Testigo en el juicio de Kyle Rittenhouse dice que la primera víctima del tiroteo actuó «beligerantemente»

(CNN) — El primer hombre asesinado a tiros por Kyle Rittenhouse durante las protestas en Wisconsin actuó «de manera muy beligerante» y dijo que le dispararan, pero no fue percibido como una amenaza grave, testificó un exinfante de marina el viernes.

El testimonio de Jason Lackowski, el séptimo testigo del estado, se produjo después de que un segundo miembro del jurado en el juicio por homicidio de Rittenhouse fuera desestimado debido a su embarazo.

Un miembro del jurado fue destituido el jueves por contar un chiste a un agente a principios de esta semana sobre el tiroteo a manos de la policía de Jacob Blake, el hombre negro de 29 años cuyas heridas provocadas en agosto de 2020 en Kenosha, Wisconsin, desataron los disturbios durante los cuales Rittenhouse, entonces de 17 años, mató a dos hombres e hirió a otro.

Rittenhouse disparó un arma tipo AR-15 ocho veces en total durante los disturbios: cuatro disparos a Rosenbaum, que estaba desarmado; dos disparos a un desconocido desarmado que dio una patada a Rittenhouse; un disparo mortal a Anthony Huber, que golpeó a Rittenhouse con un monopatín; y un disparo a Gaige Grosskreutz, que tenía una pistola en la mano, según la fiscalía.

Rosenbaum y Huber, de 26 años, murieron, y Grosskreutz, de 27 años, resultó herido.

Lackowski, que estaba armado la noche de los disturbios, dijo que había viajado a Kenosha para proteger la propiedad local. Dijo que conoció a Rittenhouse, quien se presentó como un técnico de emergencias médicas.

El exinfante de marina declaró que también se encontró con Rosenbaum, quien «había estado… actuando de manera muy beligerante, había pedido sin rodeos que le disparara», pero que no consideraba al hombre como una amenaza.

Lackowski dijo que percibió a Rosenbaum como un «idiota balbuceante» y que se dio la vuelta y lo ignoró. Dijo que Rosenbaum era «un paso en falso… para atraer a alguien a hacer algo», una acción que demostró al jurado como dar un paso rápido hacia adelante antes de dar un paso atrás.

En un momento Lackowski testificó que corrió hacia el sonido de los disparos y se encontró con Rittenhouse, quien parecía «agotado, en estado de shock» y todavía estaba armado, huyendo.

Rittenhouse «había indicado que él… no disparó a nadie» y que necesitaba ayuda, testificó Lackowski después de remitir una copia de su declaración al FBI para refrescar su memoria.

«Le dije que corriera a la policía que estaba en el camino», recordó Lackowski haberle dicho al acusado. Luego, dijo el testigo, hubo más disparos en la dirección en la que corría Rittenhouse.

Lackowski dijo que «se desmayó» en algún momento, pero recordó haber visto a un Grosskreutz herido en el suelo. Después de que se llevaron a Grosskreutz para recibir atención médica, Lackowski dijo que vio una pistola en el suelo. Vació el cargador y la policía le dijo que la dejara caer.

Buscando contrarrestar la estrategia de autodefensa de Rittenhouse, un fiscal señaló que Lackowski no usó su arma de fuego esa noche y que no fue agredido.

«No era necesario», dijo el testigo.

Último despido deja 18 miembros del jurado

La última destitución del jurado deja al panel con 18 miembros del jurado: ocho hombres y 10 mujeres.

La miembro del jurado embarazada apareció el viernes en el estrado del jurado con un cubrebocas azul. El juez Bruce Schroeder la interrogó brevemente antes de despedirla.

«Dios los bendiga y buena suerte», dijo el juez.

Schroeder luego les dijo a los miembros restantes del jurado que la miembro del panel No. 27 estaba «experimentando un leve malestar, está embarazada y solicitó que la desestimaran y yo acepté esa solicitud con el consentimiento de los abogados».

«Somos 18», dijo después de que ambas partes acordaron destituir al jurado.

El jurado se reducirá a 12 una vez que comiencen las deliberaciones, según el juez. El jurado fue seleccionado en un solo día sin el uso de un cuestionario preliminar.

Es la primera semana de testimonios en el juicio de Rittenhouse, quien ahora tiene 18 años.

Rittenhouse se declaró inocente de siete cargos, entre ellos homicidio intencional en primer grado, homicidio imprudente en primer grado e intento de homicidio intencional en primer grado. Su abogado dice que actuó en defensa propia.

La fiscalía ha retratado a Rittenhouse como un joven justiciero propenso a la violencia, mientras que la defensa ha sostenido que se estaba defendiendo.

El viernes, la tía abuela de Huber, Susan Hughes, describió al hijo de su sobrina para el jurado. Dijo que ambos tenían el pelo rojo y solían hablar de arte, música y Star Wars.

Hughes dijo que Huber era un ávido patinador que incluso patinaba en la nieve. Huber le dijo que conocía a Blake y que iría a las protestas a grabar un video, testificó. Obtuvo su licencia de conducir el día de su cumpleaños, el viernes antes de que lo mataran, afirmó.

Kariann Swart, la prometida de Rosenbaum, también subió al estrado para el juicio. Habían estado sin hogar, dijo, y se alojaban en un motel en el momento de su muerte.

Rosenbaum había salido de un hospital en Milwaukee el día que lo mataron, indicó. Llevaba una bolsa de plástico con papeles, calcetines, desodorante y un cepillo de dientes y pasta, dijo.

Swart dijo que el médico forense la llamó alrededor de las 4:00 a.m. y le informó que lo habían matado. Cayó de rodillas y lloró. Ella dijo que le había pedido que no fuera al centro debido a los disturbios.

Swart dijo que más tarde vio un video que mostraba a Rosenbaum muriendo.

«Me derrumbé y no puedo quitar esa imagen de mi cabeza», testificó.

Al día siguiente, según Swart, visitó el lugar en el concesionario de automóviles donde Rosenbaum fue asesinado y puso su mano sobre el pavimento aún manchado de sangre. Ella se derrumbó, dijo.

Al ser interrogado, Swart dijo que Rosenbaum había estado tomando medicamentos «para ayudar» con el trastorno bipolar.

Kyle Rittenhouse, a la izquierda, con la gorra al revés, camina por Sheridan Road en Kenosha el 25 de agosto de 2020, con otro civil armado.

El chiste que llevó a la destitución del primer jurado

Un hombre del jurado fue destituido este jueves después de que hizo un chiste mientras lo escoltaban a su automóvil, dijo Schroeder.

«Voy a resumir lo que recuerdo, lo que me dijeron», dijo el juez. «Estaba contando un chiste… se lo contó al agente… hizo una referencia a contar un chiste sobre ‘¿Por qué se necesitaron siete tiros para disparar a Jacob Blake?’, algo por el estilo».

El fiscal adjunto del condado de Kenosha, Thomas Binger, se mostró especialmente crítico con el incidente.

«La broma es de mal gusto, hay una plétora de chistes malos por ahí con todo lo que tiene que ver con todo esto, este es uno de ellos. Pero creo que el resto de esta broma, por así decirlo, sugiere algún tipo de sesgo racial que creo que entra en juego», dijo.

El juez llamó al jurado para interrogarlo y éste afirmó que había contado el chiste, pero se negó a repetirlo. El miembro del jurado, de mediana edad, parecía no estar a gusto, tanteando para sostener un micrófono portátil y hablando a través de una máscara multicolor mientras se dirigía al juez, según un reportero del tribunal.

«Mi opinión es que no tenía nada que ver con el caso. No tenía nada que ver con Kyle y sus cargos», dijo el miembro del jurado al juez.

Tanto la defensa como la fiscalía acordaron destituir al miembro del jurado, y el juez lo amonestó mientras lo hacía.

«Está claro que la apariencia de parcialidad está presente y socavaría seriamente el resultado del caso», explicó Schroeder.

La familia de Blake está «perturbada y disgustada» por los reportes sobre la broma del jurado que fue despedido, dijo su tío el jueves.

Fotografía del perfil de TikTok de Kyle Rittenhouse.

Testigo dice que no vio un arma en la mano de Rosenbaum

El jueves, Ryan Balch, un veterano militar que estaba con Rittenhouse la noche de los tiroteos mortales en Kenosha, dijo durante el juicio que no vio un arma en la mano de Rosenbaum.

Balch estaba armado con un AR-15 y una pistola mientras usaba un chaleco antibalas. Pasó gran parte de la noche cerca de Rittenhouse, describiendo a Rittenhouse como «un niño joven e impresionable» que «parecía no estar equipado» y «con poca experiencia». También dijo que Rittenhouse le dijo que era un EMT certificado de 19 años.

Balch describió a Rosenbaum como «hiper-agresivo y actuando de manera violenta» cuando fue interrogado por Binger. También dijo que no vio a Rosenbaum causar ningún daño físico a nadie la noche de los disparos.

Balch también describió un encuentro que tuvo con Rosenbaum, diciendo que Rosenbaum «lo amenazó a él y al acusado (Rittenhouse)».

«Me giré y tuve un intercambio con uno de los manifestantes, y le expliqué a ese manifestante: ‘Oye, ya sabes, lo entiendo, entiendo lo que estás tratando de hacer pero no así’, y cuando me di la vuelta Rosenbaum estaba justo enfrente de mi cara, gritando y vociferando.

«Y yo dije, ‘Amigo, retrocede, relájate. No sé cuál es tu problema'». Él dijo: ‘Sabes, si atrapo a alguno de ustedes solo esta noche, los voy a matar'», dijo Balch, y agregó que Rittenhouse estaba lo suficientemente cerca para escuchar lo que se mencionó.

Balch dijo que Rosenbaum no tomó ninguna arma ni lo tocó.

«Tenía una bolsa llena de lo que a mí me parecían químicos», dijo Balch. «Hice la suposición en ese momento y le dije al FBI lo mismo que pensé que era para hacer cócteles Molotov».

La bolsa que vio Balch con Rosenbaum era la misma que estaba en el suelo después de que Rittenhouse le disparara a Rosenbaum, testificó Balch.

Periodista que vio el tiroteo dice que se sintió en peligro

Richie McGinniss, director jefe de video para The Daily Caller, testificó el jueves en el juicio de Rittenhouse.

Richie McGinniss, un periodista que estaba a pocos metros de Rittenhouse cuando el adolescente mató a tiros a Rosenbaum, testificó el jueves que sintió que estaba en peligro durante el tiroteo.

«Me preocupé muchísimo, porque estaba detrás de Rosenbaum, que me atraparía en lo que fuera que estuviera a punto de suceder», comentó.

«Dado donde estaba, ciertamente estaba en peligro», agregó.

El testimonio es clave para uno de los cargos contra Rittenhouse: un delito grave de primer grado que pone imprudentemente en peligro la seguridad.

McGinniss, director jefe de video del sitio web de noticias The Daily Caller, testificó que viajó a Kenosha para filmar partes de los disturbios que sintió que no estaban siendo cubiertos por otros medios. Dijo que sintió que la presencia de un grupo armado de hombres hacía la manifestación más peligrosa.

«Cada vez que hay armas, eso eleva el nivel de peligro en mi mente», dijo.

Esa noche, estuvo detrás de Rittenhouse y Rosenbaum en los segundos antes del tiroteo. Dijo que sus ojos «estaban fijos en el cañón del arma porque no quería terminar en el extremo receptor de eso».

McGinniss dijo que Rosenbaum pareció arremeter contra el arma de Rittenhouse al mismo tiempo que Rittenhouse le disparó.

«Era como si, ya sabes, si te abalanzaras sobre alguien, si alguien se abalanzara, probablemente se detendrían, ya sabes, de caer boca abajo al suelo, pero los disparos se realizaron en el momento exacto en que su impulso estaba avanzando y eso continuó hasta que el Sr. Rosenbaum aterrizó en el suelo», dijo McGinniss.

Después del tiroteo, McGinniss intentó ayudar a Rosenbaum, que yacía sin vida en el suelo. McGinniss y varias otras personas llevaron a Rosenbaum al otro lado de la calle hasta un automóvil y luego viajaron en el maletero hasta un hospital cercano.

«Condujimos por una pequeña rampa y en ese momento yo estaba solo con el Sr. Rosenbaum en la parte de atrás y le estaba diciendo que íbamos a tomar una cerveza juntos después y que todo iba a estar bien», dijo McGinniss.

A momentos McGinniss se mostró emotivo durante su testimonio, limpiándose la cara y sollozando mientras veía el video del tiroteo.

«¿Es difícil para ti ver eso?» le preguntó el fiscal Binger.

«Ciertamente no me gusta verlo», respondió McGinniss.

McGinniss dijo que le dijo a la policía que Rittenhouse estaba «tratando de evadir» a las personas, incluido Rosenbaum, antes del tiroteo fatal. Rittenhouse no parecía amenazador aparte del hecho de que tenía un arma, dijo McGinniss.

Ashley Killough, Carma Hassan, Sara Sidner y Amir Vera de CNN contribuyeron a este reporte.

Jacob Blake

(CNN) — El primer hombre asesinado a tiros por Kyle Rittenhouse durante las protestas en Wisconsin actuó «de manera muy beligerante» y dijo que le dispararan, pero no fue percibido como una amenaza grave, testificó un exinfante de marina el viernes.

El testimonio de Jason Lackowski, el séptimo testigo del estado, se produjo después de que un segundo miembro del jurado en el juicio por homicidio de Rittenhouse fuera desestimado debido a su embarazo.

Lo que debes saber del juicio de Kyle Rittenhouse, el adolescente acusado de matar a tiros a dos personas durante las protestas en Kenosha, Wisconsin

Un miembro del jurado fue destituido el jueves por contar un chiste a un agente a principios de esta semana sobre el tiroteo a manos de la policía de Jacob Blake, el hombre negro de 29 años cuyas heridas provocadas en agosto de 2020 en Kenosha, Wisconsin, desataron los disturbios durante los cuales Rittenhouse, entonces de 17 años, mató a dos hombres e hirió a otro.

Rittenhouse disparó un arma tipo AR-15 ocho veces en total durante los disturbios: cuatro disparos a Rosenbaum, que estaba desarmado; dos disparos a un desconocido desarmado que dio una patada a Rittenhouse; un disparo mortal a Anthony Huber, que golpeó a Rittenhouse con un monopatín; y un disparo a Gaige Grosskreutz, que tenía una pistola en la mano, según la fiscalía.

Rosenbaum y Huber, de 26 años, murieron, y Grosskreutz, de 27 años, resultó herido.

Lackowski, que estaba armado la noche de los disturbios, dijo que había viajado a Kenosha para proteger la propiedad local. Dijo que conoció a Rittenhouse, quien se presentó como un técnico de emergencias médicas.

El exinfante de marina declaró que también se encontró con Rosenbaum, quien «había estado… actuando de manera muy beligerante, había pedido sin rodeos que le disparara», pero que no consideraba al hombre como una amenaza.

Con un jurado establecido, el juicio por homicidio en el caso de Ahmaud Arbery comienza este viernes

Lackowski dijo que percibió a Rosenbaum como un «idiota balbuceante» y que se dio la vuelta y lo ignoró. Dijo que Rosenbaum era «un paso en falso… para atraer a alguien a hacer algo», una acción que demostró al jurado como dar un paso rápido hacia adelante antes de dar un paso atrás.

En un momento Lackowski testificó que corrió hacia el sonido de los disparos y se encontró con Rittenhouse, quien parecía «agotado, en estado de shock» y todavía estaba armado, huyendo.

Rittenhouse «había indicado que él… no disparó a nadie» y que necesitaba ayuda, testificó Lackowski después de remitir una copia de su declaración al FBI para refrescar su memoria.

«Le dije que corriera a la policía que estaba en el camino», recordó Lackowski haberle dicho al acusado. Luego, dijo el testigo, hubo más disparos en la dirección en la que corría Rittenhouse.

Lackowski dijo que «se desmayó» en algún momento, pero recordó haber visto a un Grosskreutz herido en el suelo. Después de que se llevaron a Grosskreutz para recibir atención médica, Lackowski dijo que vio una pistola en el suelo. Vació el cargador y la policía le dijo que la dejara caer.

Buscando contrarrestar la estrategia de autodefensa de Rittenhouse, un fiscal señaló que Lackowski no usó su arma de fuego esa noche y que no fue agredido.

«No era necesario», dijo el testigo.

Último despido deja 18 miembros del jurado

La última destitución del jurado deja al panel con 18 miembros del jurado: ocho hombres y 10 mujeres.

La miembro del jurado embarazada apareció el viernes en el estrado del jurado con un cubrebocas azul. El juez Bruce Schroeder la interrogó brevemente antes de despedirla.

«Dios los bendiga y buena suerte», dijo el juez.

Schroeder luego les dijo a los miembros restantes del jurado que la miembro del panel No. 27 estaba «experimentando un leve malestar, está embarazada y solicitó que la desestimaran y yo acepté esa solicitud con el consentimiento de los abogados».

«Somos 18», dijo después de que ambas partes acordaron destituir al jurado.

El jurado se reducirá a 12 una vez que comiencen las deliberaciones, según el juez. El jurado fue seleccionado en un solo día sin el uso de un cuestionario preliminar.

Es la primera semana de testimonios en el juicio de Rittenhouse, quien ahora tiene 18 años.

Rittenhouse se declaró inocente de siete cargos, entre ellos homicidio intencional en primer grado, homicidio imprudente en primer grado e intento de homicidio intencional en primer grado. Su abogado dice que actuó en defensa propia.

Nuevo video de vigilancia aérea del FBI muestra acciones nunca antes vistas antes de que Kyle Rittenhouse disparara a 3 personas

La fiscalía ha retratado a Rittenhouse como un joven justiciero propenso a la violencia, mientras que la defensa ha sostenido que se estaba defendiendo.

El viernes, la tía abuela de Huber, Susan Hughes, describió al hijo de su sobrina para el jurado. Dijo que ambos tenían el pelo rojo y solían hablar de arte, música y Star Wars.

Hughes dijo que Huber era un ávido patinador que incluso patinaba en la nieve. Huber le dijo que conocía a Blake y que iría a las protestas a grabar un video, testificó. Obtuvo su licencia de conducir el día de su cumpleaños, el viernes antes de que lo mataran, afirmó.

Kariann Swart, la prometida de Rosenbaum, también subió al estrado para el juicio. Habían estado sin hogar, dijo, y se alojaban en un motel en el momento de su muerte.

Rosenbaum había salido de un hospital en Milwaukee el día que lo mataron, indicó. Llevaba una bolsa de plástico con papeles, calcetines, desodorante y un cepillo de dientes y pasta, dijo.

Swart dijo que el médico forense la llamó alrededor de las 4:00 a.m. y le informó que lo habían matado. Cayó de rodillas y lloró. Ella dijo que le había pedido que no fuera al centro debido a los disturbios.

Swart dijo que más tarde vio un video que mostraba a Rosenbaum muriendo.

«Me derrumbé y no puedo quitar esa imagen de mi cabeza», testificó.

Al día siguiente, según Swart, visitó el lugar en el concesionario de automóviles donde Rosenbaum fue asesinado y puso su mano sobre el pavimento aún manchado de sangre. Ella se derrumbó, dijo.

Al ser interrogado, Swart dijo que Rosenbaum había estado tomando medicamentos «para ayudar» con el trastorno bipolar.

Kyle Rittenhouse, a la izquierda, con la gorra al revés, camina por Sheridan Road en Kenosha el 25 de agosto de 2020, con otro civil armado.

El chiste que llevó a la destitución del primer jurado

Un hombre del jurado fue destituido este jueves después de que hizo un chiste mientras lo escoltaban a su automóvil, dijo Schroeder.

«Voy a resumir lo que recuerdo, lo que me dijeron», dijo el juez. «Estaba contando un chiste… se lo contó al agente… hizo una referencia a contar un chiste sobre ‘¿Por qué se necesitaron siete tiros para disparar a Jacob Blake?’, algo por el estilo».

El fiscal adjunto del condado de Kenosha, Thomas Binger, se mostró especialmente crítico con el incidente.

«La broma es de mal gusto, hay una plétora de chistes malos por ahí con todo lo que tiene que ver con todo esto, este es uno de ellos. Pero creo que el resto de esta broma, por así decirlo, sugiere algún tipo de sesgo racial que creo que entra en juego», dijo.

El juez llamó al jurado para interrogarlo y éste afirmó que había contado el chiste, pero se negó a repetirlo. El miembro del jurado, de mediana edad, parecía no estar a gusto, tanteando para sostener un micrófono portátil y hablando a través de una máscara multicolor mientras se dirigía al juez, según un reportero del tribunal.

«Mi opinión es que no tenía nada que ver con el caso. No tenía nada que ver con Kyle y sus cargos», dijo el miembro del jurado al juez.

Tanto la defensa como la fiscalía acordaron destituir al miembro del jurado, y el juez lo amonestó mientras lo hacía.

«Está claro que la apariencia de parcialidad está presente y socavaría seriamente el resultado del caso», explicó Schroeder.

La familia de Blake está «perturbada y disgustada» por los reportes sobre la broma del jurado que fue despedido, dijo su tío el jueves.

Fotografía del perfil de TikTok de Kyle Rittenhouse.

Testigo dice que no vio un arma en la mano de Rosenbaum

El jueves, Ryan Balch, un veterano militar que estaba con Rittenhouse la noche de los tiroteos mortales en Kenosha, dijo durante el juicio que no vio un arma en la mano de Rosenbaum.

Balch estaba armado con un AR-15 y una pistola mientras usaba un chaleco antibalas. Pasó gran parte de la noche cerca de Rittenhouse, describiendo a Rittenhouse como «un niño joven e impresionable» que «parecía no estar equipado» y «con poca experiencia». También dijo que Rittenhouse le dijo que era un EMT certificado de 19 años.

Balch describió a Rosenbaum como «hiper-agresivo y actuando de manera violenta» cuando fue interrogado por Binger. También dijo que no vio a Rosenbaum causar ningún daño físico a nadie la noche de los disparos.

Balch también describió un encuentro que tuvo con Rosenbaum, diciendo que Rosenbaum «lo amenazó a él y al acusado (Rittenhouse)».

«Me giré y tuve un intercambio con uno de los manifestantes, y le expliqué a ese manifestante: ‘Oye, ya sabes, lo entiendo, entiendo lo que estás tratando de hacer pero no así’, y cuando me di la vuelta Rosenbaum estaba justo enfrente de mi cara, gritando y vociferando.

«Y yo dije, ‘Amigo, retrocede, relájate. No sé cuál es tu problema'». Él dijo: ‘Sabes, si atrapo a alguno de ustedes solo esta noche, los voy a matar'», dijo Balch, y agregó que Rittenhouse estaba lo suficientemente cerca para escuchar lo que se mencionó.

Balch dijo que Rosenbaum no tomó ninguna arma ni lo tocó.

«Tenía una bolsa llena de lo que a mí me parecían químicos», dijo Balch. «Hice la suposición en ese momento y le dije al FBI lo mismo que pensé que era para hacer cócteles Molotov».

La bolsa que vio Balch con Rosenbaum era la misma que estaba en el suelo después de que Rittenhouse le disparara a Rosenbaum, testificó Balch.

Periodista que vio el tiroteo dice que se sintió en peligro

Richie McGinniss, director jefe de video para The Daily Caller, testificó el jueves en el juicio de Rittenhouse.

Richie McGinniss, un periodista que estaba a pocos metros de Rittenhouse cuando el adolescente mató a tiros a Rosenbaum, testificó el jueves que sintió que estaba en peligro durante el tiroteo.

«Me preocupé muchísimo, porque estaba detrás de Rosenbaum, que me atraparía en lo que fuera que estuviera a punto de suceder», comentó.

«Dado donde estaba, ciertamente estaba en peligro», agregó.

El testimonio es clave para uno de los cargos contra Rittenhouse: un delito grave de primer grado que pone imprudentemente en peligro la seguridad.

McGinniss, director jefe de video del sitio web de noticias The Daily Caller, testificó que viajó a Kenosha para filmar partes de los disturbios que sintió que no estaban siendo cubiertos por otros medios. Dijo que sintió que la presencia de un grupo armado de hombres hacía la manifestación más peligrosa.

«Cada vez que hay armas, eso eleva el nivel de peligro en mi mente», dijo.

Esa noche, estuvo detrás de Rittenhouse y Rosenbaum en los segundos antes del tiroteo. Dijo que sus ojos «estaban fijos en el cañón del arma porque no quería terminar en el extremo receptor de eso».

McGinniss dijo que Rosenbaum pareció arremeter contra el arma de Rittenhouse al mismo tiempo que Rittenhouse le disparó.

«Era como si, ya sabes, si te abalanzaras sobre alguien, si alguien se abalanzara, probablemente se detendrían, ya sabes, de caer boca abajo al suelo, pero los disparos se realizaron en el momento exacto en que su impulso estaba avanzando y eso continuó hasta que el Sr. Rosenbaum aterrizó en el suelo», dijo McGinniss.

Después del tiroteo, McGinniss intentó ayudar a Rosenbaum, que yacía sin vida en el suelo. McGinniss y varias otras personas llevaron a Rosenbaum al otro lado de la calle hasta un automóvil y luego viajaron en el maletero hasta un hospital cercano.

«Condujimos por una pequeña rampa y en ese momento yo estaba solo con el Sr. Rosenbaum en la parte de atrás y le estaba diciendo que íbamos a tomar una cerveza juntos después y que todo iba a estar bien», dijo McGinniss.

A momentos McGinniss se mostró emotivo durante su testimonio, limpiándose la cara y sollozando mientras veía el video del tiroteo.

«¿Es difícil para ti ver eso?» le preguntó el fiscal Binger.

«Ciertamente no me gusta verlo», respondió McGinniss.

McGinniss dijo que le dijo a la policía que Rittenhouse estaba «tratando de evadir» a las personas, incluido Rosenbaum, antes del tiroteo fatal. Rittenhouse no parecía amenazador aparte del hecho de que tenía un arma, dijo McGinniss.

Ashley Killough, Carma Hassan, Sara Sidner y Amir Vera de CNN contribuyeron a este reporte.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver