El matrimonio entre personas del mismo sexo no es un impedimento al trono de Países Bajos, afirma primer ministro

(Reuters) — En el país que fue el pionero en la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la princesa heredera tiene derecho a casarse con una persona de cualquier sexo sin renunciar a su derecho al trono, dijo el martes el primer ministro de los Países Bajos.

La princesa heredera Catharina-Amalia, de 17 años, no ha hecho ningún comentario al respecto, y poco se sabe de su vida personal. La cuestión surgió después de que unos libros publicados recientemente sostuvieran que las normas del país excluyen la posibilidad de una pareja real del mismo sexo.

Pero el primer ministro, Mark Rutte, dijo que los tiempos han cambiado desde que uno de sus predecesores abordó la cuestión por última vez en el año 2000.

«El gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo», escribió Rutte en una carta al Parlamento.

«Por lo tanto, el gabinete no considera que un heredero al trono o el rey deba abdicar si quiere casarse con una pareja del mismo sexo».

El matrimonio igualitario se legalizó en Países Bajos en 2001.

Rutte indicó que queda una cuestión sin resolver: cómo afectaría un matrimonio gay a la posterior sucesión de los hijos de la pareja real. Y no tiene sentido tratar de decidir eso ahora, dijo.

¿Cuál es la utilidad de una monarquía hoy en día? 1:45

«Depende mucho de los hechos y las circunstancias del caso concreto, como es notable en los cambios que ha tenido el derecho familiar con el tiempo», escribió.

A diferencia de los matrimonios ordinarios, los matrimonios reales necesitan la aprobación del Parlamento. Los miembros de la casa real de los Países Bajos han renunciado en ocasiones a su lugar en la línea de sucesión para casarse con alguien sin permiso del Parlamento.

Países Bajos

(Reuters) — En el país que fue el pionero en la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la princesa heredera tiene derecho a casarse con una persona de cualquier sexo sin renunciar a su derecho al trono, dijo el martes el primer ministro de los Países Bajos.

La princesa heredera Catharina-Amalia, de 17 años, no ha hecho ningún comentario al respecto, y poco se sabe de su vida personal. La cuestión surgió después de que unos libros publicados recientemente sostuvieran que las normas del país excluyen la posibilidad de una pareja real del mismo sexo.

Los países en los que las uniones entre parejas del mismo sexo son legales

Pero el primer ministro, Mark Rutte, dijo que los tiempos han cambiado desde que uno de sus predecesores abordó la cuestión por última vez en el año 2000.

«El gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo», escribió Rutte en una carta al Parlamento.

«Por lo tanto, el gabinete no considera que un heredero al trono o el rey deba abdicar si quiere casarse con una pareja del mismo sexo».

El matrimonio igualitario se legalizó en Países Bajos en 2001.

Rutte indicó que queda una cuestión sin resolver: cómo afectaría un matrimonio gay a la posterior sucesión de los hijos de la pareja real. Y no tiene sentido tratar de decidir eso ahora, dijo.

«Depende mucho de los hechos y las circunstancias del caso concreto, como es notable en los cambios que ha tenido el derecho familiar con el tiempo», escribió.

A diferencia de los matrimonios ordinarios, los matrimonios reales necesitan la aprobación del Parlamento. Los miembros de la casa real de los Países Bajos han renunciado en ocasiones a su lugar en la línea de sucesión para casarse con alguien sin permiso del Parlamento.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver