De O.J. Simpson a Kyle Rittenhouse: una consultora de jurados vincula a los dos casos

(CNN) — Hay un punto en común entre la absolución de O.J. Simpson en 1995 y la absolución de Kyle Rittenhouse en 2021: una consultora de jurados y juicios llamada Jo-Ellan Dimitrius.

Ella desarrolló el perfil del jurado en el caso de Simpson y ahora, décadas después, trabajó «mano a mano» con los abogados de Rittenhouse para ayudar a construir un perfil para el jurado «correcto» en su caso.

«En el caso de O.J., como habíamos hecho tanta investigación previa al juicio, sabíamos que había un determinado grupo demográfico que iba a estar más abierto a lo que era nuestra defensa», dijo a CNN.

En aquel momento, se trataba de una mujer afroamericana con estudios de secundaria o menos, recordó. En el caso de Rittenhouse, sin embargo, dijo, «no encontramos nada que fuera predictivo».

Así que indagaron.

«La familiaridad con las armas era algo importante a explorar», dijo Dimitrius a CNN. «En general, obtener una idea de si alguien era partidario de la Segunda Enmienda, partidario de la Primera Enmienda también». Eso incluía tanto en la vida real como a partir de sus «huellas digitales» en las redes sociales.

«Al examinar los perfiles de los miembros del jurado, se busca a las personas que van a ser más receptivas a las pruebas que se presenten», añadió.

Antes del juicio, Dimitrius y el equipo de Rittenhouse lo pusieron a prueba con tres conjuntos de jurados simulados.

La defensa sabía que el video sería primordial, pero una cuestión central se convirtió rápidamente en si Rittenhouse testificaría realmente. Según Dimitrius, «todos los implicados en el caso estaban preocupados, sobre todo teniendo en cuenta su edad y la atención prestada a cada uno de sus movimientos».

«Tuvimos tres grupos distintos con 12 jurados de prueba. Uno de ellos solo vio el testimonio en video y los otros dos no solo vieron el testimonio en video, sino que vieron a Kyle testificar realmente», dijo Dimitrius. «Como resultado de ello quedó muy, muy claro que era necesario contar su historia sobre lo que ocurrió aquella noche».

Kyle Rittenhouse rompe en llanto en el estrado mientras testifica en su juicio en Kenosha, Wisconsin, el miércoles 10 de noviembre de 2021.

Mark Richards, abogado defensor de Rittenhouse, dijo a CNN: «Obtuvo una puntuación mucho peor [con los que no escucharon su historia] que con los que sí la escucharon».

«Eso fue sometido a un examen cruzado por un exfiscal entrenado. Y eso hizo que la decisión, no quiero decir que fuera fácil, pero sí que fuera la decisión correcta… tiene que contar su historia», agregó.

El 10 de noviembre, Rittenhouse acabó subiendo al estrado en su propia defensa, por momentos emocional, describiendo cómo el 25 de agosto de 2020 acabó matando a dos personas e hiriendo a una tercera.

Según Dimitrius, el «jurado perfecto» en el caso de Rittenhouse era alguien que estaba dispuesto «a escuchar lo que se presentaba en el tribunal y a tomar su decisión basándose únicamente en esas pruebas».

«El resto es historia», comentó.

Proceso de selección del jurado «muy frustrante»

De los 179 posibles miembros del jurado que llegaron para el juicio de Rittenhouse, los últimos 20 necesarios para el juicio se seleccionaron en un día.

«El juez (Bruce) Schroeder no nos permitió utilizar un cuestionario escrito, un cuestionario para el jurado, lo que es muy poco habitual en un caso de alto perfil», dijo Dimitrius a CNN. «En segundo lugar, limitó el voir dire a una hora por cada uno… generalmente para hacer las preguntas que quieres hacer, es un periodo de tiempo muy, muy corto».

Los miembros del jurado fueron clasificados por docenas a la vez, y el ritmo hizo que a veces fuera difícil mantenerse al día con lo que estaba en juego.

«Fue muy frustrante», dijo Dimitrius.

Fue contratada con meses de antelación al juicio y estuvo presente durante la selección del jurado, la supervisión del mismo y la asistencia al juicio, y a menudo se la veía sentada junto a Wendy Rittenhouse, la madre del acusado.

La experta en jurados Jo-Ellan Dimitrius con Wendy Rittenhouse durante el juicio. (Imagen: Mark Hertzberg/ZUMA Press Wire)

Los miembros del jurado en el juicio de Rittenhouse eran abrumadoramente blancos, no solo en el grupo original de 179 candidatos, sino también en el panel decisivo final de 12, donde solo había una persona de color.

«Debería ser un reflejo de la comunidad en la que se celebra el juicio», dijo Dimitrius a CNN. «Vi la representación demográfica muy fiel a lo que tiene Kenosha».

En 2019, alrededor del 79% de la población de Kenosha era blanca, según el censo de Estados Unidos.

«Sí creo en mi corazón que terminamos con un jurado que sería muy justo», dijo Dimitrius.

Rittenhouse se enfrentaba a cargos de homicidio e imprudencia temeraria por los asesinatos de Joseph Rosenbaum y Anthony Huber, por herir a Gaige Grosskreutz, y por disparar al hombre conocido comúnmente en el tribunal como «jump kick man». Los disparos se produjeron después de que los tiros de la policía a Jacob Blake provocaran protestas en Kenosha.

Durante sus deliberaciones, los miembros del jurado pidieron volver a ver gran parte de las pruebas de video de los disparos. Al final, estuvieron de acuerdo con el testimonio de Rittenhouse de que temió por su vida y actuó en defensa propia. Fue absuelto de todos los cargos el 19 de noviembre.

Tras el veredicto, el fiscal principal Thomas Binger dijo al tribunal: «El jurado ha representado a nuestra comunidad en este juicio y ha hablado».

Binger, en un comunicado, dijo: «Aunque estamos decepcionados con el veredicto, hay que respetarlo».

El juez elogió a los miembros del jurado, diciendo que «no podría haber pedido un jurado mejor».

Rittenhouse vs. Simpson

No cabe duda de que hay muchas diferencias entre los juicios por asesinato de O.J. Simpson de 1995 y Kyle Rittenhouse de 2021, principalmente, como dijo Dimitrius, «en el 95 la gente recuerda sin duda que internet no estaba en primer plano».

Otra diferencia clave, según Dimitrius, fue la falta de un grupo demográfico que fuera claramente «predictivo» en el caso Rittenhouse como lo fue en el de Simpson.

«Aprendimos que las mujeres afroamericanas con un nivel de estudios de secundaria o menos, por la razón que sea, no creían que el siguiente paso del abuso doméstico o la violencia doméstica fuera necesariamente el asesinato», dijo a CNN. «No podía explicarlo entonces, no puedo explicarlo ahora, pero por la razón que sea eran las que estaban más, de alguna manera, abiertas a ese componente».

Al menos la mitad de los 12 miembros del jurado en el juicio de Simpson eran mujeres negras.

Ese jurado acabó absolviendo a Simpson de los cargos por el asesinato de su exesposa, Nicole Brown Simpson, y de su amigo, Ron Goldman.

El equipo de defensa de O.J. Simpson. De izquierda a derecha, Barry Scheck, Howard Harris, Shawn Chapman, Carl Douglas, Johnnie Cochran, Robert Blazier, Jo-Ellan Dimitrius (detrás de Blazier) y Robert Shapiro.

El caso fue bautizado como el «juicio del siglo» por los temas que se trataron: fama, raza, justicia penal, confianza en la policía y violencia doméstica. Tras casi nueve meses de proceso, el jurado emitió su veredicto de absolución en menos de cuatro horas.

Posteriormente, se declaró a Simpson responsable en una demanda civil por homicidio involuntario presentada por las familias de las víctimas. En el estrado, negó haber matado a Brown Simpson y a Goldman.

Dimitrius dijo que una de las principales similitudes entre los juicios era la dinámica en torno a los dos que fueron televisados, incluyendo la recepción de «información importante porque la gente estaba viendo lo que estaba pasando, en la televisión y luego pueden haber conocido a alguien, pueden haberse sentido obligados a venir a testificar».

Según Dimitrius, eso incluyó a Drew Hernandez como «una de esas personas que se puso en contacto con nosotros después de ver testificar a Richie McGinniss«. Lo mismo ocurrió en O.J.». Hernandez era un comentarista independiente que fue el décimo testigo llamado por la defensa durante el testimonio.

Hernandez, que grabó un video de las protestas, testificó que Rittenhouse intentó rebajar las tensiones en un momento dado la noche del tiroteo. Dijo al jurado que Rosenbaum -la primera persona a la que disparó- era «físicamente agresivo» incluso antes de su encuentro con Rittenhouse.

Aunque la selección del jurado es importante en un juicio, Dimitrius subrayó que «no cambio las pruebas», ya que admitió que no siempre tiene razón y considera que su posición es «complementaria a la experiencia de un buen abogado litigante».

A lo largo de sus décadas de carrera, ha participado en muchos casos de alto perfil tanto en la parte penal como en la civil, incluyendo el caso civil de George Floyd con la ciudad de Minneapolis, uno que terminó como uno de los mayores acuerdos previos al juicio de la historia. Muchos de los casos en los que ha participado son de naturaleza polarizante, desde Rodney King hasta Francis Ford Coppola, pasando por Kobe Bryant.

«Lo que he visto, especialmente en el caso de O.J. y en el de Kyle, es que, lamentablemente, hay ciertos sectores del público a los que les parece una verdad incómoda que haya una absolución. Y quiénes son esas personas de un juicio a otro, de un asunto a otro, es diferente», dijo Dimitrius a CNN.

Ella espera que el público aprenda de los resultados del juicio de Rittenhouse.

«Ya sea en Kenosha, Seattle, Portland, Chicago, donde sea. Creo que todo el mundo tiene el derecho de la Primera Enmienda a protestar y dar a conocer su opinión, pero cuando se cruza la línea es cuando hay destrucción de la propiedad o destrucción de la vida», añadió.

«Espero que se aprenda algo de este tipo de casos y que podamos avanzar como país y seguir ejerciendo esos derechos constitucionales que tenemos, pero también aceptar la responsabilidad cuando se sobrepasa la línea».

OJ Simpson
Rittenhouse

(CNN) — Hay un punto en común entre la absolución de O.J. Simpson en 1995 y la absolución de Kyle Rittenhouse en 2021: una consultora de jurados y juicios llamada Jo-Ellan Dimitrius.

Ella desarrolló el perfil del jurado en el caso de Simpson y ahora, décadas después, trabajó «mano a mano» con los abogados de Rittenhouse para ayudar a construir un perfil para el jurado «correcto» en su caso.

«En el caso de O.J., como habíamos hecho tanta investigación previa al juicio, sabíamos que había un determinado grupo demográfico que iba a estar más abierto a lo que era nuestra defensa», dijo a CNN.

En aquel momento, se trataba de una mujer afroamericana con estudios de secundaria o menos, recordó. En el caso de Rittenhouse, sin embargo, dijo, «no encontramos nada que fuera predictivo».

Así que indagaron.

«La familiaridad con las armas era algo importante a explorar», dijo Dimitrius a CNN. «En general, obtener una idea de si alguien era partidario de la Segunda Enmienda, partidario de la Primera Enmienda también». Eso incluía tanto en la vida real como a partir de sus «huellas digitales» en las redes sociales.

«Al examinar los perfiles de los miembros del jurado, se busca a las personas que van a ser más receptivas a las pruebas que se presenten», añadió.

Esto es lo que los expertos legales dicen que ayudó a absolver a Kyle Rittenhouse

Antes del juicio, Dimitrius y el equipo de Rittenhouse lo pusieron a prueba con tres conjuntos de jurados simulados.

La defensa sabía que el video sería primordial, pero una cuestión central se convirtió rápidamente en si Rittenhouse testificaría realmente. Según Dimitrius, «todos los implicados en el caso estaban preocupados, sobre todo teniendo en cuenta su edad y la atención prestada a cada uno de sus movimientos».

«Tuvimos tres grupos distintos con 12 jurados de prueba. Uno de ellos solo vio el testimonio en video y los otros dos no solo vieron el testimonio en video, sino que vieron a Kyle testificar realmente», dijo Dimitrius. «Como resultado de ello quedó muy, muy claro que era necesario contar su historia sobre lo que ocurrió aquella noche».

Kyle Rittenhouse rompe en llanto en el estrado mientras testifica en su juicio en Kenosha, Wisconsin, el miércoles 10 de noviembre de 2021.

Mark Richards, abogado defensor de Rittenhouse, dijo a CNN: «Obtuvo una puntuación mucho peor [con los que no escucharon su historia] que con los que sí la escucharon».

«Eso fue sometido a un examen cruzado por un exfiscal entrenado. Y eso hizo que la decisión, no quiero decir que fuera fácil, pero sí que fuera la decisión correcta… tiene que contar su historia», agregó.

El 10 de noviembre, Rittenhouse acabó subiendo al estrado en su propia defensa, por momentos emocional, describiendo cómo el 25 de agosto de 2020 acabó matando a dos personas e hiriendo a una tercera.

Según Dimitrius, el «jurado perfecto» en el caso de Rittenhouse era alguien que estaba dispuesto «a escuchar lo que se presentaba en el tribunal y a tomar su decisión basándose únicamente en esas pruebas».

«El resto es historia», comentó.

El jurado absuelve a Kyle Rittenhouse: lo exoneraron de todos los cargos Proceso de selección del jurado «muy frustrante»

De los 179 posibles miembros del jurado que llegaron para el juicio de Rittenhouse, los últimos 20 necesarios para el juicio se seleccionaron en un día.

«El juez (Bruce) Schroeder no nos permitió utilizar un cuestionario escrito, un cuestionario para el jurado, lo que es muy poco habitual en un caso de alto perfil», dijo Dimitrius a CNN. «En segundo lugar, limitó el voir dire a una hora por cada uno… generalmente para hacer las preguntas que quieres hacer, es un periodo de tiempo muy, muy corto».

Los miembros del jurado fueron clasificados por docenas a la vez, y el ritmo hizo que a veces fuera difícil mantenerse al día con lo que estaba en juego.

«Fue muy frustrante», dijo Dimitrius.

Fue contratada con meses de antelación al juicio y estuvo presente durante la selección del jurado, la supervisión del mismo y la asistencia al juicio, y a menudo se la veía sentada junto a Wendy Rittenhouse, la madre del acusado.

La experta en jurados Jo-Ellan Dimitrius con Wendy Rittenhouse durante el juicio. (Imagen: Mark Hertzberg/ZUMA Press Wire)

Los miembros del jurado en el juicio de Rittenhouse eran abrumadoramente blancos, no solo en el grupo original de 179 candidatos, sino también en el panel decisivo final de 12, donde solo había una persona de color.

«Debería ser un reflejo de la comunidad en la que se celebra el juicio», dijo Dimitrius a CNN. «Vi la representación demográfica muy fiel a lo que tiene Kenosha».

En 2019, alrededor del 79% de la población de Kenosha era blanca, según el censo de Estados Unidos.

«Sí creo en mi corazón que terminamos con un jurado que sería muy justo», dijo Dimitrius.

Rittenhouse se enfrentaba a cargos de homicidio e imprudencia temeraria por los asesinatos de Joseph Rosenbaum y Anthony Huber, por herir a Gaige Grosskreutz, y por disparar al hombre conocido comúnmente en el tribunal como «jump kick man». Los disparos se produjeron después de que los tiros de la policía a Jacob Blake provocaran protestas en Kenosha.

Estos son los planes de Kyle Rittenhouse para el futuro tras el juicio

Durante sus deliberaciones, los miembros del jurado pidieron volver a ver gran parte de las pruebas de video de los disparos. Al final, estuvieron de acuerdo con el testimonio de Rittenhouse de que temió por su vida y actuó en defensa propia. Fue absuelto de todos los cargos el 19 de noviembre.

Tras el veredicto, el fiscal principal Thomas Binger dijo al tribunal: «El jurado ha representado a nuestra comunidad en este juicio y ha hablado».

Binger, en un comunicado, dijo: «Aunque estamos decepcionados con el veredicto, hay que respetarlo».

El juez elogió a los miembros del jurado, diciendo que «no podría haber pedido un jurado mejor».

Rittenhouse vs. Simpson

No cabe duda de que hay muchas diferencias entre los juicios por asesinato de O.J. Simpson de 1995 y Kyle Rittenhouse de 2021, principalmente, como dijo Dimitrius, «en el 95 la gente recuerda sin duda que internet no estaba en primer plano».

Otra diferencia clave, según Dimitrius, fue la falta de un grupo demográfico que fuera claramente «predictivo» en el caso Rittenhouse como lo fue en el de Simpson.

«Aprendimos que las mujeres afroamericanas con un nivel de estudios de secundaria o menos, por la razón que sea, no creían que el siguiente paso del abuso doméstico o la violencia doméstica fuera necesariamente el asesinato», dijo a CNN. «No podía explicarlo entonces, no puedo explicarlo ahora, pero por la razón que sea eran las que estaban más, de alguna manera, abiertas a ese componente».

Al menos la mitad de los 12 miembros del jurado en el juicio de Simpson eran mujeres negras.

Ese jurado acabó absolviendo a Simpson de los cargos por el asesinato de su exesposa, Nicole Brown Simpson, y de su amigo, Ron Goldman.

El equipo de defensa de O.J. Simpson. De izquierda a derecha, Barry Scheck, Howard Harris, Shawn Chapman, Carl Douglas, Johnnie Cochran, Robert Blazier, Jo-Ellan Dimitrius (detrás de Blazier) y Robert Shapiro.

El caso fue bautizado como el «juicio del siglo» por los temas que se trataron: fama, raza, justicia penal, confianza en la policía y violencia doméstica. Tras casi nueve meses de proceso, el jurado emitió su veredicto de absolución en menos de cuatro horas.

Posteriormente, se declaró a Simpson responsable en una demanda civil por homicidio involuntario presentada por las familias de las víctimas. En el estrado, negó haber matado a Brown Simpson y a Goldman.

Dimitrius dijo que una de las principales similitudes entre los juicios era la dinámica en torno a los dos que fueron televisados, incluyendo la recepción de «información importante porque la gente estaba viendo lo que estaba pasando, en la televisión y luego pueden haber conocido a alguien, pueden haberse sentido obligados a venir a testificar».

Según Dimitrius, eso incluyó a Drew Hernandez como «una de esas personas que se puso en contacto con nosotros después de ver testificar a Richie McGinniss«. Lo mismo ocurrió en O.J.». Hernandez era un comentarista independiente que fue el décimo testigo llamado por la defensa durante el testimonio.

Hernandez, que grabó un video de las protestas, testificó que Rittenhouse intentó rebajar las tensiones en un momento dado la noche del tiroteo. Dijo al jurado que Rosenbaum -la primera persona a la que disparó- era «físicamente agresivo» incluso antes de su encuentro con Rittenhouse.

Aunque la selección del jurado es importante en un juicio, Dimitrius subrayó que «no cambio las pruebas», ya que admitió que no siempre tiene razón y considera que su posición es «complementaria a la experiencia de un buen abogado litigante».

A lo largo de sus décadas de carrera, ha participado en muchos casos de alto perfil tanto en la parte penal como en la civil, incluyendo el caso civil de George Floyd con la ciudad de Minneapolis, uno que terminó como uno de los mayores acuerdos previos al juicio de la historia. Muchos de los casos en los que ha participado son de naturaleza polarizante, desde Rodney King hasta Francis Ford Coppola, pasando por Kobe Bryant.

«Lo que he visto, especialmente en el caso de O.J. y en el de Kyle, es que, lamentablemente, hay ciertos sectores del público a los que les parece una verdad incómoda que haya una absolución. Y quiénes son esas personas de un juicio a otro, de un asunto a otro, es diferente», dijo Dimitrius a CNN.

Ella espera que el público aprenda de los resultados del juicio de Rittenhouse.

«Ya sea en Kenosha, Seattle, Portland, Chicago, donde sea. Creo que todo el mundo tiene el derecho de la Primera Enmienda a protestar y dar a conocer su opinión, pero cuando se cruza la línea es cuando hay destrucción de la propiedad o destrucción de la vida», añadió.

«Espero que se aprenda algo de este tipo de casos y que podamos avanzar como país y seguir ejerciendo esos derechos constitucionales que tenemos, pero también aceptar la responsabilidad cuando se sobrepasa la línea».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver