La isla Moskito de Richard Branson estrena dos nuevas fincas de lujo a US$ 19.000 la noche

(CNN) — No será barata, pero la nueva isla privada de Richard Branson en las Islas Vírgenes Británicas, en la que puedes alojarte en una lujosa villa con un chef privado y un gerente residente que crea un itinerario «hiperpersonalizado» para cada huésped, es de lo que están hechos los sueños y las listas de deseos.
El multimillonario británico Branson, que fue noticia en julio por su viaje espacial en su cohete Virgin Galactic, inauguró este viernes la isla Moskito su segunda isla privada en las Islas Vírgenes Británicas.

Situada a tres kilómetros del mar Caribe de su famosa isla hermana, Necker, la isla Moskito se extiende a lo largo de 50 hectáreas y ofrecerá diez fincas privadas, algunas de ellas disponibles para su alquiler a través de Virgin Limited Edition, la colección global de alquileres y hoteles de lujo de Branson.

A 35 minutos de vuelo desde San Juan o a 80 minutos de vuelo desde Antigua hasta el aeropuerto de Tórtola, más un corto trayecto en barco, la isla Moskito contiene una zona de esparcimiento en su lado este, con una casa de playa; piscina infinita y bar; un pabellón de tenis con dos pistas, gradas y un gimnasio; un centro de deportes acuáticos y un comedor.

El centro de deportes acuáticos ofrece vela, kite surf y kite boarding, stand-up paddle boarding, esquí acuático y wakeboarding, esnórquel y buceo.

La propia finca de Branson en la isla Moskito, llamada, como es lógico, Branson Estate, estará disponible para su alquiler en enero de 2020; las fincas que se inaugurarán el viernes son Oasis Estate y Point Estate.

La finca Oasis ofrece vistas de 360 grados al mar Caribe y a las islas vecinas.
Virgin Limited Edition

Dos nuevas propiedades de lujo

La finca Oasis, situada en el pico más alto de la isla Moskito, ofrece vistas panorámicas de 360 grados de las islas cercanas y del mar Caribe, y se extiende por 1.625 metros cuadrados. Su casa principal de seis dormitorios cuenta con una suite principal con vistas de 270 grados; cada dormitorio tiene un baño en suite con bañera y ducha tanto en el interior como en el exterior. También hay tres habitaciones de huéspedes junto al agua con vistas al Caribe y a Virgen Gorda desde sus terrazas privadas.

The Point Estate, en el lado suroeste de Moskito, se extiende a lo largo de 1.483 metros cuadrados y está construido justo al borde del acantilado; su comedor al aire libre, junto al mar, ofrece las mejores vistas de Moskito de las espectaculares puestas de sol de las Islas Vírgenes Británicas. Con siete villas en la ladera que ofrecen un total de ocho dormitorios, incluidos dos dormitorios principales y una habitación infantil con ocho literas, esta finca puede alojar hasta 22 huéspedes.

La finca Point se extiende por 1.483 metros cuadrados
Adam Slama/Virgin Limited Edition

Branson Estate, la finca más grande de la isla, se extiende a lo largo de 1.765 metros cuadrados y tiene su propia playa privada. Contiene tres villas: Headland House, inspirada en la hija de Branson, Holly, de 39 años, directora de propósitos del Grupo Virgin; Beach Villa; y Mangrove Villa, inspirada en el hijo de Branson, Sam, de 36 años, fundador de Sundog Pictures, una productora de Londres. En total, estas villas ofrecen 11 habitaciones para un máximo de 22 huéspedes. Cada villa está elevada para aprovechar al máximo las vistas de la isla, y cada una tiene su propia cocina, estancia, piscina infinita y jacuzzi.

Algunas de las otras siete fincas de la isla se ofrecerán en alquiler a partir del año que viene.

Branson y los propietarios de las fincas privadas son propietarios individuales de sus fincas y copropietarios de la isla. Branson es el único propietario de la isla Necker, que compró por US$ 180.000 en 1979 y convirtió en un complejo turístico privado en 1983; también es copropietario de la isla Makepeace, un complejo turístico de lujo en Australia.

Las propiedades cuentan con una serie de playas aisladas, comidas personalizadas y alojamientos ultralujosos.
Virgin Limited Edition

Las fincas hospedarán a grandes grupos… por un precio

A diferencia de la isla Necker, que, en su mayor parte, solo está disponible para uso exclusivo y cuyas 20 habitaciones deben ser alquiladas por un grupo de hasta 40 huéspedes durante toda una semana, las fincas de la isla Moskito están disponibles individualmente. Cada una debe ser alquilada por un grupo durante un mínimo de cuatro noches.

Como es lógico, las lujosas estancias de la isla Moskito no son baratas: las tarifas comienzan en US$ 17.500 por noche en la finca Point para un máximo de 16 huéspedes, con un mínimo de cuatro noches. La finca Oasis cuesta a partir de US$ 19.000 la noche. (Estas tarifas son una ganga en comparación con las de la isla Necker): una estancia en Necker comienza actualmente en US$ 105.000, con un mínimo de una semana).

Naturalmente, una estancia en una finca de Moskito ofrecerá a los huéspedes el máximo lujo: antes de que lleguen, serán contactados por el gerente de su finca, que supervisa toda la estancia de los huéspedes, asegurándose de que cada aspecto de la misma esté diseñado individualmente, incluso antes de la llegada. Los huéspedes reciben formularios de preferencias antes de su llegada en los que se les pregunta por sus opciones de comida y bebida y por las actividades en las que les gustaría participar durante su estancia.

El gerente trabaja hombro a hombro con el chef privado de la finca y el equipo de Moskito para asegurar lo que la isla denomina «hiperpersonalización de cada reserva». El personal de la finca coordina todos los detalles de la estancia de los huéspedes, incluidos los deportes acuáticos, la planificación de las comidas y las preferencias, los tratamientos de spa y las actividades como el tenis, las noches de juegos y las olimpiadas en la playa.

Una amplia piscina bordea las habitaciones de la finca Oasis.
Adam Slama/Virgin Limited Edition

Muy privado y exclusivo

Jon Brown, CEO de Virgin Limited Edition, califica a Moskito como «la nueva joya del Caribe, una escapada verdaderamente única en su género en la que los visitantes pueden disfrutar de los lujos de los entornos más impresionantes y vírgenes, al tiempo que cuentan con la comodidad y el lujo de una hermosa casa privada al centro de todo».

«Cuando Richard compró la isla en 2007, pudo inspirarse en su querida isla Necker e inspirarse en algunos de los increíbles diseños y cualidades que la han convertido en el éxito que es hoy. Pero lo que hace que Moskito sea tan maravillosamente diferente es su personalidad y encanto, resultado no solo de la visión de Richard para la isla, sino también de la fusión de otros propietarios, sus ideas y su visión única para la isla», añadió Brown.

¿Tienes ganas de viajar a la playa? Estas son las 5 mejores en América Latina y el Caribe

Kenton Jones, director regional de las Islas Vírgenes Británicas para Virgin Limited Edition, cree que la experiencia en la isla Moskito «será muy privada y exclusiva, con un énfasis en el entorno natural y las experiencias en la isla, lo que resulta atractivo para los huéspedes durante el estado actual del mundo y de la industria de los viajes».

Otro atractivo, según Jones, son los estrictos protocolos de covid de las Islas Vírgenes Británicas: los visitantes vacunados deben someterse a una prueba de antígenos a su llegada, mientras que los que están parcialmente vacunados o no lo están deben someterse a una prueba PCR a su llegada y deben presentar una solicitud a través del portal de viajes BVI Gateway.

Según Jones, Moskito será una «escapada perfecta» para grupos o familias numerosas, así como para bodas, lunas de miel, eventos corporativos y cumbres, por supuesto, si los miembros del grupo son lo suficientemente adinerados como para no desanimarse por los lujosos precios de Moskito.

(CNN) — No será barata, pero la nueva isla privada de Richard Branson en las Islas Vírgenes Británicas, en la que puedes alojarte en una lujosa villa con un chef privado y un gerente residente que crea un itinerario «hiperpersonalizado» para cada huésped, es de lo que están hechos los sueños y las listas de deseos.
El multimillonario británico Branson, que fue noticia en julio por su viaje espacial en su cohete Virgin Galactic, inauguró este viernes la isla Moskito su segunda isla privada en las Islas Vírgenes Británicas.

Situada a tres kilómetros del mar Caribe de su famosa isla hermana, Necker, la isla Moskito se extiende a lo largo de 50 hectáreas y ofrecerá diez fincas privadas, algunas de ellas disponibles para su alquiler a través de Virgin Limited Edition, la colección global de alquileres y hoteles de lujo de Branson.

A 35 minutos de vuelo desde San Juan o a 80 minutos de vuelo desde Antigua hasta el aeropuerto de Tórtola, más un corto trayecto en barco, la isla Moskito contiene una zona de esparcimiento en su lado este, con una casa de playa; piscina infinita y bar; un pabellón de tenis con dos pistas, gradas y un gimnasio; un centro de deportes acuáticos y un comedor.

El centro de deportes acuáticos ofrece vela, kite surf y kite boarding, stand-up paddle boarding, esquí acuático y wakeboarding, esnórquel y buceo.

La propia finca de Branson en la isla Moskito, llamada, como es lógico, Branson Estate, estará disponible para su alquiler en enero de 2020; las fincas que se inaugurarán el viernes son Oasis Estate y Point Estate.

La finca Oasis ofrece vistas de 360 grados al mar Caribe y a las islas vecinas.
Virgin Limited Edition

Dos nuevas propiedades de lujo

La finca Oasis, situada en el pico más alto de la isla Moskito, ofrece vistas panorámicas de 360 grados de las islas cercanas y del mar Caribe, y se extiende por 1.625 metros cuadrados. Su casa principal de seis dormitorios cuenta con una suite principal con vistas de 270 grados; cada dormitorio tiene un baño en suite con bañera y ducha tanto en el interior como en el exterior. También hay tres habitaciones de huéspedes junto al agua con vistas al Caribe y a Virgen Gorda desde sus terrazas privadas.

The Point Estate, en el lado suroeste de Moskito, se extiende a lo largo de 1.483 metros cuadrados y está construido justo al borde del acantilado; su comedor al aire libre, junto al mar, ofrece las mejores vistas de Moskito de las espectaculares puestas de sol de las Islas Vírgenes Británicas. Con siete villas en la ladera que ofrecen un total de ocho dormitorios, incluidos dos dormitorios principales y una habitación infantil con ocho literas, esta finca puede alojar hasta 22 huéspedes.

La finca Point se extiende por 1.483 metros cuadrados
Adam Slama/Virgin Limited Edition

Branson Estate, la finca más grande de la isla, se extiende a lo largo de 1.765 metros cuadrados y tiene su propia playa privada. Contiene tres villas: Headland House, inspirada en la hija de Branson, Holly, de 39 años, directora de propósitos del Grupo Virgin; Beach Villa; y Mangrove Villa, inspirada en el hijo de Branson, Sam, de 36 años, fundador de Sundog Pictures, una productora de Londres. En total, estas villas ofrecen 11 habitaciones para un máximo de 22 huéspedes. Cada villa está elevada para aprovechar al máximo las vistas de la isla, y cada una tiene su propia cocina, estancia, piscina infinita y jacuzzi.

Algunas de las otras siete fincas de la isla se ofrecerán en alquiler a partir del año que viene.

Branson y los propietarios de las fincas privadas son propietarios individuales de sus fincas y copropietarios de la isla. Branson es el único propietario de la isla Necker, que compró por US$ 180.000 en 1979 y convirtió en un complejo turístico privado en 1983; también es copropietario de la isla Makepeace, un complejo turístico de lujo en Australia.

Las propiedades cuentan con una serie de playas aisladas, comidas personalizadas y alojamientos ultralujosos.
Virgin Limited Edition

Las fincas hospedarán a grandes grupos… por un precio

A diferencia de la isla Necker, que, en su mayor parte, solo está disponible para uso exclusivo y cuyas 20 habitaciones deben ser alquiladas por un grupo de hasta 40 huéspedes durante toda una semana, las fincas de la isla Moskito están disponibles individualmente. Cada una debe ser alquilada por un grupo durante un mínimo de cuatro noches.

Como es lógico, las lujosas estancias de la isla Moskito no son baratas: las tarifas comienzan en US$ 17.500 por noche en la finca Point para un máximo de 16 huéspedes, con un mínimo de cuatro noches. La finca Oasis cuesta a partir de US$ 19.000 la noche. (Estas tarifas son una ganga en comparación con las de la isla Necker): una estancia en Necker comienza actualmente en US$ 105.000, con un mínimo de una semana).

Naturalmente, una estancia en una finca de Moskito ofrecerá a los huéspedes el máximo lujo: antes de que lleguen, serán contactados por el gerente de su finca, que supervisa toda la estancia de los huéspedes, asegurándose de que cada aspecto de la misma esté diseñado individualmente, incluso antes de la llegada. Los huéspedes reciben formularios de preferencias antes de su llegada en los que se les pregunta por sus opciones de comida y bebida y por las actividades en las que les gustaría participar durante su estancia.

El gerente trabaja hombro a hombro con el chef privado de la finca y el equipo de Moskito para asegurar lo que la isla denomina «hiperpersonalización de cada reserva». El personal de la finca coordina todos los detalles de la estancia de los huéspedes, incluidos los deportes acuáticos, la planificación de las comidas y las preferencias, los tratamientos de spa y las actividades como el tenis, las noches de juegos y las olimpiadas en la playa.

Una amplia piscina bordea las habitaciones de la finca Oasis.
Adam Slama/Virgin Limited Edition

Muy privado y exclusivo

Jon Brown, CEO de Virgin Limited Edition, califica a Moskito como «la nueva joya del Caribe, una escapada verdaderamente única en su género en la que los visitantes pueden disfrutar de los lujos de los entornos más impresionantes y vírgenes, al tiempo que cuentan con la comodidad y el lujo de una hermosa casa privada al centro de todo».

«Cuando Richard compró la isla en 2007, pudo inspirarse en su querida isla Necker e inspirarse en algunos de los increíbles diseños y cualidades que la han convertido en el éxito que es hoy. Pero lo que hace que Moskito sea tan maravillosamente diferente es su personalidad y encanto, resultado no solo de la visión de Richard para la isla, sino también de la fusión de otros propietarios, sus ideas y su visión única para la isla», añadió Brown.

¿Tienes ganas de viajar a la playa? Estas son las 5 mejores en América Latina y el Caribe

Kenton Jones, director regional de las Islas Vírgenes Británicas para Virgin Limited Edition, cree que la experiencia en la isla Moskito «será muy privada y exclusiva, con un énfasis en el entorno natural y las experiencias en la isla, lo que resulta atractivo para los huéspedes durante el estado actual del mundo y de la industria de los viajes».

Otro atractivo, según Jones, son los estrictos protocolos de covid de las Islas Vírgenes Británicas: los visitantes vacunados deben someterse a una prueba de antígenos a su llegada, mientras que los que están parcialmente vacunados o no lo están deben someterse a una prueba PCR a su llegada y deben presentar una solicitud a través del portal de viajes BVI Gateway.

Según Jones, Moskito será una «escapada perfecta» para grupos o familias numerosas, así como para bodas, lunas de miel, eventos corporativos y cumbres, por supuesto, si los miembros del grupo son lo suficientemente adinerados como para no desanimarse por los lujosos precios de Moskito.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver