Lo que sabemos sobre Frances Haugen, la denunciante de Facebook

(CNN Business) — La exempleada de Facebook cuyas filtraciones provocaron uno de los escrutinios más intensos en la historia de la compañía reveló su identidad el domingo por la noche.

Frances Haugen, ex gerente de productos de Facebook que también ha trabajado en varias otras grandes empresas de tecnología, apareció en público en el programa «60 Minutes».

Haugen testificó el martes ante una subcomisión del Senado de Estados Unidos. Esto es lo que sabemos sobre ella hasta ahora.

Antecedentes

Haugen creció asistiendo a los caucus o asambleas partidistas de Iowa con sus padres, según su sitio web personal. Esa experiencia inculcó «un fuerte sentido de orgullo por la democracia y la responsabilidad de la participación cívica», agrega el sitio web.

Después de estudiar ingeniería eléctrica e informática, seguido de un MBA, Haugen trabajó en varias empresas de tecnología a partir de 2006, incluidas Google, Pinterest y Yelp. Se especializa en «gestión algorítmica de productos» y ha trabajado en varios algoritmos de clasificación similares al que usa Facebook para organizar su principal fuente de noticias, según su testimonio preparado obtenido por CNN el lunes. Está programado que ella comparezca el martes ante la subcomisión del Senado de Protección al Consumidor, Seguridad de Productos y Seguridad de Datos.

«Habiendo trabajado en cuatro importantes empresas de tecnología que operan diferentes tipos de redes sociales, he podido comparar y contrastar cómo cada empresa aborda y afronta diferentes desafíos», escribió en su testimonio preparado.

Desilusionada con Facebook La caja de Pandora que hundiría a Facebook, según experto 1:38

Haugen, de 37 años, se unió a Facebook en 2019 para trabajar en integridad cívica, incluidos «temas relacionados con la democracia y la desinformación», según su sitio web. Esos problemas han sido destacados por los críticos de Facebook y otras compañías de redes sociales, particularmente en torno a la pandemia del coronavirus y las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020.

Haugen aceptó el trabajo en Facebook para trabajar en abordar la desinformación, dijo en su entrevista de «60 Minutes». Pero explicó que sus sentimientos sobre la empresa comenzaron a cambiar cuando la compañía decidió disolver su equipo de integridad cívica poco después de las elecciones.

Ella sugirió que esta decisión, en parte, permitió que la plataforma se usara para ayudar a organizar el motín del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

Facebook dice que el trabajo del equipo de integridad cívica se distribuyó a otras unidades cuando se disolvió, y los ejecutivos de la compañía rechazaron las acusaciones de que era responsable de los disturbios en el Capitolio.

Las revelaciones de Haugen también son importantes porque se producen cuando los legisladores, reguladores y activistas de todo el mundo han criticado repetidamente a la empresa por no hacer lo suficiente para proteger a sus cientos de millones de usuarios.

«Me uní a Facebook … porque alguien cercano a mí se radicalizó en línea», dijo en sus comentarios a la subcomisión del Senado. «Me sentí obligada a tomar un papel activo en la creación de un Facebook mejor y menos tóxico».

Pero durante la mayor parte de los dos años, dijo que comenzó a sentir que Facebook no estaba tan comprometido con garantizar que sus productos promovieran el bien público.

«Lo que vi en Facebook una y otra vez fue que había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook, y Facebook una y otra vez optó por optimizar para sus propios intereses, como ganar más dinero», dijo a «60 minutes».

En su declaración ante la subcomisión del Senado para este martes, Haugen critica la creación de Facebook de un «sistema que amplifica la división, el extremismo y la polarización» en todo el mundo.

«Facebook se convirtió en una empresa de US$ 1 billón al pagar sus ganancias con nuestra seguridad, incluida la seguridad de nuestros hijos», escribió. «Y eso es inaceptable».

Lo que hizo Facebook prefiere dinero al bien público, denunciante 3:04

Hace aproximadamente un mes, Haugen presentó al menos ocho quejas ante la Comisión de Bolsa y Valores, alegando que la empresa oculta la investigación sobre sus deficiencias a los inversores y al público.

Haugen también compartió los documentos con The Wall Street Journal, que publicó una investigación de varias partes que muestra que Facebook estaba al tanto de los problemas con sus aplicaciones, incluidos los efectos negativos de la desinformación y el daño causado, especialmente a las niñas, por Instagram.

«Todos los días, nuestros equipos tienen que equilibrar la protección de la capacidad de miles de millones de personas para expresarse abiertamente con la necesidad de mantener nuestra plataforma como un lugar seguro y positivo», dijo la portavoz de Facebook, Lena Pietsch, en un comunicado a CNN Business después de la entrevista en «60 Minutes».

«Continuamos realizando mejoras significativas para abordar la propagación de información errónea y contenido dañino. Sugerir que fomentamos el contenido inadecuado y no hacemos nada simplemente no es cierto».

Haugen renunció a Facebook en abril de este año y dejó la compañía en mayo después de entregar algunos proyectos, según un perfil en The Wall Street Journal, pero no antes de recopilar los documentos que formarían la base de la investigación de la publicación.

«Si la gente simplemente odia más a Facebook por lo que hice, entonces fracasé», le dijo al diario. «Creo en la verdad y la reconciliación, tenemos que admitir la realidad. El primer paso es la documentación».

¿Qué viene después? Adolescentes analizan cómo los impactan las redes social 2:41

El martes, Haugen testificó frente a la subcomisión del Senado presidido por el senador demócrata Richard Blumenthal.

El subcomité cuestionó la semana pasada al director global de seguridad de Facebook, Antigone Davis, sobre el impacto que tienen sus aplicaciones en los usuarios más jóvenes. Davis buscó pintar los servicios de la compañía, particularmente Instagram, como más útiles que dañinos para los adolescentes.

«Eso no significa que los que no [lo encuentran útil] no sean importantes para nosotros. De hecho, es por eso que hacemos esta investigación», dijo.

Esos legisladores ahora escucharán de primera mano a Haugen y tendrán la oportunidad de interrogarla sobre lo que experimentó dentro de Facebook.

La empresa ha rechazado enérgicamente las afirmaciones de sus antiguos empleados, incluso con un comunicado de más de 700 palabras el domingo por la noche en el que exponía lo que llamó «hechos faltantes» del segmento «60 minutes» y dijo que la entrevista «utilizó materiales selectos de la empresa para informar una historia engañosa sobre la investigación que hacemos para mejorar nuestros productos».

Pero parece probable que sus revelaciones causen algo más que una onda expansiva en Facebook. La compañía se ha enfrentado al escrutinio de reguladores y gobiernos de todo el mundo durante años, y la presión sobre ella continúa aumentando cada semana.

A pesar de que lidiaba con las continuas consecuencias de las revelaciones de Haugen, así como con una interrupción generalizada de sus servicios principales durante varias horas el lunes, Facebook intentó desestimar una queja antimonopolio de la Comisión Federal de Comercio que la acusa de ser un monopolio.

Suscríbete al Telegram de CNNEE aquí

Haugen dice que la única forma de responsabilizar a Facebook es revelar su funcionamiento interno de la forma en que ella lo hizo.

«Di un paso al frente porque reconocí una verdad aterradora: casi nadie fuera de Facebook sabe lo que sucede dentro de Facebook», escribió a la comisión del Senado el lunes. «Mientras Facebook opere en la oscuridad, no le rinde cuentas a nadie. Y seguirá tomando decisiones que vayan en contra del bien común».

– Clare Duffy y Donie O’Sullivan de CNN Business contribuyeron a este informe.

(CNN Business) — La exempleada de Facebook cuyas filtraciones provocaron uno de los escrutinios más intensos en la historia de la compañía reveló su identidad el domingo por la noche.

Frances Haugen, ex gerente de productos de Facebook que también ha trabajado en varias otras grandes empresas de tecnología, apareció en público en el programa «60 Minutes».

Haugen testificó el martes ante una subcomisión del Senado de Estados Unidos. Esto es lo que sabemos sobre ella hasta ahora.

Antecedentes

Haugen creció asistiendo a los caucus o asambleas partidistas de Iowa con sus padres, según su sitio web personal. Esa experiencia inculcó «un fuerte sentido de orgullo por la democracia y la responsabilidad de la participación cívica», agrega el sitio web.

Después de estudiar ingeniería eléctrica e informática, seguido de un MBA, Haugen trabajó en varias empresas de tecnología a partir de 2006, incluidas Google, Pinterest y Yelp. Se especializa en «gestión algorítmica de productos» y ha trabajado en varios algoritmos de clasificación similares al que usa Facebook para organizar su principal fuente de noticias, según su testimonio preparado obtenido por CNN el lunes. Está programado que ella comparezca el martes ante la subcomisión del Senado de Protección al Consumidor, Seguridad de Productos y Seguridad de Datos.

«Habiendo trabajado en cuatro importantes empresas de tecnología que operan diferentes tipos de redes sociales, he podido comparar y contrastar cómo cada empresa aborda y afronta diferentes desafíos», escribió en su testimonio preparado.

Desilusionada con Facebook La caja de Pandora que hundiría a Facebook, según experto 1:38

Haugen, de 37 años, se unió a Facebook en 2019 para trabajar en integridad cívica, incluidos «temas relacionados con la democracia y la desinformación», según su sitio web. Esos problemas han sido destacados por los críticos de Facebook y otras compañías de redes sociales, particularmente en torno a la pandemia del coronavirus y las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020.

Haugen aceptó el trabajo en Facebook para trabajar en abordar la desinformación, dijo en su entrevista de «60 Minutes». Pero explicó que sus sentimientos sobre la empresa comenzaron a cambiar cuando la compañía decidió disolver su equipo de integridad cívica poco después de las elecciones.

Ella sugirió que esta decisión, en parte, permitió que la plataforma se usara para ayudar a organizar el motín del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

Facebook dice que el trabajo del equipo de integridad cívica se distribuyó a otras unidades cuando se disolvió, y los ejecutivos de la compañía rechazaron las acusaciones de que era responsable de los disturbios en el Capitolio.

Las revelaciones de Haugen también son importantes porque se producen cuando los legisladores, reguladores y activistas de todo el mundo han criticado repetidamente a la empresa por no hacer lo suficiente para proteger a sus cientos de millones de usuarios.

«Me uní a Facebook … porque alguien cercano a mí se radicalizó en línea», dijo en sus comentarios a la subcomisión del Senado. «Me sentí obligada a tomar un papel activo en la creación de un Facebook mejor y menos tóxico».

Pero durante la mayor parte de los dos años, dijo que comenzó a sentir que Facebook no estaba tan comprometido con garantizar que sus productos promovieran el bien público.

«Lo que vi en Facebook una y otra vez fue que había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook, y Facebook una y otra vez optó por optimizar para sus propios intereses, como ganar más dinero», dijo a «60 minutes».

En su declaración ante la subcomisión del Senado para este martes, Haugen critica la creación de Facebook de un «sistema que amplifica la división, el extremismo y la polarización» en todo el mundo.

«Facebook se convirtió en una empresa de US$ 1 billón al pagar sus ganancias con nuestra seguridad, incluida la seguridad de nuestros hijos», escribió. «Y eso es inaceptable».

Lo que hizo Facebook prefiere dinero al bien público, denunciante 3:04

Hace aproximadamente un mes, Haugen presentó al menos ocho quejas ante la Comisión de Bolsa y Valores, alegando que la empresa oculta la investigación sobre sus deficiencias a los inversores y al público.

Haugen también compartió los documentos con The Wall Street Journal, que publicó una investigación de varias partes que muestra que Facebook estaba al tanto de los problemas con sus aplicaciones, incluidos los efectos negativos de la desinformación y el daño causado, especialmente a las niñas, por Instagram.

«Todos los días, nuestros equipos tienen que equilibrar la protección de la capacidad de miles de millones de personas para expresarse abiertamente con la necesidad de mantener nuestra plataforma como un lugar seguro y positivo», dijo la portavoz de Facebook, Lena Pietsch, en un comunicado a CNN Business después de la entrevista en «60 Minutes».

«Continuamos realizando mejoras significativas para abordar la propagación de información errónea y contenido dañino. Sugerir que fomentamos el contenido inadecuado y no hacemos nada simplemente no es cierto».

Haugen renunció a Facebook en abril de este año y dejó la compañía en mayo después de entregar algunos proyectos, según un perfil en The Wall Street Journal, pero no antes de recopilar los documentos que formarían la base de la investigación de la publicación.

«Si la gente simplemente odia más a Facebook por lo que hice, entonces fracasé», le dijo al diario. «Creo en la verdad y la reconciliación, tenemos que admitir la realidad. El primer paso es la documentación».

¿Qué viene después? Adolescentes analizan cómo los impactan las redes social 2:41

El martes, Haugen testificó frente a la subcomisión del Senado presidido por el senador demócrata Richard Blumenthal.

El subcomité cuestionó la semana pasada al director global de seguridad de Facebook, Antigone Davis, sobre el impacto que tienen sus aplicaciones en los usuarios más jóvenes. Davis buscó pintar los servicios de la compañía, particularmente Instagram, como más útiles que dañinos para los adolescentes.

«Eso no significa que los que no [lo encuentran útil] no sean importantes para nosotros. De hecho, es por eso que hacemos esta investigación», dijo.

Esos legisladores ahora escucharán de primera mano a Haugen y tendrán la oportunidad de interrogarla sobre lo que experimentó dentro de Facebook.

La empresa ha rechazado enérgicamente las afirmaciones de sus antiguos empleados, incluso con un comunicado de más de 700 palabras el domingo por la noche en el que exponía lo que llamó «hechos faltantes» del segmento «60 minutes» y dijo que la entrevista «utilizó materiales selectos de la empresa para informar una historia engañosa sobre la investigación que hacemos para mejorar nuestros productos».

Pero parece probable que sus revelaciones causen algo más que una onda expansiva en Facebook. La compañía se ha enfrentado al escrutinio de reguladores y gobiernos de todo el mundo durante años, y la presión sobre ella continúa aumentando cada semana.

A pesar de que lidiaba con las continuas consecuencias de las revelaciones de Haugen, así como con una interrupción generalizada de sus servicios principales durante varias horas el lunes, Facebook intentó desestimar una queja antimonopolio de la Comisión Federal de Comercio que la acusa de ser un monopolio.

Suscríbete al Telegram de CNNEE aquí

Haugen dice que la única forma de responsabilizar a Facebook es revelar su funcionamiento interno de la forma en que ella lo hizo.

«Di un paso al frente porque reconocí una verdad aterradora: casi nadie fuera de Facebook sabe lo que sucede dentro de Facebook», escribió a la comisión del Senado el lunes. «Mientras Facebook opere en la oscuridad, no le rinde cuentas a nadie. Y seguirá tomando decisiones que vayan en contra del bien común».

– Clare Duffy y Donie O’Sullivan de CNN Business contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver