Estados Unidos registra el mayor aumento en la tasa de homicidios de su historia moderna, dicen los CDC

(CNN) — Estados Unidos acaba de registrar su mayor aumento en las tasas de homicidio en la historia moderna, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Los datos provisionales del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC (NHCS, por sus siglas en inglés), publicados el miércoles temprano, sugieren que la tasa de homicidios en Estados Unidos aumentó un 30% entre 2019 y 2020. Es el aumento más alto registrado en la historia moderna, y confirma a través de datos de salud pública un aumento de los homicidios que hasta ahora solo se habían identificado a través de estadísticas de delincuencia.

El mayor aumento anterior en la tasa de homicidios en Estados Unidos había sido un aumento del 20% registrado entre 2000 y 2001 debido a los ataques terroristas del 11 de septiembre, según el NCHS.

«Es el mayor aumento en 100 años», dijo Robert Anderson, jefe de la rama de estadísticas de mortalidad en el NCHS.

Los homicidios en Estados Unidos aumentaron drásticamente en 2020, pero faltan datos en gran parte del país, según reporte del FBI

«El único aumento mayor desde que hemos estado registrando estos datos ocurrió entre 1904 y 1905, y ese aumento fue probablemente, al menos en parte, el resultado de mejores informes», dijo Anderson a CNN. «Se agregaron estados a lo que llamamos áreas de registro de defunciones, por lo que contamos las muertes en más áreas a lo largo del tiempo. No todos los estados informaron hasta 1933».

Los nuevos datos muestran que la tasa de homicidios en EE.UU. aumentó de aproximadamente 6 homicidios por cada 100.000 personas en 2019 a 7,8 por 100.000 en 2020, según NCHS. Los investigadores del centro observaron que la tasa de homicidios de 7,8 en 2020 es la más alta registrada en Estados Unidos desde 1995, pero sigue siendo significativamente más baja que las tasas de principios de la década de 1980, que superaron los 10 homicidios por cada 100.000 personas.

«Entonces, es obviamente preocupante, pero no estamos en los niveles que estábamos en ese momento», dijo Anderson. «Sin embargo, estamos yendo en la dirección equivocada, sin duda».

Si bien la publicación inicial de los datos preliminares de NCHS no proporcionó un número total de homicidios de 2020, el Informe Uniforme de Delitos del FBI registró alrededor de 21.570 asesinatos en total el año pasado, en comparación con un estimado de 16.425 asesinatos en 2019.

Los investigadores del NCHS planean realizar análisis de seguimiento de los nuevos datos de homicidios para obtener más información sobre los datos a nivel estatal y cómo ocurrieron los homicidios. Por ejemplo, los datos provisionales no documentan los diversos mecanismos de homicidio, pero los investigadores señalaron que los datos provisionales sobre muertes relacionadas con armas también aumentaron el año pasado, pasando de una tasa de 11,9 muertes por arma de fuego por cada 100.000 en 2019 a 13,6 por cada 100.000 en 2020, un aumento del 14%.

En lo que respecta a las diferencias de los datos entre estados, Anderson dijo que solo tres estados parecían haber experimentado una disminución en los homicidios el año pasado: Maine, Nuevo México y Alaska.

Los informes de delitos de odio en EE.UU. aumentan al nivel más alto en 12 años, dice el FBI

«Esos son realmente los únicos estados donde vimos descensos», dijo Anderson.

En general, los datos provisionales de homicidios son consistentes con hallazgos separados de la Oficina Federal de Investigaciones.

El mes pasado, el FBI publicó su Informe Uniforme de Crímenes para 2020, que muestra que la cantidad de homicidios aumentó casi un 30% desde 2019, el mayor aumento en un año que la agencia ha registrado desde que comenzó a rastrear estos crímenes en la década de 1960.

La creciente tasa de homicidios en Estados Unidos es una amenaza preocupante para la salud pública del país, pero no es sorprendente, dijo a CNN el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

Dijo que el aumento de los homicidios se ha producido en paralelo a un aumento reciente de la violencia general, el odio, las tensiones, las divisiones políticas y la ira que se manifiesta en las comunidades de todo el país.

«Literalmente lo estamos viendo frente a nuestros ojos, en las reuniones de la junta escolar y en eventos públicos», dijo Benjamin.

«La gente parece haber perdido toda cortesía, y luego se combina con tener que quedarse en casa y estar estresado por eso, perder su trabajo, perder recursos, temer por su salud, más armas», dijo. «Creo que tenemos que averiguar cómo eliminar el conflicto con nuestra sociedad».

A principios de este año, los expertos en criminología le dijeron a CNN que el aumento de los homicidios se debía a varios factores. La pandemia cerró escuelas y negocios, lo que generó desempleo. Esto significaba que los niños y los adultos desempleados estaban atrapados en casa, lo que provocó un aumento vertiginoso de los niveles de estrés y ansiedad, especialmente en los hogares de bajos ingresos.

En Texas ahora se pueden portar armas abiertamente en público sin un permiso o capacitación. La policía dice que la nueva ley les dificulta su trabajo

La pandemia también cambió la forma en que los agentes de policía hacen su trabajo –debido a la enfermedad y al distanciamiento social– lo que a su vez llevó a que haya menos agentes en las calles en las áreas que más necesitan prevención del crimen.

«Creo que el covid fue la gota que colmó el vaso», dijo en enero Eddie Bocanegra, director senior de Readi Chicago, un programa que busca ayudar a los más afectados por la violencia armada.

«Es casi como si estas comunidades tuvieran la cabeza fuera del agua», dijo Bocanegra, «y luego golpeó el covid y simplemente se hundieron».

(CNN) — Estados Unidos acaba de registrar su mayor aumento en las tasas de homicidio en la historia moderna, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Los datos provisionales del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC (NHCS, por sus siglas en inglés), publicados el miércoles temprano, sugieren que la tasa de homicidios en Estados Unidos aumentó un 30% entre 2019 y 2020. Es el aumento más alto registrado en la historia moderna, y confirma a través de datos de salud pública un aumento de los homicidios que hasta ahora solo se habían identificado a través de estadísticas de delincuencia.

El mayor aumento anterior en la tasa de homicidios en Estados Unidos había sido un aumento del 20% registrado entre 2000 y 2001 debido a los ataques terroristas del 11 de septiembre, según el NCHS.

«Es el mayor aumento en 100 años», dijo Robert Anderson, jefe de la rama de estadísticas de mortalidad en el NCHS.

Los homicidios en Estados Unidos aumentaron drásticamente en 2020, pero faltan datos en gran parte del país, según reporte del FBI

«El único aumento mayor desde que hemos estado registrando estos datos ocurrió entre 1904 y 1905, y ese aumento fue probablemente, al menos en parte, el resultado de mejores informes», dijo Anderson a CNN. «Se agregaron estados a lo que llamamos áreas de registro de defunciones, por lo que contamos las muertes en más áreas a lo largo del tiempo. No todos los estados informaron hasta 1933».

Los nuevos datos muestran que la tasa de homicidios en EE.UU. aumentó de aproximadamente 6 homicidios por cada 100.000 personas en 2019 a 7,8 por 100.000 en 2020, según NCHS. Los investigadores del centro observaron que la tasa de homicidios de 7,8 en 2020 es la más alta registrada en Estados Unidos desde 1995, pero sigue siendo significativamente más baja que las tasas de principios de la década de 1980, que superaron los 10 homicidios por cada 100.000 personas.

«Entonces, es obviamente preocupante, pero no estamos en los niveles que estábamos en ese momento», dijo Anderson. «Sin embargo, estamos yendo en la dirección equivocada, sin duda».

Si bien la publicación inicial de los datos preliminares de NCHS no proporcionó un número total de homicidios de 2020, el Informe Uniforme de Delitos del FBI registró alrededor de 21.570 asesinatos en total el año pasado, en comparación con un estimado de 16.425 asesinatos en 2019.

Los investigadores del NCHS planean realizar análisis de seguimiento de los nuevos datos de homicidios para obtener más información sobre los datos a nivel estatal y cómo ocurrieron los homicidios. Por ejemplo, los datos provisionales no documentan los diversos mecanismos de homicidio, pero los investigadores señalaron que los datos provisionales sobre muertes relacionadas con armas también aumentaron el año pasado, pasando de una tasa de 11,9 muertes por arma de fuego por cada 100.000 en 2019 a 13,6 por cada 100.000 en 2020, un aumento del 14%.

En lo que respecta a las diferencias de los datos entre estados, Anderson dijo que solo tres estados parecían haber experimentado una disminución en los homicidios el año pasado: Maine, Nuevo México y Alaska.

Los informes de delitos de odio en EE.UU. aumentan al nivel más alto en 12 años, dice el FBI

«Esos son realmente los únicos estados donde vimos descensos», dijo Anderson.

En general, los datos provisionales de homicidios son consistentes con hallazgos separados de la Oficina Federal de Investigaciones.

El mes pasado, el FBI publicó su Informe Uniforme de Crímenes para 2020, que muestra que la cantidad de homicidios aumentó casi un 30% desde 2019, el mayor aumento en un año que la agencia ha registrado desde que comenzó a rastrear estos crímenes en la década de 1960.

La creciente tasa de homicidios en Estados Unidos es una amenaza preocupante para la salud pública del país, pero no es sorprendente, dijo a CNN el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

Dijo que el aumento de los homicidios se ha producido en paralelo a un aumento reciente de la violencia general, el odio, las tensiones, las divisiones políticas y la ira que se manifiesta en las comunidades de todo el país.

«Literalmente lo estamos viendo frente a nuestros ojos, en las reuniones de la junta escolar y en eventos públicos», dijo Benjamin.

«La gente parece haber perdido toda cortesía, y luego se combina con tener que quedarse en casa y estar estresado por eso, perder su trabajo, perder recursos, temer por su salud, más armas», dijo. «Creo que tenemos que averiguar cómo eliminar el conflicto con nuestra sociedad».

A principios de este año, los expertos en criminología le dijeron a CNN que el aumento de los homicidios se debía a varios factores. La pandemia cerró escuelas y negocios, lo que generó desempleo. Esto significaba que los niños y los adultos desempleados estaban atrapados en casa, lo que provocó un aumento vertiginoso de los niveles de estrés y ansiedad, especialmente en los hogares de bajos ingresos.

En Texas ahora se pueden portar armas abiertamente en público sin un permiso o capacitación. La policía dice que la nueva ley les dificulta su trabajo

La pandemia también cambió la forma en que los agentes de policía hacen su trabajo –debido a la enfermedad y al distanciamiento social– lo que a su vez llevó a que haya menos agentes en las calles en las áreas que más necesitan prevención del crimen.

«Creo que el covid fue la gota que colmó el vaso», dijo en enero Eddie Bocanegra, director senior de Readi Chicago, un programa que busca ayudar a los más afectados por la violencia armada.

«Es casi como si estas comunidades tuvieran la cabeza fuera del agua», dijo Bocanegra, «y luego golpeó el covid y simplemente se hundieron».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver