La inflación viene por tu taza de café

Nueva York (CNN Business) — Ni siquiera el café es inmune a las poderosas fuerzas del clima extremo y la inflación.

Los futuros del café subieron este jueves al nivel más alto desde enero de 2012. Es solo el último repunte de un producto básico que ha visto su valor aumentar más del 80% en lo que va del año.

Desafortunadamente, esto significa que los bebedores de café pagarán precios más altos en los supermercados y cafeterías en los próximos meses. Y eso solo se sumará a las presiones inflacionarias que actualmente causan ansiedad a millones de estadounidenses.

La culpa del repunte del café recae en gran parte en la severa sequía y las inusuales heladas en Brasil, el mayor proveedor mundial de granos de café.

Este clima extremo ha amenazado el suministro de café y ha disparado las alarmas en los mercados financieros.

«Creó un pánico en el mercado», dijo Carlos Mera, jefe de investigación de productos agrícolas en Rabobank.

Clima ‘atroz’

La inflación del café es el último ejemplo de cómo el clima extremo, al menos en parte impulsado por la crisis climática, está creando pesadillas para los agricultores de todo el mundo. Y eso, a su vez, encarece la comida para los estadounidenses y las personas de todo el mundo. En agosto, los precios mundiales de los alimentos se dispararon un 31% durante el año pasado, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Como muchas partes del planeta, las regiones cafetaleras de Brasil han sido golpeadas por una sequía prolongada que podría ser la peor racha seca del país en casi un siglo.

Y luego, en julio, Brasil se vio afectado por la peor helada desde 1994, lo que supuso un nuevo golpe para el café y otros cultivos.

«El clima ha sido atroz para el café, especialmente en Brasil», dijo Mera.

Al mismo tiempo, los analistas señalaron la agitación en curso de la cadena de suministro que está causando problemas en todo el mundo, incluida la falta de contenedores de envío.

El covid-19 no ha afectado la demanda de café

La demanda, en cambio, se ha mantenido robusta a pesar de los cambios provocados por la pandemia. La gente todavía bebe mucho café, aunque el consumo cambió durante el covid-19 de las oficinas y cafeterías al hogar.

«Todos teníamos mucho miedo. Pero la demanda es muy constante, sorprendentemente», dijo Jorge Cuevas, director de café de Sustainable Harvest Coffee Importers.

La Asociación Nacional del Café, el grupo comercial de la industria, también dijo que el covid no hizo mella en la demanda.

Precios en alza: países con más inflación en América Latina 1:37

En un comunicado a CNN, el grupo comercial culpó al aumento de los precios del café a los cambios en la oferta.

«Durante muchos años, el mundo cultivó más café del que bebimos, pero el Departamento de Agricultura de Estados Unidos pronostica que este año consumiremos más café del que cultivan los agricultores», dijo la Asociación Nacional del Café. «No esperamos que las condiciones actuales cambien el estatus del café como la bebida favorita de Estados Unidos».

Subidas de precios ‘inminentes’ para los bebedores de café

Los precios minoristas del café están aumentando, pero no han aumentado tan drásticamente como muchos otros artículos.

Los precios del café subieron un 4,7% en los últimos 12 meses, según el informe de inflación al consumidor de octubre. Eso está por debajo del nivel general de inflación, que alcanzó un máximo de 30 años en octubre.

Esto se debe a que Starbucks y otras compañías cafeteras compran café con mucha anticipación y cuentan con estrategias de cobertura para fijar los precios. Eso les permite defender sus márgenes de beneficio y mantener los precios bajo control, amortiguando el golpe de las oscilaciones en el mercado de futuros.

La mala noticia es que si los precios se mantienen altos, eventualmente se traducirán en precios más altos para los bebedores de café.

La inflación podría aumentar más de lo que esperabas, advierte experto 1:21

«Es inminente», dijo Cuevas.

De hecho, citando la «rápida inflación» vinculada a la logística, las materias primas y los costos laborales, Starbucks dijo el mes pasado que planea ejercer su «poder de fijación de precios» de una manera «muy reflexiva».

«Pero estamos tomando el precio y seguiremos tomando el precio en un entorno inflacionario», dijo a los analistas el presidente ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson, durante una conferencia telefónica.

JM Smucker, propietario de las marcas de café Folgers y Dunkin ‘, dijo en agosto que el aumento de los costos afectará su negocio.

La industria también enfrenta las mismas presiones inflacionarias que afectan a otras empresas, incluidos salarios más altos y costos elevados de transporte y energía.

«Es absolutamente inevitable que los costos tengan que pasarse a los consumidores», dijo Ceuvas.

Inflación

Nueva York (CNN Business) — Ni siquiera el café es inmune a las poderosas fuerzas del clima extremo y la inflación.

Los futuros del café subieron este jueves al nivel más alto desde enero de 2012. Es solo el último repunte de un producto básico que ha visto su valor aumentar más del 80% en lo que va del año.

Desafortunadamente, esto significa que los bebedores de café pagarán precios más altos en los supermercados y cafeterías en los próximos meses. Y eso solo se sumará a las presiones inflacionarias que actualmente causan ansiedad a millones de estadounidenses.

La culpa del repunte del café recae en gran parte en la severa sequía y las inusuales heladas en Brasil, el mayor proveedor mundial de granos de café.

Este clima extremo ha amenazado el suministro de café y ha disparado las alarmas en los mercados financieros.

«Creó un pánico en el mercado», dijo Carlos Mera, jefe de investigación de productos agrícolas en Rabobank.

Clima ‘atroz’

La inflación del café es el último ejemplo de cómo el clima extremo, al menos en parte impulsado por la crisis climática, está creando pesadillas para los agricultores de todo el mundo. Y eso, a su vez, encarece la comida para los estadounidenses y las personas de todo el mundo. En agosto, los precios mundiales de los alimentos se dispararon un 31% durante el año pasado, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Como muchas partes del planeta, las regiones cafetaleras de Brasil han sido golpeadas por una sequía prolongada que podría ser la peor racha seca del país en casi un siglo.

Inflación: todo lo que necesitas saber sobre este fenómeno económico

Y luego, en julio, Brasil se vio afectado por la peor helada desde 1994, lo que supuso un nuevo golpe para el café y otros cultivos.

«El clima ha sido atroz para el café, especialmente en Brasil», dijo Mera.

Al mismo tiempo, los analistas señalaron la agitación en curso de la cadena de suministro que está causando problemas en todo el mundo, incluida la falta de contenedores de envío.

El covid-19 no ha afectado la demanda de café

La demanda, en cambio, se ha mantenido robusta a pesar de los cambios provocados por la pandemia. La gente todavía bebe mucho café, aunque el consumo cambió durante el covid-19 de las oficinas y cafeterías al hogar.

«Todos teníamos mucho miedo. Pero la demanda es muy constante, sorprendentemente», dijo Jorge Cuevas, director de café de Sustainable Harvest Coffee Importers.

La Asociación Nacional del Café, el grupo comercial de la industria, también dijo que el covid no hizo mella en la demanda.

Precios en alza: países con más inflación en América Latina 1:37

En un comunicado a CNN, el grupo comercial culpó al aumento de los precios del café a los cambios en la oferta.

«Durante muchos años, el mundo cultivó más café del que bebimos, pero el Departamento de Agricultura de Estados Unidos pronostica que este año consumiremos más café del que cultivan los agricultores», dijo la Asociación Nacional del Café. «No esperamos que las condiciones actuales cambien el estatus del café como la bebida favorita de Estados Unidos».

Subidas de precios ‘inminentes’ para los bebedores de café

Los precios minoristas del café están aumentando, pero no han aumentado tan drásticamente como muchos otros artículos.

Los precios del café subieron un 4,7% en los últimos 12 meses, según el informe de inflación al consumidor de octubre. Eso está por debajo del nivel general de inflación, que alcanzó un máximo de 30 años en octubre.

Esto se debe a que Starbucks y otras compañías cafeteras compran café con mucha anticipación y cuentan con estrategias de cobertura para fijar los precios. Eso les permite defender sus márgenes de beneficio y mantener los precios bajo control, amortiguando el golpe de las oscilaciones en el mercado de futuros.

La mala noticia es que si los precios se mantienen altos, eventualmente se traducirán en precios más altos para los bebedores de café.

La inflación podría aumentar más de lo que esperabas, advierte experto 1:21

«Es inminente», dijo Cuevas.

De hecho, citando la «rápida inflación» vinculada a la logística, las materias primas y los costos laborales, Starbucks dijo el mes pasado que planea ejercer su «poder de fijación de precios» de una manera «muy reflexiva».

«Pero estamos tomando el precio y seguiremos tomando el precio en un entorno inflacionario», dijo a los analistas el presidente ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson, durante una conferencia telefónica.

JM Smucker, propietario de las marcas de café Folgers y Dunkin ‘, dijo en agosto que el aumento de los costos afectará su negocio.

La industria también enfrenta las mismas presiones inflacionarias que afectan a otras empresas, incluidos salarios más altos y costos elevados de transporte y energía.

«Es absolutamente inevitable que los costos tengan que pasarse a los consumidores», dijo Ceuvas.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver