Vladimir Putin sostiene que Rusia no utiliza la energía como un arma

(CNN Business) — El presidente Vladimir Putin rechazó las acusaciones de que Rusia hace subir deliberadamente los precios del gas natural en Europa al retener las exportaciones.
En una conferencia sobre energía celebrada este miércoles en Moscú, Putin calificó las acusaciones de estar “motivadas políticamente” e infundadas. Sus comentarios se produjeron en un momento en el que los funcionarios de la Unión Europea afirmaron que el suministro de gas ruso, inferior al previsto, era parcialmente responsable de la crisis energética de Europa y se comprometieron a acelerar los esfuerzos del bloque para alejarse del uso de los combustibles fósiles.

«Rusia no está utilizando ningún arma», dijo Putin. «Incluso durante los momentos más duros de la Guerra Fría, Rusia cumplió regularmente sus obligaciones contractuales y suministró gas a Europa», añadió.

La última vez que Rusia interrumpió las exportaciones de gas a la Unión Europea fue en enero de 2009, tras no poder acordar los precios y las tarifas de tránsito de los gasoductos con Ucrania. También redujo brevemente los flujos de gas a Ucrania en 2006 y 2008 como resultado de disputas sobre los precios.

La empresa estatal Gazprom advirtió de la posibilidad de que se repitiera la crisis de 2009 en 2014, después de que Ucrania no pagara sus facturas energéticas y las relaciones de Rusia con Occidente se desplomaran por la anexión de Crimea. Esa amenaza nunca se materializó.

Putin adoptó un tono más conciliador el miércoles, diciendo que Rusia estaba «dispuesta a discutir cualquier paso adicional» con los gobiernos europeos para hacer frente al empeoramiento de la crisis energética.

«Rusia cumple impecablemente sus obligaciones contractuales con nuestros socios, incluidos nuestros socios en Europa», afirmó. «Además, siempre nos esforzamos por llegar a un acuerdo con nuestros socios».

Los precios de la electricidad al por mayor en Europa han aumentado un 200% en comparación con la media de 2019, según la Comisión Europea. El repunte es el resultado del aumento de los costos del gas natural, impulsado por el incremento en la demanda en Asia y por unas entregas de Rusia inferiores a las previstas.

La mayoría de los países de la Unión Europea dependen de las centrales eléctricas de gas para satisfacer la demanda de electricidad, y alrededor del 40% de ese gas procede de Rusia, según Eurostat.

El mes pasado, la Agencia Internacional de la Energía pidió a Rusia que suministrara más gas natural a Europa para ayudar a afrontar la crisis, afirmando que, aunque Rusia está cumpliendo con sus obligaciones contractuales con sus clientes europeos, las exportaciones están por debajo de su nivel de 2019.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas este miércoles que Rusia aumentó los suministros de gas a Europa hasta el máximo nivel posible según los contratos existentes y que no puede superar esos umbrales.

Los funcionarios rusos afirmaron anteriormente que acelerar la aprobación del controvertido gasoducto Nord Stream 2 que une a Rusia con Alemania podría ayudar a bajar los precios del gas natural. El gasoducto se completó el mes pasado a pesar de años de oposición por parte de países como Estados Unidos, que advirtió que impulsaría la influencia de Moscú en Europa.

El gobierno de Biden anunció en julio que había llegado a un acuerdo con Berlín que permitiría que el gasoducto siguiera adelante a cambio de la ayuda alemana a Ucrania. Ahora está a la espera de la aprobación por parte de las autoridades de Alemania.

La Comisión Europea dio a conocer el miércoles una serie de medidas para hacer frente a la crisis energética, entre ellas acelerar la transición a las energías renovables.

Los Estados miembros de la UE han establecido una serie de medidas de emergencia para ayudar a los consumidores y a las empresas a hacer frente a los costos de la electricidad, que se encuentran a un nivel muy alto desde hace una década, y que incluyen ayudas financieras directas a los hogares, ayudas estatales a las empresas y créditos fiscales específicos.

Amy Cassidy, Chris Liakos, Walé Azeez y Katharina Krebs contribuyeron con este reportaje.

Gas natural
Rusia

(CNN Business) — El presidente Vladimir Putin rechazó las acusaciones de que Rusia hace subir deliberadamente los precios del gas natural en Europa al retener las exportaciones.
En una conferencia sobre energía celebrada este miércoles en Moscú, Putin calificó las acusaciones de estar “motivadas políticamente” e infundadas. Sus comentarios se produjeron en un momento en el que los funcionarios de la Unión Europea afirmaron que el suministro de gas ruso, inferior al previsto, era parcialmente responsable de la crisis energética de Europa y se comprometieron a acelerar los esfuerzos del bloque para alejarse del uso de los combustibles fósiles.

El impacto del costo de la calefacción: aumenta el precio del gas natural un 180%

«Rusia no está utilizando ningún arma», dijo Putin. «Incluso durante los momentos más duros de la Guerra Fría, Rusia cumplió regularmente sus obligaciones contractuales y suministró gas a Europa», añadió.

La última vez que Rusia interrumpió las exportaciones de gas a la Unión Europea fue en enero de 2009, tras no poder acordar los precios y las tarifas de tránsito de los gasoductos con Ucrania. También redujo brevemente los flujos de gas a Ucrania en 2006 y 2008 como resultado de disputas sobre los precios.

La empresa estatal Gazprom advirtió de la posibilidad de que se repitiera la crisis de 2009 en 2014, después de que Ucrania no pagara sus facturas energéticas y las relaciones de Rusia con Occidente se desplomaran por la anexión de Crimea. Esa amenaza nunca se materializó.

Putin adoptó un tono más conciliador el miércoles, diciendo que Rusia estaba «dispuesta a discutir cualquier paso adicional» con los gobiernos europeos para hacer frente al empeoramiento de la crisis energética.

«Rusia cumple impecablemente sus obligaciones contractuales con nuestros socios, incluidos nuestros socios en Europa», afirmó. «Además, siempre nos esforzamos por llegar a un acuerdo con nuestros socios».

Los precios de la electricidad al por mayor en Europa han aumentado un 200% en comparación con la media de 2019, según la Comisión Europea. El repunte es el resultado del aumento de los costos del gas natural, impulsado por el incremento en la demanda en Asia y por unas entregas de Rusia inferiores a las previstas.

A medida que los precios del gas natural se disparan, la gente está considerando alternativas a la calefacción de sus hogares. Esto es lo que debes saber

La mayoría de los países de la Unión Europea dependen de las centrales eléctricas de gas para satisfacer la demanda de electricidad, y alrededor del 40% de ese gas procede de Rusia, según Eurostat.

El mes pasado, la Agencia Internacional de la Energía pidió a Rusia que suministrara más gas natural a Europa para ayudar a afrontar la crisis, afirmando que, aunque Rusia está cumpliendo con sus obligaciones contractuales con sus clientes europeos, las exportaciones están por debajo de su nivel de 2019.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas este miércoles que Rusia aumentó los suministros de gas a Europa hasta el máximo nivel posible según los contratos existentes y que no puede superar esos umbrales.

Los funcionarios rusos afirmaron anteriormente que acelerar la aprobación del controvertido gasoducto Nord Stream 2 que une a Rusia con Alemania podría ayudar a bajar los precios del gas natural. El gasoducto se completó el mes pasado a pesar de años de oposición por parte de países como Estados Unidos, que advirtió que impulsaría la influencia de Moscú en Europa.

Rusia aboga por certificación temprana del gasoducto Nord Stream 2 para aliviar la crisis energética

El gobierno de Biden anunció en julio que había llegado a un acuerdo con Berlín que permitiría que el gasoducto siguiera adelante a cambio de la ayuda alemana a Ucrania. Ahora está a la espera de la aprobación por parte de las autoridades de Alemania.

La Comisión Europea dio a conocer el miércoles una serie de medidas para hacer frente a la crisis energética, entre ellas acelerar la transición a las energías renovables.

Los Estados miembros de la UE han establecido una serie de medidas de emergencia para ayudar a los consumidores y a las empresas a hacer frente a los costos de la electricidad, que se encuentran a un nivel muy alto desde hace una década, y que incluyen ayudas financieras directas a los hogares, ayudas estatales a las empresas y créditos fiscales específicos.

Amy Cassidy, Chris Liakos, Walé Azeez y Katharina Krebs contribuyeron con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver