Una víctima de un disparo finalmente pudo agradecer al estudiante de medicina que lo salvó hace 25 años

(CNN) — Hace 25 años, un estudiante de medicina de Maryland se perdió mientras manejaba su automóvil, pero tomar un camino equivocado lo llevó a responder a la oración de un hombre al que le habían disparado.

Ahora, décadas después, Damon Walker se reunió con el estudiante de medicina que condujo hacia el caos en lugar de huir de él.

«Pienso constantemente en ese momento de estar en la canaleta y no tener ninguna esperanza de vivir, ya sabes, sabiendo que la muerte era inminente», dijo Walker a CNN el viernes. «Dije una simple oración de que sería bueno que alguien viniera a recogerme».

Walker dice que no podía creer cuando un automóvil se detuvo y «un ángel» vino a ayudarlo. Fue el Dr. Michael Franks, un estudiante de medicina en ese momento. Franks salvó la vida de Walker esa noche el día de Año Nuevo de 1996.

Ninguno de los dos sabía lo que le pasó al otro

La reunión de noviembre, como se pudo ver en WBAL, afiliada de CNN, fue la primera vez que Walker y Franks se encontraron después de que el trauma de esa noche entrelazara sus historias.

Walker y su madre hallaron al buen samaritano después de una búsqueda en línea y una llamada telefónica a Franks, quien es urólogo de Virginia Urology. Franks no sabía qué le había pasado a Walker tras el rescate, ni siquiera sabía si había sobrevivido.

«Hablamos, conectamos, nos dimos un pequeño abrazo y luego fuimos a almorzar al otro lado de la calle de mi oficina y solo hablamos un poco más y procesamos las cosas, no solo por cierre emocional, sino para ver dónde está ahora y qué pasó», dijo Franks, de 52 años, a CNN.

«Asumo lo peor cuando alguien tiene una lesión en la médula espinal, es una vida difícil», dijo Franks. «Se veía realmente bien. Tenía la vibra más positiva de la historia».

Ambos hombres estaban estoicos en ese momento, pero la emoción estaba ahí. Ambos tenían lágrimas en los ojos, dice Walker.

Damon Walker agradece al hombre que le salvó la vida el día de Año Nuevo de 1996.

«Todavía es algo surrealista en cierto sentido, pero supongo que ofrece un cierre», dijo Walker, de 44 años. «Solo quería expresar mi agradecimiento y mi gratitud».

No le quedaba mucho tiempo de vida

Ambos repasaron lo que sucedió esa noche y el momento que los unió.

Walker, quien entonces tenía 18 años, salía de un club con amigos alrededor de las 3:00 a.m. después de una fiesta de Año Nuevo. Estaban tratando de tomar un taxi cerca de Oriole Park en Camden Yards cuando un automóvil con varios hombres dentro de él se detuvo, dice Walker. Estalló una pelea y algunos hombres asaltaron a Walker.

«Me agarraron y me tiraron al suelo», dijo Walker.

Walker les dio lo que tenía, esperando que los atacantes se fueran después del robo. Se levantó de un salto cuando se fueron y  tres disparos lo impactaron: uno en el pulgar, otro en el pecho y un tercero en el abdomen.

Al caer al suelo, Walker se dio cuenta de que estaba paralizado, dice. Rezó para que alguien viniera a ayudarlo y fue entonces cuando apareció Franks.

Franks fue en la dirección contraria a la del resto de personas que huían. «Realmente no ves a mucha gente hacer ese tipo de cosas», dijo Walker.

El Dr. Michael Franks era un estudiante de medicina cuando escuchó disparos y encontró a Walker en la calle.

Franks dice que escuchó disparos. Poco después, salió de su auto y vio que Walker había recibido un disparo y apenas respiraba.

Como estudiante de medicina de la Universidad de Maryland en ese momento, Franks sabía que Walker estaba en problemas. Abrió su teléfono y consideró marcar el 911, pero se dio cuenta de que podía llevar a Walker al R Adams Cowley Shock Trauma Center, que estaba cerca.

«Si alguien puede cuidar de este hombre, que probablemente tiene de 10 a 15 minutos de vida, es ese lugar», dijo Franks. «Entonces tomé la decisión de ponerlo en el auto y llevarlo a la puerta principal».

Cómo Walker está retribuyendo a otras víctimas

Franks dice que no busca ser el centro de atención. Se define como introvertido, y como cirujano dice que está acostumbrado a las emergencias médicas.

«Es difícil para mí hablar de eso», dijo Franks. «Creo que cualquiera hubiera hecho eso, pero sé que tal vez en retrospectiva, tal vez no».

Si bien algunos eligen pensar en Franks como un héroe, él cree que la historia real es sobre Walker y la extraordinaria forma que ha elegido para vivir su vida y retribuir a su comunidad.

Después de salir del hospital, pasar por fisioterapia y adaptarse a su vida en silla de ruedas, Walker dice que se dedicó al aprendizaje y la lectura, ya que en ese momento era «funcionalmente analfabeto».

Trabajó como consejero y ahora es un especialista en prevención de la violencia en un hospital local. Walker intenta ayudar a las víctimas de disparos o apuñalamientos a conseguir trabajo o ayudarlos como puede.

Walker recuerda el nivel de atención que recibió cuando le dispararon y lo bien que la gente lo cuidó, desde ayudarlo desde el punto de vista médico hasta hacerlo reír cuando lo necesitaba.

«Si ayudas a estas personas a sanar, podrías estar sanando más que una herida de bala», dijo. «Es posible que esté curando algún aspecto de no confiar en el sistema, de no confiar en las personas que ahora pueden ofrecer comprensión a otras personas que pasan por lo mismo».

Dejarle saber a Franks cómo está retribuyendo a su comunidad fue parte de por qué quería volver a conectarse con él, dice Walker.

«Quería hacerle saber que él no solo me ayudó a salvarme, sino que también ayudó a salvar a mi comunidad», dijo Walker. «Sé que no habría podido dar eso (a mi comunidad) si no fuera por él que me ayudó ese día».

(CNN) — Hace 25 años, un estudiante de medicina de Maryland se perdió mientras manejaba su automóvil, pero tomar un camino equivocado lo llevó a responder a la oración de un hombre al que le habían disparado.

Ahora, décadas después, Damon Walker se reunió con el estudiante de medicina que condujo hacia el caos en lugar de huir de él.

Un británico llegó sin invitación a su cena de Acción de Gracias y ahora llevan casados 20 años

«Pienso constantemente en ese momento de estar en la canaleta y no tener ninguna esperanza de vivir, ya sabes, sabiendo que la muerte era inminente», dijo Walker a CNN el viernes. «Dije una simple oración de que sería bueno que alguien viniera a recogerme».

Walker dice que no podía creer cuando un automóvil se detuvo y «un ángel» vino a ayudarlo. Fue el Dr. Michael Franks, un estudiante de medicina en ese momento. Franks salvó la vida de Walker esa noche el día de Año Nuevo de 1996.

Ninguno de los dos sabía lo que le pasó al otro

La reunión de noviembre, como se pudo ver en WBAL, afiliada de CNN, fue la primera vez que Walker y Franks se encontraron después de que el trauma de esa noche entrelazara sus historias.

Walker y su madre hallaron al buen samaritano después de una búsqueda en línea y una llamada telefónica a Franks, quien es urólogo de Virginia Urology. Franks no sabía qué le había pasado a Walker tras el rescate, ni siquiera sabía si había sobrevivido.

Una niña de 9 años desbloqueó el iPhone de su padre con su rostro para llamar al 911 en una emergencia

«Hablamos, conectamos, nos dimos un pequeño abrazo y luego fuimos a almorzar al otro lado de la calle de mi oficina y solo hablamos un poco más y procesamos las cosas, no solo por cierre emocional, sino para ver dónde está ahora y qué pasó», dijo Franks, de 52 años, a CNN.

«Asumo lo peor cuando alguien tiene una lesión en la médula espinal, es una vida difícil», dijo Franks. «Se veía realmente bien. Tenía la vibra más positiva de la historia».

Ambos hombres estaban estoicos en ese momento, pero la emoción estaba ahí. Ambos tenían lágrimas en los ojos, dice Walker.

Damon Walker agradece al hombre que le salvó la vida el día de Año Nuevo de 1996.

«Todavía es algo surrealista en cierto sentido, pero supongo que ofrece un cierre», dijo Walker, de 44 años. «Solo quería expresar mi agradecimiento y mi gratitud».

No le quedaba mucho tiempo de vida

Ambos repasaron lo que sucedió esa noche y el momento que los unió.

Walker, quien entonces tenía 18 años, salía de un club con amigos alrededor de las 3:00 a.m. después de una fiesta de Año Nuevo. Estaban tratando de tomar un taxi cerca de Oriole Park en Camden Yards cuando un automóvil con varios hombres dentro de él se detuvo, dice Walker. Estalló una pelea y algunos hombres asaltaron a Walker.

«Me agarraron y me tiraron al suelo», dijo Walker.

Walker les dio lo que tenía, esperando que los atacantes se fueran después del robo. Se levantó de un salto cuando se fueron y  tres disparos lo impactaron: uno en el pulgar, otro en el pecho y un tercero en el abdomen.

Al caer al suelo, Walker se dio cuenta de que estaba paralizado, dice. Rezó para que alguien viniera a ayudarlo y fue entonces cuando apareció Franks.

Franks fue en la dirección contraria a la del resto de personas que huían. «Realmente no ves a mucha gente hacer ese tipo de cosas», dijo Walker.

El Dr. Michael Franks era un estudiante de medicina cuando escuchó disparos y encontró a Walker en la calle.

Franks dice que escuchó disparos. Poco después, salió de su auto y vio que Walker había recibido un disparo y apenas respiraba.

Como estudiante de medicina de la Universidad de Maryland en ese momento, Franks sabía que Walker estaba en problemas. Abrió su teléfono y consideró marcar el 911, pero se dio cuenta de que podía llevar a Walker al R Adams Cowley Shock Trauma Center, que estaba cerca.

«Si alguien puede cuidar de este hombre, que probablemente tiene de 10 a 15 minutos de vida, es ese lugar», dijo Franks. «Entonces tomé la decisión de ponerlo en el auto y llevarlo a la puerta principal».

Cómo Walker está retribuyendo a otras víctimas

Franks dice que no busca ser el centro de atención. Se define como introvertido, y como cirujano dice que está acostumbrado a las emergencias médicas.

«Es difícil para mí hablar de eso», dijo Franks. «Creo que cualquiera hubiera hecho eso, pero sé que tal vez en retrospectiva, tal vez no».

Si bien algunos eligen pensar en Franks como un héroe, él cree que la historia real es sobre Walker y la extraordinaria forma que ha elegido para vivir su vida y retribuir a su comunidad.

Enfermera crea lista de regalos de bebé para un padre luego de que su esposa no vacunada muriera por covid-19

Después de salir del hospital, pasar por fisioterapia y adaptarse a su vida en silla de ruedas, Walker dice que se dedicó al aprendizaje y la lectura, ya que en ese momento era «funcionalmente analfabeto».

Trabajó como consejero y ahora es un especialista en prevención de la violencia en un hospital local. Walker intenta ayudar a las víctimas de disparos o apuñalamientos a conseguir trabajo o ayudarlos como puede.

Walker recuerda el nivel de atención que recibió cuando le dispararon y lo bien que la gente lo cuidó, desde ayudarlo desde el punto de vista médico hasta hacerlo reír cuando lo necesitaba.

«Si ayudas a estas personas a sanar, podrías estar sanando más que una herida de bala», dijo. «Es posible que esté curando algún aspecto de no confiar en el sistema, de no confiar en las personas que ahora pueden ofrecer comprensión a otras personas que pasan por lo mismo».

Dejarle saber a Franks cómo está retribuyendo a su comunidad fue parte de por qué quería volver a conectarse con él, dice Walker.

«Quería hacerle saber que él no solo me ayudó a salvarme, sino que también ayudó a salvar a mi comunidad», dijo Walker. «Sé que no habría podido dar eso (a mi comunidad) si no fuera por él que me ayudó ese día».

Conoce la romántica historia detrás de esta torre Eiffel 0:51Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver