¿Sin pavo? ¡No hay problema! Prueba un menú basado en plantas para el Día de Acción de Gracias de este año

(CNN) — ¿Estás pensando en prescindir del pavo este Día de Acción de Gracias? No eres el único. Tanto si eres el anfitrión de un grupo más pequeño, como si te preocupa el aumento del coste de los alimentos, o simplemente buscas una excusa para no asar un ave este año, hay una serie de razones para no poner un gran pavo en la mesa.

Para aquellos que han optado por una alimentación más basada en plantas, las fiestas como el Día de Acción de Gracias siempre han sido un acto de equilibrio entre la nostalgia y el compromiso. Sin embargo, a medida que la tecnología alimentaria sigue desarrollando alternativas sin carne ni productos lácteos que imitan cada vez mejor los ingredientes habituales, cada vez es más fácil disfrutar de la fiesta tradicional sin carne.

Si este año te apetece acudir a un festín sin pavo, prueba estas sugerencias para una comida de Acción de Gracias llena de sabor y con todos los complementos. No hay necesidad de poner un ave entera en la mesa cuando se tiene tanta bondad para compartir.

Llena la mesa con muchos acompañamientos en Acción de Gracias

Puede que el pavo acapare la atención cuando se trata del tiempo de preparación, pero, para mucha gente, las guarniciones de Acción de Gracias son las verdaderas estrellas de la comida. Si está intentando cocinar más a base de plantas, las guarniciones también son bastante fáciles de ajustar para los invitados que son vegetarianos, sin lácteos, sin gluten o que traen otras alergias alimentarias a la fiesta.

Aparte del pavo, «casi todo lo demás que preparas en Acción de Gracias es indistinguible si lo haces con mantequilla vegana y caldo ‘sin pollo'», dijo Joy Manning, una desarrolladora de recetas basadas en plantas y escritora de comida en Filadelfia.

¿Los dos acompañamientos más queridos? El relleno y el puré de papas, que compiten con el pavo como las formas más satisfactorias de repartir el gravy. «En mi opinión, el relleno es realmente la pieza central de Acción de Gracias», señaló Manning.

Con un bufé casi interminable de opciones de pan y complementos, el relleno puede ser tan simple o tan, bueno, lleno como se desee. El pan de masa madre añade un sabor terroso y una textura masticable al relleno tradicional de hierbas. También es el elemento principal de la receta de culto del relleno de alcachofas con parmesano. Un relleno de pan de maíz vegetariano obtiene una textura de nueces y manzanas picadas.

El puré de papas también puede adoptar una variedad de sabores para que se convierta en el plato estrella. El ajo es un maridaje especialmente agradable para las papas, sobre todo cuando se asa. Prepara un puré de papas asadas con ajo y romero, o un puré de papas con ajo y aceite de oliva, o añade otra verdura como la coliflor.

La clave de un Día de Acción de Gracias con todos los acompañamientos es servir una gama variada de sabores y texturas para no depender demasiado de un solo elemento. Para una estrategia de mezcla y combinación, elige uno o dos platos de las siguientes categorías:

relleno y carbohidratos como los panecillos
suave y cremoso: puré de papas, gratinado de papas, pudín de maíz o macarrones con queso
verduras asadas o salteadas: coles de Bruselas, camotes, zanahorias, coliflor o ejotes
picante y dulce: el típico condimento de arándanos, o ensaladas con ingredientes como arándanos y manzanas o semillas de granada y peras

Puedes seguir teniendo un excelente gravy

Encuentra una forma suave de decírselo a tus tías, que han estado preocupadas por los restos del pavo todos estos años: no son esenciales para la salsa espesa de carne después de todo.

El gravy que se prepara con antelación ha sido el estándar de Manning (y de este escritor) para el Día de Acción de Gracias durante años, sin necesidad de utilizar los ingredientes de última hora. Esta técnica obtiene su rico sabor de una base de roux de harina dorada en grasa (como aceite de oliva, mantequilla o un sustituto vegano de la mantequilla) junto con un caldo de calidad. La salsa espesa puede hacerse con días de antelación y recalentarse justo antes de que la comida esté lista.

El gravy de champiñones es otra opción de salsa vegetal de eficacia probada, que puede hacerse con nata o con caldo vegetal para los comensales veganos. El uso de setas secas es un bono de dos por uno: su líquido de remojo se convierte en parte de la salsa para duplicar el sabor umami. Como opción sin gluten, la salsa de alubias blancas es espesa y cremosa, con un plus de proteínas.

Otros platos principales

Mientras que un Día de Acción de Gracias con todos los platos principales puede sonar como una cena de ensueño para algunos, puede que no se sienta completo para otros. Por suerte, no tienes que renunciar a un plato principal por completo cuando planeas un Día de Acción de Gracias a base de plantas.

«El Día de Acción de Gracias no es mi fiesta favorita», admitió Montana Horowitz, abogada y madre de dos hijos en Nueva Jersey. Aunque creció en una «gran familia italiana en la que el Día de Acción de Gracias está fuera de control –mi padre hace dos pavos y luego hay jamón y pasta y bolas de arroz–», se siente libre de cambiar el menú ahora que ella y su marido siguen una dieta basada en plantas.

«Siento que necesito algún tipo de plato principal», dijo Horowitz, así que se inclina por el Wellington de champiñones, el pastel de verduras o las chuletas veganas «turk’y» que pueden servirse como plato principal con la misma cantidad de fanfarria que un pavo o un asado. «En los días festivos, cuando hago algo como el Wellington o incluso las chuletas, no me siento en absoluto privada».

Manning también recurre a las chuletas de seitán prefabricadas para un Acción de Gracias a pequeña escala. «Son geniales para ponerles gravy; puedo hacer tan poco o tanto como quiera; y están repletas de esas especias de Acción de Gracias como salvia, tomillo y romero», dijo.

Sin embargo, si los sustitutos de la carne a base de plantas no son su comida ideal, hay una gran cantidad de platos principales igualmente impresionantes centrados en las verduras. Prepara un risotto de calabaza apropiado para la temporada, u hornea una sabrosa galette rellena de setas o puerros caramelizados.

Recuerda que es una fiesta para compartir

Decidir hacer Acción de Gracias sin pavo puede irritar a algunos miembros de la familia, así que si alguien quiere cocinar un corte de carne más pequeño (o incluso pescado), no es el momento de iniciar una disputa familiar.

«Voy a hacer Acción de Gracias en colaboración con mi cuñado y él va a hacer pechuga de pavo», dijo Manning. Ella va a llevar sus chuletas veganas a la celebración para seis personas, donde los miembros de la familia que tengan curiosidad podrán probarlas si lo desean.

Ofrecer una opción basada en plantas da a la gente la oportunidad de ampliar su paladar, y si es una opción de muchos platos en la mesa, es más posible que aumenten las probabilidades de degustar y disminuya la resistencia a una nueva forma de comer.

Casey Barber es escritora, ilustradora y fotógrafa especializada en alimentación, y autora de «Pierogi Love: New Takes on an Old-World Comfort Food» y de «Classic Snacks Made from Scratch: 70 Homemade Versions of Your Favorite Brand-Name Treats»; y editora del sitio web Good. Food. Stories.

comida vegana
Día de Acción de Gracias

(CNN) — ¿Estás pensando en prescindir del pavo este Día de Acción de Gracias? No eres el único. Tanto si eres el anfitrión de un grupo más pequeño, como si te preocupa el aumento del coste de los alimentos, o simplemente buscas una excusa para no asar un ave este año, hay una serie de razones para no poner un gran pavo en la mesa.

Para aquellos que han optado por una alimentación más basada en plantas, las fiestas como el Día de Acción de Gracias siempre han sido un acto de equilibrio entre la nostalgia y el compromiso. Sin embargo, a medida que la tecnología alimentaria sigue desarrollando alternativas sin carne ni productos lácteos que imitan cada vez mejor los ingredientes habituales, cada vez es más fácil disfrutar de la fiesta tradicional sin carne.

Si este año te apetece acudir a un festín sin pavo, prueba estas sugerencias para una comida de Acción de Gracias llena de sabor y con todos los complementos. No hay necesidad de poner un ave entera en la mesa cuando se tiene tanta bondad para compartir.

¿Cómo cambia la vacunación contra el covid-19 de los niños el Día de Acción de Gracias? Una experta opina Llena la mesa con muchos acompañamientos en Acción de Gracias

Puede que el pavo acapare la atención cuando se trata del tiempo de preparación, pero, para mucha gente, las guarniciones de Acción de Gracias son las verdaderas estrellas de la comida. Si está intentando cocinar más a base de plantas, las guarniciones también son bastante fáciles de ajustar para los invitados que son vegetarianos, sin lácteos, sin gluten o que traen otras alergias alimentarias a la fiesta.

Aparte del pavo, «casi todo lo demás que preparas en Acción de Gracias es indistinguible si lo haces con mantequilla vegana y caldo ‘sin pollo'», dijo Joy Manning, una desarrolladora de recetas basadas en plantas y escritora de comida en Filadelfia.

¿Los dos acompañamientos más queridos? El relleno y el puré de papas, que compiten con el pavo como las formas más satisfactorias de repartir el gravy. «En mi opinión, el relleno es realmente la pieza central de Acción de Gracias», señaló Manning.

Con un bufé casi interminable de opciones de pan y complementos, el relleno puede ser tan simple o tan, bueno, lleno como se desee. El pan de masa madre añade un sabor terroso y una textura masticable al relleno tradicional de hierbas. También es el elemento principal de la receta de culto del relleno de alcachofas con parmesano. Un relleno de pan de maíz vegetariano obtiene una textura de nueces y manzanas picadas.

El puré de papas también puede adoptar una variedad de sabores para que se convierta en el plato estrella. El ajo es un maridaje especialmente agradable para las papas, sobre todo cuando se asa. Prepara un puré de papas asadas con ajo y romero, o un puré de papas con ajo y aceite de oliva, o añade otra verdura como la coliflor.

Viajes pandémicos 2.0: ¿Cómo viajar el Día de Acción de Gracias este año?

La clave de un Día de Acción de Gracias con todos los acompañamientos es servir una gama variada de sabores y texturas para no depender demasiado de un solo elemento. Para una estrategia de mezcla y combinación, elige uno o dos platos de las siguientes categorías:

relleno y carbohidratos como los panecillos suave y cremoso: puré de papas, gratinado de papas, pudín de maíz o macarrones con queso verduras asadas o salteadas: coles de Bruselas, camotes, zanahorias, coliflor o ejotes picante y dulce: el típico condimento de arándanos, o ensaladas con ingredientes como arándanos y manzanas o semillas de granada y peras Puedes seguir teniendo un excelente gravy

Encuentra una forma suave de decírselo a tus tías, que han estado preocupadas por los restos del pavo todos estos años: no son esenciales para la salsa espesa de carne después de todo.

El gravy que se prepara con antelación ha sido el estándar de Manning (y de este escritor) para el Día de Acción de Gracias durante años, sin necesidad de utilizar los ingredientes de última hora. Esta técnica obtiene su rico sabor de una base de roux de harina dorada en grasa (como aceite de oliva, mantequilla o un sustituto vegano de la mantequilla) junto con un caldo de calidad. La salsa espesa puede hacerse con días de antelación y recalentarse justo antes de que la comida esté lista.

El gravy de champiñones es otra opción de salsa vegetal de eficacia probada, que puede hacerse con nata o con caldo vegetal para los comensales veganos. El uso de setas secas es un bono de dos por uno: su líquido de remojo se convierte en parte de la salsa para duplicar el sabor umami. Como opción sin gluten, la salsa de alubias blancas es espesa y cremosa, con un plus de proteínas.

Otros platos principales

Mientras que un Día de Acción de Gracias con todos los platos principales puede sonar como una cena de ensueño para algunos, puede que no se sienta completo para otros. Por suerte, no tienes que renunciar a un plato principal por completo cuando planeas un Día de Acción de Gracias a base de plantas.

«El Día de Acción de Gracias no es mi fiesta favorita», admitió Montana Horowitz, abogada y madre de dos hijos en Nueva Jersey. Aunque creció en una «gran familia italiana en la que el Día de Acción de Gracias está fuera de control –mi padre hace dos pavos y luego hay jamón y pasta y bolas de arroz–», se siente libre de cambiar el menú ahora que ella y su marido siguen una dieta basada en plantas.

«Siento que necesito algún tipo de plato principal», dijo Horowitz, así que se inclina por el Wellington de champiñones, el pastel de verduras o las chuletas veganas «turk’y» que pueden servirse como plato principal con la misma cantidad de fanfarria que un pavo o un asado. «En los días festivos, cuando hago algo como el Wellington o incluso las chuletas, no me siento en absoluto privada».

Manning también recurre a las chuletas de seitán prefabricadas para un Acción de Gracias a pequeña escala. «Son geniales para ponerles gravy; puedo hacer tan poco o tanto como quiera; y están repletas de esas especias de Acción de Gracias como salvia, tomillo y romero», dijo.

Sin embargo, si los sustitutos de la carne a base de plantas no son su comida ideal, hay una gran cantidad de platos principales igualmente impresionantes centrados en las verduras. Prepara un risotto de calabaza apropiado para la temporada, u hornea una sabrosa galette rellena de setas o puerros caramelizados.

Comida de consuelo vegana: así puedes hacer algunas recetas irresistibles sin productos de origen animal Recuerda que es una fiesta para compartir

Decidir hacer Acción de Gracias sin pavo puede irritar a algunos miembros de la familia, así que si alguien quiere cocinar un corte de carne más pequeño (o incluso pescado), no es el momento de iniciar una disputa familiar.

«Voy a hacer Acción de Gracias en colaboración con mi cuñado y él va a hacer pechuga de pavo», dijo Manning. Ella va a llevar sus chuletas veganas a la celebración para seis personas, donde los miembros de la familia que tengan curiosidad podrán probarlas si lo desean.

Ofrecer una opción basada en plantas da a la gente la oportunidad de ampliar su paladar, y si es una opción de muchos platos en la mesa, es más posible que aumenten las probabilidades de degustar y disminuya la resistencia a una nueva forma de comer.

Casey Barber es escritora, ilustradora y fotógrafa especializada en alimentación, y autora de «Pierogi Love: New Takes on an Old-World Comfort Food» y de «Classic Snacks Made from Scratch: 70 Homemade Versions of Your Favorite Brand-Name Treats»; y editora del sitio web Good. Food. Stories.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver