ANÁLISIS | El caso Rittenhouse es el último símbolo de un país dividido por armas, crimen, protestas y racismo

(CNN) — Tres días después de su absolución en un caso polarizado en Wisconsin, Kyle Rittenhouse es ahora el rostro adolescente de una nación dividida sobre la naturaleza de la justicia, el papel social de las armas y la violencia en el discurso político.

Ver a Rittenhouse, de 18 años, caminando libre el viernes después de matar a tiros a dos hombres y herir a otro el año pasado en disturbios provocados por el tiroteo policial de Jacob Blake, un hombre negro, abrió un nuevo debate sobre las leyes estatales sobre autodefensa y el concepto de vigilantismo.

Las repercusiones políticas del caso ya están sacudiendo un ambiente político tenso antes de las elecciones de 2022 e incluso de la carrera presidencial de 2024.

El candidato demócrata a gobernador de Texas, Beto O’Rourke, dijo el domingo en el programa «State of Union» de CNN, por ejemplo, que el incidente en la ciudad de Kenosha muestra que a los estadounidenses no se les debe permitir usar «armas diseñadas para el campo de batalla». Mientras tanto, el expresidente Donald Trump, que parece estar preparando otra carrera para la Casa Blanca, ha estado alabando a Rittenhouse, quien se insertó en una situación volátil, como el «chico del cartel» del derecho a la autodefensa.

Mira el momento en el que absuelven a Kyle Rittenhouse 5:31

El debate en los programas de entrevistas dominicales y en otros lugares sobre Rittenhouse se produjo horas antes de que una camioneta se estrellara contra un desfile navideño en Waukesha, Wisconsin, hiriendo a más de 20 personas. Las autoridades dijeron que varias personas murieron. La policía no ha dado detalles sobre los motivos del ataque, hasta el momento, pero dijo que tenían a una persona de interés bajo custodia. Después de la tragedia, los políticos de ambos lados del espectro expresaron sus condolencias y ofrecieron oraciones por los muertos y los socorristas.

El caso Rittenhouse: polarización y armas en Estados Unidos

La politización extrema del caso Rittenhouse solo ha aumentado desde que fue declarado inocente de homicidio intencional en primer grado y otros cuatro cargos de delitos graves el viernes. El jurado estaba obligado a hacer su evaluación no en base a consideraciones políticas, sino a las cuestiones más limitadas de la ley de Wisconsin y las pruebas y testimonios en video presentados en el juicio. Parece haber aceptado el testimonio de Rittenhouse de que disparó después de sentir que su propia vida estaba amenazada durante los enfrentamientos con dos hombres blancos que murieron y uno que resultó herido y que estaba actuando de acuerdo con su derecho a la autodefensa.

Para que el sistema de jurados sobreviva, los veredictos deben ser respetados por quienes no están de acuerdo con ellos, algo que el presidente Joe Biden afirmó el viernes diciendo: «Estoy de acuerdo con lo que ha concluido el jurado». Eso, sin embargo, no ha detenido una explosión de reacciones políticas desde que Rittenhouse salió de la corte que seguramente se volverá aún más controvertida a medida que los medios conservadores lo conviertan en un héroe, como Tucker Carlson de Fox News asegurando acceso exclusivo a él y a los miembros de su equipo de defensa durante el juicio para un próximo documental.

Rittenhouse enfrenta un juicio por homicidio. Lo que debes saber del caso 2:54

Los políticos demócratas, incluido Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y miembros del Congreso, han registrado varios niveles de decepción con el veredicto, aunque algunos se abstuvieron de criticar al jurado directamente. Otros han sido mucho más francos.

El representante de Nueva York Jerrold Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, pidió una revisión federal del veredicto y tuiteó: «La justicia no puede tolerar que personas armadas crucen las fronteras estatales en busca de problemas mientras las personas participan en protestas protegidas por la Primera Enmienda». Rittenhouse, sin embargo, no cruzó las fronteras estatales con el arma, según el testimonio en el juicio.

Los grupos de control de armas y los activistas de derechos civiles han advertido que el resultado del caso podría desencadenar un estallido de vigilantismo, de estadounidenses que deciden tomar su visión de la justicia en sus propias manos y hacer cumplir su voluntad con armas de fuego de una manera que podría permitir desatar la anarquía y amenazar el derecho de protesta de la Primera Enmienda. Y algunos líderes negros prominentes han cuestionado si un acusado negro en los zapatos de Rittenhouse habría recibido un trato similar o habría vivido incluso para tener su día en la corte después de un historial de tiroteos policiales contra hombres negros.

Una prueba inmediata para la campaña de O’Rourke sobre el uso de armas

La nueva campaña de O’Rourke, quien estuvo a tres puntos de derrotar al senador republicano Ted Cruz en 2018 y montó una campaña infructuosa para la nominación presidencial demócrata en 2020, para causar un nuevo alboroto sobre el control de armas.

En un debate demócrata en septiembre de 2019, el excongresista dijo: «Demonios, sí, vamos a tomar su AR-15, su AK-47», y pidió un plan de recompra del gobierno para tales armas después de un tiroteo masivo en el oeste de Texas que mató a 7 personas e hirió a otras 22.

«Sí, sigo manteniendo este punto de vista», dijo O’Rourke a Dana Bash de CNN el domingo, tratando de cambiar la conversación a su afirmación de que las leyes de transporte de armas sin permiso, que fueron firmadas por el gobernador republicano Greg Abbott, harían más difícil las vidas de los policías del estado. La posición de O’Rourke lo lleva a una confrontación directa con el gobernante republicano, que ha presidido una flexibilización de las restricciones a las armas de fuego en un estado que ya está fuertemente a favor de las armas. El veredicto de Rittenhouse, sin embargo, aceleró efectivamente el escrutinio de la posición de O’Rourke solo unos días después de que anunció su candidatura a gobernador del estado.

«Toda esta tragedia demuestra que no debemos permitir que nuestros compatriotas estadounidenses posean y usen armas que fueron diseñadas originalmente para uso en el campo de batalla», dijo. «Esa AR-15, esa AK-47 tiene un único propósito solitario, y es matar personas de la manera más efectiva, eficiente, en la mayor cantidad de personas y en el menor tiempo posible. Lo vimos en Kenosha. Lo vimos en El Paso, Texas, donde 23 personas fueron asesinadas por alguien con un AK-47 en cuestión de minutos. Esto es una locura».

El exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, un republicano que critica cada vez más las mentiras electorales de Trump y que podría postularse para presidente en 2024, presentó un caso contrario, eligiendo no comentar sobre el tema de las armas, sino sobre lo que él ve como la politización del gobierno de un caso por parte de la izquierda.

«Se hizo justicia … y el sistema de jurados funciona», dijo Christie en Fox News Sunday. «Creo que esa gente de izquierda solo está intentando seguir destrozando a nuestro país para obtener beneficios políticos. Cualquiera que mire los videos de esto podría darse cuenta de que fue un acto de autodefensa. Cualquiera que conozca la ley lo sabría», dijo Christie.

El exgobernador de Nueva Jersey dijo que esperaba que Rittenhouse pudiera seguir adelante y vivir su vida y «no convertirse en un símbolo político para nadie».

Dada la cooperación de Rittenhouse con el documental detrás de escena de Fox News, incluso mientras se desarrollaba el juicio, y la forma en que se está convirtiendo en una figura heroica de la derecha, esa posibilidad ya parece haber desaparecido solo tres días después de su absolución.

Armas en EE.UU.

(CNN) — Tres días después de su absolución en un caso polarizado en Wisconsin, Kyle Rittenhouse es ahora el rostro adolescente de una nación dividida sobre la naturaleza de la justicia, el papel social de las armas y la violencia en el discurso político.

Ver a Rittenhouse, de 18 años, caminando libre el viernes después de matar a tiros a dos hombres y herir a otro el año pasado en disturbios provocados por el tiroteo policial de Jacob Blake, un hombre negro, abrió un nuevo debate sobre las leyes estatales sobre autodefensa y el concepto de vigilantismo.

Las repercusiones políticas del caso ya están sacudiendo un ambiente político tenso antes de las elecciones de 2022 e incluso de la carrera presidencial de 2024.

El candidato demócrata a gobernador de Texas, Beto O’Rourke, dijo el domingo en el programa «State of Union» de CNN, por ejemplo, que el incidente en la ciudad de Kenosha muestra que a los estadounidenses no se les debe permitir usar «armas diseñadas para el campo de batalla». Mientras tanto, el expresidente Donald Trump, que parece estar preparando otra carrera para la Casa Blanca, ha estado alabando a Rittenhouse, quien se insertó en una situación volátil, como el «chico del cartel» del derecho a la autodefensa.

Habla Kyle Rittenhouse tras la absolución en el juicio: «El jurado llegó al veredicto correcto. Actuar en defensa propia no es ilegal» Mira el momento en el que absuelven a Kyle Rittenhouse 5:31

El debate en los programas de entrevistas dominicales y en otros lugares sobre Rittenhouse se produjo horas antes de que una camioneta se estrellara contra un desfile navideño en Waukesha, Wisconsin, hiriendo a más de 20 personas. Las autoridades dijeron que varias personas murieron. La policía no ha dado detalles sobre los motivos del ataque, hasta el momento, pero dijo que tenían a una persona de interés bajo custodia. Después de la tragedia, los políticos de ambos lados del espectro expresaron sus condolencias y ofrecieron oraciones por los muertos y los socorristas.

El caso Rittenhouse: polarización y armas en Estados Unidos

La politización extrema del caso Rittenhouse solo ha aumentado desde que fue declarado inocente de homicidio intencional en primer grado y otros cuatro cargos de delitos graves el viernes. El jurado estaba obligado a hacer su evaluación no en base a consideraciones políticas, sino a las cuestiones más limitadas de la ley de Wisconsin y las pruebas y testimonios en video presentados en el juicio. Parece haber aceptado el testimonio de Rittenhouse de que disparó después de sentir que su propia vida estaba amenazada durante los enfrentamientos con dos hombres blancos que murieron y uno que resultó herido y que estaba actuando de acuerdo con su derecho a la autodefensa.

Para que el sistema de jurados sobreviva, los veredictos deben ser respetados por quienes no están de acuerdo con ellos, algo que el presidente Joe Biden afirmó el viernes diciendo: «Estoy de acuerdo con lo que ha concluido el jurado». Eso, sin embargo, no ha detenido una explosión de reacciones políticas desde que Rittenhouse salió de la corte que seguramente se volverá aún más controvertida a medida que los medios conservadores lo conviertan en un héroe, como Tucker Carlson de Fox News asegurando acceso exclusivo a él y a los miembros de su equipo de defensa durante el juicio para un próximo documental.

Estos son los planes de Kyle Rittenhouse para el futuro tras el juicio Rittenhouse enfrenta un juicio por homicidio. Lo que debes saber del caso 2:54

Los políticos demócratas, incluido Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y miembros del Congreso, han registrado varios niveles de decepción con el veredicto, aunque algunos se abstuvieron de criticar al jurado directamente. Otros han sido mucho más francos.

El representante de Nueva York Jerrold Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, pidió una revisión federal del veredicto y tuiteó: «La justicia no puede tolerar que personas armadas crucen las fronteras estatales en busca de problemas mientras las personas participan en protestas protegidas por la Primera Enmienda». Rittenhouse, sin embargo, no cruzó las fronteras estatales con el arma, según el testimonio en el juicio.

Los grupos de control de armas y los activistas de derechos civiles han advertido que el resultado del caso podría desencadenar un estallido de vigilantismo, de estadounidenses que deciden tomar su visión de la justicia en sus propias manos y hacer cumplir su voluntad con armas de fuego de una manera que podría permitir desatar la anarquía y amenazar el derecho de protesta de la Primera Enmienda. Y algunos líderes negros prominentes han cuestionado si un acusado negro en los zapatos de Rittenhouse habría recibido un trato similar o habría vivido incluso para tener su día en la corte después de un historial de tiroteos policiales contra hombres negros.

Una prueba inmediata para la campaña de O’Rourke sobre el uso de armas

La nueva campaña de O’Rourke, quien estuvo a tres puntos de derrotar al senador republicano Ted Cruz en 2018 y montó una campaña infructuosa para la nominación presidencial demócrata en 2020, para causar un nuevo alboroto sobre el control de armas.

En un debate demócrata en septiembre de 2019, el excongresista dijo: «Demonios, sí, vamos a tomar su AR-15, su AK-47», y pidió un plan de recompra del gobierno para tales armas después de un tiroteo masivo en el oeste de Texas que mató a 7 personas e hirió a otras 22.

«Sí, sigo manteniendo este punto de vista», dijo O’Rourke a Dana Bash de CNN el domingo, tratando de cambiar la conversación a su afirmación de que las leyes de transporte de armas sin permiso, que fueron firmadas por el gobernador republicano Greg Abbott, harían más difícil las vidas de los policías del estado. La posición de O’Rourke lo lleva a una confrontación directa con el gobernante republicano, que ha presidido una flexibilización de las restricciones a las armas de fuego en un estado que ya está fuertemente a favor de las armas. El veredicto de Rittenhouse, sin embargo, aceleró efectivamente el escrutinio de la posición de O’Rourke solo unos días después de que anunció su candidatura a gobernador del estado.

«Toda esta tragedia demuestra que no debemos permitir que nuestros compatriotas estadounidenses posean y usen armas que fueron diseñadas originalmente para uso en el campo de batalla», dijo. «Esa AR-15, esa AK-47 tiene un único propósito solitario, y es matar personas de la manera más efectiva, eficiente, en la mayor cantidad de personas y en el menor tiempo posible. Lo vimos en Kenosha. Lo vimos en El Paso, Texas, donde 23 personas fueron asesinadas por alguien con un AK-47 en cuestión de minutos. Esto es una locura».

El exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, un republicano que critica cada vez más las mentiras electorales de Trump y que podría postularse para presidente en 2024, presentó un caso contrario, eligiendo no comentar sobre el tema de las armas, sino sobre lo que él ve como la politización del gobierno de un caso por parte de la izquierda.

«Se hizo justicia … y el sistema de jurados funciona», dijo Christie en Fox News Sunday. «Creo que esa gente de izquierda solo está intentando seguir destrozando a nuestro país para obtener beneficios políticos. Cualquiera que mire los videos de esto podría darse cuenta de que fue un acto de autodefensa. Cualquiera que conozca la ley lo sabría», dijo Christie.

El exgobernador de Nueva Jersey dijo que esperaba que Rittenhouse pudiera seguir adelante y vivir su vida y «no convertirse en un símbolo político para nadie».

Dada la cooperación de Rittenhouse con el documental detrás de escena de Fox News, incluso mientras se desarrollaba el juicio, y la forma en que se está convirtiendo en una figura heroica de la derecha, esa posibilidad ya parece haber desaparecido solo tres días después de su absolución.

 

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver