Pakistán aprueba un proyecto de ley contra las violaciones que permite la castración química de los reincidentes

(CNN) — Los delincuentes sexuales condenados por múltiples violaciones podrían enfrentarse a la castración química en Pakistán después de que los legisladores aprobaran este miércoles una nueva legislación contra las violaciones que pretende acelerar las condenas e imponer penas más duras.

El proyecto de ley responde a una protesta pública masiva por el reciente aumento de las violaciones contra mujeres y niños en el país, y a las crecientes demandas de que se haga justicia a las víctimas de agresiones sexuales.

El proyecto de ley establece que el gobierno de Pakistán debe crear tribunales especiales en todo el país para agilizar los juicios por violación y garantizar que los casos de abusos sexuales se resuelvan «rápidamente, preferiblemente en un plazo de cuatro meses».

Quienes sean declarados culpables de violación en grupo serán condenados a muerte o a cadena perpetua.

La castración química es el uso de fármacos para reducir la libido o la actividad sexual. Es una forma legal de castigo en países como Corea del Sur, Polonia, la República Checa y en algunos estados de Estados Unidos.

Amnistía Internacional dijo que la pena de castración química era «cruel e inhumana» en una declaración el pasado diciembre, cuando se anunció el proyecto de ley.

«En lugar de intentar desviar la atención, las autoridades deben centrarse en la labor crucial de las reformas que abordarán las causas profundas de la violencia sexual y darán a las sobrevivientes la justicia que merecen», afirmó Amnistía.

Menos del 3% de los casos de agresión sexual o violación acaban en condena en Pakistán, según informó Reuters el pasado diciembre, citando a la organización sin ánimo de lucro War Against Rape, con sede en Karachi.

En una sentencia histórica dictada en enero, se prohibieron las pruebas de virginidad a las supervivientes de agresiones sexuales en Punjab, la provincia más poblada de Pakistán.

Las llamadas pruebas de virginidad, que incluyen la inspección del himen o la introducción de dos dedos en la vagina, son exámenes invasivos que se realizan bajo la creencia de que pueden determinar si una mujer es virgen.

Pakistán

(CNN) — Los delincuentes sexuales condenados por múltiples violaciones podrían enfrentarse a la castración química en Pakistán después de que los legisladores aprobaran este miércoles una nueva legislación contra las violaciones que pretende acelerar las condenas e imponer penas más duras.

El proyecto de ley responde a una protesta pública masiva por el reciente aumento de las violaciones contra mujeres y niños en el país, y a las crecientes demandas de que se haga justicia a las víctimas de agresiones sexuales.

El proyecto de ley establece que el gobierno de Pakistán debe crear tribunales especiales en todo el país para agilizar los juicios por violación y garantizar que los casos de abusos sexuales se resuelvan «rápidamente, preferiblemente en un plazo de cuatro meses».

Quienes sean declarados culpables de violación en grupo serán condenados a muerte o a cadena perpetua.

La castración química es el uso de fármacos para reducir la libido o la actividad sexual. Es una forma legal de castigo en países como Corea del Sur, Polonia, la República Checa y en algunos estados de Estados Unidos.

Amnistía Internacional dijo que la pena de castración química era «cruel e inhumana» en una declaración el pasado diciembre, cuando se anunció el proyecto de ley.

Primer ministro de Pakistán opina sobre mujeres que llevan “muy poca ropa” y víctimas de acoso le responden

«En lugar de intentar desviar la atención, las autoridades deben centrarse en la labor crucial de las reformas que abordarán las causas profundas de la violencia sexual y darán a las sobrevivientes la justicia que merecen», afirmó Amnistía.

Menos del 3% de los casos de agresión sexual o violación acaban en condena en Pakistán, según informó Reuters el pasado diciembre, citando a la organización sin ánimo de lucro War Against Rape, con sede en Karachi.

En una sentencia histórica dictada en enero, se prohibieron las pruebas de virginidad a las supervivientes de agresiones sexuales en Punjab, la provincia más poblada de Pakistán.

Las llamadas pruebas de virginidad, que incluyen la inspección del himen o la introducción de dos dedos en la vagina, son exámenes invasivos que se realizan bajo la creencia de que pueden determinar si una mujer es virgen.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver