El covid-19 causó nueve veces más muertes en personas con dificultades de aprendizaje, encuentra un estudio

(CNN) — Las personas con dificultades de aprendizaje murieron a causa del covid-19 a una tasa nueve veces mayor que la población general durante la primera ola de la pandemia en el Reino Unido, lo que agravó las desigualdades existentes, según un nuevo estudio.

De hecho, las personas con nueve afecciones de salud mental diferentes y discapacidades intelectuales experimentaron una mayor mortalidad por covid-19 durante el período, lo que agravó las desigualdades de larga data con la población en general, revela el estudio, que fue publicado en la revista The Lancet Regional Health – Europe el jueves.

Los investigadores analizaron más de 160.000 muertes en el Reino Unido entre marzo y junio de 2020 y encontraron que las muertes por covid-19 entre las personas con trastornos alimentarios fueron casi cinco veces más altas que la población general, y cuatro veces más altas entre las personas con trastornos de la personalidad y las personas con demencia.

Las muertes fueron tres veces más altas para las personas con esquizofrenia, según el estudio.

«Fue un aumento sustancial», dijo a CNN la autora principal del estudio, Jayati Das-Munshi, del departamento de Epidemiología Social y Psiquiátrica del King’s College de Londres.

«No esperábamos que esta brecha de mortalidad mejorara, definitivamente no, pero creo que la medida en que empeoró fue realmente impactante».

Los investigadores analizaron datos anónimos de registros clínicos de pacientes del sur de Londres. Evaluaron las tasas de mortalidad entre nueve afecciones de salud mental y discapacidades intelectuales, así como por etnia.

Todos los grupos étnicos representados en la muestra experimentaron un exceso de riesgo de mortalidad durante el período, dijo Das-Munshi.

«La mortalidad por todas las causas en personas con demencia y discapacidades de aprendizaje fue más del doble en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el trimestre equivalente de 2019», se lee en el estudio.

«También fue evidente un riesgo elevado de mortalidad por todas las causas» entre las personas con trastornos por uso de sustancias, esquizofrenia, trastornos de la personalidad y otras afecciones de salud mental, continúa.

Das-Munshi dijo que este es un problema que los profesionales de la salud conocen desde hace décadas.

«Existe una preocupación de larga data de que las personas con afecciones de salud mental no reciben la misma calidad de atención para su salud que las personas con afecciones de salud física, pero, por supuesto, esto se agravó aún más con la pandemia», dijo a CNN.

De julio a septiembre de 2020, las tasas de mortalidad cayeron a medida que disminuyeron los casos de covid-19 y el Reino Unido levantó sus confinamientos. Sin embargo, las tasas seguían siendo el doble que las de la población en general, una situación similar a la anterior a la pandemia.

Aproximadamente dos tercios de las muertes entre las personas con afecciones de salud mental son causadas por afecciones físicas prevenibles, como la diabetes, que podrían controlarse mejor, dijo Das-Munshi.

Algunas de estas afecciones subyacentes también están relacionadas con peores resultados de la infección por covid-19, agregó.

«Volvemos a este tema de que realmente debemos pensar en mejorar el acceso a las intervenciones de salud preventiva», dijo Das-Munshi.

«Eso podría ser cualquier cosa, desde la detección del cáncer hasta el manejo de enfermedades cardiovasculares, ofrecer dejar de fumar, ofrecer vacunas, alentar a las personas a aceptar ofertas de vacunación, ese tipo de cosas».

Covid-19

(CNN) — Las personas con dificultades de aprendizaje murieron a causa del covid-19 a una tasa nueve veces mayor que la población general durante la primera ola de la pandemia en el Reino Unido, lo que agravó las desigualdades existentes, según un nuevo estudio.

De hecho, las personas con nueve afecciones de salud mental diferentes y discapacidades intelectuales experimentaron una mayor mortalidad por covid-19 durante el período, lo que agravó las desigualdades de larga data con la población en general, revela el estudio, que fue publicado en la revista The Lancet Regional Health – Europe el jueves.

Los investigadores analizaron más de 160.000 muertes en el Reino Unido entre marzo y junio de 2020 y encontraron que las muertes por covid-19 entre las personas con trastornos alimentarios fueron casi cinco veces más altas que la población general, y cuatro veces más altas entre las personas con trastornos de la personalidad y las personas con demencia.

Las muertes fueron tres veces más altas para las personas con esquizofrenia, según el estudio.

Los datos de los CDC indican que hay más personas que reciben refuerzos de la vacuna contra el covid-19 que las que se vacunan por primera vez

«Fue un aumento sustancial», dijo a CNN la autora principal del estudio, Jayati Das-Munshi, del departamento de Epidemiología Social y Psiquiátrica del King’s College de Londres.

«No esperábamos que esta brecha de mortalidad mejorara, definitivamente no, pero creo que la medida en que empeoró fue realmente impactante».

Los investigadores analizaron datos anónimos de registros clínicos de pacientes del sur de Londres. Evaluaron las tasas de mortalidad entre nueve afecciones de salud mental y discapacidades intelectuales, así como por etnia.

Todos los grupos étnicos representados en la muestra experimentaron un exceso de riesgo de mortalidad durante el período, dijo Das-Munshi.

«La mortalidad por todas las causas en personas con demencia y discapacidades de aprendizaje fue más del doble en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el trimestre equivalente de 2019», se lee en el estudio.

«También fue evidente un riesgo elevado de mortalidad por todas las causas» entre las personas con trastornos por uso de sustancias, esquizofrenia, trastornos de la personalidad y otras afecciones de salud mental, continúa.

Para la Cepal, las mujeres y los jóvenes fueron los más perjudicados por la crisis de covid-19 en América Latina

Das-Munshi dijo que este es un problema que los profesionales de la salud conocen desde hace décadas.

«Existe una preocupación de larga data de que las personas con afecciones de salud mental no reciben la misma calidad de atención para su salud que las personas con afecciones de salud física, pero, por supuesto, esto se agravó aún más con la pandemia», dijo a CNN.

De julio a septiembre de 2020, las tasas de mortalidad cayeron a medida que disminuyeron los casos de covid-19 y el Reino Unido levantó sus confinamientos. Sin embargo, las tasas seguían siendo el doble que las de la población en general, una situación similar a la anterior a la pandemia.

Aproximadamente dos tercios de las muertes entre las personas con afecciones de salud mental son causadas por afecciones físicas prevenibles, como la diabetes, que podrían controlarse mejor, dijo Das-Munshi.

El Día de la Salud Mental y la pandemia: el miedo, la ansiedad y el dolor

Algunas de estas afecciones subyacentes también están relacionadas con peores resultados de la infección por covid-19, agregó.

«Volvemos a este tema de que realmente debemos pensar en mejorar el acceso a las intervenciones de salud preventiva», dijo Das-Munshi.

«Eso podría ser cualquier cosa, desde la detección del cáncer hasta el manejo de enfermedades cardiovasculares, ofrecer dejar de fumar, ofrecer vacunas, alentar a las personas a aceptar ofertas de vacunación, ese tipo de cosas».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver