El fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, y la batalla contra su familia política

(CNN Español) — A sus 94 años, parece que la única batalla que quiere pelear Laura Morán es la que lleve a la libertad de su hija Alejandra Cuevas, acusada —como ella— de homicidio doloso de concubino tras la denuncia de Alejandro Gertz Manero, quien ahora es el fiscal general de México. La diferencia es que Alejandra sigue el proceso judicial en una cárcel de la Ciudad de México hace más de 11 meses.

“Es lo que quiero de la justicia, justicia”, dice en una entrevista con CNN al tiempo que recuerda los más de 50 años de su vida que compartió al lado de Federico Gertz Manero, así como la forma abrupta en que terminó lo que ella dice fue una gran historia de amor.

Más de 50 años juntos. Laura Morán asegura haber vivido una historia de amor con Federico Gertz Manero, hermano del fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero.

Sin embargo, hoy se cuestiona si valió la pena a la luz de lo que ha pasado desde 2015, cuando su pareja enfermó gravemente y murió en un hospital luego de que fue sacado de su casa por su hermano Alejandro Gertz Manero, quien argumentó negligencia, abandono y falta de atención médica.

Laura recuerda con claridad ese día, el último que vio con vida a Federico, así como el intercambio que dice, tuvo con Alejandro Gertz Manero.

“Veo que entran 15 personas de blanco, de traje y digo: “¿Qué es esto?” y Alejandro: “Somos del Ministerio Público y quién sabe qué. ¿Es usted la esposa o la amante?”. Le contesté: “¿Y eso a usted que le importa?”. Llegaron a ofenderme. Entonces llego yo y le toco el traje a Alejandro y le digo: “Alejandro, ¿por qué me haces esto? ¿Cómo que por qué? Estás matando a mi hermano. ¿Matando al ser que he amado toda mi vida? A ti te ha constado que él me ama y yo lo amo”.

Sobre Laura Morán pesaba una orden de detención desde el 2 de octubre de 2020, que no había sido ejecutada por su avanzada edad.

A sus 94 años, Laura Morán busca la libertad de su hija Alejandra Cuevas, quien sigue el proceso judicial en una cárcel de la Ciudad de México hace más de 11 meses.

Su hija Alejandra, desde prisión y a la espera de un juicio, habló vía telefónica con CNN sobre este proceso y dice no entender por qué está en una cárcel. “Se me está acusando… primero era omisión de cuidados al hermano del fiscal. Ahora se cambió a homicidio doloso en contra del fiscal, en contra del hermano del fiscal que era el marido de mi mamá, durante 52 años fueron pareja y a mí, sin deberla ni temerla, me hacen casi, casi… bueno, no casi. Me declaran garante de ser la responsable de la muerte de Federico, cuando Federico muere en el hospital a cargo del hermano Alejandro”.

Alejandro Gertz Manero acusa a Laura Morán y a su hija Alejandra Cuevas de homicidio doloso de concubino, entre otras acciones legales.

El 8 de septiembre, una jueza de amparo de Ciudad de México dejó sin efecto la orden de formal prisión dictada en su contra.

Considera, entre otras cosas, que la resolución no se encuentra correctamente fundada y motivada, por lo que ordenó reponer el proceso contra ambas.

El 28 de septiembre, el Ministerio Público interpuso un recurso de revisión pidiendo que se revoque el amparo.

El caso ahora será revisado por un tribunal colegiado y no existe un plazo establecido para su resolución.

Gonzalo Castillo, hijo de Cuevas, dice que le llama la atención que a pesar de que la denuncia fue presentada en 2015, solo se reactivó cuando Alejandro Gertz Manero asumió el cargo de fiscal general de México.

“Lo que pasó fue que en 5 años Alejandro no puede llevar a cabo esta denuncia. No puede concretarla porque no hay elementos suficientes para que se acredite un delito. Las mismas autoridades explican que no hay delito. Alejandro continúa, pero se sigue topando con la pared porque no hay delito y todo cambia cuando en 2019 se convierte en fiscal”.

CNN ha solicitado en varias oportunidades, vía telefónica, una entrevista con Alejandro Gertz Manero para obtener su reacción personal al caso y a lo que dicen las procesadas.

Alejandro Gertz Manero (Crédito: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images)

Un vocero de la Fiscalía General de México, nos ha respondido que “aún no tiene instrucciones de entrevistas sobre el tema”.

En 2017, cuando aún no era fiscal, Alejandro Gertz Manero sí habló del tema en el programa radial de Carmen Aristegui, presentadora de CNN en Español.

Ahí explicó su versión de los hechos y la razón de su denuncia ante el Ministerio Público.

Dijo que Laura Morán lo llamó cuando su hermano estaba en agonía.

“Que le están dando los santos óleos, que qué voy a hacer, después de que yo no había podido hablar con él por un mes”.

“Voy a la casa de él y lo encuentro en un estado verdaderamente dramático. El hombre estaba ya inconsciente, ahogándose en sus propias flemas, había perdido, se veía que tenía un estado de desnutrición agudo, se veía una neumonía muy fuerte, tenía una oclusión intestinal evidente, era algo terrible lo que estaba ocurriendo”.

Por ello señala, acudió al Ministerio Público en esa época para realizar una denuncia de hechos contra quien resultara responsable.

“Llegó el Ministerio Público con los peritos de la Procuraduría y ahí, viendo el Ministerio Público lo que yo no podía ver, lo voltean a él, y creo que hay una fotografía de eso, es verdaderamente desoladora”.

Federico Gertz Manero murió el 27 de septiembre de 2015 tras permanecer un mes hospitalizado.

En 2015, Federico enferma. Su pareja y la hija de ella lo cuidan; en “agonía”, Alejandro lo lleva al hospital, donde muere un mes después de que fuera internado.

Desde entonces, la Familia Cuevas Morán asegura que ha cedido a una serie de exigencias de la parte acusadora, entre ellas, la entrega de todos los bienes que había acumulado la pareja de 50 años de relación, así como la renuncia a una pensión de unos US$ 2.500 mensuales que supuestamente había contemplado en su testamento Federico Gertz Manero, a favor de Laura Morán.

Todo ello como parte de una negociación llevada a cabo, aseguran, con personas designadas por Alejandro Gertz Manero y con la cual buscaban la liberación de Cuevas, la hija de Morán.

CNN no ha podido verificar la existencia o cuantía de estos bienes, ni que exista tal negociación.

Más allá de la controversia, desde prisión Alejandra Cuevas dice que lo único que pide es un proceso justo.

“Yo no necesito que me ayuden, yo no estoy pidiendo influencias, yo no estoy pidiendo que me ayude nadie. Nada más estoy pidiendo que lean mi expediente, y en mi expediente no hay nada que me relacione con él. ¿Sí me explico? Fuera de que era el marido de mi mamá”.

Con la colaboración de Laura Sánchez Ley, Belem Glower y Karina Maciel

(CNN Español) — A sus 94 años, parece que la única batalla que quiere pelear Laura Morán es la que lleve a la libertad de su hija Alejandra Cuevas, acusada —como ella— de homicidio doloso de concubino tras la denuncia de Alejandro Gertz Manero, quien ahora es el fiscal general de México. La diferencia es que Alejandra sigue el proceso judicial en una cárcel de la Ciudad de México hace más de 11 meses.

“Es lo que quiero de la justicia, justicia”, dice en una entrevista con CNN al tiempo que recuerda los más de 50 años de su vida que compartió al lado de Federico Gertz Manero, así como la forma abrupta en que terminó lo que ella dice fue una gran historia de amor.

Más de 50 años juntos. Laura Morán asegura haber vivido una historia de amor con Federico Gertz Manero, hermano del fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero.

Sin embargo, hoy se cuestiona si valió la pena a la luz de lo que ha pasado desde 2015, cuando su pareja enfermó gravemente y murió en un hospital luego de que fue sacado de su casa por su hermano Alejandro Gertz Manero, quien argumentó negligencia, abandono y falta de atención médica.

Laura recuerda con claridad ese día, el último que vio con vida a Federico, así como el intercambio que dice, tuvo con Alejandro Gertz Manero.

“Veo que entran 15 personas de blanco, de traje y digo: “¿Qué es esto?” y Alejandro: “Somos del Ministerio Público y quién sabe qué. ¿Es usted la esposa o la amante?”. Le contesté: “¿Y eso a usted que le importa?”. Llegaron a ofenderme. Entonces llego yo y le toco el traje a Alejandro y le digo: “Alejandro, ¿por qué me haces esto? ¿Cómo que por qué? Estás matando a mi hermano. ¿Matando al ser que he amado toda mi vida? A ti te ha constado que él me ama y yo lo amo”.

Sobre Laura Morán pesaba una orden de detención desde el 2 de octubre de 2020, que no había sido ejecutada por su avanzada edad.

A sus 94 años, Laura Morán busca la libertad de su hija Alejandra Cuevas, quien sigue el proceso judicial en una cárcel de la Ciudad de México hace más de 11 meses.

Su hija Alejandra, desde prisión y a la espera de un juicio, habló vía telefónica con CNN sobre este proceso y dice no entender por qué está en una cárcel. “Se me está acusando… primero era omisión de cuidados al hermano del fiscal. Ahora se cambió a homicidio doloso en contra del fiscal, en contra del hermano del fiscal que era el marido de mi mamá, durante 52 años fueron pareja y a mí, sin deberla ni temerla, me hacen casi, casi… bueno, no casi. Me declaran garante de ser la responsable de la muerte de Federico, cuando Federico muere en el hospital a cargo del hermano Alejandro”.

Alejandro Gertz Manero acusa a Laura Morán y a su hija Alejandra Cuevas de homicidio doloso de concubino, entre otras acciones legales.

El 8 de septiembre, una jueza de amparo de Ciudad de México dejó sin efecto la orden de formal prisión dictada en su contra.

Considera, entre otras cosas, que la resolución no se encuentra correctamente fundada y motivada, por lo que ordenó reponer el proceso contra ambas.

El 28 de septiembre, el Ministerio Público interpuso un recurso de revisión pidiendo que se revoque el amparo.

El caso ahora será revisado por un tribunal colegiado y no existe un plazo establecido para su resolución.

Gonzalo Castillo, hijo de Cuevas, dice que le llama la atención que a pesar de que la denuncia fue presentada en 2015, solo se reactivó cuando Alejandro Gertz Manero asumió el cargo de fiscal general de México.

“Lo que pasó fue que en 5 años Alejandro no puede llevar a cabo esta denuncia. No puede concretarla porque no hay elementos suficientes para que se acredite un delito. Las mismas autoridades explican que no hay delito. Alejandro continúa, pero se sigue topando con la pared porque no hay delito y todo cambia cuando en 2019 se convierte en fiscal”.

CNN ha solicitado en varias oportunidades, vía telefónica, una entrevista con Alejandro Gertz Manero para obtener su reacción personal al caso y a lo que dicen las procesadas.

Alejandro Gertz Manero (Crédito: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images)

Un vocero de la Fiscalía General de México, nos ha respondido que “aún no tiene instrucciones de entrevistas sobre el tema”.

En 2017, cuando aún no era fiscal, Alejandro Gertz Manero sí habló del tema en el programa radial de Carmen Aristegui, presentadora de CNN en Español.

Ahí explicó su versión de los hechos y la razón de su denuncia ante el Ministerio Público.

Dijo que Laura Morán lo llamó cuando su hermano estaba en agonía.

“Que le están dando los santos óleos, que qué voy a hacer, después de que yo no había podido hablar con él por un mes”.

“Voy a la casa de él y lo encuentro en un estado verdaderamente dramático. El hombre estaba ya inconsciente, ahogándose en sus propias flemas, había perdido, se veía que tenía un estado de desnutrición agudo, se veía una neumonía muy fuerte, tenía una oclusión intestinal evidente, era algo terrible lo que estaba ocurriendo”.

Por ello señala, acudió al Ministerio Público en esa época para realizar una denuncia de hechos contra quien resultara responsable.

“Llegó el Ministerio Público con los peritos de la Procuraduría y ahí, viendo el Ministerio Público lo que yo no podía ver, lo voltean a él, y creo que hay una fotografía de eso, es verdaderamente desoladora”.

Federico Gertz Manero murió el 27 de septiembre de 2015 tras permanecer un mes hospitalizado.

En 2015, Federico enferma. Su pareja y la hija de ella lo cuidan; en “agonía”, Alejandro lo lleva al hospital, donde muere un mes después de que fuera internado.

Desde entonces, la Familia Cuevas Morán asegura que ha cedido a una serie de exigencias de la parte acusadora, entre ellas, la entrega de todos los bienes que había acumulado la pareja de 50 años de relación, así como la renuncia a una pensión de unos US$ 2.500 mensuales que supuestamente había contemplado en su testamento Federico Gertz Manero, a favor de Laura Morán.

Todo ello como parte de una negociación llevada a cabo, aseguran, con personas designadas por Alejandro Gertz Manero y con la cual buscaban la liberación de Cuevas, la hija de Morán.

CNN no ha podido verificar la existencia o cuantía de estos bienes, ni que exista tal negociación.

Más allá de la controversia, desde prisión Alejandra Cuevas dice que lo único que pide es un proceso justo.

“Yo no necesito que me ayuden, yo no estoy pidiendo influencias, yo no estoy pidiendo que me ayude nadie. Nada más estoy pidiendo que lean mi expediente, y en mi expediente no hay nada que me relacione con él. ¿Sí me explico? Fuera de que era el marido de mi mamá”.

Con la colaboración de Laura Sánchez Ley, Belem Glower y Karina Maciel

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver