La NASA lanza una misión que se estrellará contra un asteroide cercano a la Tierra

(CNN) — Una nave espacial de la NASA que chocará deliberadamente contra un asteroide despegó con éxito.

La misión DART, o Prueba de redireccionamiento de doble asteroide, despegó a las 10:21 pm PT del martes (1:21 am ET del miércoles) a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California.

Pero la verdadera prueba para esta tecnología de desviación de asteroides vendrá en septiembre de 2022, cuando la nave espacial llegue a su destino, para ver cómo impacta el movimiento de un asteroide cercano a la Tierra en el espacio.

El objetivo de la misión es Dimorphos, una pequeña luna que orbita el asteroide Didymos, cercano a la Tierra. Esta será la primera demostración a gran escala de la agencia de este tipo de tecnología en nombre de la defensa planetaria. También será la primera vez que los humanos alteren la dinámica de un cuerpo del sistema solar de una manera mensurable, según la Agencia Espacial Europea.

Los objetos cercanos a la Tierra son asteroides y cometas con órbitas que los ubican a 30 millones de millas (48 millones de kilómetros) de la Tierra. La detección de la amenaza de objetos cercanos a la Tierra, o NEO, que podrían causar daños graves es un enfoque principal de la NASA y otras organizaciones espaciales de todo el mundo.

El asteroide Didymos y su luna Dimorphos

En griego, Didymos significa «gemelo», que es un guiño a cómo el asteroide, de casi media milla (0,8 kilómetros) de diámetro, forma un sistema binario con el asteroide más pequeño, o luna, de 525 pies (160 metros) de diámetro, que fue descubierto hace dos décadas. Kleomenis Tsiganis, científico planetario de la Universidad Aristóteles de Tesalónica y miembro del equipo DART, sugirió que la luna se llamara Dimorphos, que significa «dos formas».

Ilustración de la nave de la misión DART.

Es el momento perfecto para que ocurra la misión DART.

Didymos y Dimorphos estarán relativamente cerca de la Tierra –a 6.835.083 millas (11 millones de kilómetros)– en septiembre de 2022.

La nave llegará a una velocidad de aproximadamente 15.000 millas (24.140 kilómetros) por hora, apuntando a Dimorphos, dijo Nancy Chabot, líder de coordinación de DART en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Laurel, Maryland.

Una cámara en la nave espacial, llamada DRACO, y un software de navegación autónoma ayudarán a la nave espacial a detectar y colisionar con Dimorphos. DRACO es la abreviatura de Didymos Reconnaissance & Asteroid Camera para OpNav.

¿Fue este asteroide que viaja perdido en el espacio parte de la Luna? 0:50

El objetivo de la misión es chocar deliberadamente contra Dimorphos para cambiar el movimiento del asteroide en el espacio, según la NASA.

LICIACube

Esta colisión será registrada por LICIACube, o Light Italian Cubesat for Imaging of Asteroids, un satélite de cubo complementario proporcionado por la Agencia Espacial Italiana. Es la primera misión al espacio profundo de la Agencia Espacial Italiana.

El CubeSat del tamaño de un maletín viajará en DART y luego se desplegará antes del impacto para que pueda registrar lo que sucede. Tres minutos después del impacto, el CubeSat volará por Dimorphos para capturar imágenes y videos.

El video del impacto se transmitirá de regreso a la Tierra, lo que debería ser «bastante emocionante», dijo Elena Adams, ingeniera de sistemas de misión DART en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins.

«Los astrónomos podrán comparar observaciones de telescopios terrestres antes y después del impacto cinético de DART para determinar cuánto cambió el período orbital de Dimorphos», dijo Tom Statler, científico del programa DART en la sede de la NASA, en un comunicado. «Esa es la medida clave que nos dirá cómo respondió el asteroide a nuestro esfuerzo de desviación».

Misión Hera

Unos años después del impacto, la misión Hera de la Agencia Espacial Europea llevará a cabo una investigación de seguimiento de Didymos y Dimorphos.

Si bien la misión DART fue desarrollada para la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA y administrada por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, el equipo de la misión trabajará con el equipo de la misión Hera bajo una colaboración internacional conocida como Evaluación de Impacto y Desviación de Asteroides, o AIDA.

«DART es un primer paso en los métodos de prueba para la desviación de asteroides peligrosos», dijo Andrea Riley, ejecutiva del programa DART en la sede de la NASA, en un comunicado. «Los asteroides potencialmente peligrosos son una preocupación mundial, y estamos entusiasmados de trabajar con nuestros colegas italianos y europeos para recopilar los datos más precisos posibles de esta demostración de deflexión por impacto cinético».

Una misión de primera

Se eligió Dimorphos para esta misión porque su tamaño es relativo a los asteroides que podrían representar una amenaza para la Tierra, pero el sistema de doble asteroide en sí no es una amenaza para la Tierra.

La nave espacial es aproximadamente 100 veces más pequeña que Dimorphos, por lo que no destruirá el asteroide.

«Esto no va a destruir el asteroide, solo le dará un pequeño empujón y desviará su camino alrededor del asteroide más grande», dijo Chabot. Esto significa que no hay posibilidad de cambiar la trayectoria del asteroide para convertirlo en una amenaza mayor.

El impacto rápido solo cambiará la velocidad de Dimorphos mientras orbita a Didymos en un 1%, lo que no parece mucho, pero cambiará el período orbital de la luna en más de un minuto. Ese cambio se puede observar y medir desde telescopios terrestres en la Tierra.

Dimorphos completa una órbita alrededor de Didymos cada 11 horas y 55 minutos. Si el impacto tiene éxito, cambiará ese período en al menos 73 segundos, dijo Andy Cheng, líder del equipo de investigación de DART en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins.

La medición de la transferencia de impulso entre la nave espacial y Dimorphos mostrará cuánto se necesita para cambiar el curso de un asteroide.

«Si un día se descubre un asteroide en curso de colisión con la Tierra, entonces tendremos una idea de cuánto impulso necesitamos para que ese asteroide no apunte a la Tierra», dijo Cheng.

James Webb, polémico nombre para el telescopio de la NASA 0:55

Estrategias de defensa planetaria

Si bien actualmente no hay asteroides en curso de impacto directo con la Tierra, hay una gran población de asteroides cercanos a la Tierra: más de 27.000 en todas las formas y tamaños.

«La clave para la defensa planetaria es encontrarlos mucho antes de que sean una amenaza de impacto», dijo Lindley Johnson, funcionaria de defensa planetaria en la Sede de la NASA. «El principio con todos ellos es cambiar la velocidad orbital del asteroide solo una pequeña cantidad. Cambiar la velocidad del asteroide en su órbita cambia su órbita, así que en el futuro, no estará en el mismo lugar donde iba a impactar la Tierra».

Tres años después del impacto, Hera llegará para estudiar Dimorphos en detalle, midiendo las propiedades físicas de la luna, estudiando el impacto DART y la órbita de la luna.

Esto puede parecer mucho tiempo de espera entre el impacto y el seguimiento, pero se basa en lecciones aprendidas en el pasado.

Otras misiones

En julio de 2005, la nave espacial Deep Impact de la NASA lanzó un impacto de cobre de 815 libras (370 kilogramos) en un cometa, Tempel 1. Pero la nave espacial no pudo ver el cráter resultante porque el impacto liberó toneladas de polvo y hielo. Sin embargo, la misión Stardust de la NASA en 2011 pudo caracterizar el impacto: una herida de 150 metros (492 pies).

Juntos, los valiosos datos recopilados por DART y Hera contribuirán a las estrategias de defensa planetaria. Especialmente para comprender qué tipo de fuerza se necesita para cambiar la órbita de un asteroide cercano a la Tierra que puede colisionar con nuestro planeta.

Después de analizar los resultados de la misión, «esta técnica sería parte de una caja de herramientas que estamos comenzando a construir con capacidades para desviar un asteroide», dijo Johnson.

InstaNoticias
NASA

(CNN) — Una nave espacial de la NASA que chocará deliberadamente contra un asteroide despegó con éxito.

La misión DART, o Prueba de redireccionamiento de doble asteroide, despegó a las 10:21 pm PT del martes (1:21 am ET del miércoles) a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California.

Pero la verdadera prueba para esta tecnología de desviación de asteroides vendrá en septiembre de 2022, cuando la nave espacial llegue a su destino, para ver cómo impacta el movimiento de un asteroide cercano a la Tierra en el espacio.

El objetivo de la misión es Dimorphos, una pequeña luna que orbita el asteroide Didymos, cercano a la Tierra. Esta será la primera demostración a gran escala de la agencia de este tipo de tecnología en nombre de la defensa planetaria. También será la primera vez que los humanos alteren la dinámica de un cuerpo del sistema solar de una manera mensurable, según la Agencia Espacial Europea.

La NASA chocará deliberadamente una nave espacial contra un asteroide en nombre de la defensa planetaria

Los objetos cercanos a la Tierra son asteroides y cometas con órbitas que los ubican a 30 millones de millas (48 millones de kilómetros) de la Tierra. La detección de la amenaza de objetos cercanos a la Tierra, o NEO, que podrían causar daños graves es un enfoque principal de la NASA y otras organizaciones espaciales de todo el mundo.

El asteroide Didymos y su luna Dimorphos

En griego, Didymos significa «gemelo», que es un guiño a cómo el asteroide, de casi media milla (0,8 kilómetros) de diámetro, forma un sistema binario con el asteroide más pequeño, o luna, de 525 pies (160 metros) de diámetro, que fue descubierto hace dos décadas. Kleomenis Tsiganis, científico planetario de la Universidad Aristóteles de Tesalónica y miembro del equipo DART, sugirió que la luna se llamara Dimorphos, que significa «dos formas».

Ilustración de la nave de la misión DART.

Es el momento perfecto para que ocurra la misión DART.

Didymos y Dimorphos estarán relativamente cerca de la Tierra –a 6.835.083 millas (11 millones de kilómetros)– en septiembre de 2022.

La nave llegará a una velocidad de aproximadamente 15.000 millas (24.140 kilómetros) por hora, apuntando a Dimorphos, dijo Nancy Chabot, líder de coordinación de DART en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Laurel, Maryland.

Una cámara en la nave espacial, llamada DRACO, y un software de navegación autónoma ayudarán a la nave espacial a detectar y colisionar con Dimorphos. DRACO es la abreviatura de Didymos Reconnaissance & Asteroid Camera para OpNav.

El objetivo de la misión es chocar deliberadamente contra Dimorphos para cambiar el movimiento del asteroide en el espacio, según la NASA.

LICIACube

Esta colisión será registrada por LICIACube, o Light Italian Cubesat for Imaging of Asteroids, un satélite de cubo complementario proporcionado por la Agencia Espacial Italiana. Es la primera misión al espacio profundo de la Agencia Espacial Italiana.

El CubeSat del tamaño de un maletín viajará en DART y luego se desplegará antes del impacto para que pueda registrar lo que sucede. Tres minutos después del impacto, el CubeSat volará por Dimorphos para capturar imágenes y videos.

El video del impacto se transmitirá de regreso a la Tierra, lo que debería ser «bastante emocionante», dijo Elena Adams, ingeniera de sistemas de misión DART en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins.

«Los astrónomos podrán comparar observaciones de telescopios terrestres antes y después del impacto cinético de DART para determinar cuánto cambió el período orbital de Dimorphos», dijo Tom Statler, científico del programa DART en la sede de la NASA, en un comunicado. «Esa es la medida clave que nos dirá cómo respondió el asteroide a nuestro esfuerzo de desviación».

Misión Hera

Unos años después del impacto, la misión Hera de la Agencia Espacial Europea llevará a cabo una investigación de seguimiento de Didymos y Dimorphos.

Si bien la misión DART fue desarrollada para la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA y administrada por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, el equipo de la misión trabajará con el equipo de la misión Hera bajo una colaboración internacional conocida como Evaluación de Impacto y Desviación de Asteroides, o AIDA.

«DART es un primer paso en los métodos de prueba para la desviación de asteroides peligrosos», dijo Andrea Riley, ejecutiva del programa DART en la sede de la NASA, en un comunicado. «Los asteroides potencialmente peligrosos son una preocupación mundial, y estamos entusiasmados de trabajar con nuestros colegas italianos y europeos para recopilar los datos más precisos posibles de esta demostración de deflexión por impacto cinético».

La misión Lucy de la NASA despegó para explorar asteroides nunca antes vistos Una misión de primera

Se eligió Dimorphos para esta misión porque su tamaño es relativo a los asteroides que podrían representar una amenaza para la Tierra, pero el sistema de doble asteroide en sí no es una amenaza para la Tierra.

La nave espacial es aproximadamente 100 veces más pequeña que Dimorphos, por lo que no destruirá el asteroide.

«Esto no va a destruir el asteroide, solo le dará un pequeño empujón y desviará su camino alrededor del asteroide más grande», dijo Chabot. Esto significa que no hay posibilidad de cambiar la trayectoria del asteroide para convertirlo en una amenaza mayor.

El impacto rápido solo cambiará la velocidad de Dimorphos mientras orbita a Didymos en un 1%, lo que no parece mucho, pero cambiará el período orbital de la luna en más de un minuto. Ese cambio se puede observar y medir desde telescopios terrestres en la Tierra.

Dimorphos completa una órbita alrededor de Didymos cada 11 horas y 55 minutos. Si el impacto tiene éxito, cambiará ese período en al menos 73 segundos, dijo Andy Cheng, líder del equipo de investigación de DART en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins.

La medición de la transferencia de impulso entre la nave espacial y Dimorphos mostrará cuánto se necesita para cambiar el curso de un asteroide.

«Si un día se descubre un asteroide en curso de colisión con la Tierra, entonces tendremos una idea de cuánto impulso necesitamos para que ese asteroide no apunte a la Tierra», dijo Cheng.

James Webb, polémico nombre para el telescopio de la NASA 0:55Estrategias de defensa planetaria

Si bien actualmente no hay asteroides en curso de impacto directo con la Tierra, hay una gran población de asteroides cercanos a la Tierra: más de 27.000 en todas las formas y tamaños.

«La clave para la defensa planetaria es encontrarlos mucho antes de que sean una amenaza de impacto», dijo Lindley Johnson, funcionaria de defensa planetaria en la Sede de la NASA. «El principio con todos ellos es cambiar la velocidad orbital del asteroide solo una pequeña cantidad. Cambiar la velocidad del asteroide en su órbita cambia su órbita, así que en el futuro, no estará en el mismo lugar donde iba a impactar la Tierra».

Tres años después del impacto, Hera llegará para estudiar Dimorphos en detalle, midiendo las propiedades físicas de la luna, estudiando el impacto DART y la órbita de la luna.

Esto puede parecer mucho tiempo de espera entre el impacto y el seguimiento, pero se basa en lecciones aprendidas en el pasado.

Nueva misión espacial de los Emiratos Árabes Unidos orbitará Venus y aterrizará en un asteroide Otras misiones

En julio de 2005, la nave espacial Deep Impact de la NASA lanzó un impacto de cobre de 815 libras (370 kilogramos) en un cometa, Tempel 1. Pero la nave espacial no pudo ver el cráter resultante porque el impacto liberó toneladas de polvo y hielo. Sin embargo, la misión Stardust de la NASA en 2011 pudo caracterizar el impacto: una herida de 150 metros (492 pies).

Juntos, los valiosos datos recopilados por DART y Hera contribuirán a las estrategias de defensa planetaria. Especialmente para comprender qué tipo de fuerza se necesita para cambiar la órbita de un asteroide cercano a la Tierra que puede colisionar con nuestro planeta.

Después de analizar los resultados de la misión, «esta técnica sería parte de una caja de herramientas que estamos comenzando a construir con capacidades para desviar un asteroide», dijo Johnson.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver