¿Cómo limpiar tu refrigerador y evitar que los alimentos se dañen?

(CNN Español) — Lavar tu refrigerador puede convertirse en una tarea de horas y horas si no lo haces constantemente, y dejas todo para el momento en que ya es urgente hacerlo.

Y si te gustaría que tu refrigerador luzca como aquellos que aparecen en redes sociales, que brillan de limpio y tienen todos los productos perfectamente organizados, pero la realidad de tu refrigerador es otra, podemos ayudarte con algunos consejos de limpieza para que puedas acercarte un poco a ese objetivo.

Así que manos a la obra.

1. Vacía tu refrigerador

Con el fin de limpiar correctamente tu nevera, es necesario que esté totalmente vacía. Los Centros para el Control y Prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recomiendan tener bolsas sellables, agua con jabón –preferiblemente caliente–, toallas limpias y desinfectante.

Es importante empezar por botar los alimentos que estén en mal estado o que puedan estar contaminados, como por ejemplo, aquellos productos que retiran del mercado.

«Si el alimento retirado del mercado se guardó en un envase reutilizable, lave el envase con agua jabonosa caliente antes de volver a usarlo», recomiendan los CDC.

Una vez tengas los alimentos seguros a salvo, ponlos en un mesón hasta desocupar totalmente el refrigerador mientras lo limpias.

Retira todas las partes removibles del refrigerador hasta que quede totalmente vacío.

2. Pon a salvo tus alimentos

No olvides que hay alimentos como las proteínas de origen animal que pueden desarrollar bacterias si no están refrigeradas. Por lo tanto, no dejes estos alimentos por fuera de refrigeración por más de dos horas.

«Refrigera los alimentos perecederos en un lapso de 2 horas. Si la temperatura exterior supera los 30 grados centígrados, refrigera los alimentos dentro de 1 hora máximo», recomiendan los CDC.

Y aquí un tip adicional: si necesitas descongelar los alimentos de tu nevera de manera segura hazlo en agua fría o en el microondas, pero jamás los dejes descongelando sobre el mesón porque hay riesgo de que las bacterias se multipliquen cuando el alimento llegue a temperatura ambiente, recomiendan los CDC.

Recuerda que tu refrigerador debe estar por debajo de los 4ºC.

«Si no hay electricidad, el refrigerador mantendrá los alimentos seguros por hasta 4 horas si no abres la puerta», dicen los CDC.

3. Lava las partes removibles

Es recomendable lavar a mano con agua caliente y bastante jabón para desinfectar las partes removibles del refrigerador. Luego debes secarlo con una toalla limpia y déjalos que se enfríen a temperatura ambiente para que las partes no se rompan en la nevera si son de vidrio.

Aquí unos tips para desinfectar las partes, según los CDC

Haz una solución de 1 taza (8 oz/ 240 ml) de blanqueador con cloro de uso doméstico en 5 galones de agua limpia.
Remoja los artículos en la solución de blanqueador con cloro durante 1 minuto (la solución debe cubrir completamente los artículos).
Para limpiar los mesones u otras superficies, limpia con un trapo.
Deja que se sequen con el aire, sin lavarlos con agua, dicen los CDC.

4. Lava el interior del refrigerador

Limpia el refrigerador con agua y jabón y luego, con un trapo húmedo quita los excesos de jabón.

Seca el refrigerador con una toalla limpia y seca una vez hayas quitado el jabón.

Haz el mismo proceso para limpiar puertas, compartimientos y otras áreas que no puedan limpiarse tan fácilmente, pero donde puede acumularse suciedad.

Y para desinfectar, los CDC recomiendan usar «una solución de 1 cucharada de blanqueador con cloro líquido en 1 galón de agua para desinfectar el refrigerador». La limpieza con esta fórmula debe hacerse después de limpiar con agua y jabón.

5. Vuelve a empacar todo

Pon de regreso los estantes, cajones y rejillas completamente secos. Y almacena solamente alimentos en buen estado y perfectamente sellados.

6. Separa y organiza los alimentos de nuevo

Evita la contaminación cruzada por alimentos.

«La carne, las aves, los pescados y mariscos y los huevos crudos pueden propagar los microbios a los alimentos que vienen listos para consumir, a menos que los mantenga separados», dicen los CDC.

Entonces no mezcles estos alimentos con otros como frutas y verduras.

Usa diferentes tablas para trabajar carnes, aves, pescados y proteína animal crudas.

Verifica las temperaturas del refrigerador, que no pase de más de 4ºC.

Lava las frutas y verduras frescas con agua corriente y no olvides limpiar y desinfectar los mesones con agua caliente y jabón, advierten los CDC.

(CNN Español) — Lavar tu refrigerador puede convertirse en una tarea de horas y horas si no lo haces constantemente, y dejas todo para el momento en que ya es urgente hacerlo.

Y si te gustaría que tu refrigerador luzca como aquellos que aparecen en redes sociales, que brillan de limpio y tienen todos los productos perfectamente organizados, pero la realidad de tu refrigerador es otra, podemos ayudarte con algunos consejos de limpieza para que puedas acercarte un poco a ese objetivo.

Así que manos a la obra.

1. Vacía tu refrigerador

Con el fin de limpiar correctamente tu nevera, es necesario que esté totalmente vacía. Los Centros para el Control y Prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recomiendan tener bolsas sellables, agua con jabón –preferiblemente caliente–, toallas limpias y desinfectante.

Es importante empezar por botar los alimentos que estén en mal estado o que puedan estar contaminados, como por ejemplo, aquellos productos que retiran del mercado.

«Si el alimento retirado del mercado se guardó en un envase reutilizable, lave el envase con agua jabonosa caliente antes de volver a usarlo», recomiendan los CDC.

Una vez tengas los alimentos seguros a salvo, ponlos en un mesón hasta desocupar totalmente el refrigerador mientras lo limpias.

Retira todas las partes removibles del refrigerador hasta que quede totalmente vacío.

2. Pon a salvo tus alimentos

No olvides que hay alimentos como las proteínas de origen animal que pueden desarrollar bacterias si no están refrigeradas. Por lo tanto, no dejes estos alimentos por fuera de refrigeración por más de dos horas.

«Refrigera los alimentos perecederos en un lapso de 2 horas. Si la temperatura exterior supera los 30 grados centígrados, refrigera los alimentos dentro de 1 hora máximo», recomiendan los CDC.

Y aquí un tip adicional: si necesitas descongelar los alimentos de tu nevera de manera segura hazlo en agua fría o en el microondas, pero jamás los dejes descongelando sobre el mesón porque hay riesgo de que las bacterias se multipliquen cuando el alimento llegue a temperatura ambiente, recomiendan los CDC.

Recuerda que tu refrigerador debe estar por debajo de los 4ºC.

«Si no hay electricidad, el refrigerador mantendrá los alimentos seguros por hasta 4 horas si no abres la puerta», dicen los CDC.

3. Lava las partes removibles

Es recomendable lavar a mano con agua caliente y bastante jabón para desinfectar las partes removibles del refrigerador. Luego debes secarlo con una toalla limpia y déjalos que se enfríen a temperatura ambiente para que las partes no se rompan en la nevera si son de vidrio.

Aquí unos tips para desinfectar las partes, según los CDC

Haz una solución de 1 taza (8 oz/ 240 ml) de blanqueador con cloro de uso doméstico en 5 galones de agua limpia. Remoja los artículos en la solución de blanqueador con cloro durante 1 minuto (la solución debe cubrir completamente los artículos). Para limpiar los mesones u otras superficies, limpia con un trapo. Deja que se sequen con el aire, sin lavarlos con agua, dicen los CDC. 4. Lava el interior del refrigerador

Limpia el refrigerador con agua y jabón y luego, con un trapo húmedo quita los excesos de jabón.

Seca el refrigerador con una toalla limpia y seca una vez hayas quitado el jabón.

Haz el mismo proceso para limpiar puertas, compartimientos y otras áreas que no puedan limpiarse tan fácilmente, pero donde puede acumularse suciedad.

Y para desinfectar, los CDC recomiendan usar «una solución de 1 cucharada de blanqueador con cloro líquido en 1 galón de agua para desinfectar el refrigerador». La limpieza con esta fórmula debe hacerse después de limpiar con agua y jabón.

5. Vuelve a empacar todo

Pon de regreso los estantes, cajones y rejillas completamente secos. Y almacena solamente alimentos en buen estado y perfectamente sellados.

6. Separa y organiza los alimentos de nuevo

Evita la contaminación cruzada por alimentos.

«La carne, las aves, los pescados y mariscos y los huevos crudos pueden propagar los microbios a los alimentos que vienen listos para consumir, a menos que los mantenga separados», dicen los CDC.

Entonces no mezcles estos alimentos con otros como frutas y verduras.

Usa diferentes tablas para trabajar carnes, aves, pescados y proteína animal crudas.

Verifica las temperaturas del refrigerador, que no pase de más de 4ºC.

Lava las frutas y verduras frescas con agua corriente y no olvides limpiar y desinfectar los mesones con agua caliente y jabón, advierten los CDC.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver