Te encuentras con un oso. Tu próximo movimiento es muy importante. ¿Sabes qué hacer?

(CNN) — Estás de excursión en un glorioso día del otoño boreal. De repente, ves un oso. Y el oso también te ha visto. ¿Sabrías qué hacer a continuación?

Beth Pratt seguro sabría.

Una vez estuvo en el Old Gardiner Road Trail, en el Parque Nacional de Yellowstone, disfrutando de correr entre la naturaleza salvaje. Su ensoñación llegó a su fin cuando se encontró con un oso pardo comiendo flores.

«Me detuve. Se puso de pie sobre sus patas traseras y me miró. Sabía que no era un gesto amenazante», le dijo a CNN Travel. «No estoy bromeando, me hizo un gesto con la pata como si me dijera, ‘solo sigue tu camino’, y volvió a comer».

«Y me alejé lentamente y puse algo de distancia entre nosotros, y el encuentro terminó bien».

Sin embargo, cuando se trata de lidiar con los osos, Pratt tiene una cosa o dos por encima de todos nosotros.

Ella es la directora ejecutiva regional de California para la Federación Nacional de Vida Silvestre, un trabajo que ha tenido durante más de 10 años. También trabajó en Yellowstone durante varios años, y una vez vio nueve osos pardos en un día allí.

Es la autora de «When Mountain Lions are Neighbors», que trata sobre cómo las personas pueden coexistir con la vida silvestre en California. Y hay un capítulo solo sobre osos.

https://dynaimage.cdn.cnn.com/cnn/animations/w_634/211008090643-desktop-trvl-bear-article-loop.mp4

Finalmente, vive en la frontera del Parque Nacional Yosemite, y los osos pasan por su jardín, incluido este que se ve en las imágenes de arriba, a fines de septiembre.

Se puede oír el entusiasmo en la voz de Pratt mientras comparte su buena fe y sus consejos para asegurarse de que los encuentros entre osos y humanos sean placenteros, no peligrosos.

«Un oso salvaje es una imagen hermosa de ver. Es increíble verlos en la naturaleza. Nunca tuve una mala experiencia con los osos. Lo que trato de hacer es que la gente sienta respeto, no miedo, por los osos. El animal generalmente quiere evitar los encuentros».

Osos en las noticias

Los ataques de osos son raros, señalan los sitios web de Pratt y del Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. (NPS, por sus siglas en inglés), pero ocurren.

A principios de este mes, en Carolina del Norte, el perro desatado de una pareja atrajo la atención no deseada de un oso negro mientras estaban de picnic en el Blue Ridge Parkway. Hace unos días, un cazador fue atacado en Wyoming por una hembra grizzly, que estaba con sus cachorros.

En ambos casos, la gente sobrevivió a los ataques. Pero en el país europeo de Eslovaquia, un hombre murió tras ser atacado por un oso pardo, en junio.

Todos ilustran el punto de que raro no es igual a nunca.

Fiestas para las bestias

Un oso pardo adulto camina por un campamento y un área de picnic en Lake Louise, que está en Alberta, Canadá. Asegúrate de que tu comida nunca sea una tentación en la tierra de los osos. George Rose / Getty Images

Esta es una buena época del año para conocer hechos y seguridad sobre osos porque muchos se encuentran ahora en una fase conocida como hiperfagia, dijo Pratt. «Es un período en el otoño en el que los osos comen de todo para engordar y pasar la hibernación».

Ella notó que los pumas son comparativamente caprichosos con la comida. Los osos no.

«Comen de todo: hormigas. Animales atropellados. Flores. Nueces. Y, desafortunadamente, la comida humana que no está asegurada. Nuestra comida es muy atractiva para ellos; son calorías fáciles».

Combina eso con el hecho de que los parques nacionales han estado estableciendo récords de asistencia en 2021 y rechazando visitantes, y tienes una receta para posibles problemas.

«Si más personas están usando tierras públicas y hay más personas en la mezcla, hay más posibilidades de encuentros y conflictos. Me preocupa un poco», dijo Pratt.

La clave es estar preparado, y ahí es donde entran Pratt y otros que saben del tema.

Primera regla del ‘club de lucha de osos’: No pelees

La mejor estrategia es nunca ponerse en peligro al atraer o provocar a un oso salvaje. Tratar de darle de comer a un oso o acercarse a unos adorables cachorros son formas particularmente terribles de iniciar un encuentro. Eso es solo buscar problemas.

El sitio del Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. señala que cada oso y cada encuentro son diferentes, pero existen pautas generales útiles en la mayoría de las situaciones.

En primer lugar, mantén la distancia si te encuentras con un oso. No te acerques a él y dale suficiente espacio para alejarse de ti. Yellowstone te dice que te mantengas al menos a 100 yardas (91 metros, o 300 pies) de distancia; el Parque Nacional Shenandoah, en Virginia, sugiere 200 pies (61 metros) para sus osos negros.

Si te acercas demasiado, puedes infringir la ley. Esta misma semana, una mujer recibió cuatro días bajo custodia federal y multas por permanecer demasiado cerca de un oso pardo y sus cachorros en Yellowstone.

Una osa grizzly llamada «399» camina con sus cuatro cachorros en las afueras de Jackson, Wyoming, en junio de 2020. La madre habita el Parque Nacional Grand Teton y el Bosque Nacional Bridger-Teton. Un excursionista sabio nunca se pondrá entre 399 y sus cachorros. George Frey / Getty Images

Otros consejos:

– Habla con calma contigo mismo en tonos bajos para identificarte como humano.

– Camina con un grupo (somos más olorosos y ruidosos en manadas) y permanece en los senderos designados.

– Si tienes un niño pequeño o un perro, levántalo.

– No te pongas entre los cachorros y su madre.

– Evita el contacto visual directo y aléjate lentamente, de lado si es posible.

Pratt dijo que no te alarmes si un oso se para sobre sus patas traseras; no se considera un movimiento agresivo.

Casi todos los encuentros son pacíficos, dijo Pratt. Muchas veces, la gente ni siquiera sabía que estaba cerca de un oso, como en este video de YouTube que muestra a dos personas saliendo de un sótano ajenas a un oso cercano.

¿Qué pasa si un oso comienza a acercarse a ti de todos modos?

Este oso pardo deambulaba por el bosque bávaro en Neuschonau, Alemania. Si el oso comienza a correr hacia ti, es importante que te mantengas firme. Salir corriendo es un movimiento equivocado. Ingo Geriach / Barcroft Media / Getty Images

Si un oso comienza a hacer movimientos asertivos en tu dirección, tienes que tomar decisiones importantes, y rápido.

Lo primero es: Defiende tu posición con los osos.

Ya sea con osos grizzliy (una subespecie de osos pardos) u osos negros, «por favor, no corras. Los osos pueden correr más rápido que cualquiera», dijo Pratt. «Tampoco te subas a un árbol. También pueden trepar a los árboles mejor que tú».

La División de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey también tiene algunos consejos:

– Haz ruidos fuertes gritando, golpeando ollas y sartenes o usando una bocina para asustar a los osos.

– Hazte lucir lo más grande posible moviendo los brazos.

Pratt dijo que normalmente se puede intimidar o engañar para salir de situaciones con osos que no se van, dependiendo de la especie del oso y la situación.

¿Pero qué pasa si un oso está a punto de atacar?

Ahora estás en una de las situaciones más raras: has atraído la atención de un oso. No se fue. Ha comenzado a llegar hacia ti de manera agresiva y rápida. Crees que estás a punto de ser atacado. ¿Qué sigue?

Una cosa muy importante es hacer una identificación rápida del tipo de oso, porque tu estrategia será diferente.

Estudia este rostro. Esta es una cara de oso negro. Si estás siendo atacado por un oso negro, no te hagas el muerto. Defiéndete. Friso Gentsch / picture alliance / dpa / Getty Images

Si es un oso negro, el NPS y Pratt tienen un mensaje claro: No corras. No te hagas el muerto.

«Quieres mantenerte firme con los osos negros. Luce lo más intimidante posible», dijo Pratt. «No arrojes cosas hacia él, sino cerca de él. Haz que ese oso negro se sienta intimidado por ti. Hazle saber que eres una persona grande. Toma algo, grita. Si ataca, contraataca, apunta a la cara».

Es una situación diferente con los osos pardos

Si estás lidiando con un oso pardo que no retrocede y un ataque es inminente, se recomienda hacer lo contrario. Deberías hacerte el muerto.

«Actúa de la forma más inofensiva posible con un oso pardo. Hazte el muerto con un oso pardo si comienza a atacar», dijo Pratt. «Métete y cúbrete. Ponte en posición fetal. Envuelve tus manos alrededor de tu cuello. Acuéstate sobre tu estómago. Una vez que lo hagas, el 99% de las veces el oso pardo seguirá adelante».

El NPS elabora: «Quédate quieto hasta que el oso abandone el área. Contraatacar generalmente aumenta la intensidad de tales ataques. Sin embargo, si el ataque persiste, contraataca vigorosamente».

Luchar contra un oso grizzly es el último recurso, «tu pase del Ave María», como lo llamó Pratt, cuando todas las demás opciones están fuera del caso.

Una excepción a esta regla: si estás acampando en una tienda de campaña y te atacan, es probable que ese oso te vea como comida. El NPS y Pratt dicen que este es un momento para luchar.

¿Cómo se distingue a un oso negro de un oso pardo?

En primer lugar, conoce tu área y lee sobre los osos allí.

En Norteamérica, los osos pardos tienen un rango mucho más limitado que el de los osos negros. En los llamados Lower 48 –los estados contiguos de Estados Unidos– están en Washington, Montana, Idaho y Wyoming. Y, luego, en Alaska también. También cubren gran parte del oeste de Canadá.

Los osos negros tienen más territorio. Se pueden encontrar en hasta 40 estados de Estados Unidos, gran parte de Canadá e incluso partes del norte de México, dice la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Digamos que estás en Quebec, los Apalaches, los montes Ozarks, California o incluso partes de Florida, eso va a ser un oso negro. Pero si estás en Yellowstone o en el Parque Nacional Glacier, por ejemplo, podría ser un oso negro o un oso grizzly. Ahí es cuando es crucial saber cómo hacer una identificación visual rápida.

No puedes seguir el color del pelaje. Los osos negros pueden ser negros, marrones, canela, rubios, gris azulados o blancos, según Bear.org.

Eso es un oso pardo a la izquierda. ¿Ves la joroba? Esa es una forma de diferenciarlo de un oso negro, que no tiene la joroba detrás del cuello. Getty Images

Una de las mejores formas de notar la diferencia, dijo Pratt, es buscar una joroba en los hombros. Los grizzly la tienen; los osos negros, no.

También dijo que las formas de la cara son diferentes. «Las caras de oso negro me parecen un poco más tiernas, un poco más redondas, con una nariz recta. Una cara de oso pardo se parece más a un depredador salvaje y tiene una forma abombada».

Esta página web de Servicios de Parques Nacionales hay más formas útiles para diferenciar.

Datos curiosos: Se pueden encontrar ocho especies de osos en todo el mundo, desde la zona tropical de Sri Lanka hasta los gélidos confines de Rusia, Noruega y Canadá. Y los sitios web europeos como Bear Watching Slovenia brindan muchos de los mismos consejos de seguridad que reciben los norteamericanos.

Spray para osos y armas

A algunas personas les gusta llevar spray para osos y/o un arma cuando se aventuran en el país de los osos.

Pratt es una defensora del primero y dice que te asegures de practicar su uso antes de ir a la naturaleza. El NPS tiene un video útil y consejos sobre el uso de spray para protegerse de los osos.

Es más cautelosa frente a llevar armas de fuego contigo, especialmente si no tienes experiencia. «Sacar a un oso pardo con un solo disparo sería difícil. Es necesario tener mucha experiencia con un arma para aumentar tus posibilidades de seguridad».

Un estudio de la Universidad Brigham Young, en 2008, encontró que el rociado era más efectivo que un arma de fuego. Y el aerosol no daña permanentemente a un oso.

A algunas personas les gusta llevar campanillas de oso en sus caminatas, esperando que el ruido aleje a los animales. Pero el servicio del parque dice que «Gritar, aplaudir y hablar son formas más efectivas de alertar a un oso de tu presencia».

Lo que los campistas necesitan saber

Si vas a llevar tu vehículo a un viaje de campamento durante la noche, trata de no almacenar alimentos en él. George Rose / Getty Images

Si vas a acampar durante la noche, debes tomar algunas consideraciones adicionales.

Kyle Patterson, especialista en Administración y funcionario de asuntos públicos en el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, envió un correo electrónico a CNN Travel sobre algunas formas de mantener alejados a los osos hambrientos.

Patterson recomendó usar un casillero para almacenar alimentos si se proporciona en los campamentos y áreas de picnic. Además, «evita almacenar alimentos y neveras portátiles en tu vehículo. Si es necesario, guarda los alimentos en recipientes herméticos en el maletero o fuera de la vista. Cierra las ventanas del vehículo por completo».

Otros consejos y precauciones:

– No guardes alimentos en tiendas de campaña o caravanas emergentes en campamentos o vehículos en los inicios de los senderos.

– No dejes alimentos, neveras portátiles y utensilios de cocina sucios desatendidos. Los guardaparques pueden confiscarlos y citarte.

– Deshazte de la basura en basureros y botes de basura resistentes a los osos.

Los osos alimentados por humanos generalmente terminan con problemas crónicos y deben ser sacrificados, dijo Patterson. «Un oso alimentado es un oso muerto».

La pelota está en nuestra cancha

Pratt enfatizó que depende de los humanos ser responsables ante estas criaturas.

«Los osos son solo osos. Somos una amenaza mucho mayor para ellos. Los ataques de osos son muy raros. Y las muertes son aún más raras», dijo.

«Las vidas de los osos están más amenazadas que las nuestras en los encuentros. Quiero que la gente tenga experiencias mágicas y maravillosas en la naturaleza. Quiero que la gente se sienta bien al tener estos encuentros».

Oso

(CNN) — Estás de excursión en un glorioso día del otoño boreal. De repente, ves un oso. Y el oso también te ha visto. ¿Sabrías qué hacer a continuación?

Beth Pratt seguro sabría.

Una vez estuvo en el Old Gardiner Road Trail, en el Parque Nacional de Yellowstone, disfrutando de correr entre la naturaleza salvaje. Su ensoñación llegó a su fin cuando se encontró con un oso pardo comiendo flores.

«Me detuve. Se puso de pie sobre sus patas traseras y me miró. Sabía que no era un gesto amenazante», le dijo a CNN Travel. «No estoy bromeando, me hizo un gesto con la pata como si me dijera, ‘solo sigue tu camino’, y volvió a comer».

«Y me alejé lentamente y puse algo de distancia entre nosotros, y el encuentro terminó bien».

Sin embargo, cuando se trata de lidiar con los osos, Pratt tiene una cosa o dos por encima de todos nosotros.

Ella es la directora ejecutiva regional de California para la Federación Nacional de Vida Silvestre, un trabajo que ha tenido durante más de 10 años. También trabajó en Yellowstone durante varios años, y una vez vio nueve osos pardos en un día allí.

Es la autora de «When Mountain Lions are Neighbors», que trata sobre cómo las personas pueden coexistir con la vida silvestre en California. Y hay un capítulo solo sobre osos.

https://dynaimage.cdn.cnn.com/cnn/animations/w_634/211008090643-desktop-trvl-bear-article-loop.mp4

Finalmente, vive en la frontera del Parque Nacional Yosemite, y los osos pasan por su jardín, incluido este que se ve en las imágenes de arriba, a fines de septiembre.

Se puede oír el entusiasmo en la voz de Pratt mientras comparte su buena fe y sus consejos para asegurarse de que los encuentros entre osos y humanos sean placenteros, no peligrosos.

Por qué todo mundo ama la competencia de la Semana del Oso Gordo

«Un oso salvaje es una imagen hermosa de ver. Es increíble verlos en la naturaleza. Nunca tuve una mala experiencia con los osos. Lo que trato de hacer es que la gente sienta respeto, no miedo, por los osos. El animal generalmente quiere evitar los encuentros».

Osos en las noticias

Los ataques de osos son raros, señalan los sitios web de Pratt y del Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. (NPS, por sus siglas en inglés), pero ocurren.

A principios de este mes, en Carolina del Norte, el perro desatado de una pareja atrajo la atención no deseada de un oso negro mientras estaban de picnic en el Blue Ridge Parkway. Hace unos días, un cazador fue atacado en Wyoming por una hembra grizzly, que estaba con sus cachorros.

En ambos casos, la gente sobrevivió a los ataques. Pero en el país europeo de Eslovaquia, un hombre murió tras ser atacado por un oso pardo, en junio.

Todos ilustran el punto de que raro no es igual a nunca.

Hombre sobrevive a un encuentro casi mortal con un oso pardo que le mordió la cabeza Fiestas para las bestias

Un oso pardo adulto camina por un campamento y un área de picnic en Lake Louise, que está en Alberta, Canadá. Asegúrate de que tu comida nunca sea una tentación en la tierra de los osos. George Rose / Getty Images

Esta es una buena época del año para conocer hechos y seguridad sobre osos porque muchos se encuentran ahora en una fase conocida como hiperfagia, dijo Pratt. «Es un período en el otoño en el que los osos comen de todo para engordar y pasar la hibernación».

Ella notó que los pumas son comparativamente caprichosos con la comida. Los osos no.

«Comen de todo: hormigas. Animales atropellados. Flores. Nueces. Y, desafortunadamente, la comida humana que no está asegurada. Nuestra comida es muy atractiva para ellos; son calorías fáciles».

Combina eso con el hecho de que los parques nacionales han estado estableciendo récords de asistencia en 2021 y rechazando visitantes, y tienes una receta para posibles problemas.

«Si más personas están usando tierras públicas y hay más personas en la mezcla, hay más posibilidades de encuentros y conflictos. Me preocupa un poco», dijo Pratt.

La clave es estar preparado, y ahí es donde entran Pratt y otros que saben del tema.

Primera regla del ‘club de lucha de osos’: No pelees

La mejor estrategia es nunca ponerse en peligro al atraer o provocar a un oso salvaje. Tratar de darle de comer a un oso o acercarse a unos adorables cachorros son formas particularmente terribles de iniciar un encuentro. Eso es solo buscar problemas.

El sitio del Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. señala que cada oso y cada encuentro son diferentes, pero existen pautas generales útiles en la mayoría de las situaciones.

En primer lugar, mantén la distancia si te encuentras con un oso. No te acerques a él y dale suficiente espacio para alejarse de ti. Yellowstone te dice que te mantengas al menos a 100 yardas (91 metros, o 300 pies) de distancia; el Parque Nacional Shenandoah, en Virginia, sugiere 200 pies (61 metros) para sus osos negros.

Si te acercas demasiado, puedes infringir la ley. Esta misma semana, una mujer recibió cuatro días bajo custodia federal y multas por permanecer demasiado cerca de un oso pardo y sus cachorros en Yellowstone.

La Semana del Oso Gordo ya tiene un ganador

Una osa grizzly llamada «399» camina con sus cuatro cachorros en las afueras de Jackson, Wyoming, en junio de 2020. La madre habita el Parque Nacional Grand Teton y el Bosque Nacional Bridger-Teton. Un excursionista sabio nunca se pondrá entre 399 y sus cachorros. George Frey / Getty Images

Otros consejos:

– Habla con calma contigo mismo en tonos bajos para identificarte como humano.

– Camina con un grupo (somos más olorosos y ruidosos en manadas) y permanece en los senderos designados.

– Si tienes un niño pequeño o un perro, levántalo.

– No te pongas entre los cachorros y su madre.

– Evita el contacto visual directo y aléjate lentamente, de lado si es posible.

Pratt dijo que no te alarmes si un oso se para sobre sus patas traseras; no se considera un movimiento agresivo.

Casi todos los encuentros son pacíficos, dijo Pratt. Muchas veces, la gente ni siquiera sabía que estaba cerca de un oso, como en este video de YouTube que muestra a dos personas saliendo de un sótano ajenas a un oso cercano.

¿Qué pasa si un oso comienza a acercarse a ti de todos modos?

Este oso pardo deambulaba por el bosque bávaro en Neuschonau, Alemania. Si el oso comienza a correr hacia ti, es importante que te mantengas firme. Salir corriendo es un movimiento equivocado. Ingo Geriach / Barcroft Media / Getty Images

Si un oso comienza a hacer movimientos asertivos en tu dirección, tienes que tomar decisiones importantes, y rápido.

Lo primero es: Defiende tu posición con los osos.

Ya sea con osos grizzliy (una subespecie de osos pardos) u osos negros, «por favor, no corras. Los osos pueden correr más rápido que cualquiera», dijo Pratt. «Tampoco te subas a un árbol. También pueden trepar a los árboles mejor que tú».

La División de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey también tiene algunos consejos:

– Haz ruidos fuertes gritando, golpeando ollas y sartenes o usando una bocina para asustar a los osos.

– Hazte lucir lo más grande posible moviendo los brazos.

Pratt dijo que normalmente se puede intimidar o engañar para salir de situaciones con osos que no se van, dependiendo de la especie del oso y la situación.

¿Pero qué pasa si un oso está a punto de atacar?

Ahora estás en una de las situaciones más raras: has atraído la atención de un oso. No se fue. Ha comenzado a llegar hacia ti de manera agresiva y rápida. Crees que estás a punto de ser atacado. ¿Qué sigue?

Una cosa muy importante es hacer una identificación rápida del tipo de oso, porque tu estrategia será diferente.

Estudia este rostro. Esta es una cara de oso negro. Si estás siendo atacado por un oso negro, no te hagas el muerto. Defiéndete. Friso Gentsch / picture alliance / dpa / Getty Images

Si es un oso negro, el NPS y Pratt tienen un mensaje claro: No corras. No te hagas el muerto.

«Quieres mantenerte firme con los osos negros. Luce lo más intimidante posible», dijo Pratt. «No arrojes cosas hacia él, sino cerca de él. Haz que ese oso negro se sienta intimidado por ti. Hazle saber que eres una persona grande. Toma algo, grita. Si ataca, contraataca, apunta a la cara».

Es una situación diferente con los osos pardos

Si estás lidiando con un oso pardo que no retrocede y un ataque es inminente, se recomienda hacer lo contrario. Deberías hacerte el muerto.

«Actúa de la forma más inofensiva posible con un oso pardo. Hazte el muerto con un oso pardo si comienza a atacar», dijo Pratt. «Métete y cúbrete. Ponte en posición fetal. Envuelve tus manos alrededor de tu cuello. Acuéstate sobre tu estómago. Una vez que lo hagas, el 99% de las veces el oso pardo seguirá adelante».

El NPS elabora: «Quédate quieto hasta que el oso abandone el área. Contraatacar generalmente aumenta la intensidad de tales ataques. Sin embargo, si el ataque persiste, contraataca vigorosamente».

Luchar contra un oso grizzly es el último recurso, «tu pase del Ave María», como lo llamó Pratt, cuando todas las demás opciones están fuera del caso.

Una excepción a esta regla: si estás acampando en una tienda de campaña y te atacan, es probable que ese oso te vea como comida. El NPS y Pratt dicen que este es un momento para luchar.

FOTOS | Impresionantes imágenes de la competencia del Mejor Fotógrafo de Vida Silvestre 2021 ¿Cómo se distingue a un oso negro de un oso pardo?

En primer lugar, conoce tu área y lee sobre los osos allí.

En Norteamérica, los osos pardos tienen un rango mucho más limitado que el de los osos negros. En los llamados Lower 48 –los estados contiguos de Estados Unidos– están en Washington, Montana, Idaho y Wyoming. Y, luego, en Alaska también. También cubren gran parte del oeste de Canadá.

Los osos negros tienen más territorio. Se pueden encontrar en hasta 40 estados de Estados Unidos, gran parte de Canadá e incluso partes del norte de México, dice la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Digamos que estás en Quebec, los Apalaches, los montes Ozarks, California o incluso partes de Florida, eso va a ser un oso negro. Pero si estás en Yellowstone o en el Parque Nacional Glacier, por ejemplo, podría ser un oso negro o un oso grizzly. Ahí es cuando es crucial saber cómo hacer una identificación visual rápida.

No puedes seguir el color del pelaje. Los osos negros pueden ser negros, marrones, canela, rubios, gris azulados o blancos, según Bear.org.

Eso es un oso pardo a la izquierda. ¿Ves la joroba? Esa es una forma de diferenciarlo de un oso negro, que no tiene la joroba detrás del cuello. Getty Images

Una de las mejores formas de notar la diferencia, dijo Pratt, es buscar una joroba en los hombros. Los grizzly la tienen; los osos negros, no.

También dijo que las formas de la cara son diferentes. «Las caras de oso negro me parecen un poco más tiernas, un poco más redondas, con una nariz recta. Una cara de oso pardo se parece más a un depredador salvaje y tiene una forma abombada».

Esta página web de Servicios de Parques Nacionales hay más formas útiles para diferenciar.

Datos curiosos: Se pueden encontrar ocho especies de osos en todo el mundo, desde la zona tropical de Sri Lanka hasta los gélidos confines de Rusia, Noruega y Canadá. Y los sitios web europeos como Bear Watching Slovenia brindan muchos de los mismos consejos de seguridad que reciben los norteamericanos.

Spray para osos y armas

A algunas personas les gusta llevar spray para osos y/o un arma cuando se aventuran en el país de los osos.

Pratt es una defensora del primero y dice que te asegures de practicar su uso antes de ir a la naturaleza. El NPS tiene un video útil y consejos sobre el uso de spray para protegerse de los osos.

Es más cautelosa frente a llevar armas de fuego contigo, especialmente si no tienes experiencia. «Sacar a un oso pardo con un solo disparo sería difícil. Es necesario tener mucha experiencia con un arma para aumentar tus posibilidades de seguridad».

Un estudio de la Universidad Brigham Young, en 2008, encontró que el rociado era más efectivo que un arma de fuego. Y el aerosol no daña permanentemente a un oso.

A algunas personas les gusta llevar campanillas de oso en sus caminatas, esperando que el ruido aleje a los animales. Pero el servicio del parque dice que «Gritar, aplaudir y hablar son formas más efectivas de alertar a un oso de tu presencia».

¡Pantástico! Decenas de pandas gigantes nacen en China en 2021 y ayudan a su conservación Lo que los campistas necesitan saber

Si vas a llevar tu vehículo a un viaje de campamento durante la noche, trata de no almacenar alimentos en él. George Rose / Getty Images

Si vas a acampar durante la noche, debes tomar algunas consideraciones adicionales.

Kyle Patterson, especialista en Administración y funcionario de asuntos públicos en el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, envió un correo electrónico a CNN Travel sobre algunas formas de mantener alejados a los osos hambrientos.

Patterson recomendó usar un casillero para almacenar alimentos si se proporciona en los campamentos y áreas de picnic. Además, «evita almacenar alimentos y neveras portátiles en tu vehículo. Si es necesario, guarda los alimentos en recipientes herméticos en el maletero o fuera de la vista. Cierra las ventanas del vehículo por completo».

Otros consejos y precauciones:

– No guardes alimentos en tiendas de campaña o caravanas emergentes en campamentos o vehículos en los inicios de los senderos.

– No dejes alimentos, neveras portátiles y utensilios de cocina sucios desatendidos. Los guardaparques pueden confiscarlos y citarte.

– Deshazte de la basura en basureros y botes de basura resistentes a los osos.

Los osos alimentados por humanos generalmente terminan con problemas crónicos y deben ser sacrificados, dijo Patterson. «Un oso alimentado es un oso muerto».

La pelota está en nuestra cancha

Pratt enfatizó que depende de los humanos ser responsables ante estas criaturas.

«Los osos son solo osos. Somos una amenaza mucho mayor para ellos. Los ataques de osos son muy raros. Y las muertes son aún más raras», dijo.

«Las vidas de los osos están más amenazadas que las nuestras en los encuentros. Quiero que la gente tenga experiencias mágicas y maravillosas en la naturaleza. Quiero que la gente se sienta bien al tener estos encuentros».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver