El COI anuncia un nuevo marco legal sobre los atletas transgénero

(CNN) — El Comité Olímpico Internacional (COI) ha anunciado un nuevo marco sobre los atletas transgénero, afirmando que ningún atleta debe ser excluido de la competición por suponer que tiene una ventaja debido a su género.

Las nuevas directrices son el resultado de un proceso de consulta de dos años con más de 250 atletas y partes interesadas.

Publicado el martes, el marco no es jurídicamente vinculante y hará recaer en cada una de las federaciones deportivas la responsabilidad de determinar si un atleta tiene una ventaja desproporcionada.

El documento de 10 puntos entrará en vigor después de Beijing 2022, pero se espera que no todos los deportes estén preparados para encontrar una solución para sus atletas antes de París 2024.

«Lo que ofrecemos a todas las federaciones internacionales es nuestra experiencia y un diálogo, en lugar de saltar a una conclusión», dijo Kaveh Mehrabi, director del departamento de atletas del COI.

«Se trata de un proceso que tenemos que recorrer con cada federación caso por caso y ver lo que se necesita».

Este nuevo marco sustituye a las anteriores directrices del COI, publicadas en 2015.

La política anterior permitía a los atletas transgénero competir siempre que sus niveles de testosterona estuvieran por debajo de un determinado límite durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

En el anuncio, el COI dijo que el nuevo marco se alejará de esto.  «No es necesario utilizar la testosterona (para decidir quién puede competir) en absoluto. Pero esto es una orientación, no es una regla absoluta», explicó el director médico del COI, Richard Budgett.

Existe un debate en la comunidad científica sobre si las hormonas androgénicas como la testosterona son marcadores útiles de la ventaja atlética.

Cuenta regresiva para Beijing 2022 3:11

Las nuevas directrices también se aplican a los atletas con diferencias de desarrollo sexual (DSD), como la corredora sudafricana de 800 metros Caster Semenya, cuyos niveles de testosterona se han registrado como demasiado altos para competir como mujer en algunas pruebas.

El anuncio se produce después de los Juegos de Verano de 2020, que han sido calificados como los más inclusivos hasta la fecha, ya que Outsports informó en julio de que habría al menos 180 deportistas olímpicos LGBTQ+ en Tokio y al menos cuatro atletas que han salido del armario y son trans o no binarios.

La jugadora de fútbol Quinn fue la primera atleta transgénero y no binaria en competir en los Juegos y la primera en ganar una medalla cuando el equipo femenino canadiense ganó el oro en Tokio.

Por su parte, la levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard fue la primera mujer transgénero que compitió en los Juegos Olímpicos, donde compitió en la categoría de peso superpesado femenino +87 kg, pero no pudo registrar un levantamiento en su prueba.

El COI también dijo que las pruebas de sexo y los «exámenes físicos invasivos» utilizados para verificar el género de un atleta eran «irrespetuosos» y «potencialmente dañinos».

«Realmente queremos asegurarnos de que los atletas no sean presionados o coaccionados para tomar una decisión perjudicial sobre sus cuerpos», dijo Magali Martowicz, responsable de derechos humanos del COI.

El marco subraya que los atletas deben formar parte del proceso de toma de decisiones y dice que estas directrices estarán sujetas a revisiones periódicas para reflejar «cualquier avance ético, de derechos humanos, legal, científico y médico relevante en esta área.»

Comité Olímpico Internacional
Derechos Transgénero

(CNN) — El Comité Olímpico Internacional (COI) ha anunciado un nuevo marco sobre los atletas transgénero, afirmando que ningún atleta debe ser excluido de la competición por suponer que tiene una ventaja debido a su género.

Las nuevas directrices son el resultado de un proceso de consulta de dos años con más de 250 atletas y partes interesadas.

Publicado el martes, el marco no es jurídicamente vinculante y hará recaer en cada una de las federaciones deportivas la responsabilidad de determinar si un atleta tiene una ventaja desproporcionada.

El documento de 10 puntos entrará en vigor después de Beijing 2022, pero se espera que no todos los deportes estén preparados para encontrar una solución para sus atletas antes de París 2024.

«Lo que ofrecemos a todas las federaciones internacionales es nuestra experiencia y un diálogo, en lugar de saltar a una conclusión», dijo Kaveh Mehrabi, director del departamento de atletas del COI.

La histórica participación de Laurel Hubbard, primera mujer transgénero en unos Juegos Olímpicos

«Se trata de un proceso que tenemos que recorrer con cada federación caso por caso y ver lo que se necesita».

Este nuevo marco sustituye a las anteriores directrices del COI, publicadas en 2015.

Los cambios que implica la nueva norma para los deportistas transgénero

La política anterior permitía a los atletas transgénero competir siempre que sus niveles de testosterona estuvieran por debajo de un determinado límite durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

En el anuncio, el COI dijo que el nuevo marco se alejará de esto.  «No es necesario utilizar la testosterona (para decidir quién puede competir) en absoluto. Pero esto es una orientación, no es una regla absoluta», explicó el director médico del COI, Richard Budgett.

Existe un debate en la comunidad científica sobre si las hormonas androgénicas como la testosterona son marcadores útiles de la ventaja atlética.

Cuenta regresiva para Beijing 2022 3:11

Las nuevas directrices también se aplican a los atletas con diferencias de desarrollo sexual (DSD), como la corredora sudafricana de 800 metros Caster Semenya, cuyos niveles de testosterona se han registrado como demasiado altos para competir como mujer en algunas pruebas.

El anuncio se produce después de los Juegos de Verano de 2020, que han sido calificados como los más inclusivos hasta la fecha, ya que Outsports informó en julio de que habría al menos 180 deportistas olímpicos LGBTQ+ en Tokio y al menos cuatro atletas que han salido del armario y son trans o no binarios.

La jugadora de fútbol Quinn fue la primera atleta transgénero y no binaria en competir en los Juegos y la primera en ganar una medalla cuando el equipo femenino canadiense ganó el oro en Tokio.

Por su parte, la levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard fue la primera mujer transgénero que compitió en los Juegos Olímpicos, donde compitió en la categoría de peso superpesado femenino +87 kg, pero no pudo registrar un levantamiento en su prueba.

El COI también dijo que las pruebas de sexo y los «exámenes físicos invasivos» utilizados para verificar el género de un atleta eran «irrespetuosos» y «potencialmente dañinos».

«Realmente queremos asegurarnos de que los atletas no sean presionados o coaccionados para tomar una decisión perjudicial sobre sus cuerpos», dijo Magali Martowicz, responsable de derechos humanos del COI.

El marco subraya que los atletas deben formar parte del proceso de toma de decisiones y dice que estas directrices estarán sujetas a revisiones periódicas para reflejar «cualquier avance ético, de derechos humanos, legal, científico y médico relevante en esta área.»

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver