El FMI recorta la previsión de crecimiento de EE.UU. y advierte sobre los crecientes riesgos para la economía mundial

(CNN) — La recuperación económica mundial tras la pandemia de coronavirus se debilita y los riesgos aumentan, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI recortó este martes su previsión de crecimiento para Estados Unidos en 2021 en un punto porcentual completo, hasta el 6%, la mayor reducción sufrida por cualquier economía del G7 en su último informe de Perspectivas Económicas Mundiales.

El recorte refleja las interrupciones en las cadenas de suministro y el debilitamiento del consumo en el tercer trimestre, dijo el FMI.

La revisión se produce días después de que Goldman Sachs recortara sus previsiones de crecimiento de la economía estadounidense para este año y el próximo, citando el debilitamiento del gasto de los consumidores y la finalización de los programas de ayuda del gobierno en el contexto del covid-19.

El recorte en las perspectivas de crecimiento de EE.UU. refleja las interrupciones en las cadenas de suministro y el debilitamiento del consumo en el tercer trimestre, dijo el FMI.

El FMI espera ahora que la economía mundial crezca un 5,9% en 2021, 0,1 puntos porcentuales menos que la previsión de julio. Las perspectivas para 2022 se mantienen sin cambios. A pesar de la modesta revisión, la organización dijo que los riesgos económicos han aumentado.

«La rápida propagación de la variante delta y la amenaza de nuevas variantes han aumentado la incertidumbre sobre la rapidez con la que se puede superar la pandemia», dijo. «Las decisiones políticas se han vuelto más difíciles, al enfrentarse a retos multidimensionales -el escaso crecimiento del empleo, el aumento de la inflación, la inseguridad alimentaria, el retroceso en la acumulación de capital humano y el cambio climático- con un margen de maniobra limitado».

Cuidado con la inflación y el sector inmobiliario de China

La organización también recortó las previsiones de crecimiento para 2021 de China, Japón y Alemania, las siguientes economías más grandes del mundo. Dijo que la escasez de materiales estaba pesando sobre la producción manufacturera en Alemania, mientras que en Japón las medidas de emergencia contra el coronavirus aplicadas entre julio y septiembre habían hecho mella en la recuperación.

Los CEO de EE.UU. pierden confianza en la economía 1:02

El FMI añadió que se espera que la economía china crezca un 8% en 2021, algo menos que la previsión de julio, debido a la reducción del gasto público. También señaló «la desordenada cesación de pagos de la deuda corporativa a gran escala», incluido la ocurrida en el sector inmobiliario de China, como un riesgo para los mercados financieros que podría «repercutir ampliamente».

En general, la balanza de riesgos para la economía mundial está «inclinada a la baja», según el FMI, que alertó por el aumento de la inflación alimentado por la subida de los precios de las materias primas y los desajustes entre la oferta y la demanda tras la pandemia.

Los cuellos de botella en la cadena de suministro han provocado la escasez de toda una serie de bienes y un aumento astronómico de los costes de envío, que están haciendo subir los precios al consumidor. Aunque el FMI espera que la inflación vuelva a su rango anterior a la pandemia en la mayoría de las economías el próximo año, dijo que un desequilibrio persistente entre la oferta y la demanda podría mantener los precios elevados durante más tiempo, lo que llevaría a los bancos centrales a subir los tipos de interés antes de lo previsto.

Otros riesgos para las perspectivas de crecimiento son que no se levante el techo de la deuda estadounidense, lo que podría tener «graves consecuencias para los mercados financieros», añadió.

Los más perjudicados económicamente en América Latina 3:10

Los países en desarrollo siguen luchando contra la pandemia

El FMI se mostró cauteloso respecto al empleo.

Los trastornos en sectores como la hotelería y el comercio minorista han provocado que la recuperación del mercado laboral se retrase considerablemente con respecto a la recuperación general de la economía en la mayoría de los países. Se espera que los niveles de empleo más bajos persistan, reflejando «posibles preocupaciones persistentes en materia de salud, ingresos de apoyo bajo esquemas especiales o beneficios de desempleo que amortiguan la pérdida de ingresos, y el avance acelerado hacia la automatización».

Los mercados laborales de las economías en desarrollo han sido los más afectados. Al mismo tiempo, las grandes disparidades en el acceso a las vacunas y las ayudas públicas entre los países más ricos y los más pobres están creando una «peligrosa divergencia en las perspectivas económicas», advirtió la economista jefe del FMI, Gita Gopinath.

«Las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han oscurecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia», añadió.

Mientras que casi el 60% de los habitantes de las economías avanzadas están totalmente vacunados, y algunos reciben ahora vacunas de refuerzo, alrededor del 96% de la población de los países de bajos ingresos sigue sin vacunarse, según el FMI.

Esto tiene importantes implicaciones para el ritmo de la recuperación a nivel mundial. Mientras que se espera que la producción en las economías avanzadas vuelva a los niveles proyectados antes de la pandemia en 2022, se espera que la producción en las economías en desarrollo permanezca un 5,5% por debajo de las previsiones anteriores a la pandemia en 2024, lo que supone un mayor retroceso en las mejoras del nivel de vida.

Economía
FMI

(CNN) — La recuperación económica mundial tras la pandemia de coronavirus se debilita y los riesgos aumentan, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI recortó este martes su previsión de crecimiento para Estados Unidos en 2021 en un punto porcentual completo, hasta el 6%, la mayor reducción sufrida por cualquier economía del G7 en su último informe de Perspectivas Económicas Mundiales.

China e India, dos de las mayores economías del mundo, se enfrentan a una creciente crisis energética

El recorte refleja las interrupciones en las cadenas de suministro y el debilitamiento del consumo en el tercer trimestre, dijo el FMI.

La revisión se produce días después de que Goldman Sachs recortara sus previsiones de crecimiento de la economía estadounidense para este año y el próximo, citando el debilitamiento del gasto de los consumidores y la finalización de los programas de ayuda del gobierno en el contexto del covid-19.

El recorte en las perspectivas de crecimiento de EE.UU. refleja las interrupciones en las cadenas de suministro y el debilitamiento del consumo en el tercer trimestre, dijo el FMI.

El FMI espera ahora que la economía mundial crezca un 5,9% en 2021, 0,1 puntos porcentuales menos que la previsión de julio. Las perspectivas para 2022 se mantienen sin cambios. A pesar de la modesta revisión, la organización dijo que los riesgos económicos han aumentado.

«La rápida propagación de la variante delta y la amenaza de nuevas variantes han aumentado la incertidumbre sobre la rapidez con la que se puede superar la pandemia», dijo. «Las decisiones políticas se han vuelto más difíciles, al enfrentarse a retos multidimensionales -el escaso crecimiento del empleo, el aumento de la inflación, la inseguridad alimentaria, el retroceso en la acumulación de capital humano y el cambio climático- con un margen de maniobra limitado».

Cuidado con la inflación y el sector inmobiliario de China

La organización también recortó las previsiones de crecimiento para 2021 de China, Japón y Alemania, las siguientes economías más grandes del mundo. Dijo que la escasez de materiales estaba pesando sobre la producción manufacturera en Alemania, mientras que en Japón las medidas de emergencia contra el coronavirus aplicadas entre julio y septiembre habían hecho mella en la recuperación.

Los CEO de EE.UU. pierden confianza en la economía 1:02

El FMI añadió que se espera que la economía china crezca un 8% en 2021, algo menos que la previsión de julio, debido a la reducción del gasto público. También señaló «la desordenada cesación de pagos de la deuda corporativa a gran escala», incluido la ocurrida en el sector inmobiliario de China, como un riesgo para los mercados financieros que podría «repercutir ampliamente».

En general, la balanza de riesgos para la economía mundial está «inclinada a la baja», según el FMI, que alertó por el aumento de la inflación alimentado por la subida de los precios de las materias primas y los desajustes entre la oferta y la demanda tras la pandemia.

Los cuellos de botella en la cadena de suministro han provocado la escasez de toda una serie de bienes y un aumento astronómico de los costes de envío, que están haciendo subir los precios al consumidor. Aunque el FMI espera que la inflación vuelva a su rango anterior a la pandemia en la mayoría de las economías el próximo año, dijo que un desequilibrio persistente entre la oferta y la demanda podría mantener los precios elevados durante más tiempo, lo que llevaría a los bancos centrales a subir los tipos de interés antes de lo previsto.

Otros riesgos para las perspectivas de crecimiento son que no se levante el techo de la deuda estadounidense, lo que podría tener «graves consecuencias para los mercados financieros», añadió.

Los más perjudicados económicamente en América Latina 3:10Los países en desarrollo siguen luchando contra la pandemia

El FMI se mostró cauteloso respecto al empleo.

Los trastornos en sectores como la hotelería y el comercio minorista han provocado que la recuperación del mercado laboral se retrase considerablemente con respecto a la recuperación general de la economía en la mayoría de los países. Se espera que los niveles de empleo más bajos persistan, reflejando «posibles preocupaciones persistentes en materia de salud, ingresos de apoyo bajo esquemas especiales o beneficios de desempleo que amortiguan la pérdida de ingresos, y el avance acelerado hacia la automatización».

Los mercados laborales de las economías en desarrollo han sido los más afectados. Al mismo tiempo, las grandes disparidades en el acceso a las vacunas y las ayudas públicas entre los países más ricos y los más pobres están creando una «peligrosa divergencia en las perspectivas económicas», advirtió la economista jefe del FMI, Gita Gopinath.

Gran decepción: la economía de EE.UU. sumó solo 194.000 empleos en septiembre

«Las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han oscurecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia», añadió.

Mientras que casi el 60% de los habitantes de las economías avanzadas están totalmente vacunados, y algunos reciben ahora vacunas de refuerzo, alrededor del 96% de la población de los países de bajos ingresos sigue sin vacunarse, según el FMI.

Esto tiene importantes implicaciones para el ritmo de la recuperación a nivel mundial. Mientras que se espera que la producción en las economías avanzadas vuelva a los niveles proyectados antes de la pandemia en 2022, se espera que la producción en las economías en desarrollo permanezca un 5,5% por debajo de las previsiones anteriores a la pandemia en 2024, lo que supone un mayor retroceso en las mejoras del nivel de vida.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver