Esta podría ser finalmente la última temporada de compras navideñas de Sears y Kmart

Nueva York (CNN Business) — Este “Black Friday” muy probablemente será el comienzo de la última temporada de compras navideñas para Sears y Kmart, dos marcas que en su día dominaron con orgullo el panorama minorista de Estados Unidos.
Las dos cadenas son apenas una sombra de lo que eran cuando el conglomerado que las posee salió de la quiebra hace menos de tres años.

En ese momento, el conglomerado, que recibió el nombre demasiado optimista de Transformco, todavía tenía 223 tiendas Sears y 202 Kmart en todo el país. Eso ya era un 87% menos que las 3.500 tiendas que tenían ambas marcas cuando se fusionaron en 2005 para formar Sears Holdings. Pero la caída porcentual de tiendas desde que la empresa salió de la quiebra en febrero de 2019 ha sido aún más pronunciada.

Hoy solo quedan 21 tiendas Sears de línea completa en el territorio continental de Estados Unidos, y dos más en Puerto Rico, según el localizador de tiendas en el sitio web de Sears, una vez que se eliminan los cierres recientes. Otras siete tiendas que figuran en el sitio se limitan a vender electrodomésticos y, en algunos casos, colchones, en lugar de la gama completa de ofertas que una vez fue un sello distintivo de ambas cadenas.

Y para finales de año solo quedarán seis Kmarts en Estados Unidos continental, junto con otras seis en Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes.

«A mí siempre me ha parecido una liquidación. Esto ha estado sucediendo durante años», dijo Reshmi Basu, un experto en quiebras minoristas en Debtwire.

Muchos expertos en comercio minorista culpan a Eddie Lampert, principal propietario de Transformco y Sears Holdings, de la desaparición de dos cadenas.

«Está dejando que los contratos de alquiler expiren, está abandonando las tiendas. Las mantiene abiertas si es conveniente que sigan abiertas», dijo Mark Cohen, director de estudios sobre el comercio minorista en la Universidad de Columbia. «Obviamente, todas van a desaparecer en breve. Puedes contar con ello».

Sears y Kmart no son los únicos minoristas que luchan con el cambio de los hábitos de compra a los grandes minoristas como Walmart y Target, y a los minoristas en línea como Amazon. JCPenney y Neiman Marcus se declararon en bancarrota cuando la pandemia llegó en 2020, y Lord & Taylor quebró.

Pero los críticos de Lampert dicen que él es el culpable del fuerte declive de ambas empresas, ya que invirtió poco en las tiendas en sí, y vendió gran parte de los bienes inmuebles más atractivos y las marcas que Sears alguna vez tuvo, como las herramientas Craftsman, las refacciones automotrices Diehard y Lands End.

«Ha estado en declive terminal durante bastante tiempo», dijo Neil Saunders, director gerente y analista de comercio minorista de la firma de investigación GlobalData.

Hay pocas posibilidades de salvar a ninguna de las dos cadenas en el actual entorno minorista. Los vendedores tienen problemas para suministrar a los minoristas mucho más fuertes el inventario que necesitan, dados los problemas actuales de la cadena de suministro. Eso hace más difícil que Sears o Kmart tengan los productos que los compradores quieren.

«Sabemos que los proveedores están priorizando sus entregas. Están entregando a los puntos de venta que añaden más valor a la marca», dijo Greg Portell, socio principal de la práctica de consumo global de la consultora Kearney.

Y el mercado laboral, con un número casi récord de ofertas de empleo, no hace más que dificultar a las cadenas en apuros la tarea de atraer a los trabajadores que necesitan.

«La guerra por el talento en el comercio minorista es muy real ahora mismo. No solo están subiendo el salario por hora, sino que buscan otros elementos para atraer a los trabajadores como las matrículas universitarias, los beneficios, cosas que Sears y otros minoristas con problemas tendrán dificultades para igualar», dijo Portell.

Si este es realmente el final, sería una desaparición triste para dos cadenas que se remontan a finales del siglo XIX.

Kmart comenzó en 1899, cuando su fundador Sebastian Spering Kresge, abrió una tienda de cinco céntimos en el centro de Detroit que llevaba su nombre. La marca Kmart no surgió hasta 1962. La cadena creció rápidamente durante varias décadas, reclamando el segmento de descuentos del mercado que ahora dominan las grandes tiendas como Walmart y Target.

Kmart se hizo conocida por sus «ofertas de luz azul» de 15 minutos de duración: una tienda encendía una luz azul y anunciaba por el altavoz «atención compradores Kmart», y los clientes se apresuraban a comprar los productos rebajados. Las promociones comenzaron en 1965, pero se interrumpieron en 1991, aunque Kmart ha intentado recuperarlas en varias ocasiones.

La historia de Sears es aún más larga. La empresa fue en su día el mayor minorista del país, el Walmart o Amazon de su tiempo. En una época en la que la mayoría de los estadounidenses vivían en zonas rurales, su catálogo permitió a muchos consumidores comprar bienes a los que no habrían tenido acceso de otra manera.

Las tiendas Sears dominaron el paisaje minorista, forzando a muchas tiendas locales a cerrar de la misma manera que los grandes minoristas causarían un día el cierre de los grandes almacenes. Muchos Sears fueron el ancla de los centros comerciales que contribuyeron al crecimiento de los suburbios estadounidenses. Fue, literalmente, una empresa que cambió a Estados Unidos.

Sears

Nueva York (CNN Business) — Este “Black Friday” muy probablemente será el comienzo de la última temporada de compras navideñas para Sears y Kmart, dos marcas que en su día dominaron con orgullo el panorama minorista de Estados Unidos.
Las dos cadenas son apenas una sombra de lo que eran cuando el conglomerado que las posee salió de la quiebra hace menos de tres años.

Sears sobrevivió a la bancarrota. ¿Podrá sobrevivir a largo plazo?

En ese momento, el conglomerado, que recibió el nombre demasiado optimista de Transformco, todavía tenía 223 tiendas Sears y 202 Kmart en todo el país. Eso ya era un 87% menos que las 3.500 tiendas que tenían ambas marcas cuando se fusionaron en 2005 para formar Sears Holdings. Pero la caída porcentual de tiendas desde que la empresa salió de la quiebra en febrero de 2019 ha sido aún más pronunciada.

Hoy solo quedan 21 tiendas Sears de línea completa en el territorio continental de Estados Unidos, y dos más en Puerto Rico, según el localizador de tiendas en el sitio web de Sears, una vez que se eliminan los cierres recientes. Otras siete tiendas que figuran en el sitio se limitan a vender electrodomésticos y, en algunos casos, colchones, en lugar de la gama completa de ofertas que una vez fue un sello distintivo de ambas cadenas.

Y para finales de año solo quedarán seis Kmarts en Estados Unidos continental, junto con otras seis en Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes.

«A mí siempre me ha parecido una liquidación. Esto ha estado sucediendo durante años», dijo Reshmi Basu, un experto en quiebras minoristas en Debtwire.

Muchos expertos en comercio minorista culpan a Eddie Lampert, principal propietario de Transformco y Sears Holdings, de la desaparición de dos cadenas.

«Está dejando que los contratos de alquiler expiren, está abandonando las tiendas. Las mantiene abiertas si es conveniente que sigan abiertas», dijo Mark Cohen, director de estudios sobre el comercio minorista en la Universidad de Columbia. «Obviamente, todas van a desaparecer en breve. Puedes contar con ello».

Sears y Kmart no son los únicos minoristas que luchan con el cambio de los hábitos de compra a los grandes minoristas como Walmart y Target, y a los minoristas en línea como Amazon. JCPenney y Neiman Marcus se declararon en bancarrota cuando la pandemia llegó en 2020, y Lord & Taylor quebró.

Pero los críticos de Lampert dicen que él es el culpable del fuerte declive de ambas empresas, ya que invirtió poco en las tiendas en sí, y vendió gran parte de los bienes inmuebles más atractivos y las marcas que Sears alguna vez tuvo, como las herramientas Craftsman, las refacciones automotrices Diehard y Lands End.

«Ha estado en declive terminal durante bastante tiempo», dijo Neil Saunders, director gerente y analista de comercio minorista de la firma de investigación GlobalData.

¿Por qué no encuentras tu ropa favorita en tiendas? 1:09

Hay pocas posibilidades de salvar a ninguna de las dos cadenas en el actual entorno minorista. Los vendedores tienen problemas para suministrar a los minoristas mucho más fuertes el inventario que necesitan, dados los problemas actuales de la cadena de suministro. Eso hace más difícil que Sears o Kmart tengan los productos que los compradores quieren.

«Sabemos que los proveedores están priorizando sus entregas. Están entregando a los puntos de venta que añaden más valor a la marca», dijo Greg Portell, socio principal de la práctica de consumo global de la consultora Kearney.

Y el mercado laboral, con un número casi récord de ofertas de empleo, no hace más que dificultar a las cadenas en apuros la tarea de atraer a los trabajadores que necesitan.

«La guerra por el talento en el comercio minorista es muy real ahora mismo. No solo están subiendo el salario por hora, sino que buscan otros elementos para atraer a los trabajadores como las matrículas universitarias, los beneficios, cosas que Sears y otros minoristas con problemas tendrán dificultades para igualar», dijo Portell.

Si este es realmente el final, sería una desaparición triste para dos cadenas que se remontan a finales del siglo XIX.

Kmart comenzó en 1899, cuando su fundador Sebastian Spering Kresge, abrió una tienda de cinco céntimos en el centro de Detroit que llevaba su nombre. La marca Kmart no surgió hasta 1962. La cadena creció rápidamente durante varias décadas, reclamando el segmento de descuentos del mercado que ahora dominan las grandes tiendas como Walmart y Target.

Kmart se hizo conocida por sus «ofertas de luz azul» de 15 minutos de duración: una tienda encendía una luz azul y anunciaba por el altavoz «atención compradores Kmart», y los clientes se apresuraban a comprar los productos rebajados. Las promociones comenzaron en 1965, pero se interrumpieron en 1991, aunque Kmart ha intentado recuperarlas en varias ocasiones.

La historia de Sears es aún más larga. La empresa fue en su día el mayor minorista del país, el Walmart o Amazon de su tiempo. En una época en la que la mayoría de los estadounidenses vivían en zonas rurales, su catálogo permitió a muchos consumidores comprar bienes a los que no habrían tenido acceso de otra manera.

Las tiendas Sears dominaron el paisaje minorista, forzando a muchas tiendas locales a cerrar de la misma manera que los grandes minoristas causarían un día el cierre de los grandes almacenes. Muchos Sears fueron el ancla de los centros comerciales que contribuyeron al crecimiento de los suburbios estadounidenses. Fue, literalmente, una empresa que cambió a Estados Unidos.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver