Por qué el 19 de octubre podría ser un día catastrófico para la economía de Estados Unidos

Nueva York (CNN Business) — Estados Unidos podría estar a solo unas semanas de incumplir con su deuda por primera vez.

El límite de deuda de US$ 28,4 billones se restableció el 1 de agosto. Desde entonces, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha mantenido a flote las finanzas del país mediante maniobras contables de emergencia. Estas, conocidas como «medidas extraordinarias», permiten al Gobierno pedir prestados fondos adicionales sin superar el límite de la deuda.

Pero Yellen advirtió a los legisladores esta semana que si el Congreso no eleva o suspende el techo de la deuda, el Gobierno federal agotará esas medidas extraordinarias para el 18 de octubre.

«En ese momento, esperamos que el Tesoro se quede con recursos muy limitados que se agotarían rápidamente», escribió Yellen en una carta al Congreso. «Es incierto si continuaremos cumpliendo con todos los compromisos de la nación después de esa fecha».

Esa es una fecha anticipada que la que había dado Yellen previamente, cuando dijo que esto sucedería en algún momento de octubre.

Esta llamada fecha «X» debe ser vista como una mejor suposición por parte del Tesoro, no como una fecha límite fija basada en la ciencia exacta. En otras palabras, Estados Unidos podría alcanzar el techo de la deuda días antes o días después del 18 de octubre.

El Congreso de EE.UU. aprueba un proyecto de ley de financiación para evitar el cierre del gobierno

Hay muchas, muchas piezas móviles aquí. La propia Yellen advirtió que la fecha «X» «puede avanzar o retroceder impredeciblemente».

Y teniendo en cuenta lo que está en juego –Jamie Dimon advirtió que un incumplimiento causaría una «catástrofe en cascada de proporciones increíbles y afectaría a Estados Unidos durante 100 años»– sería riesgoso para el Congreso acercarse demasiado a la fecha «X», y mucho menos más allá.

¿Hay margen de maniobra? Quizá

Por supuesto, los secretarios del Tesoro tienen un largo historial de darse margen de maniobra cuando anuncian una fecha «X», en caso de que el Congreso supere esa fecha. Eso es lo que sucedió en 2011: Washington no incumplió entonces, pero el retraso le costó a Estados Unidos su calificación crediticia perfecta de S&P y sacudió los mercados financieros.

Es la misma idea que decirle a alguien que llega tarde crónicamente que la cena es dos horas antes de lo programado, solo para asegurarse de que llegue a tiempo.

Existe cierto debate sobre cuánto margen de maniobra le está dando Yellen al Congreso esta vez.

A Yellen se le preguntó en una audiencia el jueves «qué sucede el 19 de octubre» y su respuesta indica que podría haber un poco de margen, pero no mucho.

«Simplemente estamos en una situación imposible en la que será imposible para el Tesoro ese día, o unos días después… Tendremos recursos muy limitados», dijo Yellen. «Se agotará rápidamente. No podremos pagar todas las facturas del Gobierno».

Sin embargo, la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), no partidista, emitió un informe el martes que sugiere que puede haber tiempo adicional después del 18 de octubre para que los legisladores eviten un incumplimiento catastrófico.

La CBO proyecta que si el límite de deuda permanece sin cambios, la capacidad del Tesoro de pedir prestado utilizando medidas extraordinarias se agotará y «muy probablemente se quedará sin efectivo cerca de fines de octubre o principios de noviembre». Eso no ha cambiado con respecto a la estimación anterior de la CBO en julio.

La CBO advierte que después de que eso suceda, el Gobierno federal sería «incapaz de pagar sus obligaciones en su totalidad y retrasaría los pagos de algunas actividades, el incumplimiento de sus obligaciones de deuda o ambos».

A medida que los precios del gas natural se disparan, la gente está considerando alternativas a la calefacción de sus hogares. Esto es lo que debes saber Zandi dice que la fecha «X»es alrededor del 20 de octubre

Sin embargo, otros piensan que hay mucho menos tiempo.

Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, dijo a CNN el miércoles que Yellen «probablemente sea algo conservadora», pero no demasiado.

«No me sorprendería que fuera uno o dos días después del 18», dijo Zandi. «Estoy estimando el 20».

Eso implica un poco de margen de maniobra, pero no mucho, ciertamente no tanto como en 2011. Zandi dijo el jueves que no cambiará su estimación, a pesar de la opinión más optimista de la CBO.

Muy difícil de predecir

El problema es que concretar una fecha «X» precisa es inusualmente difícil hoy porque hay incluso más piezas en movimiento que durante los enfrentamientos anteriores por el techo de la deuda.

Más allá de los desembolsos habituales para elementos, como el Seguro Social, Medicare y contratos de defensa, el Tesoro está haciendo grandes pagos para los programas de ayuda en caso de desastre y de covid.

Al mismo tiempo, los ingresos fiscales han sido más volátiles debido al impacto de la pandemia.

La inflación en EE.UU. disminuye. Algunos productos incluso están bajando de precio

«Por lo general, estas cosas no son muy difíciles de predecir. Pero en este momento, lo son», dijo Thomas Simons, economista sénior de Mercado Monetario de Jefferies. «La variación en los flujos de efectivo diarios es tan alta en relación con el precedente histórico».

Yellen señaló que el flujo de efectivo bruto diario del Gobierno promedió era de casi US$ 50.000 millones por día durante el año pasado e incluso superó los US$ 300.000 millones.

«Aterradoramente cerca de quedarse sin efectivo»

Como Yellen, algunos en Wall Street están adelantando el momento en que el Gobierno podría incumplir.

Tan recientemente como el 10 de septiembre, Jefferies proyectó que el Tesoro podría evitar el incumplimiento hasta el 10 al 15 de noviembre, con base en proyecciones de saldos de efectivo y datos actualizados sobre medidas extraordinarias.

«Desde entonces, las cosas han cambiado», escribió Simons en una nota a los clientes, el martes.

En particular, Simons señaló que la posición de caja del Tesoro «ha disminuido más rápido de lo que esperábamos a lo largo de septiembre».

Esa nunca es una buena señal de dirigirse a un punto muerto en el techo de la deuda.

¿Por qué se enfrentan demócratas y republicanos en el Congreso por el techo de la deuda?

Simons dijo que los saldos de caja del Tesoro están empezando a ser «muy bajos» para el 18 de octubre. «Estamos más o menos de acuerdo con Yellen», escribió Simons en un informe titulado «Yellen señala el 18 de octubre… y creemos que lo dice en serio esta vez».

Cuando se le preguntó, el jueves, sobre el informe de la CBO, Simons admitió que hay mucha incertidumbre y dijo que el pronóstico de la CBO le da un poco más de esperanza, pero no mucha.

«Sigo pensando que a mediados de octubre, el Tesoro estará terriblemente cerca de quedarse sin efectivo», dijo Simons a CNN. «Todavía estoy muy preocupado por lo que sucederá a mediados del próximo mes».

Nueva York (CNN Business) — Estados Unidos podría estar a solo unas semanas de incumplir con su deuda por primera vez.

El límite de deuda de US$ 28,4 billones se restableció el 1 de agosto. Desde entonces, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha mantenido a flote las finanzas del país mediante maniobras contables de emergencia. Estas, conocidas como «medidas extraordinarias», permiten al Gobierno pedir prestados fondos adicionales sin superar el límite de la deuda.

Pero Yellen advirtió a los legisladores esta semana que si el Congreso no eleva o suspende el techo de la deuda, el Gobierno federal agotará esas medidas extraordinarias para el 18 de octubre.

«En ese momento, esperamos que el Tesoro se quede con recursos muy limitados que se agotarían rápidamente», escribió Yellen en una carta al Congreso. «Es incierto si continuaremos cumpliendo con todos los compromisos de la nación después de esa fecha».

Esa es una fecha anticipada que la que había dado Yellen previamente, cuando dijo que esto sucedería en algún momento de octubre.

Esta llamada fecha «X» debe ser vista como una mejor suposición por parte del Tesoro, no como una fecha límite fija basada en la ciencia exacta. En otras palabras, Estados Unidos podría alcanzar el techo de la deuda días antes o días después del 18 de octubre.

El Congreso de EE.UU. aprueba un proyecto de ley de financiación para evitar el cierre del gobierno

Hay muchas, muchas piezas móviles aquí. La propia Yellen advirtió que la fecha «X» «puede avanzar o retroceder impredeciblemente».

Y teniendo en cuenta lo que está en juego –Jamie Dimon advirtió que un incumplimiento causaría una «catástrofe en cascada de proporciones increíbles y afectaría a Estados Unidos durante 100 años»– sería riesgoso para el Congreso acercarse demasiado a la fecha «X», y mucho menos más allá.

¿Hay margen de maniobra? Quizá

Por supuesto, los secretarios del Tesoro tienen un largo historial de darse margen de maniobra cuando anuncian una fecha «X», en caso de que el Congreso supere esa fecha. Eso es lo que sucedió en 2011: Washington no incumplió entonces, pero el retraso le costó a Estados Unidos su calificación crediticia perfecta de S&P y sacudió los mercados financieros.

Es la misma idea que decirle a alguien que llega tarde crónicamente que la cena es dos horas antes de lo programado, solo para asegurarse de que llegue a tiempo.

Existe cierto debate sobre cuánto margen de maniobra le está dando Yellen al Congreso esta vez.

A Yellen se le preguntó en una audiencia el jueves «qué sucede el 19 de octubre» y su respuesta indica que podría haber un poco de margen, pero no mucho.

«Simplemente estamos en una situación imposible en la que será imposible para el Tesoro ese día, o unos días después… Tendremos recursos muy limitados», dijo Yellen. «Se agotará rápidamente. No podremos pagar todas las facturas del Gobierno».

Sin embargo, la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), no partidista, emitió un informe el martes que sugiere que puede haber tiempo adicional después del 18 de octubre para que los legisladores eviten un incumplimiento catastrófico.

La CBO proyecta que si el límite de deuda permanece sin cambios, la capacidad del Tesoro de pedir prestado utilizando medidas extraordinarias se agotará y «muy probablemente se quedará sin efectivo cerca de fines de octubre o principios de noviembre». Eso no ha cambiado con respecto a la estimación anterior de la CBO en julio.

La CBO advierte que después de que eso suceda, el Gobierno federal sería «incapaz de pagar sus obligaciones en su totalidad y retrasaría los pagos de algunas actividades, el incumplimiento de sus obligaciones de deuda o ambos».

A medida que los precios del gas natural se disparan, la gente está considerando alternativas a la calefacción de sus hogares. Esto es lo que debes saber Zandi dice que la fecha «X»es alrededor del 20 de octubre

Sin embargo, otros piensan que hay mucho menos tiempo.

Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, dijo a CNN el miércoles que Yellen «probablemente sea algo conservadora», pero no demasiado.

«No me sorprendería que fuera uno o dos días después del 18», dijo Zandi. «Estoy estimando el 20».

Eso implica un poco de margen de maniobra, pero no mucho, ciertamente no tanto como en 2011. Zandi dijo el jueves que no cambiará su estimación, a pesar de la opinión más optimista de la CBO.

Muy difícil de predecir

El problema es que concretar una fecha «X» precisa es inusualmente difícil hoy porque hay incluso más piezas en movimiento que durante los enfrentamientos anteriores por el techo de la deuda.

Más allá de los desembolsos habituales para elementos, como el Seguro Social, Medicare y contratos de defensa, el Tesoro está haciendo grandes pagos para los programas de ayuda en caso de desastre y de covid.

Al mismo tiempo, los ingresos fiscales han sido más volátiles debido al impacto de la pandemia.

La inflación en EE.UU. disminuye. Algunos productos incluso están bajando de precio

«Por lo general, estas cosas no son muy difíciles de predecir. Pero en este momento, lo son», dijo Thomas Simons, economista sénior de Mercado Monetario de Jefferies. «La variación en los flujos de efectivo diarios es tan alta en relación con el precedente histórico».

Yellen señaló que el flujo de efectivo bruto diario del Gobierno promedió era de casi US$ 50.000 millones por día durante el año pasado e incluso superó los US$ 300.000 millones.

«Aterradoramente cerca de quedarse sin efectivo»

Como Yellen, algunos en Wall Street están adelantando el momento en que el Gobierno podría incumplir.

Tan recientemente como el 10 de septiembre, Jefferies proyectó que el Tesoro podría evitar el incumplimiento hasta el 10 al 15 de noviembre, con base en proyecciones de saldos de efectivo y datos actualizados sobre medidas extraordinarias.

«Desde entonces, las cosas han cambiado», escribió Simons en una nota a los clientes, el martes.

En particular, Simons señaló que la posición de caja del Tesoro «ha disminuido más rápido de lo que esperábamos a lo largo de septiembre».

Esa nunca es una buena señal de dirigirse a un punto muerto en el techo de la deuda.

¿Por qué se enfrentan demócratas y republicanos en el Congreso por el techo de la deuda?

Simons dijo que los saldos de caja del Tesoro están empezando a ser «muy bajos» para el 18 de octubre. «Estamos más o menos de acuerdo con Yellen», escribió Simons en un informe titulado «Yellen señala el 18 de octubre… y creemos que lo dice en serio esta vez».

Cuando se le preguntó, el jueves, sobre el informe de la CBO, Simons admitió que hay mucha incertidumbre y dijo que el pronóstico de la CBO le da un poco más de esperanza, pero no mucha.

«Sigo pensando que a mediados de octubre, el Tesoro estará terriblemente cerca de quedarse sin efectivo», dijo Simons a CNN. «Todavía estoy muy preocupado por lo que sucederá a mediados del próximo mes».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver