La historia de Aileen Wuornos, la asesina en serie de las carreteras de Florida

(CNN Español) — Seis hombres asesinados. Sus cuerpos abandonados a lo largo de las carreteras del norte y centro de Florida. Y un final poco usual: una mujer como protagonista de los crímenes. Su nombre era Aileen Wuornos. Fue la asesina en serie más tristemente célebre de Estados Unidos. La ejecutaron el 15 de octubre de 2002, pero antes de morir, aseguró: “Volveré”.

Aileen Carol Wuornos nació como Aileen Pittman el 29 de febrero de 1956 en Rochester, Michigan. Tuvo una infancia problemática. A los 15 ya trabajaba como prostituta. Abandonó la escuela siendo muy joven. Comenzó a ser detenida frecuentemente por conducir ebria, por robos y falsificación de cheques. Pero, según cuenta el documental “Very Scary People — Aileen Wuornos: Monster Made”, de HLN, no llamó la atención de la policía lo suficiente como para crear sospechas de crímenes más graves.

Entre 1989 y 1990, según la policía, se dedicó a la prostitución y comenzó a hacer autostop en carreteras de Florida. Así comenzó la cadena de homicidios que la convertirían finalmente en asesina serial.

La investigación pudo comprobar que Wuornos mató a seis hombres en su trayectoria criminal. Se habló de una séptima víctima, pero nunca se halló el cuerpo. Los homicidios no llevaban directo a la asesina, hasta que su amante, Tyria Moore, la delató ante la policía.

Wuornos fue detenida el 9 de enero de 1991. Admitió los asesinatos, pero aseguró que fueron en defensa propia.

«Probablemente sea la persona más fría que he conocido. Aileen sabía lo que estaba haciendo. Ya sabes, entramos en contacto con muchos asesinos, pero Aileen fue tan desapasionada y metódica como cualquiera que hayamos aprehendido», relató John Tanner, fiscal del estado de Florida.

Su primera víctima, Richard Mallory, era un delincuente sexual convicto. Wuornos aseguró que los hombres que le pagaban por tener relaciones sexuales la habían golpeado y violado repetidamente.

Los medios la llamaron «La prostituta de la autopista» y «La doncella de la muerte». Su caso inspiró películas, libros y hasta una ópera.

La actriz Charlize Theron ganó un Oscar en 2004 por interpretar a la asesina en “Monster”. Y en 2015 Lily Rabe interpretó a Wuornos para el episodio doble de Halloween de «American Horror Story: Hotel».

Wuornos fue juzgada solo por el asesinato de Mallory; se declaró inocente de otros cinco.

(FOTO DE ARCHIVO) Aileen Wuornos aparece en esta fotografía sin fecha del Departamento Correccional de Florida (Foto de Florida DOC / Getty Images)

El sargento Bob Kelley, del Departamento del Sheriff del condado Volusia, que investigó la muerte de Mallory, dijo que Wuornos mató a tiros a sus víctimas, les robó y luego arrojó sus cuerpos.

«Ella es la primera depredadora femenina. Otras mujeres han matado a sus hijos, han matado a familiares o personas que conocen, pero ella es la primera que en realidad era una depredadora que cazaba a víctimas inocentes y les quitaba la vida», dijo Kelley.

Ya tras las rejas, Wuornos pidió ser ejecutada. «Estoy tan harta de escuchar ‘ella está loca’. Me han evaluado muchas veces. Soy competente, cuerda y trato de decir la verdad. Y tomaré un polígrafo en cada palabra de esas páginas», dijo.

También aseguró: «Maté a esos hombres, los robé tan fríos como el hielo. Y lo volvería a hacer también». Y añadió: «No hay posibilidad de mantenerme con vida ni nada, porque volvería a matar. Tengo el odio arrastrándose por mi sistema».

Wuornos recibió la inyección letal el 15 de octubre de 2002 en la prisión estatal de Florida en Starke. Su última declaración fue extraña: «Solo me gustaría decir que estoy navegando con el rock y que volveré como en el ‘Día de la Independencia’ con Jesús, el 6 de junio, como en la película, con la gran nave nodriza y todo eso. Volveré», dijo.

Este artículo contiene información aportada por un reporte de John Zarrella

Asesinos seriales

(CNN Español) — Seis hombres asesinados. Sus cuerpos abandonados a lo largo de las carreteras del norte y centro de Florida. Y un final poco usual: una mujer como protagonista de los crímenes. Su nombre era Aileen Wuornos. Fue la asesina en serie más tristemente célebre de Estados Unidos. La ejecutaron el 15 de octubre de 2002, pero antes de morir, aseguró: “Volveré”.

Aileen Carol Wuornos nació como Aileen Pittman el 29 de febrero de 1956 en Rochester, Michigan. Tuvo una infancia problemática. A los 15 ya trabajaba como prostituta. Abandonó la escuela siendo muy joven. Comenzó a ser detenida frecuentemente por conducir ebria, por robos y falsificación de cheques. Pero, según cuenta el documental “Very Scary People — Aileen Wuornos: Monster Made”, de HLN, no llamó la atención de la policía lo suficiente como para crear sospechas de crímenes más graves.

Entre 1989 y 1990, según la policía, se dedicó a la prostitución y comenzó a hacer autostop en carreteras de Florida. Así comenzó la cadena de homicidios que la convertirían finalmente en asesina serial.

La investigación pudo comprobar que Wuornos mató a seis hombres en su trayectoria criminal. Se habló de una séptima víctima, pero nunca se halló el cuerpo. Los homicidios no llevaban directo a la asesina, hasta que su amante, Tyria Moore, la delató ante la policía.

Wuornos fue detenida el 9 de enero de 1991. Admitió los asesinatos, pero aseguró que fueron en defensa propia.

Asesino serial confiesa su participación en más de 50 asesinatos. Su pandilla supuestamente arrojaba los cuerpos a aguas infestadas de cocodrilos

«Probablemente sea la persona más fría que he conocido. Aileen sabía lo que estaba haciendo. Ya sabes, entramos en contacto con muchos asesinos, pero Aileen fue tan desapasionada y metódica como cualquiera que hayamos aprehendido», relató John Tanner, fiscal del estado de Florida.

Su primera víctima, Richard Mallory, era un delincuente sexual convicto. Wuornos aseguró que los hombres que le pagaban por tener relaciones sexuales la habían golpeado y violado repetidamente.

Los medios la llamaron «La prostituta de la autopista» y «La doncella de la muerte». Su caso inspiró películas, libros y hasta una ópera.

De Ted Bundy a Sam Little, asesinos seriales y casos sin resolver que asediaron a Estados Unidos

La actriz Charlize Theron ganó un Oscar en 2004 por interpretar a la asesina en “Monster”. Y en 2015 Lily Rabe interpretó a Wuornos para el episodio doble de Halloween de «American Horror Story: Hotel».

Wuornos fue juzgada solo por el asesinato de Mallory; se declaró inocente de otros cinco.

(FOTO DE ARCHIVO) Aileen Wuornos aparece en esta fotografía sin fecha del Departamento Correccional de Florida (Foto de Florida DOC / Getty Images)

El sargento Bob Kelley, del Departamento del Sheriff del condado Volusia, que investigó la muerte de Mallory, dijo que Wuornos mató a tiros a sus víctimas, les robó y luego arrojó sus cuerpos.

«Ella es la primera depredadora femenina. Otras mujeres han matado a sus hijos, han matado a familiares o personas que conocen, pero ella es la primera que en realidad era una depredadora que cazaba a víctimas inocentes y les quitaba la vida», dijo Kelley.

Ya tras las rejas, Wuornos pidió ser ejecutada. «Estoy tan harta de escuchar ‘ella está loca’. Me han evaluado muchas veces. Soy competente, cuerda y trato de decir la verdad. Y tomaré un polígrafo en cada palabra de esas páginas», dijo.

Los familiares de los asesinos en serie, ¿comparten la culpa?

También aseguró: «Maté a esos hombres, los robé tan fríos como el hielo. Y lo volvería a hacer también». Y añadió: «No hay posibilidad de mantenerme con vida ni nada, porque volvería a matar. Tengo el odio arrastrándose por mi sistema».

Wuornos recibió la inyección letal el 15 de octubre de 2002 en la prisión estatal de Florida en Starke. Su última declaración fue extraña: «Solo me gustaría decir que estoy navegando con el rock y que volveré como en el ‘Día de la Independencia’ con Jesús, el 6 de junio, como en la película, con la gran nave nodriza y todo eso. Volveré», dijo.

Este artículo contiene información aportada por un reporte de John Zarrella

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver