ANÁLISIS | La estrella del tenis chino Peng Shuai finalmente apareció en público, pero las preocupaciones siguen y esta es la razón

Hong Kong (CNN) — Casi tan abruptamente como desapareció, la estrella del tenis chino Peng Shuai reapareció públicamente este fin de semana.

Desde el viernes por la noche, ha aparecido en Twitter un flujo constante de fotos y videos que pretenden mostrar a Peng sonriente en su vida en Beijing, todos publicados por personas que trabajan para los medios de comunicación controlados por el gobierno chino y el sistema deportivo estatal, en una plataforma bloqueada en China.

El aparente impulso de propaganda fue seguido el domingo por una videollamada entre Peng y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. En esta, la tres veces atleta olímpica insistió en que está «a salvo y bien, viviendo en su casa en Beijing». Y dijo que le gustaría «que se respetara su privacidad», según un comunicado del COI.

La ráfaga de videos de «pruebas de vida» se produjo en medio de una tormenta de preocupación mundial por Peng, quien desapareció del ojo público durante más de dos semanas después de recurrir a las redes sociales para acusar al ex viceprimer ministro Zhang Gaoli de obligarla a tener relaciones sexuales en su casa, una acusación explosiva y políticamente sensible que provocó una censura generalizada en China.

Si bien las reapariciones públicas de Peng pueden disipar algunos de los peores temores sobre su seguridad y bienestar inmediatos, no han logrado sofocar preocupaciones mayores sobre sus libertades y los crecientes pedidos de una investigación completa sobre sus acusaciones de agresión sexual.

«Narrativa controlada por el Estado»

«Fue bueno ver a Peng Shuai en videos recientes, pero no alivian ni abordan la preocupación de la WTA sobre su bienestar y capacidad para comunicarse sin censura o coerción», dijo un portavoz de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA) aCNN en un comunicado, luego de la llamada de Peng con el COI.

Desaparición de Peng Shuai preocupa a la Asociación de Tenis Femenino 2:30

Los defensores de los derechos humanos que han seguido las campañas de silenciamiento de Beijing tampoco están convencidos.

«Lo que tenemos aquí es esencialmente una narrativa controlada por el Estado: solo el Gobierno y sus medios afiliados están generando y distribuyendo el contenido sobre la historia de Peng», dijo Maya Wang, investigadora principal sobre China de Human Rights Watch (HRW).

«Si bien es posible que Peng esté bien, la historia de la desaparición de personas en manos del gobierno chino y luego hacer videos de ellas para demostrar que están ilesas cuando, de hecho, es todo lo contrario, debería preocuparnos por la seguridad de Peng», añadió.

Qué se ve en los videos

Los videoclips parecen haber sido elaborados específicamente, aunque crudamente, para mostrar que Peng es «libre» y lleva una vida «normal».

En las imágenes publicadas el sábado, Peng fue vista en una cena con varias personas que los periodistas de los medios estatales han descrito como «su entrenador y amigos». Los clips hacían referencias repetidas y deliberadas sobre las fechas, mientras Peng seguía asintiendo al hombre que hablaba a su lado y ella misma decía cualquier cosa.

Ninguno de los videos hizo mención alguna a las acusaciones de agresión sexual de Peng contra Zhang. En cambio, se centraron en sus sonrisas y aparente buen humor, que los propagandistas de los medios estatales estaban ansiosos por resaltar.

Lo que dicen los medios estatales

«¿Puede cualquier chica fingir una sonrisa tan alegre bajo presión?», preguntó Hu Xijin, editor en jefe del tabloide estatal Global Times, en un tuit el domingo, que acompañaba a un clip de una sonriente Peng firmando pelotas de tenis de gran tamaño para niños en un partido de tenis juvenil en Beijing.

«Aquellos que sospechan que Peng Shuai está bajo coacción, qué oscuros deben estar por dentro. Debe haber muchas, muchas actuaciones políticas forzadas en sus países», escribió Hu en Twitter.

The Global Times, al igual que otros medios de comunicación controlados por el gobierno en China, no ha hecho ninguna referencia a la aparente desaparición de Peng, ni a sus acusaciones contra Zhang. Hu también ha tenido cuidado en Twitter de no mencionar la razón por la que Peng está en el centro de atención, refiriéndose a ella solo indirectamente como «de lo que la gente está hablando».

Hasta la fecha, el Gobierno chino se ha negado repetidamente a comentar sobre el caso de Peng. En una conferencia de prensa el jueves, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo que la acusación de Peng no es una cuestión diplomática y se negó a comentar más. CNN se ha comunicado con la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, que se encarga de las consultas de prensa del gobierno central, en busca de comentarios.

Escepticismo por el bienestar de Peng

El escepticismo sobre el bienestar de Peng es especialmente alto entre los activistas chinos que han observado de cerca cómo el Gobierno ha silenciado y coaccionado a sus pares.

«La realidad es que tienen un gran control sobre Peng Shuai, en la medida en que es suficiente para hacerla cooperar y convertirse en actriz», alegó Lv Pin, una prominente feminista china que ahora vive en Nueva York.

«Esto ha sucedido en muchos casos en el pasado. Muchos ‘criminales’ que fueron obligados a confesar en televisión tuvieron que hacer que sus actuaciones parecieran reales», dijo, refiriéndose a una serie de confesiones forzadas transmitidas por la televisión estatal, como de los abogados chinos de derechos humanos y los libreros de Hong Kong.

Las autoridades chinas han optado hasta ahora por no colocar a Peng en la televisión estatal, tal vez conscientes de que su presencia, incluso solo en sus plataformas en inglés, iría en contra de los esfuerzos en curso para censurar todas las discusiones sobre sus acusaciones originales y, por lo tanto, generaría más preguntas que respuestas dentro de China.

La videollamada del COI con Peng Shuai

En cambio, Peng apareció en una videollamada de 30 minutos con funcionarios del COI, acompañada y bajo la estrecha vigilancia de un funcionario deportivo chino que anteriormente se desempeñó como secretario del Partido Comunista del Centro de Administración de Tenis de la Administración General de Deporte de China.

Los medios estatales chinos no han informado de la entrevista. Pero en su sitio web, el COI publicó una declaración y una foto de la llamada. No publicó el video completo, ni explicó las circunstancias que rodearon la reunión virtual, incluida la forma en que se organizó.

Y parece que los funcionarios del COI se retiraron de la reunión, al menos públicamente, concluyendo que Peng está bien.

«Me alivió ver que Peng Shuai estaba bien, que era nuestra principal preocupación», dijo la presidenta de la Comisión de Atletas del COI, Emma Terho, quien se unió a la videollamada junto con Li Lingwei, el funcionario deportivo chino.

«La llamada del COI no alivia nuestras preocupaciones»

Al sacar conclusiones rápidas sobre el estado actual de Peng y evitar cualquier mención de sus acusaciones de agresión sexual que encendieron toda la controversia, los analistas dicen que el COI está arriesgando su propia credibilidad y potencialmente se arriesga a convertirse en cómplice del impulso propagandístico de Beijing.

«La llamada del COI no alivia nuestras preocupaciones por el bienestar o la seguridad de Peng», dijo Wang de HRW.

«De hecho, surge la pregunta de por qué el COI parece estar participando en lo que es esencialmente una narrativa que controla el Estado, ya que solo el Gobierno y sus medios afiliados han podido contar la historia de Peng».

Tenis

Hong Kong (CNN) — Casi tan abruptamente como desapareció, la estrella del tenis chino Peng Shuai reapareció públicamente este fin de semana.

Desde el viernes por la noche, ha aparecido en Twitter un flujo constante de fotos y videos que pretenden mostrar a Peng sonriente en su vida en Beijing, todos publicados por personas que trabajan para los medios de comunicación controlados por el gobierno chino y el sistema deportivo estatal, en una plataforma bloqueada en China.

El aparente impulso de propaganda fue seguido el domingo por una videollamada entre Peng y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. En esta, la tres veces atleta olímpica insistió en que está «a salvo y bien, viviendo en su casa en Beijing». Y dijo que le gustaría «que se respetara su privacidad», según un comunicado del COI.

La ráfaga de videos de «pruebas de vida» se produjo en medio de una tormenta de preocupación mundial por Peng, quien desapareció del ojo público durante más de dos semanas después de recurrir a las redes sociales para acusar al ex viceprimer ministro Zhang Gaoli de obligarla a tener relaciones sexuales en su casa, una acusación explosiva y políticamente sensible que provocó una censura generalizada en China.

¿Quién es Zhang Gaoli, el político acusado por la tenista Peng Shuai?

Si bien las reapariciones públicas de Peng pueden disipar algunos de los peores temores sobre su seguridad y bienestar inmediatos, no han logrado sofocar preocupaciones mayores sobre sus libertades y los crecientes pedidos de una investigación completa sobre sus acusaciones de agresión sexual.

«Narrativa controlada por el Estado»

«Fue bueno ver a Peng Shuai en videos recientes, pero no alivian ni abordan la preocupación de la WTA sobre su bienestar y capacidad para comunicarse sin censura o coerción», dijo un portavoz de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA) aCNN en un comunicado, luego de la llamada de Peng con el COI.

Desaparición de Peng Shuai preocupa a la Asociación de Tenis Femenino 2:30

Los defensores de los derechos humanos que han seguido las campañas de silenciamiento de Beijing tampoco están convencidos.

«Lo que tenemos aquí es esencialmente una narrativa controlada por el Estado: solo el Gobierno y sus medios afiliados están generando y distribuyendo el contenido sobre la historia de Peng», dijo Maya Wang, investigadora principal sobre China de Human Rights Watch (HRW).

«Si bien es posible que Peng esté bien, la historia de la desaparición de personas en manos del gobierno chino y luego hacer videos de ellas para demostrar que están ilesas cuando, de hecho, es todo lo contrario, debería preocuparnos por la seguridad de Peng», añadió.

Qué se ve en los videos

Los videoclips parecen haber sido elaborados específicamente, aunque crudamente, para mostrar que Peng es «libre» y lleva una vida «normal».

En las imágenes publicadas el sábado, Peng fue vista en una cena con varias personas que los periodistas de los medios estatales han descrito como «su entrenador y amigos». Los clips hacían referencias repetidas y deliberadas sobre las fechas, mientras Peng seguía asintiendo al hombre que hablaba a su lado y ella misma decía cualquier cosa.

Ninguno de los videos hizo mención alguna a las acusaciones de agresión sexual de Peng contra Zhang. En cambio, se centraron en sus sonrisas y aparente buen humor, que los propagandistas de los medios estatales estaban ansiosos por resaltar.

Lo que dicen los medios estatales

«¿Puede cualquier chica fingir una sonrisa tan alegre bajo presión?», preguntó Hu Xijin, editor en jefe del tabloide estatal Global Times, en un tuit el domingo, que acompañaba a un clip de una sonriente Peng firmando pelotas de tenis de gran tamaño para niños en un partido de tenis juvenil en Beijing.

«Aquellos que sospechan que Peng Shuai está bajo coacción, qué oscuros deben estar por dentro. Debe haber muchas, muchas actuaciones políticas forzadas en sus países», escribió Hu en Twitter.

The Global Times, al igual que otros medios de comunicación controlados por el gobierno en China, no ha hecho ninguna referencia a la aparente desaparición de Peng, ni a sus acusaciones contra Zhang. Hu también ha tenido cuidado en Twitter de no mencionar la razón por la que Peng está en el centro de atención, refiriéndose a ella solo indirectamente como «de lo que la gente está hablando».

Hasta la fecha, el Gobierno chino se ha negado repetidamente a comentar sobre el caso de Peng. En una conferencia de prensa el jueves, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo que la acusación de Peng no es una cuestión diplomática y se negó a comentar más. CNN se ha comunicado con la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, que se encarga de las consultas de prensa del gobierno central, en busca de comentarios.

Escepticismo por el bienestar de Peng

El escepticismo sobre el bienestar de Peng es especialmente alto entre los activistas chinos que han observado de cerca cómo el Gobierno ha silenciado y coaccionado a sus pares.

«La realidad es que tienen un gran control sobre Peng Shuai, en la medida en que es suficiente para hacerla cooperar y convertirse en actriz», alegó Lv Pin, una prominente feminista china que ahora vive en Nueva York.

«Esto ha sucedido en muchos casos en el pasado. Muchos ‘criminales’ que fueron obligados a confesar en televisión tuvieron que hacer que sus actuaciones parecieran reales», dijo, refiriéndose a una serie de confesiones forzadas transmitidas por la televisión estatal, como de los abogados chinos de derechos humanos y los libreros de Hong Kong.

Las autoridades chinas han optado hasta ahora por no colocar a Peng en la televisión estatal, tal vez conscientes de que su presencia, incluso solo en sus plataformas en inglés, iría en contra de los esfuerzos en curso para censurar todas las discusiones sobre sus acusaciones originales y, por lo tanto, generaría más preguntas que respuestas dentro de China.

La videollamada del COI con Peng Shuai

En cambio, Peng apareció en una videollamada de 30 minutos con funcionarios del COI, acompañada y bajo la estrecha vigilancia de un funcionario deportivo chino que anteriormente se desempeñó como secretario del Partido Comunista del Centro de Administración de Tenis de la Administración General de Deporte de China.

Los medios estatales chinos no han informado de la entrevista. Pero en su sitio web, el COI publicó una declaración y una foto de la llamada. No publicó el video completo, ni explicó las circunstancias que rodearon la reunión virtual, incluida la forma en que se organizó.

Y parece que los funcionarios del COI se retiraron de la reunión, al menos públicamente, concluyendo que Peng está bien.

«Me alivió ver que Peng Shuai estaba bien, que era nuestra principal preocupación», dijo la presidenta de la Comisión de Atletas del COI, Emma Terho, quien se unió a la videollamada junto con Li Lingwei, el funcionario deportivo chino.

«La llamada del COI no alivia nuestras preocupaciones»

Al sacar conclusiones rápidas sobre el estado actual de Peng y evitar cualquier mención de sus acusaciones de agresión sexual que encendieron toda la controversia, los analistas dicen que el COI está arriesgando su propia credibilidad y potencialmente se arriesga a convertirse en cómplice del impulso propagandístico de Beijing.

«La llamada del COI no alivia nuestras preocupaciones por el bienestar o la seguridad de Peng», dijo Wang de HRW.

Medios estatales chinos afirman mostrar nuevos videos de la estrella del tenis Peng Shuai

«De hecho, surge la pregunta de por qué el COI parece estar participando en lo que es esencialmente una narrativa que controla el Estado, ya que solo el Gobierno y sus medios afiliados han podido contar la historia de Peng».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver