Las escuelas son un nuevo campo de batalla en la guerra de desinformación sobre las vacunas de covid-19

(CNN) — El despliegue de las vacunas de covid-19 para los escolares en el Reino Unido ha abierto un nuevo frente en la guerra de la desinformación: los activistas antivacunas ahora están llevando sus protestas a las puertas de las escuelas.

Los grupos que se oponen a la vacunación han tratado de avivar los temores de padres e hijos al afirmar falsamente que las vacunas no han sido probadas y son peligrosas.

La semana pasada, un pequeño grupo de manifestantes protestó frente a la escuela católica St. Thomas More en la ciudad de Blaydon, cerca de Newcastle, en el noreste de Inglaterra, cuando los niños entraban por las puertas de la escuela.

En una carta publicada en el sitio web de la escuela, el director Jonathan Parkinson dijo que varios estudiantes estaban «profundamente molestos por la forma en que fueron tratados y las imágenes que se les mostraron» y que la policía había sido informada de las preocupaciones de la escuela.

«Nos gustaría reiterar que el papel de la escuela en esto es albergar al equipo de vacunación; no hemos expresado una opinión sobre si los estudiantes deben ser vacunados o no, ya que esta es una decisión que deben tomar las familias», dijo. «Nuestra prioridad sigue siendo el bienestar de nuestros estudiantes y estamos haciendo todo lo posible para apoyar a aquellos que están molestos».

David Phillips, director de la escuela Chilwell School en Beeston, Nottinghamshire, en el centro de Inglaterra, dijo a la agencia de noticias AP el mes pasado que se había puesto en contacto con la policía después de que su escuela recibió «mensajes abusivos y amenazantes» de activistas contra la vacunación.

A los alumnos se les ha entregado folletos con desinformación y se han colocado carteles acusando a la escuela de «tratar a los niños como animales de experimentación», informó AP.

Los antivacunas también fueron a la escuela secundaria Lytham St Annes en Lancashire, noroeste de Inglaterra, el 30 de septiembre, según informes de los medios locales.

La vacunación se abrió en todo el Reino Unido para adolescentes sanos de 12 a 15 años a fines del mes pasado, y a cada uno se le ofrecerá una dosis única de la vacuna Pfizer / BioNtech. A muchos se les ofrecerá la vacuna a través de un programa de vacunación en su escuela, y será voluntaria.

Se buscará el consentimiento de los padres, pero algunos adolescentes mayores pueden ser vacunados en contra de los deseos de sus padres si se los considera lo suficientemente maduros para dar su consentimiento informado, dijo el Gobierno.

El grupo antivacunas Outreach Worldwide ha publicado llamados en Instagram para que sus seguidores promuevan su «campaña de consentimiento informado» fuera de las escuelas nombradas en momentos específicos. No está claro cuántas personas han respondido.

Una publicación más general en su página de Instagram dice: «Defiende a los niños. El día de la vacuna, desplázate en tu escuela local, interrumpe pacíficamente». Otros muestran fotos de carteles con mensajes que incluyen «Mamás contra vacunar a los niños» y «Estas vacunas están haciéndoles daño a nuestros adolescentes».

Un video de un teléfono celular publicado en la página muestra a un activista acercándose a los niños con uniforme escolar, preguntándoles si han sido vacunados y ofreciéndoles folletos, y diciéndole a una mujer que «las vacunas no son para mujeres embarazadas». El gobierno del Reino Unido dice que las mujeres embarazadas deben vacunarse contra el covid-19 para protegerse contra enfermedades potencialmente graves más adelante en el embarazo, al igual que los funcionarios de salud de EE.UU., que lo recomiendan encarecidamente por la seguridad de la madre y el bebé.

Otro grupo de campaña, llamado Abogados por la Libertad, ha publicado en Twitter que «enviará una carta legal» de forma anónima en nombre de los padres a la escuela de su hijo si promueve el programa de vacunación contra el covid-19, advirtiendo al director en cuestión de «Riesgos legales de esta política y responsabilidades de la escuela».

Hablando en la Cámara de los Comunes el mes pasado, el ministro de Habilidades, Alex Burghart, dijo a los legisladores que las protestas contra las vacunas vistas fuera de las escuelas eran «totalmente inaceptables».

«El nivel de intimidación en las escuelas y a los maestros es abominable», dijo. «Le dejo absolutamente claro a cualquier director o maestro que esté viendo esto que, contrariamente a algunas de las cosas que les han dicho, la responsabilidad legal no recae en las escuelas, sino en el servicio de salud y los que proporcionan las vacunas».

Sindicato: La campaña antivacunación es ‘extremadamente contraproducente’

Las tasas de infección por coronavirus siguen siendo altas en el Reino Unido, con 40.701 pruebas positivas reportadas el jueves, aunque un despliegue exitoso de la vacuna significa que la tasa de hospitalizaciones y muertes por covid-19 es significativamente menor que en su pico.

Las últimas cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales muestran un fuerte aumento en las pruebas positivas de covid-19 en los jóvenes de de 11 a 16 años, desde que las escuelas volvieron a funcionar a principios de septiembre.

Los líderes sindicales han advertido sobre la interrupción de la educación que plantean las continuas ausencias relacionadas con covid-19.

«Estamos escuchando de escuelas donde hay un 10% o más de alumnos ausentes y donde el personal también está fuera del trabajo debido al virus», dijo Geoff Barton, secretario general de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios, en un comunicado el martes. «Enseñar y aprender es muy difícil en estas circunstancias y está claro que la interrupción educativa de los últimos 18 meses está lejos de terminar».

Las cifras enfatizan la importancia del programa de vacunación para los jóvenes de 12 a 15 años, dijo Barton. «La campaña antivacunación que se está llevando a cabo es extremadamente contraproducente e instamos a los padres y estudiantes que tengan alguna inquietud como resultado de esta campaña a buscar fuentes de información oficiales y confiables».

El secretario de Educación del Reino Unido, Nadhim Zahawi, advirtió el jueves que se podría requerir que los jóvenes usen máscaras nuevamente en el aula si la situación de covid-19 empeora significativamente.

«La asistencia ha aumentado, el último conjunto de cifras que miré fue de alrededor del 90%, que obviamente fluctuará dependiendo de las tasas de infección. Pero mi prioridad es proteger la educación, mantener esas escuelas abiertas», dijo Zahawi a Sky News. El plan del Gobierno «contiene muchas contingencias, incluidas las mascarillas», agregó.

Al anunciar la decisión el mes pasado de extender las vacunas a los jóvenes de 12 a 15 años, el Gobierno dijo que esperaba que la medida protegiera a los niños de contraer covid-19, reduciría la transmisión en las escuelas y limitaría la interrupción de su educación.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, hizo hincapié en que la implementación era una «oferta» más que un requisito, y dijo que los beneficios y riesgos evaluados de la vacunación para los adolescentes de 12 a 15 años deben comunicarse «de manera justa y adecuada» tanto a jóvenes como a padres.

«Los niños, jóvenes y sus padres deben ser apoyados en las decisiones que tomen, sin estigmatizar a las personas por aceptar o no la vacunación. Esto es realmente crítico», dijo.

‘Gente muy cobarde’

Los esfuerzos de desinformación sobre vacunas dirigidos a los jóvenes y sus padres no están aislados al Reino Unido.

Hubo escenas de enojo en Beverley Hills la semana pasada, cuando los manifestantes en contra del mandato de vacunación se enfrentaron a padres e hijos en un evento de «acompañe a su hijo a la escuela».

A finales de agosto, se descubrieron dos carteles que asociaban la vacunación contra el covid-19 con la colaboración durante la Segunda Guerra Mundial pegados en un panel de información histórica cerca de una escuela en la ciudad de Crocq, en el departamento de Creuse, en el centro de Francia.

«No debemos dejar morir a nuestros niños. Héroes ayer, colaboradores hoy. Ustedes pusieron a nuestros niños en manos del Cuarto Reich», decía el texto, según la radio pública francesa France Bleu.

Jean-Luc Pierron, alcalde de Crocq, le dijo a CNN que se estaba investigando quién puso los carteles.

«Simplemente sentí que estaba tratando con gente muy cobarde, haber puesto esos carteles, eso es todo», dijo sobre el incidente.

En la ciudad de Forli, en el norte de Italia, los antivacunas que pintaron con spray grafitis fuera de las escuelas locales en los últimos días también establecieron un vínculo entre las medidas adoptadas para limitar la propagación del covid-19 y el nazismo.

Las fotografías publicadas en la página de Facebook de la rama local del Partido Demócrata de centro-izquierda el 1 de octubre revelan que el graffiti dice: «Las vacunas matan. Salva a los niños. No a las mascarillas, son dañinas» y «No a las vacunas. No al pase nazi».

Este último es una referencia al «Pase Verde» introducido en Italia, que obliga a todos los trabajadores del sector público y privado a presentar prueba de vacunación, prueba negativa o recuperación reciente de la infección. El pase también es necesario para salir a comer o visitar lugares de entretenimiento, recintos deportivos y sitios culturales.

«Estos episodios están mostrando cada vez más cómo la oposición a las vacunas se perfila como una verdadera corriente anarquista, cada vez más dedicada a la violencia y la ilegalidad», dijo la rama del Partido Demócrata en un post que acompaña las imágenes.

«Lo que es más grave es que estos escritos decididamente violentos se hicieron frente a las escuelas, a las que asisten esos niños que son explotados con demasiada frecuencia en las protestas antivacunas».

El partido calificó la acción de «vergonzosa» porque trastorna a quienes «más debemos proteger, niños y jóvenes, tratando de generar miedo e inseguridad en las familias».

El líder del Partido Demócrata local, Daniele Valbonesi, publicó en Facebook al día siguiente que la publicación inicial del partido había sido «sometida a un bombardeo masivo e indiscriminado de perfiles sociales atribuibles a la galaxia antivacunas», y agregó que «se han bloqueado más de 1.300 mensajes.»

«Una vez más, rechazamos la asociación inaceptable que los antivacunas crean entre ellos y las víctimas del nazi-fascismo», dijo. «Estas personas continúan demostrando que no conocen ni la historia ni el significado de la libertad».

Nicola Ruotolo, Livia Borghese y Meredith Ruleman de CNN contribuyeron a este informe.

Covid-19

(CNN) — El despliegue de las vacunas de covid-19 para los escolares en el Reino Unido ha abierto un nuevo frente en la guerra de la desinformación: los activistas antivacunas ahora están llevando sus protestas a las puertas de las escuelas.

Los grupos que se oponen a la vacunación han tratado de avivar los temores de padres e hijos al afirmar falsamente que las vacunas no han sido probadas y son peligrosas.

La semana pasada, un pequeño grupo de manifestantes protestó frente a la escuela católica St. Thomas More en la ciudad de Blaydon, cerca de Newcastle, en el noreste de Inglaterra, cuando los niños entraban por las puertas de la escuela.

En una carta publicada en el sitio web de la escuela, el director Jonathan Parkinson dijo que varios estudiantes estaban «profundamente molestos por la forma en que fueron tratados y las imágenes que se les mostraron» y que la policía había sido informada de las preocupaciones de la escuela.

Esto podría significar para tus hijos que haya una vacuna de covid-19 para niños

«Nos gustaría reiterar que el papel de la escuela en esto es albergar al equipo de vacunación; no hemos expresado una opinión sobre si los estudiantes deben ser vacunados o no, ya que esta es una decisión que deben tomar las familias», dijo. «Nuestra prioridad sigue siendo el bienestar de nuestros estudiantes y estamos haciendo todo lo posible para apoyar a aquellos que están molestos».

David Phillips, director de la escuela Chilwell School en Beeston, Nottinghamshire, en el centro de Inglaterra, dijo a la agencia de noticias AP el mes pasado que se había puesto en contacto con la policía después de que su escuela recibió «mensajes abusivos y amenazantes» de activistas contra la vacunación.

A los alumnos se les ha entregado folletos con desinformación y se han colocado carteles acusando a la escuela de «tratar a los niños como animales de experimentación», informó AP.

Los antivacunas también fueron a la escuela secundaria Lytham St Annes en Lancashire, noroeste de Inglaterra, el 30 de septiembre, según informes de los medios locales.

La vacunación se abrió en todo el Reino Unido para adolescentes sanos de 12 a 15 años a fines del mes pasado, y a cada uno se le ofrecerá una dosis única de la vacuna Pfizer / BioNtech. A muchos se les ofrecerá la vacuna a través de un programa de vacunación en su escuela, y será voluntaria.

Se buscará el consentimiento de los padres, pero algunos adolescentes mayores pueden ser vacunados en contra de los deseos de sus padres si se los considera lo suficientemente maduros para dar su consentimiento informado, dijo el Gobierno.

El grupo antivacunas Outreach Worldwide ha publicado llamados en Instagram para que sus seguidores promuevan su «campaña de consentimiento informado» fuera de las escuelas nombradas en momentos específicos. No está claro cuántas personas han respondido.

La OMS designa la mayor amenaza para la salud de la humanidad y no es el covid-19

Una publicación más general en su página de Instagram dice: «Defiende a los niños. El día de la vacuna, desplázate en tu escuela local, interrumpe pacíficamente». Otros muestran fotos de carteles con mensajes que incluyen «Mamás contra vacunar a los niños» y «Estas vacunas están haciéndoles daño a nuestros adolescentes».

Un video de un teléfono celular publicado en la página muestra a un activista acercándose a los niños con uniforme escolar, preguntándoles si han sido vacunados y ofreciéndoles folletos, y diciéndole a una mujer que «las vacunas no son para mujeres embarazadas». El gobierno del Reino Unido dice que las mujeres embarazadas deben vacunarse contra el covid-19 para protegerse contra enfermedades potencialmente graves más adelante en el embarazo, al igual que los funcionarios de salud de EE.UU., que lo recomiendan encarecidamente por la seguridad de la madre y el bebé.

Otro grupo de campaña, llamado Abogados por la Libertad, ha publicado en Twitter que «enviará una carta legal» de forma anónima en nombre de los padres a la escuela de su hijo si promueve el programa de vacunación contra el covid-19, advirtiendo al director en cuestión de «Riesgos legales de esta política y responsabilidades de la escuela».

Las mujeres embarazadas no vacunadas representan casi una quinta parte de los pacientes más graves de covid-19 en Inglaterra

Hablando en la Cámara de los Comunes el mes pasado, el ministro de Habilidades, Alex Burghart, dijo a los legisladores que las protestas contra las vacunas vistas fuera de las escuelas eran «totalmente inaceptables».

«El nivel de intimidación en las escuelas y a los maestros es abominable», dijo. «Le dejo absolutamente claro a cualquier director o maestro que esté viendo esto que, contrariamente a algunas de las cosas que les han dicho, la responsabilidad legal no recae en las escuelas, sino en el servicio de salud y los que proporcionan las vacunas».

Sindicato: La campaña antivacunación es ‘extremadamente contraproducente’

Las tasas de infección por coronavirus siguen siendo altas en el Reino Unido, con 40.701 pruebas positivas reportadas el jueves, aunque un despliegue exitoso de la vacuna significa que la tasa de hospitalizaciones y muertes por covid-19 es significativamente menor que en su pico.

Las últimas cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales muestran un fuerte aumento en las pruebas positivas de covid-19 en los jóvenes de de 11 a 16 años, desde que las escuelas volvieron a funcionar a principios de septiembre.

Los líderes sindicales han advertido sobre la interrupción de la educación que plantean las continuas ausencias relacionadas con covid-19.

Los niños están llevando el estrés pandémico a la escuela

«Estamos escuchando de escuelas donde hay un 10% o más de alumnos ausentes y donde el personal también está fuera del trabajo debido al virus», dijo Geoff Barton, secretario general de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios, en un comunicado el martes. «Enseñar y aprender es muy difícil en estas circunstancias y está claro que la interrupción educativa de los últimos 18 meses está lejos de terminar».

Las cifras enfatizan la importancia del programa de vacunación para los jóvenes de 12 a 15 años, dijo Barton. «La campaña antivacunación que se está llevando a cabo es extremadamente contraproducente e instamos a los padres y estudiantes que tengan alguna inquietud como resultado de esta campaña a buscar fuentes de información oficiales y confiables».

El secretario de Educación del Reino Unido, Nadhim Zahawi, advirtió el jueves que se podría requerir que los jóvenes usen máscaras nuevamente en el aula si la situación de covid-19 empeora significativamente.

«La asistencia ha aumentado, el último conjunto de cifras que miré fue de alrededor del 90%, que obviamente fluctuará dependiendo de las tasas de infección. Pero mi prioridad es proteger la educación, mantener esas escuelas abiertas», dijo Zahawi a Sky News. El plan del Gobierno «contiene muchas contingencias, incluidas las mascarillas», agregó.

Al anunciar la decisión el mes pasado de extender las vacunas a los jóvenes de 12 a 15 años, el Gobierno dijo que esperaba que la medida protegiera a los niños de contraer covid-19, reduciría la transmisión en las escuelas y limitaría la interrupción de su educación.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, hizo hincapié en que la implementación era una «oferta» más que un requisito, y dijo que los beneficios y riesgos evaluados de la vacunación para los adolescentes de 12 a 15 años deben comunicarse «de manera justa y adecuada» tanto a jóvenes como a padres.

Niños en América Latina: ¿cuál es la edad mínima para recibir la vacuna contra el covid-19?

«Los niños, jóvenes y sus padres deben ser apoyados en las decisiones que tomen, sin estigmatizar a las personas por aceptar o no la vacunación. Esto es realmente crítico», dijo.

‘Gente muy cobarde’

Los esfuerzos de desinformación sobre vacunas dirigidos a los jóvenes y sus padres no están aislados al Reino Unido.

Hubo escenas de enojo en Beverley Hills la semana pasada, cuando los manifestantes en contra del mandato de vacunación se enfrentaron a padres e hijos en un evento de «acompañe a su hijo a la escuela».

A finales de agosto, se descubrieron dos carteles que asociaban la vacunación contra el covid-19 con la colaboración durante la Segunda Guerra Mundial pegados en un panel de información histórica cerca de una escuela en la ciudad de Crocq, en el departamento de Creuse, en el centro de Francia.

«No debemos dejar morir a nuestros niños. Héroes ayer, colaboradores hoy. Ustedes pusieron a nuestros niños en manos del Cuarto Reich», decía el texto, según la radio pública francesa France Bleu.

Jean-Luc Pierron, alcalde de Crocq, le dijo a CNN que se estaba investigando quién puso los carteles.

La mayoría de países latinoamericanos superan el promedio mundial de vacunación parcial contra el covid-19, según Our World In Data

«Simplemente sentí que estaba tratando con gente muy cobarde, haber puesto esos carteles, eso es todo», dijo sobre el incidente.

En la ciudad de Forli, en el norte de Italia, los antivacunas que pintaron con spray grafitis fuera de las escuelas locales en los últimos días también establecieron un vínculo entre las medidas adoptadas para limitar la propagación del covid-19 y el nazismo.

Las fotografías publicadas en la página de Facebook de la rama local del Partido Demócrata de centro-izquierda el 1 de octubre revelan que el graffiti dice: «Las vacunas matan. Salva a los niños. No a las mascarillas, son dañinas» y «No a las vacunas. No al pase nazi».

Este último es una referencia al «Pase Verde» introducido en Italia, que obliga a todos los trabajadores del sector público y privado a presentar prueba de vacunación, prueba negativa o recuperación reciente de la infección. El pase también es necesario para salir a comer o visitar lugares de entretenimiento, recintos deportivos y sitios culturales.

«Estos episodios están mostrando cada vez más cómo la oposición a las vacunas se perfila como una verdadera corriente anarquista, cada vez más dedicada a la violencia y la ilegalidad», dijo la rama del Partido Demócrata en un post que acompaña las imágenes.

«Lo que es más grave es que estos escritos decididamente violentos se hicieron frente a las escuelas, a las que asisten esos niños que son explotados con demasiada frecuencia en las protestas antivacunas».

El partido calificó la acción de «vergonzosa» porque trastorna a quienes «más debemos proteger, niños y jóvenes, tratando de generar miedo e inseguridad en las familias».

Estos estados del sur han vacunado completamente a menos de un tercio de los adolescentes que cumplen los requisitos. Esa diferencia podría aumentar con los niños más pequeños, según un experto

El líder del Partido Demócrata local, Daniele Valbonesi, publicó en Facebook al día siguiente que la publicación inicial del partido había sido «sometida a un bombardeo masivo e indiscriminado de perfiles sociales atribuibles a la galaxia antivacunas», y agregó que «se han bloqueado más de 1.300 mensajes.»

«Una vez más, rechazamos la asociación inaceptable que los antivacunas crean entre ellos y las víctimas del nazi-fascismo», dijo. «Estas personas continúan demostrando que no conocen ni la historia ni el significado de la libertad».

Nicola Ruotolo, Livia Borghese y Meredith Ruleman de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver