Jaime Bonilla contra la ley y contra todos

Jaime Bonilla.- candidato a senador por B.C, entrevista en casa morena

Por Jaime Martínez Veloz

“Yo Jaime Bonilla, juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos de América y la Constitución del Estado de California, en contra de todos los enemigos extranjeros y domésticos; que tomo esta obligación gratuitamente, sin ningún problema mental o propósito de evasión: y que fielmente voy a llevar las tareas que estoy a punto de aceptar”

San Diego California, a 6 de agosto del año 2008

El domingo 31 de octubre de 2021 termina su periodo como gobernador del estado de Baja California el ciudadano Jaime Bonilla Valdez quien, pretendió ampliar su mandato de 2 a 5 años mediante un procedimiento que la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró que “un gran fraude postelectoral y a la Constitución”; un ilícito atípico maquinado desde el Congreso de Baja California mediante un efecto corruptor que manipuló la Carta Magna y los principios de la democracia.

Jaime Bonilla Valdez hereda a su sucesora, Marina del Pilar Ávila Olmeda, y a la sociedad bajacaliforniana, un estado sumido en la violencia, enfrentamientos sociales, conflictos políticos, extorsiones, fraudes y otras distorsiones perpetradas en el ejercicio del cargo.

Jaime Bonilla ni siquiera debió haber sido registrado como candidato y sería otro grave error y una gran ilegalidad que dicho individuo ocupara cualquier otro puesto público en nuestro país, dadas las violaciones a la ley en las que ha incurrido durante toda su vida tanteo en Estados Unidos como en México.

Además de haber estado preso en el Penal de Tijuana, por el delito de defraudación fiscal; de haber sido informante del FBI en Estados Unidos y haber participado como tal en juicios legales del país vecino; de ostentarse como Ingeniero, sin haber cursado la carrera de esa profesión, el hasta hoy gobernante de Baja California, fungió además desde el año 2000 hasta el 2012, como director de Departamento de Agua del Distrito de Otay en el Condado de San Diego del Estado de California de Estados Unidos, para lo cual, es requisito “sine qua non”, ser ciudadano estadounidense y residir en los Estados Unidos de América.

En un acto fraudulento, Jaime Bonilla Valdez se inscribió en su momento como candidato a gobernador de Baja California presentando un Certificado de Nacionalidad Mexicana otorgado por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, de fecha 25 de junio de 2012, bajo el número 1483, documento que lo obliga a cumplir con lo dispuesto en el artículo 17, de la Ley de Nacionalidad, que a la letra dice:

Artículo 17.- “Los mexicanos por nacimiento a los que otro Estado considere como sus nacionales, podrán solicitar a la Secretaría el certificado de nacionalidad mexicana, únicamente para los efectos del artículo anterior.

Para ello, formularán renuncia expresa a la nacionalidad que les sea atribuida, a toda sumisión, obediencia y fidelidad a cualquier Estado extranjero, especialmente de aquél que le atribuya la otra nacionalidad, a toda protección extraña a las leyes y autoridades mexicanas, y a todo derecho que los tratados o convenciones internacionales concedan a los extranjeros. Asimismo, protestarán adhesión, obediencia y sumisión a las leyes y autoridades mexicanas y se abstendrán de realizar cualquier conducta que implique sumisión a un Estado extranjero”.

Violentando lo dispuesto en el referido Certificado de Nacionalidad Mexicana, Jaime Bonilla, se inscribió en los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, para participar electoralmente, a través de su Comité Político Electoral en Estados Unidos de América, como aspirante a ocupar el cargo de director del Distrito de Agua de Otay en el condado de San Diego, California informando para ello sobre los movimientos financieros llevados a cabo por dicho comité.

Vale la pena señalar que, para realizar una actividad electoral en el estado de California, el Artículo Segundo de la Constitución Política de ese estado establece explícitamente el requisito de ser ciudadano estadounidense, además de contar con residencia en ese país. Lo anterior esta plasmado en documentos en nuestro poder y que hicimos llegar a las Autoridades Federales, los cuales se encuentran debidamente apostillados, traducidos por un perito traductor autorizado y certificadas por notarios públicos, tanto de Estados Unidos de América como de nuestro país.

A mayor abundamiento, la definición de ciudadano del estado de California se encuentra en la Sección 241, del Código de California el cual indica que las personas deben ser ciudadanos de Estados Unidos de Norteamérica y residir en el estado de California.

Con los actos ejecutados por Jaime Bonilla Valdez en los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, se demuestra que incumplió con los términos establecidos en el Certificado de Nacionalidad Mexicano expedido por la SRE, violentando las condiciones impuestas en el mismo y derivado de lo cual se deberá seguir el procedimiento establecido en el artículo 18 de la ley de naturalización.

Condiciones que no cumplió, como se demuestra con las constancias que hemos hecho llegar a las Autoridades Federales y que acreditan los actos mediante los cuales, lejos de abstenerse a realizar conductas que implican sometimiento a otra nación las reiteró año con año, son singular alegría.

Cabe añadir que Jaime Bonilla Valdez, mientras en México se desempeñaba como diputado federal por el Partido del Trabajo, del año 2012 al 2015, y posteriormente como presidente del comité ejecutivo estatal del partido MORENA en Baja California, del 2015 al 2018, mantenía simultáneamente su relación político electoral y financiera con las autoridades de Estados Unidos de América, país al que le juró apoyar y defender su Constitución.

A manera de antecedente de lo antes mencionado, el 26 de julio del año 2019, presenté oficialmente ante la Secretaría de Relaciones Exteriores una solicitud para dejar sin efecto el Certificado de Nacionalidad Mexicano, expedido por esa dependencia a nombre de Jaime Bonilla Valdez, dadas las múltiples violaciones a la Ley de Nacionalidad Mexicana, una segunda solicitud sobre el mismo tema fue presentada por el Partido de la Revolución Democrática el 13 de agosto del mismo año 2019.

Es por ello por lo que se hace necesario que el Congreso de la Unión solicite respetuosamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores un informe sobre el estatus jurídico en México del Jaime Bonilla Valdez o en su defecto le haga llegar a esa soberanía una respuesta oficial sobre dicha petición, que expresa las preocupaciones del Pueblo Mexicano.

Es importante también que  través de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, se haga llegar la documentación oficial de Jaime Bonilla expedida tanto en Estados Unidos como en México a la embajada de Estados Unidos de América en México, con el propósito de intercambiar información para que se revise, certifique y compulse la información obtenida, para los efectos legales que, bajo el respeto a la soberanía de ambos países, correspondan, en sus respectivos ámbitos de competencia.

Al mismo tiempo será importante que la Cámara de Diputados, de manera respetuosa haga pública la respuesta de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para que el Pueblo de México esté informado puntualmente de este tema que trasciende el ámbito de la política tradicional y se ha convertido en un asunto de seguridad nacional.

La única promesa de campaña que Bonilla si cumplió, fue la de “hacer historia”, ha sido hasta ahora “el peor Gobernador en la Historia de Baja California”

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver