¿Con qué frecuencia debes lavar tus toallas? Un experto contesta

(CNN) — No hay nada como envolverse en una toalla tibia y esponjosa después de una ducha o un baño caliente.

Sin embargo, después de secarte, la toalla también se moja. Ahora es el hogar perfecto para los gérmenes. Ojalá estés colgando tu toalla para que se seque, pero eso no la mantiene limpia.

Es por eso que CNN recurrió a un experto para saber con qué frecuencia se deben lavar las toallas para evitar que nos ensucien, que es exactamente lo opuesto al uso previsto.

¿Con qué frecuencia debes lavar las sábanas? Más a menudo de lo que piensas

Lavar tus toallas al menos una vez a la semana. Esa es la regla general que recomendó Manal Mohammed, profesor de microbiología médica en la Universidad de Westminster en el Reino Unido.

¿Puedo reutilizar una toalla después de un uso?

Está bien utilizar una toalla varias veces antes de lavarla y secarla, y también es bueno para el medio ambiente.

Reutilizar las toallas varias veces es mejor para el medio ambiente y probablemente no es motivo de alarma. Pero tan pronto como notes algún olor extraño, definitivamente es hora de lavarla, ya que esto es una indicación del crecimiento de hongos y bacterias, dijo Mohammed.

«Las toallas no están limpias como crees y pueden transmitir gérmenes», dijo Mohammed.

Y durante la pandemia, cualquier persona infectada por covid-19 en tu hogar debe usar toallas separadas.

«No se sabe cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus en las toallas, pero es muy importante no compartir toallas con personas infectadas o personas que se aíslan por sí mismas en el hogar», comentó Mohammed.

¿Cómo terminan los gérmenes en las toallas?

Cada vez que usas o tocas una toalla, transfieres los gérmenes de tu cuerpo a esa toalla. Por eso se recomienda —incluso antes de la pandemia— lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos.

«Si no te lavas las manos correctamente —durante al menos 20 segundos— especialmente después de usar el baño, que está lleno de gérmenes, estos pueden transferirse fácilmente a la toalla», dijo Mohammed.

Y nuestras toallas pueden ensuciarse aún más en el lavado si no se hacen correctamente.

Lavar toallas con artículos de alto riesgo, como la ropa interior que es más probable que contenga rastros de heces o bacterias de infecciones genitales, puede aumentar las posibilidades de que nuestras toallas no estén tan limpias como nos gustaría. Por esta misma razón, las toallas nunca deben lavarse con artículos muy sucios o con fluidos corporales como el vómito.

Así como el lavado adecuado es importante para una toalla limpia, también lo es el secado adecuado después de su uso. No permitir que las toallas se sequen por completo puede crear un entorno excelente para el crecimiento de bacterias.

«Las toallas húmedas y usadas en los baños húmedos estimulan el crecimiento microbiano», dijo. «Aunque la mayoría de estos gérmenes a menudo son inofensivos, algunos de ellos (incluyendo a la bacteria Staphylococcus) pueden causar infecciones y problemas de salud, especialmente en personas con heridas en la piel y personas inmunodeprimidas».

¿Qué tan sucias realmente están nuestras toallas?

Mantener tus toallas colgadas y ventiladas; ya que estas pueden esparcir todo tipo de cosas desagradables si permanecen húmedas entre usos.

Los hongos, incluyendo el patógeno que causa la tinea cruris (tiña inguinal), pueden propagarse a través de las toallas compartidas, según Mohammed. Los hongos dermatofitos, como los que causan el pie de atleta, pueden provocar infecciones en cortes o piel sensible.

«¡No se emocionen cuando los atletas le arrojen sus toallas!» comentó Mohammed.

Algunas infecciones pueden ser incluso más graves, como la bacteria Staphylococcus. Si bien normalmente vive en nuestra piel, si las bacterias ingresan a través de una herida, la infección resultante es resistente a los antibióticos.

Las toallas también pueden propagar las bacterias que causan el acné. Mohammed aconseja evitar esto al no compartir toallas con otras personas. La conjuntivitis también se puede propagar ya que la tela entra en contacto con la cara y los ojos.

Dado a que las toallas se guardan justo al lado de uno de los lugares con más gérmenes de su hogar, el inodoro, no debería ser la mayor sorpresa que a veces lo que descargamos en el inodoro termine en nuestras toallas. Los coliformes, como E. coli, pueden transferirse a las toallas debido a esto.

Estas bacterias normalmente viven en nuestro tracto gastrointestinal y están asociadas con la materia fecal y pueden causar intoxicación alimentaria e infecciones del tracto urinario.

Lavar los paños de cocina separados de los paños de baño también reduce el riesgo de propagación de bacterias.

Un estudio de 2014 sobre paños de cocina encontró que el 89% albergaba bacterias coliformes y el 25% tenía E. coli. Las toallas se recolectaron de hogares en cinco ciudades importantes de Estados Unidos y Canadá.

¿Por qué usar hilo dental protege tu salud mental? 0:33Mantener las toallas limpias

Para empezar, no compartas toallas siempre que sea posible. Las toallas que se comparten, como las toallas de mano, deben reemplazarse por una toalla limpia todos los días.

Lava tus toallas sin ningún otro artículo si es posible, o al menos no con artículos de alto riesgo como ropa interior.

Usa agua caliente para lavar las toallas para asegurarte de eliminar los gérmenes.

Mohammed sugiere lavarlos en la opción «caliente» de tu lavadora. Idealmente, esto es 60 ° C, pero ella dice que «cuanto más caliente el lavado, mejor». Si están particularmente sucias, incluso puedes lavarlos a 90 ° C. Si usas productos a base de cloro, puedes lavarlos a 40 ° C.

Después de que las toallas salgan del lavado y entre cada uso, asegúrate de que estén completamente secas.

(CNN) — No hay nada como envolverse en una toalla tibia y esponjosa después de una ducha o un baño caliente.

Sin embargo, después de secarte, la toalla también se moja. Ahora es el hogar perfecto para los gérmenes. Ojalá estés colgando tu toalla para que se seque, pero eso no la mantiene limpia.

Es por eso que CNN recurrió a un experto para saber con qué frecuencia se deben lavar las toallas para evitar que nos ensucien, que es exactamente lo opuesto al uso previsto.

¿Con qué frecuencia debes lavar las sábanas? Más a menudo de lo que piensas

Lavar tus toallas al menos una vez a la semana. Esa es la regla general que recomendó Manal Mohammed, profesor de microbiología médica en la Universidad de Westminster en el Reino Unido.

¿Puedo reutilizar una toalla después de un uso?

Está bien utilizar una toalla varias veces antes de lavarla y secarla, y también es bueno para el medio ambiente.

Reutilizar las toallas varias veces es mejor para el medio ambiente y probablemente no es motivo de alarma. Pero tan pronto como notes algún olor extraño, definitivamente es hora de lavarla, ya que esto es una indicación del crecimiento de hongos y bacterias, dijo Mohammed.

«Las toallas no están limpias como crees y pueden transmitir gérmenes», dijo Mohammed.

Y durante la pandemia, cualquier persona infectada por covid-19 en tu hogar debe usar toallas separadas.

«No se sabe cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus en las toallas, pero es muy importante no compartir toallas con personas infectadas o personas que se aíslan por sí mismas en el hogar», comentó Mohammed.

¿Cómo terminan los gérmenes en las toallas?

Cada vez que usas o tocas una toalla, transfieres los gérmenes de tu cuerpo a esa toalla. Por eso se recomienda —incluso antes de la pandemia— lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos.

«Si no te lavas las manos correctamente —durante al menos 20 segundos— especialmente después de usar el baño, que está lleno de gérmenes, estos pueden transferirse fácilmente a la toalla», dijo Mohammed.

Y nuestras toallas pueden ensuciarse aún más en el lavado si no se hacen correctamente.

Lavar toallas con artículos de alto riesgo, como la ropa interior que es más probable que contenga rastros de heces o bacterias de infecciones genitales, puede aumentar las posibilidades de que nuestras toallas no estén tan limpias como nos gustaría. Por esta misma razón, las toallas nunca deben lavarse con artículos muy sucios o con fluidos corporales como el vómito.

Así como el lavado adecuado es importante para una toalla limpia, también lo es el secado adecuado después de su uso. No permitir que las toallas se sequen por completo puede crear un entorno excelente para el crecimiento de bacterias.

«Las toallas húmedas y usadas en los baños húmedos estimulan el crecimiento microbiano», dijo. «Aunque la mayoría de estos gérmenes a menudo son inofensivos, algunos de ellos (incluyendo a la bacteria Staphylococcus) pueden causar infecciones y problemas de salud, especialmente en personas con heridas en la piel y personas inmunodeprimidas».

¿Qué tan sucias realmente están nuestras toallas?

Mantener tus toallas colgadas y ventiladas; ya que estas pueden esparcir todo tipo de cosas desagradables si permanecen húmedas entre usos.

Los hongos, incluyendo el patógeno que causa la tinea cruris (tiña inguinal), pueden propagarse a través de las toallas compartidas, según Mohammed. Los hongos dermatofitos, como los que causan el pie de atleta, pueden provocar infecciones en cortes o piel sensible.

«¡No se emocionen cuando los atletas le arrojen sus toallas!» comentó Mohammed.

Algunas infecciones pueden ser incluso más graves, como la bacteria Staphylococcus. Si bien normalmente vive en nuestra piel, si las bacterias ingresan a través de una herida, la infección resultante es resistente a los antibióticos.

Las toallas también pueden propagar las bacterias que causan el acné. Mohammed aconseja evitar esto al no compartir toallas con otras personas. La conjuntivitis también se puede propagar ya que la tela entra en contacto con la cara y los ojos.

Dado a que las toallas se guardan justo al lado de uno de los lugares con más gérmenes de su hogar, el inodoro, no debería ser la mayor sorpresa que a veces lo que descargamos en el inodoro termine en nuestras toallas. Los coliformes, como E. coli, pueden transferirse a las toallas debido a esto.

Estas bacterias normalmente viven en nuestro tracto gastrointestinal y están asociadas con la materia fecal y pueden causar intoxicación alimentaria e infecciones del tracto urinario.

Lavar los paños de cocina separados de los paños de baño también reduce el riesgo de propagación de bacterias.

Un estudio de 2014 sobre paños de cocina encontró que el 89% albergaba bacterias coliformes y el 25% tenía E. coli. Las toallas se recolectaron de hogares en cinco ciudades importantes de Estados Unidos y Canadá.

¿Por qué usar hilo dental protege tu salud mental? 0:33Mantener las toallas limpias

Para empezar, no compartas toallas siempre que sea posible. Las toallas que se comparten, como las toallas de mano, deben reemplazarse por una toalla limpia todos los días.

Lava tus toallas sin ningún otro artículo si es posible, o al menos no con artículos de alto riesgo como ropa interior.

Usa agua caliente para lavar las toallas para asegurarte de eliminar los gérmenes.

Mohammed sugiere lavarlos en la opción «caliente» de tu lavadora. Idealmente, esto es 60 ° C, pero ella dice que «cuanto más caliente el lavado, mejor». Si están particularmente sucias, incluso puedes lavarlos a 90 ° C. Si usas productos a base de cloro, puedes lavarlos a 40 ° C.

Después de que las toallas salgan del lavado y entre cada uso, asegúrate de que estén completamente secas.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver