Policía de Londres advierte a las mujeres tras el asesinato de Sarah Everard: desconfíen de los agentes en ropa de civil y que se mueven solos

(CNN) — La Policía Metropolitana de Londres ha dado consejos a las mujeres a las que se les acerquen agentes de policía solitarios tras el asesinato de Sarah Everard, entre ellos, que corran «a una casa», «hagan señas a un autobús» o llamen a la Policía al 999 si no creen que el agente es «quien dice ser» después de interrogarla.

Los fiscales declararon que Everard se dirigía a su casa de Londres, el 3 de marzo, cuando el agente de policía Wayne Couzens –en ese momento en servicio activo– utilizó su identificación policial y sus esposas para engañarla y hacerla subir a su coche con el pretexto de que había infringido las normas sanitarias contra el covid-19. Esa misma noche la violó y la estranguló con su cinturón de policía.

Aumenta un 8% el feminicidio en México de enero a agosto respecto al mismo periodo de 2020 Couzens fue condenado el jueves a cadena perpetua para toda la vida, que es una pena muy inusual en el Reino Unido y se reserva para delitos excepcionalmente graves. Significa que el sentenciado nunca será considerado para la libertad condicional, como en la cadena perpetua común. Patrullajes en ropa de civil

En una rueda de prensa celebrada el jueves, el subcomisario de la Policía Metropolitana, Nick Ephgrave, declaró: «La mayoría de los agentes de la Policía Metropolitana patrullan y realizan su trabajo de uniforme en compañía de otros policías».

Esta foto de archivo sin fecha emitida por la Policía Metropolitana de Londres muestra a Sarah Everard. (Crédito: Policía Metropolitana de Londres vía AP)

Añadió que, aunque a veces los agentes patrullan en ropa de civil, los agentes que trabajan de esta manera son «casi invariablemente… desplegados en parejas o en grupos más grandes».

«Es muy inusual que un agente de policía vestido de civil se despliegue solo, y aún más inusual que se relacione con un miembro del público por su cuenta», dijo Ephgrave.

La Policía añadió en una declaración escrita, el jueves, que si alguien es abordado por un agente vestido de civil que se encuentra solo, debe «buscar más garantías sobre la identificación y las intenciones de ese agente», haciendo «algunas preguntas muy inquisitivas a ese agente».

Recomendaciones ante un caso sospechoso

Las preguntas recomendadas son: «¿Dónde están sus colegas? ¿De dónde viene? ¿Por qué está aquí? ¿Exactamente por qué me está deteniendo o hablando?».

El comunicado añade que las personas abordadas deben «tratar de buscar alguna verificación independiente de lo que dicen, si tienen una radio pedir escuchar la voz del operador, incluso pedir hablar a través de la radio con el operador para decir quién eres y para que verifiquen que estás con un agente genuino, actuando legítimamente».

Un agente de policía se encuentra en un cordón en Consort Road donde están investigando el tiroteo de Sasha Johnson, el 24 de mayo de 2021, en Londres. (Crédito: Chris J Ratcliffe/Getty Images)

«Si después de todo eso te sientes en peligro real e inminente y no crees que el agente es quien dice ser, por la razón que sea, entonces yo diría que debes buscar ayuda: gritando a un transeúnte, corriendo a una casa, llamando a una puerta, haciendo señas a un autobús para que baje o, si estás en condiciones de hacerlo, llamando al 999».

Sin embargo, la Policía Metropolitana ha sido criticada por algunos grupos de defensa de los derechos de la mujer y parlamentarios de la oposición por estos consejos.

Críticas a la Policía de Londres

«La declaración de la Policía de Londres, y este consejo en particular, muestra una falta fundamental de comprensión de la cuestión de la seguridad de las mujeres con la policía. Ni siquiera reconoce el enorme desequilibrio de poder entre un agente de policía y la persona a la que detiene», dijo el Partido por la Igualdad de las Mujeres en Twitter.

Una concejala liberal demócrata del municipio londinense de Sutton, Jenny Batt, tuiteó: «El hecho de que la Policía Metropolitana haya emitido este consejo demuestra hasta qué punto han fracasado y cuánta confianza y legitimidad han perdido entre las mujeres. La información que está saliendo a la luz sobre Couzens y sus interacciones con otros agentes agrava la situación. Necesitamos una revisión completa de los procedimientos de investigación de la policía».

«Tras su detención, como era de esperar, revisamos la investigación [de Couzens]. Esta revisión confirmó que había superado los procesos de investigación. Sin embargo, también se descubrió que uno de los controles podría no haberse realizado correctamente», dijo la Policía en un comunicado de prensa el jueves.

La parlamentaria laborista de la oposición, Angela Rayner, tuiteó en respuesta al consejo: «¿Qué está pasando en la cúpula de la Policía Metropolitana? Dame fuerzas».

La respuesta del Gobierno

El viernes, el ministro británico de Asuntos Penales y Policiales dijo también que la gente debería interrogar a un agente vestido de civil y, en caso de duda, llamar a la Policía, ya que el servicio se enfrenta a una ola de desconfianza pública tras el asesinato de Sarah Everard.

En declaraciones a Sky News, Kit Malthouse dijo: «Si alguien tiene alguna duda sobre un agente de policía, evidentemente debe interrogarlo sobre lo que está haciendo y por qué lo hace. Si hay alguna duda, deben pedir hablar con la sala de control utilizando la radio del agente o, en caso de duda, llamar al 999 y hacer una pregunta».

Los agentes «rara vez se despliegan solos» y sería «perfectamente razonable» que cualquier persona a la que se acerque un agente solo «busque tranquilidad», dijo. «Me temo que ahí es donde hemos llegado», añadió.

El ministro también defendió a la comisaria de la Policía Metropolitana, Cressida Dick, que está siendo presionada para que dimita, dada la mala conducta del cuerpo bajo su supervisión, en particular en la gestión del caso de Everard y la respuesta de la Policía.

(CNN) — La Policía Metropolitana de Londres ha dado consejos a las mujeres a las que se les acerquen agentes de policía solitarios tras el asesinato de Sarah Everard, entre ellos, que corran «a una casa», «hagan señas a un autobús» o llamen a la Policía al 999 si no creen que el agente es «quien dice ser» después de interrogarla.

Los fiscales declararon que Everard se dirigía a su casa de Londres, el 3 de marzo, cuando el agente de policía Wayne Couzens –en ese momento en servicio activo– utilizó su identificación policial y sus esposas para engañarla y hacerla subir a su coche con el pretexto de que había infringido las normas sanitarias contra el covid-19. Esa misma noche la violó y la estranguló con su cinturón de policía.

Aumenta un 8% el feminicidio en México de enero a agosto respecto al mismo periodo de 2020 Couzens fue condenado el jueves a cadena perpetua para toda la vida, que es una pena muy inusual en el Reino Unido y se reserva para delitos excepcionalmente graves. Significa que el sentenciado nunca será considerado para la libertad condicional, como en la cadena perpetua común. Patrullajes en ropa de civil

En una rueda de prensa celebrada el jueves, el subcomisario de la Policía Metropolitana, Nick Ephgrave, declaró: «La mayoría de los agentes de la Policía Metropolitana patrullan y realizan su trabajo de uniforme en compañía de otros policías».

Esta foto de archivo sin fecha emitida por la Policía Metropolitana de Londres muestra a Sarah Everard. (Crédito: Policía Metropolitana de Londres vía AP)

Añadió que, aunque a veces los agentes patrullan en ropa de civil, los agentes que trabajan de esta manera son «casi invariablemente… desplegados en parejas o en grupos más grandes».

«Es muy inusual que un agente de policía vestido de civil se despliegue solo, y aún más inusual que se relacione con un miembro del público por su cuenta», dijo Ephgrave.

La Policía añadió en una declaración escrita, el jueves, que si alguien es abordado por un agente vestido de civil que se encuentra solo, debe «buscar más garantías sobre la identificación y las intenciones de ese agente», haciendo «algunas preguntas muy inquisitivas a ese agente».

Recomendaciones ante un caso sospechoso

Las preguntas recomendadas son: «¿Dónde están sus colegas? ¿De dónde viene? ¿Por qué está aquí? ¿Exactamente por qué me está deteniendo o hablando?».

El comunicado añade que las personas abordadas deben «tratar de buscar alguna verificación independiente de lo que dicen, si tienen una radio pedir escuchar la voz del operador, incluso pedir hablar a través de la radio con el operador para decir quién eres y para que verifiquen que estás con un agente genuino, actuando legítimamente».

Un agente de policía se encuentra en un cordón en Consort Road donde están investigando el tiroteo de Sasha Johnson, el 24 de mayo de 2021, en Londres. (Crédito: Chris J Ratcliffe/Getty Images)

«Si después de todo eso te sientes en peligro real e inminente y no crees que el agente es quien dice ser, por la razón que sea, entonces yo diría que debes buscar ayuda: gritando a un transeúnte, corriendo a una casa, llamando a una puerta, haciendo señas a un autobús para que baje o, si estás en condiciones de hacerlo, llamando al 999».

Sin embargo, la Policía Metropolitana ha sido criticada por algunos grupos de defensa de los derechos de la mujer y parlamentarios de la oposición por estos consejos.

Críticas a la Policía de Londres

«La declaración de la Policía de Londres, y este consejo en particular, muestra una falta fundamental de comprensión de la cuestión de la seguridad de las mujeres con la policía. Ni siquiera reconoce el enorme desequilibrio de poder entre un agente de policía y la persona a la que detiene», dijo el Partido por la Igualdad de las Mujeres en Twitter.

Una concejala liberal demócrata del municipio londinense de Sutton, Jenny Batt, tuiteó: «El hecho de que la Policía Metropolitana haya emitido este consejo demuestra hasta qué punto han fracasado y cuánta confianza y legitimidad han perdido entre las mujeres. La información que está saliendo a la luz sobre Couzens y sus interacciones con otros agentes agrava la situación. Necesitamos una revisión completa de los procedimientos de investigación de la policía».

«Tras su detención, como era de esperar, revisamos la investigación [de Couzens]. Esta revisión confirmó que había superado los procesos de investigación. Sin embargo, también se descubrió que uno de los controles podría no haberse realizado correctamente», dijo la Policía en un comunicado de prensa el jueves.

La parlamentaria laborista de la oposición, Angela Rayner, tuiteó en respuesta al consejo: «¿Qué está pasando en la cúpula de la Policía Metropolitana? Dame fuerzas».

La respuesta del Gobierno

El viernes, el ministro británico de Asuntos Penales y Policiales dijo también que la gente debería interrogar a un agente vestido de civil y, en caso de duda, llamar a la Policía, ya que el servicio se enfrenta a una ola de desconfianza pública tras el asesinato de Sarah Everard.

En declaraciones a Sky News, Kit Malthouse dijo: «Si alguien tiene alguna duda sobre un agente de policía, evidentemente debe interrogarlo sobre lo que está haciendo y por qué lo hace. Si hay alguna duda, deben pedir hablar con la sala de control utilizando la radio del agente o, en caso de duda, llamar al 999 y hacer una pregunta».

Los agentes «rara vez se despliegan solos» y sería «perfectamente razonable» que cualquier persona a la que se acerque un agente solo «busque tranquilidad», dijo. «Me temo que ahí es donde hemos llegado», añadió.

El ministro también defendió a la comisaria de la Policía Metropolitana, Cressida Dick, que está siendo presionada para que dimita, dada la mala conducta del cuerpo bajo su supervisión, en particular en la gestión del caso de Everard y la respuesta de la Policía.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver