Identifican a un expolicía de Francia como asesino en serie y violador, poniendo fin a una pesquisa de 35 años

(CNN)– Tras 35 años de búsqueda, se identificó a un expolicía como autor de una serie de homicidios, violaciones y falsos encarcelamientos, según informaron este jueves las autoridades de Francia.
El hombre se quitó la vida a principios de esta semana.

En una declaración vista por CNN, la fiscal de París Laure Beccuau dijo que las pruebas de ADN habían «establecido un vínculo entre el perfil genético encontrado en varias escenas del crimen y el del hombre muerto».

Los funcionarios habían estado buscando al autor de cinco crímenes cometidos entre 1986 y 1994, entre los que se encuentran «violaciones de menores de 15 años, homicidios, tentativas de homicidio, robos a mano armada, uso indebido de título y secuestro y detención ilegal de un joven de 15 años», dijo la fiscal.

Según su declaración, las pruebas recogidas sugieren que el responsable podría haber sido un agente de la división policial del ejército en el momento de los crímenes, y los investigadores pudieron aislar el perfil de ADN del autor.

El hombre de 59 años, que vivía en el sur de Francia, fue informado el 24 de septiembre de que sería examinado el miércoles en el marco de la investigación.

Sarah Everard fue violada y asesinada en Londres por un policía: esto es lo que sabemos

Alrededor de 750 hombres que prestaban servicio como policías militares en la región de París en el momento de los crímenes fueron llamados para la investigación.

La fiscal dijo que el hombre fue reportado desaparecido por su esposa el lunes y que lo encontraron muerto en la comuna sureña de Le Grau-du-Roi dos días después, el día de en que estaba agendado para su pueba de ADN.

Beccuau dijo que inicialmente había formado parte de la división de policía militar antes de incorporarse al cuerpo de policía, y que estaba retirado en el momento de su muerte.

Aunque la fiscal no nombró al hombre en su declaración, BFMTV, afiliada a CNN, dijo que una fuente cercana a la investigación lo había identificado como François Verove.

Citando a los medios de comunicación locales, BFMTV dijo que Verove dejó una nota de suicidio en la que confesaba que era un asesino, pero no nombró a sus víctimas. Sin embargo, dijo que se había «controlado» y que no había «hecho nada desde 1997».

«El hombre con cicatrices»

El ex jefe de policía Christian Flaesch, que investigó la violación y homicidio en 1986 de la niña de 11 años Cécile Bloch, vinculó a Verove con el crimen en una entrevista con BFMTV el viernes y dijo que las nuevas tecnologías habían facilitado el avance en el caso.

BFMTV también dijo que el hombre era sospechoso del homicidio de Irmgard Mueller, de 20 años, y de Gilles Politi, de 38, en 1987.

El sospechoso recibió el apodo de «Le Grêlé», o «El hombre con cicatrices», en los medios de comunicación locales, después de que la familia Bloch describiera a un hombre que vio en su pasillo alrededor de la época del homicidio de Cécile, según BFMTV.

Citando a Le Parisien, BFMTV dijo que el hombre había servido en la caballería de la Guardia Republicana de 1983 a 1988 antes de pasar a formar parte del cuerpo de policía regular y servir en la brigada juvenil a cargo de los menores.

El medio local Le Midi Libre dijo que Verove se había unido al consejo local de la comuna sureña de Prades-le-Lez en 2019, citando al exalcalde Jean-Marc Lussert.

«Siento a la vez satisfacción y también dolor por la familia Bloch», dijo Bernard Pasqualini, exinvestigador encargado del caso en 1986, en una entrevista con BFMTV el jueves. «Este hombre quedará impune».

La noticia llega la misma semana en que el expolicía británico Wayne Couzens fue condenado a cadena perpetua por el secuestro, violación y homicidio de Sarah Everard, de 33 años, tras utilizar su identificación policial para llevar a cabo una falsa detención.

Allegra Goodwin, Sarah Dean y Amy Cassidy contribuyeron con este reportaje.

(CNN)– Tras 35 años de búsqueda, se identificó a un expolicía como autor de una serie de homicidios, violaciones y falsos encarcelamientos, según informaron este jueves las autoridades de Francia.
El hombre se quitó la vida a principios de esta semana.

En una declaración vista por CNN, la fiscal de París Laure Beccuau dijo que las pruebas de ADN habían «establecido un vínculo entre el perfil genético encontrado en varias escenas del crimen y el del hombre muerto».

Los funcionarios habían estado buscando al autor de cinco crímenes cometidos entre 1986 y 1994, entre los que se encuentran «violaciones de menores de 15 años, homicidios, tentativas de homicidio, robos a mano armada, uso indebido de título y secuestro y detención ilegal de un joven de 15 años», dijo la fiscal.

Según su declaración, las pruebas recogidas sugieren que el responsable podría haber sido un agente de la división policial del ejército en el momento de los crímenes, y los investigadores pudieron aislar el perfil de ADN del autor.

El hombre de 59 años, que vivía en el sur de Francia, fue informado el 24 de septiembre de que sería examinado el miércoles en el marco de la investigación.

Sarah Everard fue violada y asesinada en Londres por un policía: esto es lo que sabemos

Alrededor de 750 hombres que prestaban servicio como policías militares en la región de París en el momento de los crímenes fueron llamados para la investigación.

La fiscal dijo que el hombre fue reportado desaparecido por su esposa el lunes y que lo encontraron muerto en la comuna sureña de Le Grau-du-Roi dos días después, el día de en que estaba agendado para su pueba de ADN.

Beccuau dijo que inicialmente había formado parte de la división de policía militar antes de incorporarse al cuerpo de policía, y que estaba retirado en el momento de su muerte.

Aunque la fiscal no nombró al hombre en su declaración, BFMTV, afiliada a CNN, dijo que una fuente cercana a la investigación lo había identificado como François Verove.

Citando a los medios de comunicación locales, BFMTV dijo que Verove dejó una nota de suicidio en la que confesaba que era un asesino, pero no nombró a sus víctimas. Sin embargo, dijo que se había «controlado» y que no había «hecho nada desde 1997».

«El hombre con cicatrices»

El ex jefe de policía Christian Flaesch, que investigó la violación y homicidio en 1986 de la niña de 11 años Cécile Bloch, vinculó a Verove con el crimen en una entrevista con BFMTV el viernes y dijo que las nuevas tecnologías habían facilitado el avance en el caso.

BFMTV también dijo que el hombre era sospechoso del homicidio de Irmgard Mueller, de 20 años, y de Gilles Politi, de 38, en 1987.

El sospechoso recibió el apodo de «Le Grêlé», o «El hombre con cicatrices», en los medios de comunicación locales, después de que la familia Bloch describiera a un hombre que vio en su pasillo alrededor de la época del homicidio de Cécile, según BFMTV.

Citando a Le Parisien, BFMTV dijo que el hombre había servido en la caballería de la Guardia Republicana de 1983 a 1988 antes de pasar a formar parte del cuerpo de policía regular y servir en la brigada juvenil a cargo de los menores.

El medio local Le Midi Libre dijo que Verove se había unido al consejo local de la comuna sureña de Prades-le-Lez en 2019, citando al exalcalde Jean-Marc Lussert.

«Siento a la vez satisfacción y también dolor por la familia Bloch», dijo Bernard Pasqualini, exinvestigador encargado del caso en 1986, en una entrevista con BFMTV el jueves. «Este hombre quedará impune».

La noticia llega la misma semana en que el expolicía británico Wayne Couzens fue condenado a cadena perpetua por el secuestro, violación y homicidio de Sarah Everard, de 33 años, tras utilizar su identificación policial para llevar a cabo una falsa detención.

Allegra Goodwin, Sarah Dean y Amy Cassidy contribuyeron con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver