Las familias separadas a la fuerza en la frontera por el gobierno de Trump buscan acuerdos en las negociaciones en curso

(CNN) — Las familias migrantes que fueron separadas a la fuerza en la frontera entre México y Estados Unidos bajo el gobierno de Donald Trump podrían recibir cientos de miles de dólares en compensación como parte de las negociaciones de acuerdo entre el Departamento de Justicia y los abogados de las familias, según una fuente familiarizada con el asunto.

Más de 3.000 niños fueron separados de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México bajo el mandato de Trump. No está claro cuántas personas serían elegibles para los pagos.

The Wall Street Journal informó por primera vez que el gobierno federal estaba considerando pagos de US$ 450.000 por individuo afectado por la llamada «política de tolerancia cero» que llevó a la separación de miles de familias. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) presentó una demanda colectiva en 2019 por daños y perjuicios por el costo de las separaciones en las familias. Los abogados que representan a las familias también han presentado demandas individuales.

Grupos externos y un organismo de control del gobierno encontraron a lo largo de los años que los niños separados de sus familias bajo la política de «tolerancia cero» experimentaron trauma. Un informe del inspector general de Salud y Servicios Humanos de 2019 incluía relatos del personal de las instalaciones que detallaban el llanto inconsolable de los niños cuando eran separados, la confusión de los niños y la creencia de que habían sido abandonados por sus padres.

Los Médicos por los Derechos Humanos lo equipararon a «tortura», y la Academia Estadounidense de Pediatría dijo a CNN que la práctica del gobierno de Trump de separar a las familias en la frontera era «abuso infantil».

Las negociaciones están en curso y se desconoce cuál será la cifra final, dijo la fuente familiarizada con el asunto, señalando que se han discutido diferentes números en varios momentos. La compensación económica probablemente variará y no todos recibirán la cantidad máxima acordada.

En una presentación judicial del miércoles, la ACLU y otros abogados dijeron que han hecho «un progreso significativo hacia un acuerdo».

«El gobierno de Biden tiene razón al proporcionar asistencia a los niños y las familias afectadas por la horrible práctica de separación familiar del gobierno», dijo el abogado de la ACLU Lee Gelernt. «Su sufrimiento es algo con lo que siempre vivirán, y es una profunda mancha moral en nuestro país. Tenemos que hacer lo correcto, y esto incluye no simplemente cualquier apoyo monetario, sino también un camino para permanecer aquí. Esto es lo correcto y lo justo».

El Departamento de Seguridad Nacional remitió a CNN al Departamento de Justicia, que declinó hacer comentarios.

En 2018, el gobierno de Trump anunció la llamada política de «tolerancia cero», en la que el Departamento de Justicia inició procesos penales contra todo adulto que cruzara ilegalmente la frontera, y a la que se puso fin tras una oposición generalizada. La política dio lugar a la separación de miles de familias, incluidas aquellas con bebés, algunos de apenas unos meses de edad, ya que los niños no pueden permanecer en la cárcel federal con sus padres.

Exfuncionarios del gobierno de Trump, incluido el ex secretario interino de Seguridad Nacional Chad Wolf, criticaron los posibles pagos a las familias separadas.

«No hay límites para lo que hará esta administración», dijo Wolf en Twitter. «Todo lo que han tocado re: seguridad fronteriza / inmigración está mal para Estados Unidos. Pero esto puede estar a la cabeza de la lista».

El gobierno de Biden se ha comprometido a ayudar a reunir a las familias como parte de un grupo de trabajo de reunificación familiar y a proporcionar servicios para ayudar a los afectados por la política. Desde la creación del grupo de trabajo, 50 niños se han reunido con sus padres en Estados Unidos, según una presentación judicial reciente.

Como parte del esfuerzo, el Departamento de Seguridad Nacional estableció un proceso para aceptar las solicitudes de libertad condicional, el Departamento de Salud y Servicios Humanos está trabajando para facilitar los servicios de apoyo a las familias y el Departamento de Estado desarrolla un sistema simplificado para procesar las solicitudes de documentos de viaje nacional.

separación de niños en la frontera

(CNN) — Las familias migrantes que fueron separadas a la fuerza en la frontera entre México y Estados Unidos bajo el gobierno de Donald Trump podrían recibir cientos de miles de dólares en compensación como parte de las negociaciones de acuerdo entre el Departamento de Justicia y los abogados de las familias, según una fuente familiarizada con el asunto.

Más de 3.000 niños fueron separados de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México bajo el mandato de Trump. No está claro cuántas personas serían elegibles para los pagos.

The Wall Street Journal informó por primera vez que el gobierno federal estaba considerando pagos de US$ 450.000 por individuo afectado por la llamada «política de tolerancia cero» que llevó a la separación de miles de familias. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) presentó una demanda colectiva en 2019 por daños y perjuicios por el costo de las separaciones en las familias. Los abogados que representan a las familias también han presentado demandas individuales.

Grupos externos y un organismo de control del gobierno encontraron a lo largo de los años que los niños separados de sus familias bajo la política de «tolerancia cero» experimentaron trauma. Un informe del inspector general de Salud y Servicios Humanos de 2019 incluía relatos del personal de las instalaciones que detallaban el llanto inconsolable de los niños cuando eran separados, la confusión de los niños y la creencia de que habían sido abandonados por sus padres.

Los Médicos por los Derechos Humanos lo equipararon a «tortura», y la Academia Estadounidense de Pediatría dijo a CNN que la práctica del gobierno de Trump de separar a las familias en la frontera era «abuso infantil».

Las negociaciones están en curso y se desconoce cuál será la cifra final, dijo la fuente familiarizada con el asunto, señalando que se han discutido diferentes números en varios momentos. La compensación económica probablemente variará y no todos recibirán la cantidad máxima acordada.

En una presentación judicial del miércoles, la ACLU y otros abogados dijeron que han hecho «un progreso significativo hacia un acuerdo».

«El gobierno de Biden tiene razón al proporcionar asistencia a los niños y las familias afectadas por la horrible práctica de separación familiar del gobierno», dijo el abogado de la ACLU Lee Gelernt. «Su sufrimiento es algo con lo que siempre vivirán, y es una profunda mancha moral en nuestro país. Tenemos que hacer lo correcto, y esto incluye no simplemente cualquier apoyo monetario, sino también un camino para permanecer aquí. Esto es lo correcto y lo justo».

El Departamento de Seguridad Nacional remitió a CNN al Departamento de Justicia, que declinó hacer comentarios.

En 2018, el gobierno de Trump anunció la llamada política de «tolerancia cero», en la que el Departamento de Justicia inició procesos penales contra todo adulto que cruzara ilegalmente la frontera, y a la que se puso fin tras una oposición generalizada. La política dio lugar a la separación de miles de familias, incluidas aquellas con bebés, algunos de apenas unos meses de edad, ya que los niños no pueden permanecer en la cárcel federal con sus padres.

Exfuncionarios del gobierno de Trump, incluido el ex secretario interino de Seguridad Nacional Chad Wolf, criticaron los posibles pagos a las familias separadas.

«No hay límites para lo que hará esta administración», dijo Wolf en Twitter. «Todo lo que han tocado re: seguridad fronteriza / inmigración está mal para Estados Unidos. Pero esto puede estar a la cabeza de la lista».

Un reencuentro muy esperado: 29 familias separadas bajo el gobierno Trump volverán a reunirse

El gobierno de Biden se ha comprometido a ayudar a reunir a las familias como parte de un grupo de trabajo de reunificación familiar y a proporcionar servicios para ayudar a los afectados por la política. Desde la creación del grupo de trabajo, 50 niños se han reunido con sus padres en Estados Unidos, según una presentación judicial reciente.

Como parte del esfuerzo, el Departamento de Seguridad Nacional estableció un proceso para aceptar las solicitudes de libertad condicional, el Departamento de Salud y Servicios Humanos está trabajando para facilitar los servicios de apoyo a las familias y el Departamento de Estado desarrolla un sistema simplificado para procesar las solicitudes de documentos de viaje nacional.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver