Informe detalla cómo Trump y un alto abogado del Departamento de Justicia intentaron anular las elecciones de 2020

Washington (CNN) — La Comisión Judicial del Senado publicó este jueves un informe de gran alcance sobre cómo el expresidente Donald Trump y un alto abogado del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) intentaron anular las elecciones presidenciales de 2020.
Trump pidió directamente al Departamento de Justicia nueve veces que socavara el resultado de las elecciones, y su jefe de gabinete, Mark Meadows, rompió con la política de la administración al presionar a un abogado del Departamento de Justicia para que investigara las denuncias de fraude electoral, según el informe, que se basa en entrevistas a testigos de altos exfuncionarios del Departamento de Justicia.

La comisión liderada por los demócratas también reveló que el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone, amenazó con renunciar a principios de enero cuando Trump consideraba reemplazar al entonces secretario de Justicia en funciones Jeffrey Rosen con Jeffrey Clark, un abogado del DOJ que apoyaba las conspiraciones de fraude electoral.

Tras los ocho meses de investigación, las conclusiones ponen de manifiesto la implacabilidad de Trump y de algunos de sus principales asesores en su empeño por utilizar al Departamento de Justicia para apuntalar falsas conspiraciones de fraude electoral. El informe de la comisión, el relato más completo hasta ahora de los esfuerzos de Trump por anular las elecciones, describe su conducta como un abuso del poder presidencial.

Poco después de la publicación del informe este jueves por la mañana, la oficina del senador republicano Chuck Grassley emitió una versión del Partido Republicano, que rechaza las conclusiones de los demócratas y defiende a Trump, diciendo que «escuchó a sus asesores principales y siguió sus consejos y recomendaciones».

En su aparición en el programa «New Day» de CNN el jueves por la mañana, el presidente del Poder Judicial del Senado, el demócrata de Illinois Dick Durbin, dijo que Estados Unidos estaba a «medio paso de una crisis constitucional, una crisis constitucional en toda regla» y explicó que los hechos se desarrollaron en tres fases.

«Primera fase, Trump acude a los tribunales. Pierde todos los juicios, en los que afirma que hubo fraude electoral en las elecciones. A continuación, decide que tiene que tomar el control del Departamento de Justicia y del secretario de Justicia, y hacer que el secretario impulse esta narrativa a los estados para decirles que dejen de enviar sus totales de votos del Colegio Electoral. Cuando eso fracasó, y nuestro informe entra en detalles gráficos de los esfuerzos que se hicieron, el tercer paso fue soltar a la turba en el Capitolio el día que estábamos contando las papeletas», dijo Durbin, refiriéndose a los disturbios del 6 de enero.

El abogado del DOJ fue un actor crucial, según los demócratas

El informe de 400 páginas elaborado por los demócratas del Senado, titulado «Subvertir la Justicia», arremete contra las acciones de Clark, quien, según ellos, se convirtió en un actor crucial en el intento de Trump de utilizar el Departamento de Justicia para su beneficio político.

La Comisión Judicial del Senado anunció este jueves que lo remitirán al Colegio de Abogados de DC para una investigación de su conducta profesional, citando las normas que prohíben a los abogados ayudar en el fraude e interferir en la administración de justicia.

La Comisión dijo que aún no ha sacado conclusiones sobre posibles delitos, ya que su investigación no ha finalizado. Clark no ha sido acusado de ningún delito, y un abogado de Clark no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Clark no fue entrevistado por la comisión. En cambio, altos funcionarios del Departamento de Justicia describieron en entrevistas sus planes y los de Trump para anular la elección.

Clark había presionado a Rosen y a Richard Donoghue, entonces el segundo al mando en el Departamento de Justicia, para que utilizaran el Departamento de Justicia para anunciar investigaciones de fraude electoral y pedir a los líderes estatales de Georgia que designaran a los electores, ignorando potencialmente el voto popular certificado. La Comisión encontró que Clark comenzó los llamamientos a finales de diciembre después de hablar con Trump directamente.

La Comisión del Senado escribió que podría haber tenido ayuda de «aliados de menor nivel» dentro del Departamento de Justicia e incluso intentó negociar con Rosen su plan, diciendo que rechazaría una oportunidad de tomar el lugar de Rosen si Rosen accediera a apoyar su iniciativa de los electores de Georgia.

«La propuesta de Clark de utilizar el poder del DOJ para anular el voto popular ya certificado reflejó una distorsión asombrosa de la autoridad del DOJ: el DOJ protege el acceso a las papeletas y la integridad de las mismas, pero no tiene ningún papel en la determinación de qué candidato ganó una elección concreta», escribió la comisión.

Donoghue y Rosen testificaron ante el comité.

“Déjenme el resto a mí”

La serie de interacciones entre el presidente y Rosen y Donoghue comenzó a mediados de diciembre con una reunión en el Despacho Oval, incluyó varias llamadas telefónicas y continuó hasta el 3 de enero.

En las múltiples llamadas, Trump afirmó que hubo fraude electoral en Pennsylvania y Arizona, ambos estados que perdió, diciéndole a Rosen que «la gente está diciendo» y pidiéndole al Departamento de Justicia que investigue los rumores, según la Comisión.

Trump también dijo a la dirección del Departamento de Justicia: «Ustedes no siguen el internet como yo”, según Donoghue y Rosen.

Rosen le dijo al presidente que el departamento «no puede y no va a pulsar un interruptor y cambiar las elecciones». Eso hizo que Trump se limitara a pedir un anuncio oficial del Departamento de Justicia que afirmara que las elecciones habían sido corruptas y dijo: «déjenme el resto a mí y a los congresistas [republicanos]», señala el informe del comité.

El departamento no había encontrado ningún fraude generalizado en las elecciones, y simultáneamente la campaña de Trump estaba presentando demandas para anular millones de votos en los estados indecisos.

Trump hizo que Rosen y Clark compitieran por el puesto de secretario de Justicia durante la reunión de casi tres horas celebrada el 3 de enero, antes de decidir no sustituir a Rosen por Clark, según el informe. También detalla cómo las discusiones sobre el plan de Clark en Georgia se vincularon inextricablemente a las conversaciones sobre la sustitución de Rosen.

«Según Rosen, Trump abrió la reunión diciendo: ‘Una cosa que sabemos es que tú, Rosen, no vas a hacer nada para anular las elecciones'», dice el informe.

«En el transcurso de las siguientes tres horas, el grupo tuvo lo que Donoghue llamó ‘una conversación de amplio alcance’ centrada en si Trump debería reemplazar la dirección del DOJ, instalar a Clark en el lugar de Rosen y enviar la carta propuesta por Clark, y si Clark estaba incluso calificado para asumir el cargo de secretario de Justicia en funciones». Rosen y Donoghue nos dijeron que en este punto, la carta propuesta por Clark y su potencial papel como secretario de Justicia en funciones estaban entrelazados», añade.

Amenaza de dimisiones masivas en el Departamento de Justicia

El intento de Trump de politizar el Departamento de Justicia 2:44

El informe continúa señalando que en algún momento de la reunión, Donoghue y el secretario de Justicia adjunto de la Oficina de Asesoría Legal, Steve Engel, dejaron claro que habría dimisiones masivas en el Departamento de Justicia si Trump seguía adelante con la sustitución de Rosen por Clark, algo que, según dijo a la comisión, era un «contexto importante» para el entonces presidente mientras sopesaba su decisión.

Donoghue y Rosen también recordaron que los abogados de la Casa Blanca Cipollone y Patrick Philbin se opusieron al plan de sustituir a Rosen por Clark, y que Cipollone calificó la carta de Clark de «pacto suicida» y los dos abogados de la Casa Blanca indicaron que también dimitirían, según el informe.

A pesar de la amenaza de dimisiones masivas, Trump «continuó durante algún tiempo contemplando la idea de reemplazar a Rosen con Clark”, señala el informe. También dice que Donoghue dijo al panel que Trump no rechazó el plan de Clark hasta «‘muy avanzada la conversación’, dentro de los últimos 15 minutos de la reunión de dos a tres horas».

CNN informó previamente que Rosen, durante su entrevista a puerta cerrada con la comisión, habló de numerosas interacciones con Clark, pero gran parte de su testimonio se centró en cinco episodios en los que Clark salió de la cadena de mando para impulsar las afirmaciones de fraude, incluyendo la reunión del 3 de enero en la Casa Blanca.

— Chandelis Duster de CNN contribuyó con este reportaje.

Donald Trump
Elecciones 2020 Estados Unidos

Washington (CNN) — La Comisión Judicial del Senado publicó este jueves un informe de gran alcance sobre cómo el expresidente Donald Trump y un alto abogado del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) intentaron anular las elecciones presidenciales de 2020.
Trump pidió directamente al Departamento de Justicia nueve veces que socavara el resultado de las elecciones, y su jefe de gabinete, Mark Meadows, rompió con la política de la administración al presionar a un abogado del Departamento de Justicia para que investigara las denuncias de fraude electoral, según el informe, que se basa en entrevistas a testigos de altos exfuncionarios del Departamento de Justicia.

La comisión liderada por los demócratas también reveló que el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone, amenazó con renunciar a principios de enero cuando Trump consideraba reemplazar al entonces secretario de Justicia en funciones Jeffrey Rosen con Jeffrey Clark, un abogado del DOJ que apoyaba las conspiraciones de fraude electoral.

Tras los ocho meses de investigación, las conclusiones ponen de manifiesto la implacabilidad de Trump y de algunos de sus principales asesores en su empeño por utilizar al Departamento de Justicia para apuntalar falsas conspiraciones de fraude electoral. El informe de la comisión, el relato más completo hasta ahora de los esfuerzos de Trump por anular las elecciones, describe su conducta como un abuso del poder presidencial.

ANÁLISIS | La escandalosa respuesta de Donald Trump a un nuevo libro revelador sobre su Casa Blanca

Poco después de la publicación del informe este jueves por la mañana, la oficina del senador republicano Chuck Grassley emitió una versión del Partido Republicano, que rechaza las conclusiones de los demócratas y defiende a Trump, diciendo que «escuchó a sus asesores principales y siguió sus consejos y recomendaciones».

En su aparición en el programa «New Day» de CNN el jueves por la mañana, el presidente del Poder Judicial del Senado, el demócrata de Illinois Dick Durbin, dijo que Estados Unidos estaba a «medio paso de una crisis constitucional, una crisis constitucional en toda regla» y explicó que los hechos se desarrollaron en tres fases.

«Primera fase, Trump acude a los tribunales. Pierde todos los juicios, en los que afirma que hubo fraude electoral en las elecciones. A continuación, decide que tiene que tomar el control del Departamento de Justicia y del secretario de Justicia, y hacer que el secretario impulse esta narrativa a los estados para decirles que dejen de enviar sus totales de votos del Colegio Electoral. Cuando eso fracasó, y nuestro informe entra en detalles gráficos de los esfuerzos que se hicieron, el tercer paso fue soltar a la turba en el Capitolio el día que estábamos contando las papeletas», dijo Durbin, refiriéndose a los disturbios del 6 de enero.

El abogado del DOJ fue un actor crucial, según los demócratas

El informe de 400 páginas elaborado por los demócratas del Senado, titulado «Subvertir la Justicia», arremete contra las acciones de Clark, quien, según ellos, se convirtió en un actor crucial en el intento de Trump de utilizar el Departamento de Justicia para su beneficio político.

La Comisión Judicial del Senado anunció este jueves que lo remitirán al Colegio de Abogados de DC para una investigación de su conducta profesional, citando las normas que prohíben a los abogados ayudar en el fraude e interferir en la administración de justicia.

La Comisión dijo que aún no ha sacado conclusiones sobre posibles delitos, ya que su investigación no ha finalizado. Clark no ha sido acusado de ningún delito, y un abogado de Clark no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Clark no fue entrevistado por la comisión. En cambio, altos funcionarios del Departamento de Justicia describieron en entrevistas sus planes y los de Trump para anular la elección.

Nuevos correos electrónicos muestran cómo Trump y sus aliados presionaron al Departamento de Justicia para desafiar los resultados de las elecciones de 2020

Clark había presionado a Rosen y a Richard Donoghue, entonces el segundo al mando en el Departamento de Justicia, para que utilizaran el Departamento de Justicia para anunciar investigaciones de fraude electoral y pedir a los líderes estatales de Georgia que designaran a los electores, ignorando potencialmente el voto popular certificado. La Comisión encontró que Clark comenzó los llamamientos a finales de diciembre después de hablar con Trump directamente.

La Comisión del Senado escribió que podría haber tenido ayuda de «aliados de menor nivel» dentro del Departamento de Justicia e incluso intentó negociar con Rosen su plan, diciendo que rechazaría una oportunidad de tomar el lugar de Rosen si Rosen accediera a apoyar su iniciativa de los electores de Georgia.

«La propuesta de Clark de utilizar el poder del DOJ para anular el voto popular ya certificado reflejó una distorsión asombrosa de la autoridad del DOJ: el DOJ protege el acceso a las papeletas y la integridad de las mismas, pero no tiene ningún papel en la determinación de qué candidato ganó una elección concreta», escribió la comisión.

Donoghue y Rosen testificaron ante el comité.

“Déjenme el resto a mí”

La serie de interacciones entre el presidente y Rosen y Donoghue comenzó a mediados de diciembre con una reunión en el Despacho Oval, incluyó varias llamadas telefónicas y continuó hasta el 3 de enero.

En las múltiples llamadas, Trump afirmó que hubo fraude electoral en Pennsylvania y Arizona, ambos estados que perdió, diciéndole a Rosen que «la gente está diciendo» y pidiéndole al Departamento de Justicia que investigue los rumores, según la Comisión.

Trump también dijo a la dirección del Departamento de Justicia: «Ustedes no siguen el internet como yo”, según Donoghue y Rosen.

Rosen le dijo al presidente que el departamento «no puede y no va a pulsar un interruptor y cambiar las elecciones». Eso hizo que Trump se limitara a pedir un anuncio oficial del Departamento de Justicia que afirmara que las elecciones habían sido corruptas y dijo: «déjenme el resto a mí y a los congresistas [republicanos]», señala el informe del comité.

Revelan mensaje de Trump al Departamento de Justicia: «Digan que la elección fue corrupta + déjenme el resto a mí»

El departamento no había encontrado ningún fraude generalizado en las elecciones, y simultáneamente la campaña de Trump estaba presentando demandas para anular millones de votos en los estados indecisos.

Trump hizo que Rosen y Clark compitieran por el puesto de secretario de Justicia durante la reunión de casi tres horas celebrada el 3 de enero, antes de decidir no sustituir a Rosen por Clark, según el informe. También detalla cómo las discusiones sobre el plan de Clark en Georgia se vincularon inextricablemente a las conversaciones sobre la sustitución de Rosen.

«Según Rosen, Trump abrió la reunión diciendo: ‘Una cosa que sabemos es que tú, Rosen, no vas a hacer nada para anular las elecciones'», dice el informe.

«En el transcurso de las siguientes tres horas, el grupo tuvo lo que Donoghue llamó ‘una conversación de amplio alcance’ centrada en si Trump debería reemplazar la dirección del DOJ, instalar a Clark en el lugar de Rosen y enviar la carta propuesta por Clark, y si Clark estaba incluso calificado para asumir el cargo de secretario de Justicia en funciones». Rosen y Donoghue nos dijeron que en este punto, la carta propuesta por Clark y su potencial papel como secretario de Justicia en funciones estaban entrelazados», añade.

Amenaza de dimisiones masivas en el Departamento de Justicia El intento de Trump de politizar el Departamento de Justicia 2:44

El informe continúa señalando que en algún momento de la reunión, Donoghue y el secretario de Justicia adjunto de la Oficina de Asesoría Legal, Steve Engel, dejaron claro que habría dimisiones masivas en el Departamento de Justicia si Trump seguía adelante con la sustitución de Rosen por Clark, algo que, según dijo a la comisión, era un «contexto importante» para el entonces presidente mientras sopesaba su decisión.

Donoghue y Rosen también recordaron que los abogados de la Casa Blanca Cipollone y Patrick Philbin se opusieron al plan de sustituir a Rosen por Clark, y que Cipollone calificó la carta de Clark de «pacto suicida» y los dos abogados de la Casa Blanca indicaron que también dimitirían, según el informe.

A pesar de la amenaza de dimisiones masivas, Trump «continuó durante algún tiempo contemplando la idea de reemplazar a Rosen con Clark”, señala el informe. También dice que Donoghue dijo al panel que Trump no rechazó el plan de Clark hasta «‘muy avanzada la conversación’, dentro de los últimos 15 minutos de la reunión de dos a tres horas».

CNN informó previamente que Rosen, durante su entrevista a puerta cerrada con la comisión, habló de numerosas interacciones con Clark, pero gran parte de su testimonio se centró en cinco episodios en los que Clark salió de la cadena de mando para impulsar las afirmaciones de fraude, incluyendo la reunión del 3 de enero en la Casa Blanca.

— Chandelis Duster de CNN contribuyó con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver