Los trabajadores que mantienen funcionando a las cadenas de suministro mundiales advierten de un «colapso del sistema»

(CNN Business) — Los marineros, conductores de camiones y trabajadores de las aerolíneas han soportado cuarentenas, restricciones de viaje, así como requisitos complejos de vacunación y pruebas de covid-19 para mantener a las cadenas de suministro, ya saturadas, en movimiento durante la pandemia.

Pero ahora, muchos están llegando a su punto de quiebre, lo que representa una amenaza más para la coompleja red de puertos, buques portacontenedores y compañías de transporte por carretera que mueven mercancía en todo el mundo.

El miércoles en una carta abierta a los jefes de estado que asistieron a la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Cámara Naviera Internacional (ICS, por sus siglas en inglés) y otros grupos de la industria advirtieron sobre un «colapso del sistema de transporte global» si los gobiernos no restablecen la libertad de movimiento a los trabajadores del transporte y les dan prioridad para recibir las vacunas contra el covid-19 reconocidas por la Organización Mundial de la Salud.

Los marinos a bordo de un buque de Mitsui O.S.K Lines comparten un mensaje.

«Las cadenas de suministro globales ecomienzan a debilitarse a medida que los dos años de presión sobre los trabajadores del transporte pasan factura», escribieron los grupos. La carta también ha sido firmada por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF). Juntos representan a 65 millones de trabajadores del transporte en todo el mundo.

«Todos los sectores del transporte también sufren escasez de trabajadores y esperan que más se vayan como resultado del mal trato que han sufrido millones de personas durante la pandemia, lo que pone a la cadena de suministro bajo una mayor amenaza», agregó.

Guy Platten, secretario general de ICS, dijo que es probable que la escasez de trabajadores empeore hacia finales de año porque es posible que los marinos no quieran comprometerse con nuevos contratos y arriesgándose a no regresar a casa en Navidad debido a los cierres del puerto y los cambios constantes en las restricciones de viaje.

Las frágiles cadenas de suministro

Eso pondrá presión sobre las cadenas de suministro extendidas y podría, por ejemplo, empeorar los desafíos actuales con el suministro de alimentos y combustible en el Reino Unido.

«La cadena de suministro mundial es muy frágil y depende tanto de un marinero [de Filipinas] como de un camionero para entregar mercancías», añadió Stephen Cotton, secretario general de la ITF. «Ha llegado el momento de que los jefes de gobierno respondan a las necesidades de estos trabajadores».

Cuando a Karynn Marchal y su tripulación les dijeron que no se les permitiría ir a la costa al atracar en Hokkaido, Japón, fue un gran golpe para la moral.

«Ninguno de nosotros sabía cuánto tiempo duraría», dijo a CNN Business la directora de 28 años de un barco que transportaba automóviles.

Eso fue hace más de 18 meses. A Marchal, y a cientos de miles de marinos como ella, no se les ha otorgado el permiso para bajar a tierra desde entonces.

Karynn Marchal, directora general, fotografiada a bordo de su embarcación en enero de 2021 en el Canal de Panamá.

Después de semanas a bordo de un barco, un par de horas en tierra proporciona un respiro muy necesario. Pero los marineros solo puede dejar un barco para viajar a otro lugar, generalmente para regresar a casa. Marchal se considera a sí misma «una de las más afortunadas», porque al menos ha podido regresar a Estados Unidos.

«Hay personas que han estado atrapadas en el mar durante más de un año», afirmó.

Al comienzo de la pandemia, muchos marineros acordaron extender sus contratos por varios meses para mantener el suministro de alimentos, combustible, medicamentos y otros bienes de consumo en todo el mundo. La puesta a tierra de los aviones y el cierre de fronteras había hecho casi imposible trasladar a los trabajadores de una parte del mundo a otra, así como intercambiar tripulaciones.

En el pico de la crisis en 2020, 400.000 marineros no pudieron dejar sus barcos para realizar los cambios de rutina, algunos trabajaron hasta 18 meses después del final de sus contratos iniciales, según el ICS.

Varias vacunas y repetidas pruebas

Si bien estos números han mejorado, los cambios de tripulación siguen siendo un desafío importante. Algunas restricciones de viaje se volvieron a imponer como resultado de la variante delta del coronavirus y los transportistas continúan enfrentando una gran cantidad de requisitos de vacunación y pruebas solo para hacer su trabajo. A menudo, estos se imponen sin previo aviso, dijo Platten.

Los requisitos inconsistentes significan que algunos marineros se han vacunado varias veces porque algunos países solo han aprobado ciertas vacunas, según Platten.

Sabe de al menos un marinero que ha recibido seis dosis de la vacuna contra el covid-19 o tres regímenes de dos dosis. «Es una pesadilla absoluta. No puedo entender por qué no tenemos algún tipo de estándar global», le dijo a CNN Business.

Mientras tanto, la distribución desigual de las vacunas a nivel mundial significa que solo alrededor del 25% al ​​30% de los marineros, muchos de los cuales son de India y Filipinas, están completamente vacunados, según Platten.

Camiones estacionados en la pista del aeropuerto de Manston en Inglaterra esperando cruzar el Canal de la Mancha el 22 de diciembre de 2020.

Las pruebas de coronavirus también son un desafío. En febrero, Alemania introdujo unilateralmente las pruebas PCR obligatorias sin exenciones para los conductores de camiones, lo que llevó a los países vecinos, incluido Italia, a imponer restricciones similares para evitar que miles de conductores se quedaran varados en su propio territorio.

Estas medidas afectaron a miles de camioneros, particularmente en el paso del Brennero entre Italia y Austria, lo que los obligó a hacer cola durante días en temperaturas bajo cero sin alimentos ni instalaciones médicas. Desde entonces, el Certificado Covid Digital de la UE ha aliviado parte de la presión, pero persisten los cuellos de botella.

«Los conductores se han enfrentado a cientos de problemas fronterizos y bloqueos a través de la pandemia», dijo Umberto de Pretto, secretario general de IRU. «Los camioneros, y los ciudadanos y las empresas que dependen de los bienes que mueven, pagan un alto precio por las restricciones equivocadas de covid que no eximen a los trabajadores del transporte», agregó.

El mes pasado, Marchal, la directora general y su tripulación tuvieron que realizarse 10 pruebas de covid-19 en siete días antes de que se les permitiera ingresar al astillero en Singapur para realizar reparaciones. El mantenimiento se retrasó una semana después de un brote de coronavirus en el puerto y no se espera que el barco parta antes de mediados de octubre. Mientras tanto, la tripulación debe permanecer a bordo del barco.

Las cuarentenas obligatorias al desembarcar y al llegar a sus países de origen pueden significar que los pilotos y los marineros pasen un mes de sus vacaciones atrapados en una habitación de hotel antes de poder ver a sus familias.

Los marineros «dirigen la industria del transporte marítimo», pero no se les ha dado la prioridad de los trabajadores de primera línea, dijo Shaailesh Sukte, el capitán de Seaspan Amazon, un buque portacontenedores. «Si quieres que el mundo [siga] en movimiento, necesitas flexibilizar las restricciones de viaje», le dijo a CNN Business.

Minoristas piden a Biden que descongestione puertos 0:54

coronavirus
Covid-19
Crisis transporte
Economía mundial

(CNN Business) — Los marineros, conductores de camiones y trabajadores de las aerolíneas han soportado cuarentenas, restricciones de viaje, así como requisitos complejos de vacunación y pruebas de covid-19 para mantener a las cadenas de suministro, ya saturadas, en movimiento durante la pandemia.

Pero ahora, muchos están llegando a su punto de quiebre, lo que representa una amenaza más para la coompleja red de puertos, buques portacontenedores y compañías de transporte por carretera que mueven mercancía en todo el mundo.

Reino Unido ofrecerá visados temporales a más de 10.000 trabajadores extranjeros para hacer frente a la crisis en la cadena de suministro

El miércoles en una carta abierta a los jefes de estado que asistieron a la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Cámara Naviera Internacional (ICS, por sus siglas en inglés) y otros grupos de la industria advirtieron sobre un «colapso del sistema de transporte global» si los gobiernos no restablecen la libertad de movimiento a los trabajadores del transporte y les dan prioridad para recibir las vacunas contra el covid-19 reconocidas por la Organización Mundial de la Salud.

Los marinos a bordo de un buque de Mitsui O.S.K Lines comparten un mensaje.

«Las cadenas de suministro globales ecomienzan a debilitarse a medida que los dos años de presión sobre los trabajadores del transporte pasan factura», escribieron los grupos. La carta también ha sido firmada por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF). Juntos representan a 65 millones de trabajadores del transporte en todo el mundo.

«Todos los sectores del transporte también sufren escasez de trabajadores y esperan que más se vayan como resultado del mal trato que han sufrido millones de personas durante la pandemia, lo que pone a la cadena de suministro bajo una mayor amenaza», agregó.

Guy Platten, secretario general de ICS, dijo que es probable que la escasez de trabajadores empeore hacia finales de año porque es posible que los marinos no quieran comprometerse con nuevos contratos y arriesgándose a no regresar a casa en Navidad debido a los cierres del puerto y los cambios constantes en las restricciones de viaje.

Las frágiles cadenas de suministro

Eso pondrá presión sobre las cadenas de suministro extendidas y podría, por ejemplo, empeorar los desafíos actuales con el suministro de alimentos y combustible en el Reino Unido.

«La cadena de suministro mundial es muy frágil y depende tanto de un marinero [de Filipinas] como de un camionero para entregar mercancías», añadió Stephen Cotton, secretario general de la ITF. «Ha llegado el momento de que los jefes de gobierno respondan a las necesidades de estos trabajadores».

Falta de conductores, estaciones de servicio "secas" y tensiones sociales: lo que debes saber sobre la crisis del combustible en Reino Unido

Cuando a Karynn Marchal y su tripulación les dijeron que no se les permitiría ir a la costa al atracar en Hokkaido, Japón, fue un gran golpe para la moral.

«Ninguno de nosotros sabía cuánto tiempo duraría», dijo a CNN Business la directora de 28 años de un barco que transportaba automóviles.

Eso fue hace más de 18 meses. A Marchal, y a cientos de miles de marinos como ella, no se les ha otorgado el permiso para bajar a tierra desde entonces.

Karynn Marchal, directora general, fotografiada a bordo de su embarcación en enero de 2021 en el Canal de Panamá.

Después de semanas a bordo de un barco, un par de horas en tierra proporciona un respiro muy necesario. Pero los marineros solo puede dejar un barco para viajar a otro lugar, generalmente para regresar a casa. Marchal se considera a sí misma «una de las más afortunadas», porque al menos ha podido regresar a Estados Unidos.

«Hay personas que han estado atrapadas en el mar durante más de un año», afirmó.

Al comienzo de la pandemia, muchos marineros acordaron extender sus contratos por varios meses para mantener el suministro de alimentos, combustible, medicamentos y otros bienes de consumo en todo el mundo. La puesta a tierra de los aviones y el cierre de fronteras había hecho casi imposible trasladar a los trabajadores de una parte del mundo a otra, así como intercambiar tripulaciones.

En el pico de la crisis en 2020, 400.000 marineros no pudieron dejar sus barcos para realizar los cambios de rutina, algunos trabajaron hasta 18 meses después del final de sus contratos iniciales, según el ICS.

Varias vacunas y repetidas pruebas

Si bien estos números han mejorado, los cambios de tripulación siguen siendo un desafío importante. Algunas restricciones de viaje se volvieron a imponer como resultado de la variante delta del coronavirus y los transportistas continúan enfrentando una gran cantidad de requisitos de vacunación y pruebas solo para hacer su trabajo. A menudo, estos se imponen sin previo aviso, dijo Platten.

Los requisitos inconsistentes significan que algunos marineros se han vacunado varias veces porque algunos países solo han aprobado ciertas vacunas, según Platten.

Sabe de al menos un marinero que ha recibido seis dosis de la vacuna contra el covid-19 o tres regímenes de dos dosis. «Es una pesadilla absoluta. No puedo entender por qué no tenemos algún tipo de estándar global», le dijo a CNN Business.

Los refuerzos para las personas que recibieron las vacunas de Moderna y de J&J se abordarán con una urgencia similar, dice directora de los CDC

Mientras tanto, la distribución desigual de las vacunas a nivel mundial significa que solo alrededor del 25% al ​​30% de los marineros, muchos de los cuales son de India y Filipinas, están completamente vacunados, según Platten.

Camiones estacionados en la pista del aeropuerto de Manston en Inglaterra esperando cruzar el Canal de la Mancha el 22 de diciembre de 2020.

Las pruebas de coronavirus también son un desafío. En febrero, Alemania introdujo unilateralmente las pruebas PCR obligatorias sin exenciones para los conductores de camiones, lo que llevó a los países vecinos, incluido Italia, a imponer restricciones similares para evitar que miles de conductores se quedaran varados en su propio territorio.

Estas medidas afectaron a miles de camioneros, particularmente en el paso del Brennero entre Italia y Austria, lo que los obligó a hacer cola durante días en temperaturas bajo cero sin alimentos ni instalaciones médicas. Desde entonces, el Certificado Covid Digital de la UE ha aliviado parte de la presión, pero persisten los cuellos de botella.

¿Qué es el certificado covid digital de la UE y cómo funciona?

«Los conductores se han enfrentado a cientos de problemas fronterizos y bloqueos a través de la pandemia», dijo Umberto de Pretto, secretario general de IRU. «Los camioneros, y los ciudadanos y las empresas que dependen de los bienes que mueven, pagan un alto precio por las restricciones equivocadas de covid que no eximen a los trabajadores del transporte», agregó.

El mes pasado, Marchal, la directora general y su tripulación tuvieron que realizarse 10 pruebas de covid-19 en siete días antes de que se les permitiera ingresar al astillero en Singapur para realizar reparaciones. El mantenimiento se retrasó una semana después de un brote de coronavirus en el puerto y no se espera que el barco parta antes de mediados de octubre. Mientras tanto, la tripulación debe permanecer a bordo del barco.

Las cuarentenas obligatorias al desembarcar y al llegar a sus países de origen pueden significar que los pilotos y los marineros pasen un mes de sus vacaciones atrapados en una habitación de hotel antes de poder ver a sus familias.

Los marineros «dirigen la industria del transporte marítimo», pero no se les ha dado la prioridad de los trabajadores de primera línea, dijo Shaailesh Sukte, el capitán de Seaspan Amazon, un buque portacontenedores. «Si quieres que el mundo [siga] en movimiento, necesitas flexibilizar las restricciones de viaje», le dijo a CNN Business.

Minoristas piden a Biden que descongestione puertos 0:54Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver