OPINIÓN | La píldora contra el covid-19 de Merck es una gran noticia, pero puede que no cambie las reglas del juego

Nota del editor: Kent Sepkowitz es médico y experto en control de infecciones en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de Nueva York. Las opiniones expresadas en esta columna son suyas. Ver más opinión en CNNEE.

(CNN) — Un nuevo enfoque para manejar la pandemia del covid-19 ahora podría estar sobre la mesa: píldoras antivirales. El viernes, Merck y Ridgeback Biotherapeutics dijeron que sus resultados (aún no revisados por pares) demuestran que su nuevo medicamento molnupiravir redujo a la mitad la tasa de hospitalización y muerte en personas con enfermedad leve a moderada. Si la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) la autoriza para uso de emergencia, la píldora se convertiría en el primer medicamento oral para combatir la infección viral por covid-19.

Si los resultados resisten el escrutinio científico, sería una gran noticia. Las píldoras efectivas administradas a pacientes ambulatorios podrían marcar una gran diferencia para varios grupos distintos: para las personas con una enfermedad leve podría prevenir la progresión a una enfermedad más grave, incluso potencialmente mortal, como aparentemente muestra el estudio; podría proporcionar un enfoque alternativo para prevenir enfermedades graves en personas que se niegan a recibir vacunas y que no responden a las vacunas (aquellos con sistemas inmunitarios gravemente debilitados); y potencialmente podría proteger a aquellos con una exposición cercana reciente a un caso activo (ya se están realizando estudios para examinar este último uso posible).

Antiviral de Merck reduce el riesgo de hospitalización y muerte por covid-19 en un 50%, según la empresa Merck dice que su antiviral reduce riesgo de muerte 0:39

Hasta ahora tenemos información limitada sobre el estudio, por lo que se recomienda precaución. Sin embargo, el «indicio» más prometedor es la decisión de la Junta de Monitoreo y Seguridad de Datos (DSMB), un grupo de expertos externos que no participan en el ensayo, que revisan los datos actualizados con regularidad sin tener idea de qué personas están recibiendo el medicamento y cuáles están recibiendo placebo. Solo miran números extraídos sin procesar. Y vieron una diferencia lo suficientemente fuerte como para detener el ensayo antes de su finalización: solo se asignaron al azar 775 personas, menos de la mitad de los 1.850 participantes planificados.

Afortunadamente, el grupo con mejores resultados resultó ser el de molnupiravir, no el de placebo. De esos 775 participantes, todos tenían al menos una comorbilidad que los ponía en mayor riesgo de progresión a una enfermedad grave; 385 recibieron el fármaco activo y vieron cómo su tasa de hospitalización o muerte se redujo del 14,1%, observado en el grupo de placebo, al 7,3%, según el estudio. Además, la compañía informó que el nuevo medicamento reportó menos efectos secundarios que el placebo.

California obligará a estudiantes a vacunarse contra covid 1:03Los desafíos de la píldora contra el covid-19

Todo bien, seguramente. Pero se necesita más información: por ejemplo, The Washington Post informó que el ensayo solo incluyó a los no vacunados. Esto tiene cierto sentido ya que el estudio comenzó en octubre del año pasado, mucho antes de que las vacunas estuvieran disponibles y estaba previsto que se llevara a cabo en 173 lugares, incluidos algunos donde el lanzamiento de la vacuna se retrasó mucho más de lo que se vio en Estados Unidos.

Pero también significa que el beneficio en aquellas personas con un sistema inmunológico normal que desarrollan una infección estando vacunados es incierto. Tampoco tenemos información todavía sobre los adolescentes y los niños más pequeños, una población que posiblemente podría beneficiarse en gran medida, dada la falta de vacunas autorizadas para los niños de 11 años y menores y las tasas de vacunación bajas en los adolescentes de Estados Unidos.

Por supuesto, no tenemos todas las respuestas de un ensayo clínico más pequeño. Pero antes de declarar este un cambio de o el Santo Grial, es importante hacer una pausa y considerar la dirección en la que pueden ir las cosas.

¿Más desarrollos de otras píldoras?

Con las noticias del molnupiravir, es probable que otros antivirales en proceso de desarrollo y en proceso de desarrollo menos maduro se conviertan en lo nuevo de moda, un favorito de los inversores y otros optimistas profesionales.

Eso también es genial. Las píldoras podrían agregar aún más impulso a los esfuerzos de control de la pandemia que ya han comenzado con nuestras extraordinarias vacunas. Pero recordemos un hecho adicional: aunque a algunas personas no les gustan las vacunas, a muchas tampoco les gustan tanto las píldoras. Y cuando la píldora se administra dos veces al día, incluso en cursos cortos como se propone para molnupiravir (dos veces al día durante cinco días), la adherencia es menor que la de una píldora una vez al día.

Además, existen todos los otros problemas con las píldoras: costo, efectos secundarios, resistencia a los medicamentos, uso durante el embarazo y, sobre todo, practicidad. Los agentes antivirales funcionan mejor cuando se administran ante los primeros síntomas de la enfermedad. Los síntomas del covid-19 temprano se parecen a los de innumerables otras infecciones respiratorias virales, como la gripe y los resfriados comunes: resfriados, tos, malestar estomacal, un poco de fiebre. Nada específico. Una prueba de diagnóstico rápida y barata podría aclarar la decisión, pero agrega tiempo, costo y un conjunto diferente de incertidumbres con respecto a la precisión de la prueba.

Sin embargo, el mayor problema de esperar demasiado de los medicamentos orales covid-19 es este: las personas vacunadas ya tienen tasas mucho más bajas de hospitalización y muerte y son menos contagiosas durante un período más corto en comparación con las personas infectadas no vacunadas. Sí, trágicamente siguen ocurriendo hospitalizaciones y muertes, pero la infección no está perpetuando la pandemia. Una pastilla les ayudará un poco, sin duda, pero difícilmente cambiará las reglas del juego.

Merck y Johnson & Johnson acuerdan producir más vacunas 1:03El problema de los no vacunados contra el covid-19

El problema es y siguen siendo los no vacunados. De manera similar al debate sobre los refuerzos de vacunas, que beneficia principalmente a los que ya están vacunados, las personas que más necesitan las píldoras orales de covid-19, tanto desde la perspectiva de la salud personal como de la salud pública, son aquellas que han rechazado una vacuna covid-19.

Los antivacunas covid-19 son un lote heterogéneo: algunos consideran que la inmunidad inducida por vacunas es inferior; otros odian las agujas, pero muchos desconfían de la ciencia, del gobierno y de los políticos a partes iguales y nunca seguirán la guía oficial.

Entonces, ¿cuál es la probabilidad de que se apresuren a tomar una nueva píldora probada en menos de mil personas con efectos secundarios inciertos promovidos por el mismo gobierno y la industria farmacéutica que ya vilipendian?

En este caso, supongo que la absorción de las píldoras covid-19 será bastante baja. Pero las malas conjeturas han sido el sello distintivo de la pandemia covid-19 desde sus inicios. Como ha demostrado la pandemia, simplemente nunca se sabe lo que sucederá hasta que suceda.

Nota del editor: Kent Sepkowitz es médico y experto en control de infecciones en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de Nueva York. Las opiniones expresadas en esta columna son suyas. Ver más opinión en CNNEE.

(CNN) — Un nuevo enfoque para manejar la pandemia del covid-19 ahora podría estar sobre la mesa: píldoras antivirales. El viernes, Merck y Ridgeback Biotherapeutics dijeron que sus resultados (aún no revisados por pares) demuestran que su nuevo medicamento molnupiravir redujo a la mitad la tasa de hospitalización y muerte en personas con enfermedad leve a moderada. Si la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) la autoriza para uso de emergencia, la píldora se convertiría en el primer medicamento oral para combatir la infección viral por covid-19.

Si los resultados resisten el escrutinio científico, sería una gran noticia. Las píldoras efectivas administradas a pacientes ambulatorios podrían marcar una gran diferencia para varios grupos distintos: para las personas con una enfermedad leve podría prevenir la progresión a una enfermedad más grave, incluso potencialmente mortal, como aparentemente muestra el estudio; podría proporcionar un enfoque alternativo para prevenir enfermedades graves en personas que se niegan a recibir vacunas y que no responden a las vacunas (aquellos con sistemas inmunitarios gravemente debilitados); y potencialmente podría proteger a aquellos con una exposición cercana reciente a un caso activo (ya se están realizando estudios para examinar este último uso posible).

Antiviral de Merck reduce el riesgo de hospitalización y muerte por covid-19 en un 50%, según la empresa Merck dice que su antiviral reduce riesgo de muerte 0:39

Hasta ahora tenemos información limitada sobre el estudio, por lo que se recomienda precaución. Sin embargo, el «indicio» más prometedor es la decisión de la Junta de Monitoreo y Seguridad de Datos (DSMB), un grupo de expertos externos que no participan en el ensayo, que revisan los datos actualizados con regularidad sin tener idea de qué personas están recibiendo el medicamento y cuáles están recibiendo placebo. Solo miran números extraídos sin procesar. Y vieron una diferencia lo suficientemente fuerte como para detener el ensayo antes de su finalización: solo se asignaron al azar 775 personas, menos de la mitad de los 1.850 participantes planificados.

Afortunadamente, el grupo con mejores resultados resultó ser el de molnupiravir, no el de placebo. De esos 775 participantes, todos tenían al menos una comorbilidad que los ponía en mayor riesgo de progresión a una enfermedad grave; 385 recibieron el fármaco activo y vieron cómo su tasa de hospitalización o muerte se redujo del 14,1%, observado en el grupo de placebo, al 7,3%, según el estudio. Además, la compañía informó que el nuevo medicamento reportó menos efectos secundarios que el placebo.

California obligará a estudiantes a vacunarse contra covid 1:03Los desafíos de la píldora contra el covid-19

Todo bien, seguramente. Pero se necesita más información: por ejemplo, The Washington Post informó que el ensayo solo incluyó a los no vacunados. Esto tiene cierto sentido ya que el estudio comenzó en octubre del año pasado, mucho antes de que las vacunas estuvieran disponibles y estaba previsto que se llevara a cabo en 173 lugares, incluidos algunos donde el lanzamiento de la vacuna se retrasó mucho más de lo que se vio en Estados Unidos.

Pero también significa que el beneficio en aquellas personas con un sistema inmunológico normal que desarrollan una infección estando vacunados es incierto. Tampoco tenemos información todavía sobre los adolescentes y los niños más pequeños, una población que posiblemente podría beneficiarse en gran medida, dada la falta de vacunas autorizadas para los niños de 11 años y menores y las tasas de vacunación bajas en los adolescentes de Estados Unidos.

Por supuesto, no tenemos todas las respuestas de un ensayo clínico más pequeño. Pero antes de declarar este un cambio de o el Santo Grial, es importante hacer una pausa y considerar la dirección en la que pueden ir las cosas.

¿Más desarrollos de otras píldoras?

Con las noticias del molnupiravir, es probable que otros antivirales en proceso de desarrollo y en proceso de desarrollo menos maduro se conviertan en lo nuevo de moda, un favorito de los inversores y otros optimistas profesionales.

Eso también es genial. Las píldoras podrían agregar aún más impulso a los esfuerzos de control de la pandemia que ya han comenzado con nuestras extraordinarias vacunas. Pero recordemos un hecho adicional: aunque a algunas personas no les gustan las vacunas, a muchas tampoco les gustan tanto las píldoras. Y cuando la píldora se administra dos veces al día, incluso en cursos cortos como se propone para molnupiravir (dos veces al día durante cinco días), la adherencia es menor que la de una píldora una vez al día.

Además, existen todos los otros problemas con las píldoras: costo, efectos secundarios, resistencia a los medicamentos, uso durante el embarazo y, sobre todo, practicidad. Los agentes antivirales funcionan mejor cuando se administran ante los primeros síntomas de la enfermedad. Los síntomas del covid-19 temprano se parecen a los de innumerables otras infecciones respiratorias virales, como la gripe y los resfriados comunes: resfriados, tos, malestar estomacal, un poco de fiebre. Nada específico. Una prueba de diagnóstico rápida y barata podría aclarar la decisión, pero agrega tiempo, costo y un conjunto diferente de incertidumbres con respecto a la precisión de la prueba.

Sin embargo, el mayor problema de esperar demasiado de los medicamentos orales covid-19 es este: las personas vacunadas ya tienen tasas mucho más bajas de hospitalización y muerte y son menos contagiosas durante un período más corto en comparación con las personas infectadas no vacunadas. Sí, trágicamente siguen ocurriendo hospitalizaciones y muertes, pero la infección no está perpetuando la pandemia. Una pastilla les ayudará un poco, sin duda, pero difícilmente cambiará las reglas del juego.

Merck y Johnson & Johnson acuerdan producir más vacunas 1:03El problema de los no vacunados contra el covid-19

El problema es y siguen siendo los no vacunados. De manera similar al debate sobre los refuerzos de vacunas, que beneficia principalmente a los que ya están vacunados, las personas que más necesitan las píldoras orales de covid-19, tanto desde la perspectiva de la salud personal como de la salud pública, son aquellas que han rechazado una vacuna covid-19.

Los antivacunas covid-19 son un lote heterogéneo: algunos consideran que la inmunidad inducida por vacunas es inferior; otros odian las agujas, pero muchos desconfían de la ciencia, del gobierno y de los políticos a partes iguales y nunca seguirán la guía oficial.

Entonces, ¿cuál es la probabilidad de que se apresuren a tomar una nueva píldora probada en menos de mil personas con efectos secundarios inciertos promovidos por el mismo gobierno y la industria farmacéutica que ya vilipendian?

En este caso, supongo que la absorción de las píldoras covid-19 será bastante baja. Pero las malas conjeturas han sido el sello distintivo de la pandemia covid-19 desde sus inicios. Como ha demostrado la pandemia, simplemente nunca se sabe lo que sucederá hasta que suceda.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver