerzas afganas se debió a una serie de factores, incluida la falta de moral después del acuerdo de Doha, junto con un liderazgo débil dentro de las fuerzas y la corrupción en el gobierno afgano.

Milley: la credibilidad de Estados Unidos se ha visto dañada

Milley dijo que cree que la credibilidad de Estados Unidos se ha visto dañada después de la retirada de Estados Unidos, que provocó la retirada de todas las tropas aliadas de la OTAN estacionadas en Afganistán junto con los estadounidenses.

«Creo que nuestra credibilidad con los aliados y socios de todo el mundo, y con los adversarios, está siendo revisada intensamente por ellos para ver qué camino tomará esto. Y creo que ‘daño’ es una palabra que podría usarse, sí», le dijo Milley al senador Roger Wicker, un republicano de Mississippi.

Los tres principales líderes militares comparecerán ante la Comisión de Servicios Armados de la Cámara el miércoles para enfrentar las preguntas de los demócratas y republicanos de la Cámara sobre la retirada de Estados Unidos de Afganistán.

Michael Conte, Jennifer Hansler y Oren Liebermann de CNN contribuyeron a este informe.

Capitolio

(CNN) — Altos oficiales militares advirtieron el martes que la guerra en Afganistán y la guerra contra el terrorismo no han terminado, aun cuando el ejército estadounidense ya no mantiene fuerzas en el terreno después de 20 años de presencia militar constante en el país.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley y el jefe del Comando Central de EE.UU., el general Frank McKenzie, enfrentaron un interrogatorio de los legisladores de la Comisión de Servicios Armados del Senado que querían saber cómo terminó la presencia militar de EE.UU. con imágenes de afganos aferrados a aviones militares estadounidenses, cómo un ataque con drones mató a 10 civiles afganos y cómo ciudadanos estadounidenses y afganos que ayudaron a Estados Unidos durante la guerra más larga de Estados Unidos se quedaron atrás en el esfuerzo de evacuación.

Aquí hay cinco conclusiones de la audiencia del Senado:

La guerra en Afganistán y la guerra contra el terrorismo no han terminado

Tanto Milley como McKenzie, el principal comandante militar de EE.UU. en el Medio Oriente, reconocieron que si bien no quedan soldados estadounidenses en terreno en Afganistán, ni la guerra contra el terrorismo ni la guerra en Afganistán han terminado.

Cuando el senador Thom Tillis, un republicano de Carolina del Norte, preguntó si alguno de los esfuerzos militares había terminado, ambos generales dijeron que no.

«La guerra contra el terrorismo no ha terminado y la guerra en Afganistán tampoco», dijo McKenzie.

Tillis también preguntó a los generales si la retirada del ejército estadounidense de Afganistán ha facilitado o dificultado la protección de Estados Unidos de posibles amenazas. Tanto Milley como McKenzie dijeron que la retirada ha hecho que proteger a Estados Unidos sea «más desafiante».

ANÁLISIS | La rendición de cuentas de un alto general de EE.UU. en el Capitolio puede volver a exhibir las tormentas políticas de Trump Los líderes militares abogaron por mantener las tropas en Afganistán

Tanto Milley como McKenzie dijeron que apoyaban el mantenimiento de 2.500 efectivos estadounidenses en Afganistán. Milley dijo que tenía esa opinión en el otoño de 2020 y que su posición «se mantuvo constante en todo momento», que Estados Unidos debería mantener «un estado estable de 2.500 y podría rebotar hasta 3.500 … para avanzar hacia una solución negociada. «

Si bien tanto McKenzie como Milley no comentaron sobre las conversaciones que tuvieron con el presidente Joe Biden después de que asumió el cargo en enero de 2021, afirmaron que mantener 2.500 soldados en Afganistán era su posición.

Austin le dijo a la comisión que «la información fue recibida» y «considerada por el presidente» antes de que Biden tomara su decisión de retirar las fuerzas estadounidenses de Afganistán en abril.

Cuando el senador republicano Tom Cotton de Arkansas le preguntó a Milley por qué no renunció después de que Biden decidió retirar las tropas del país, Milley dijo que su trabajo es brindar «consejos» al presidente, pero que «el presidente no tiene que estar de acuerdo con ese consejo».

Reportera, mujer y en Afganistán, la experiencia de Clarissa Ward: «Los talibanes no sabían qué hacer conmigo»

«Este país no quiere generales averiguando qué órdenes vamos a aceptar y hacer o no», dijo Milley. «Ese no es nuestro trabajo. El principio del control civil de las fuerzas armadas es absoluto, es fundamental para esta república».

Ahora será más difícil mantener bajo control a Al Qaeda e ISIS

McKenzie cree que será más difícil para el Comando Central de Estados Unidos evitar que las organizaciones terroristas ganen fuerza en la región ahora que Estados Unidos ya no está en Afganistán.

«Tengo… la capacidad de investigar en Afganistán» desde el cuartel general del Comando Central de Estados Unidos, pero es «limitada», dijo McKenzie.

McKenzie también dijo que no confiaba en la capacidad de Estados Unidos para evitar que ISIS y Al Qaeda usen Afganistán como plataforma de lanzamiento para actividades terroristas en el futuro.

«Creo que, ya sabes, todavía estamos viendo cómo Al Qaeda e ISIS se están configurando contra los talibanes, todavía estamos viendo lo que van a hacer los talibanes», dijo McKenzie. «No diría que estoy seguro de que eso va a estar sobre el terreno todavía, podríamos llegar a ese punto, pero todavía no tengo ese nivel de confianza».

La prisión estadounidense en Afganistán que ahora está en manos de los talibanes El acuerdo de Doha ‘bajó la moral’ de las fuerzas afganas

Milley, Austin y McKenzie dijeron que el acuerdo de Doha, negociado durante la administración de Trump, bajó la moral de las fuerzas de seguridad y defensa nacional afganas.

McKenzie llamó al acuerdo «el principal acelerador para bajar la moral y la eficiencia general del ejército afgano».

Austin dijo que el acuerdo tuvo un «impacto significativo en la moral de las tropas».

Austin dijo que creía que el rápido colapso de las fuerzas afganas se debió a una serie de factores, incluida la falta de moral después del acuerdo de Doha, junto con un liderazgo débil dentro de las fuerzas y la corrupción en el gobierno afgano.

ANÁLISIS | Bush, Obama, Trump, Biden: cómo cuatro presidentes crearon el desastre actual en Afganistán Milley: la credibilidad de Estados Unidos se ha visto dañada

Milley dijo que cree que la credibilidad de Estados Unidos se ha visto dañada después de la retirada de Estados Unidos, que provocó la retirada de todas las tropas aliadas de la OTAN estacionadas en Afganistán junto con los estadounidenses.

«Creo que nuestra credibilidad con los aliados y socios de todo el mundo, y con los adversarios, está siendo revisada intensamente por ellos para ver qué camino tomará esto. Y creo que ‘daño’ es una palabra que podría usarse, sí», le dijo Milley al senador Roger Wicker, un republicano de Mississippi.

Biden prometió a los aliados que «Estados Unidos ha vuelto»: la caótica retirada de Afganistán les hace temer que siga siendo «Estados Unidos primero»

Los tres principales líderes militares comparecerán ante la Comisión de Servicios Armados de la Cámara el miércoles para enfrentar las preguntas de los demócratas y republicanos de la Cámara sobre la retirada de Estados Unidos de Afganistán.

Michael Conte, Jennifer Hansler y Oren Liebermann de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver