Un dron se sobrepone a una navegación durante un gran huracán y «vive» para mostrar el video

(CNN) — Los cazadores de huracanes llevan más de 50 años volando dentro de los huracanes y recogiendo datos. Se han visto sacudidos y han arriesgado sus vidas en aras de la investigación de los huracanes y de la seguridad de las comunidades.

Ahora estos cazadores tienen un nuevo compañero que estará en el agua con ojos dentro de la tormenta desde el nivel del mar. Sí, montando las olas bajo los grandes huracanes, experimentando condiciones en el mar que ningún humano podría soportar.

In a world first, a @saildrone has captured video from inside a hurricane.

The Saildrone battled Hurricane #Sam‘s 50-ft waves and 120+ mph winds to collect critical scientific data and give us a brand new view of one of earth’s most destructive forces. https://t.co/vWHJUo1y2r pic.twitter.com/gO22wBhua2

— NOAA Research (@NOAAResearch) September 30, 2021

Un dron que busca comprender mejor los huracanes

Se trata del dron llamado Saildrone, y su tecnología ha reinventado la forma de ver el interior de los huracanes.

Saildrone, Inc. se asoció con la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) para estudiar mejor los huracanes y el entorno que los rodea.

«Lo que impulsa la intensidad de los huracanes es la transferencia de calor y humedad del océano a la atmósfera y la dinámica de cómo se produce no se entiende bien», dijo Richard Jenkins, fundador y CEO de Saildrone, Inc. «Así que si podemos medir cuánto hay en el océano y comprender los principios físicos de cómo se transfiere ese calor, esa es la pieza que les falta a los modelos».

Al comprender mejor los datos de la superficie alrededor de la tormenta, así como dentro de ella, esperan poder proporcionar datos cruciales para ayudar a comprender mejor el entorno en el que se forman los huracanes, así como la forma en que se intensifican rápidamente.

Su esperanza es que los datos que recojan ayuden a las previsiones de huracanes en el futuro.

¿Por qué esta compañía busca mandar navíos al ojo de los huracanes? El dron y su misión ante el huracán Sam

Un Saildrone de 7 metros puede permanecer en el mar hasta un año. El vehículo funciona con energía eólica y sus instrumentos con energía solar, lo que le permite entrar en algunos de los entornos más hostiles de la Tierra.

Ya se han utilizado para cartografiar el fondo del océano en Florida con el fin de ayudar en las previsiones de mareas de tempestad, en misiones sobre el cambio climático… y ahora navegan en alta mar para investigar los huracanes.

Esta temporada de huracanes, cinco Saildrones fueron colocados en el Atlántico en lugares predeterminados por la NOAA, donde tendrían la mejor oportunidad de tomar muestras de un huracán.

Cuando el huracán Sam se convirtió en la primera misión de Saildrone, la NOAA publicó el primer video de un vehículo de superficie sin tripulación desde el interior de un gran huracán.

«Fue más grande de lo que teníamos previsto y esperábamos, pero fue un gran éxito. Salimos ilesos de esa tormenta, lo que fue un gran logro desde el punto de vista de la ingeniería», dijo Jenkins.

Sam era un huracán de categoría 4 en el momento de la misión, que dejó al Saildrone luchando contra olas de 15 metros y vientos de más de 193 km/h.

El «ala de huracán» del Saildrone permite a la nave desplazarse por vientos y olas extremas.

Desde entonces, Sam se ha desplazado hacia el norte y se encuentra en las latitudes más altas, llevando olas gigantescas a lugares tan lejanos como las Bahamas y el este de Estados Unidos. Se espera que la tormenta impacte en Groenlandia a finales de esta semana.

El cambio climático está haciendo que los huracanes sean más fuertes, más lentos y más húmedos; Ida fue un ejemplo de esto Continuará

Y la misión del Saildrone continuará. Esperan ampliar el programa y llegar a tener Saildrones en el Atlántico y el Golfo de México para tomar muestras de las tormentas y proporcionar datos críticos de la superficie de la tormenta, para complementar la información recogida por los cazadores de huracanes que seguirán volando a través de ellas.

Muchas veces los Saildrones navegarán justo por debajo de los aviones cazahuracanes.

«Ambos son vitales», dijo Jenkins. «Los aviones intentan obtener una lectura precisa de la presión del centro de la tormenta, lo que hacen muy bien. Nosotros intentamos obtener la dinámica de la superficie. Obtenemos unas 20 mediciones adicionales que incluyen los principios de integración del aire y el mar que son cruciales para la futura comprensión de los huracanes. Así que estamos obteniendo diferentes tipos de variables».

Es de esperar que los datos ayuden a mejorar las previsiones en el futuro y, en última instancia, a salvar vidas de huracanes monstruosos e inundaciones catastróficas.

(CNN) — Los cazadores de huracanes llevan más de 50 años volando dentro de los huracanes y recogiendo datos. Se han visto sacudidos y han arriesgado sus vidas en aras de la investigación de los huracanes y de la seguridad de las comunidades.

Ahora estos cazadores tienen un nuevo compañero que estará en el agua con ojos dentro de la tormenta desde el nivel del mar. Sí, montando las olas bajo los grandes huracanes, experimentando condiciones en el mar que ningún humano podría soportar.

In a world first, a @saildrone has captured video from inside a hurricane.

The Saildrone battled Hurricane #Sam‘s 50-ft waves and 120+ mph winds to collect critical scientific data and give us a brand new view of one of earth’s most destructive forces. https://t.co/vWHJUo1y2r pic.twitter.com/gO22wBhua2

— NOAA Research (@NOAAResearch) September 30, 2021

Un dron que busca comprender mejor los huracanes

Se trata del dron llamado Saildrone, y su tecnología ha reinventado la forma de ver el interior de los huracanes.

Saildrone, Inc. se asoció con la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) para estudiar mejor los huracanes y el entorno que los rodea.

«Lo que impulsa la intensidad de los huracanes es la transferencia de calor y humedad del océano a la atmósfera y la dinámica de cómo se produce no se entiende bien», dijo Richard Jenkins, fundador y CEO de Saildrone, Inc. «Así que si podemos medir cuánto hay en el océano y comprender los principios físicos de cómo se transfiere ese calor, esa es la pieza que les falta a los modelos».

Al comprender mejor los datos de la superficie alrededor de la tormenta, así como dentro de ella, esperan poder proporcionar datos cruciales para ayudar a comprender mejor el entorno en el que se forman los huracanes, así como la forma en que se intensifican rápidamente.

Su esperanza es que los datos que recojan ayuden a las previsiones de huracanes en el futuro.

¿Por qué esta compañía busca mandar navíos al ojo de los huracanes? El dron y su misión ante el huracán Sam

Un Saildrone de 7 metros puede permanecer en el mar hasta un año. El vehículo funciona con energía eólica y sus instrumentos con energía solar, lo que le permite entrar en algunos de los entornos más hostiles de la Tierra.

Ya se han utilizado para cartografiar el fondo del océano en Florida con el fin de ayudar en las previsiones de mareas de tempestad, en misiones sobre el cambio climático… y ahora navegan en alta mar para investigar los huracanes.

Esta temporada de huracanes, cinco Saildrones fueron colocados en el Atlántico en lugares predeterminados por la NOAA, donde tendrían la mejor oportunidad de tomar muestras de un huracán.

Cuando el huracán Sam se convirtió en la primera misión de Saildrone, la NOAA publicó el primer video de un vehículo de superficie sin tripulación desde el interior de un gran huracán.

«Fue más grande de lo que teníamos previsto y esperábamos, pero fue un gran éxito. Salimos ilesos de esa tormenta, lo que fue un gran logro desde el punto de vista de la ingeniería», dijo Jenkins.

Sam era un huracán de categoría 4 en el momento de la misión, que dejó al Saildrone luchando contra olas de 15 metros y vientos de más de 193 km/h.

El «ala de huracán» del Saildrone permite a la nave desplazarse por vientos y olas extremas.

Desde entonces, Sam se ha desplazado hacia el norte y se encuentra en las latitudes más altas, llevando olas gigantescas a lugares tan lejanos como las Bahamas y el este de Estados Unidos. Se espera que la tormenta impacte en Groenlandia a finales de esta semana.

El cambio climático está haciendo que los huracanes sean más fuertes, más lentos y más húmedos; Ida fue un ejemplo de esto Continuará

Y la misión del Saildrone continuará. Esperan ampliar el programa y llegar a tener Saildrones en el Atlántico y el Golfo de México para tomar muestras de las tormentas y proporcionar datos críticos de la superficie de la tormenta, para complementar la información recogida por los cazadores de huracanes que seguirán volando a través de ellas.

Muchas veces los Saildrones navegarán justo por debajo de los aviones cazahuracanes.

«Ambos son vitales», dijo Jenkins. «Los aviones intentan obtener una lectura precisa de la presión del centro de la tormenta, lo que hacen muy bien. Nosotros intentamos obtener la dinámica de la superficie. Obtenemos unas 20 mediciones adicionales que incluyen los principios de integración del aire y el mar que son cruciales para la futura comprensión de los huracanes. Así que estamos obteniendo diferentes tipos de variables».

Es de esperar que los datos ayuden a mejorar las previsiones en el futuro y, en última instancia, a salvar vidas de huracanes monstruosos e inundaciones catastróficas.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver