10 datos que debes saber del jaguar, el rey de los felinos de América (que está en peligro)

(CNN Español) — ¿Sabías que las manchas de los jaguares son únicas de cada espécimen y por tanto funcionan como nuestras huellas dactilares? ¿Y que su mandíbula es tan poderosa que puede atravesar el caparazón de una tortuga? Este lunes 29 de noviembre se celebra el Día Internacional del Jaguar, el rey de los felinos de América. Te proponemos conocer 10 datos clave de esta especie icónica de la región, que se encuentra amenazada por la pérdida de hábitat y que ya ha desaparecido de un gran porcentaje del territorio.

El tercer felino más grande del planeta

El jaguar es el felino más grande —y el depredador más feroz— del continente americano. Y además es el tercero de mayores dimensiones en todo el mundo: lo superan únicamente el tigre tibetano y el león.

Según WWF Colombia, es el único del género Panthera en la región. Los Panthera se caracterizan por rugir, explica la organización. ¿Cómo suena? Como un «ronquido repetitivo», según WWF.

Nombre de origen tupí-guaraní

El nombre del jaguar, también conocido como yaguaraté, proviene del tupí-guaraní «yaguara». Significa «el que caza de un salto».

‘Especie sombrilla’

El jaguar puede habitar múltiples ecosistemas, incluidos bosques y sabanas tropicales, bosques montanos y manglares. Su hábitat preferido, no obstante, son las selvas bajas tropicales y los bosques subtropicales. En estos lugares, explica WWF México, encuentra una «enorme abundancia de animales y plantas, así como agua».

Y su presencia es clave para que los ecosistemas se mantengan sanos por dos motivos, explica la WWF: por un lado, al ser los mayores depredadores del continente, regulan los tamaños de las poblaciones de otros animales. Por otro, como necesitan grandes porciones de territorio para desarrollarse, son una «especie sombrilla», es decir «una especie que, al ser protegida, conserva el hábitat de otros cientos de especies que comparten su hogar». «En otras palabras, si el jaguar está sano, su ecosistema y el resto de especies que habitan allí lo están», explica la organización.

Puede atravesar un caparazón

La mandíbula del jaguar es la más poderosa de todos los felinos, según WWF, y puede atravesar el caparazón de una tortuga. Otra diferencia con sus parientes está en su comportamiento

Las manchas son sus ‘huellas dactilares’

Las manchas de los jaguares son únicas de cada individuo, por lo que funcionan como las huellas dactilares de los humanos, explica WWF Colombia. Y en estas manchas, que también se denominan rosetas, está la clave para diferenciar a los jaguares de los leopardos (que, por otra parte, habita zonas de África y Asia): las rosetas del jaguar encierran dentro otra mancha, explica Greenpeace. ¿Puedes detectarlo en las imágenes?

Las cifras que definen al jaguar

El jaguar pesa entre 45 y 120 kg y mide entre 1,5 y 2,4 metros, según WWF México. Los tamaños varían según la región: en Sudamérica son más grandes que en Mesoamérica.

El período de gestación dura 100 días. Las hembras, en general, tienen dos crías, que pasan con ellas hasta el año y medio o los dos años, edad en la que llegan a la madurez sexual.

Viven de 10 a 12 años cuando se encuentran en la naturaleza.

Una última cifra da la pauta de la vida de este felino: comen más de 22 especies de animales, incluidos mamíferos, aves, peces y reptiles.

(Crédito: Y.J. Rey-Millet/WWF)

Del fósil más antiguo de un felino al jaguar actual: una historia milenaria

El primer fósil de un ancestro felino es de hace más de 25 millones de años y fue hallado en Laugnac, Francia, según WWF Colombia. La familia de los panterinos, por su parte, nació hace unos 6,4 millones de años, y el ancestro «más cercano» de los jaguares en el viejo mundo data de hace por lo menos tres millones. «Este ancestro viajó por casi todo el territorio y cuando la dispersión transcontinental entre Asia y Norteamérica ocurrió, hace aproximadamente 0,9 millones de años, los jaguares se quedaron en el continente americano, volviéndose los reyes de toda la región», explican.

Desaparecieron de la mitad del territorio que habitaban

El jaguar está calificado como «casi amenazado», según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (no obstante, en algunos países particulares, por ejemplo México, está catalogado como en peligro de extinción).

«El jaguar ha sido prácticamente eliminado de gran parte de las zonas norteñas más secas de su área de distribución —Arizona y Nuevo México en Estados Unidos, y el extremo norte del estado de Sonora en México—, así como del norte de Brasil, los pastizales de matorral pampeano de Argentina y todo Uruguay», dice la organización.

Según explica WWF Colombia, hasta ahora los jaguares han desaparecido del 46% del territorio que habitaban originalmente.

Las amenazas que enfrenta este felino como producto de la intervención de los humanos en su hábitat natural son múltiples: el tráfico ilegal, la minería, la explotación forestal y la expansión de la frontera agropecuaria son algunas de ellas.

Existe un plan para salvarlo, pero falta, dice WWF

Desde el año 2018 está en marcha el Plan Jaguar 2030. WWF Colombia explica que esta hoja de ruta con directivas para proteger a la especie fue ratificada por 14 de los 18 países donde habita el felino. También participan en el esfuerzo varias organizaciones.

El plan busca fortalecer el corredor jaguar a través de diversas acciones, por ejemplo estableciendo 30 paisajes que sean prioritarios para la conservación de cara al año 2030 con el objetivo de que cuenten con el hábitat necesario para desarrollarse.

Sin embargo, asegura WWF Colombia, «aún faltan acciones contundentes para fortalecer el corredor jaguar que se extiende desde México a Argentina».

5 acciones para cuidar el jaguar

Hay varias acciones que podemos llevar adelante para proteger al rey de los felinos de América. Aquí te contamos cinco que destaca WWF Guatemala:

No participar en ninguna actividad de caza del jaguar.
No comprar pieles de este felino, ni productos medicinales o recuerdos que estén hechos con partes de sus cuerpos.
Denunciar los incendios forestales y evitar hacer fogatas en los hábitats de los jaguares.
Evitar los muebles con maderas exóticas como el cedro o la caoba cuando no se encuentran ceritificadas porque, según explica la organización, «la selva maya, hábitat del jaguar, está siendo destruida para la obtención de maderas preciosas».
No arrojar basura en calles ni áreas naturales, ya que puede llegar al hábitat del jaguar a través de ríos y lagos.

(CNN Español) — ¿Sabías que las manchas de los jaguares son únicas de cada espécimen y por tanto funcionan como nuestras huellas dactilares? ¿Y que su mandíbula es tan poderosa que puede atravesar el caparazón de una tortuga? Este lunes 29 de noviembre se celebra el Día Internacional del Jaguar, el rey de los felinos de América. Te proponemos conocer 10 datos clave de esta especie icónica de la región, que se encuentra amenazada por la pérdida de hábitat y que ya ha desaparecido de un gran porcentaje del territorio.

El tercer felino más grande del planeta

El jaguar es el felino más grande —y el depredador más feroz— del continente americano. Y además es el tercero de mayores dimensiones en todo el mundo: lo superan únicamente el tigre tibetano y el león.

Según WWF Colombia, es el único del género Panthera en la región. Los Panthera se caracterizan por rugir, explica la organización. ¿Cómo suena? Como un «ronquido repetitivo», según WWF.

Nombre de origen tupí-guaraní

El nombre del jaguar, también conocido como yaguaraté, proviene del tupí-guaraní «yaguara». Significa «el que caza de un salto».

‘Especie sombrilla’

El jaguar puede habitar múltiples ecosistemas, incluidos bosques y sabanas tropicales, bosques montanos y manglares. Su hábitat preferido, no obstante, son las selvas bajas tropicales y los bosques subtropicales. En estos lugares, explica WWF México, encuentra una «enorme abundancia de animales y plantas, así como agua».

Y su presencia es clave para que los ecosistemas se mantengan sanos por dos motivos, explica la WWF: por un lado, al ser los mayores depredadores del continente, regulan los tamaños de las poblaciones de otros animales. Por otro, como necesitan grandes porciones de territorio para desarrollarse, son una «especie sombrilla», es decir «una especie que, al ser protegida, conserva el hábitat de otros cientos de especies que comparten su hogar». «En otras palabras, si el jaguar está sano, su ecosistema y el resto de especies que habitan allí lo están», explica la organización.

Puede atravesar un caparazón

La mandíbula del jaguar es la más poderosa de todos los felinos, según WWF, y puede atravesar el caparazón de una tortuga. Otra diferencia con sus parientes está en su comportamiento

Las manchas son sus ‘huellas dactilares’

Las manchas de los jaguares son únicas de cada individuo, por lo que funcionan como las huellas dactilares de los humanos, explica WWF Colombia. Y en estas manchas, que también se denominan rosetas, está la clave para diferenciar a los jaguares de los leopardos (que, por otra parte, habita zonas de África y Asia): las rosetas del jaguar encierran dentro otra mancha, explica Greenpeace. ¿Puedes detectarlo en las imágenes?

Las cifras que definen al jaguar

El jaguar pesa entre 45 y 120 kg y mide entre 1,5 y 2,4 metros, según WWF México. Los tamaños varían según la región: en Sudamérica son más grandes que en Mesoamérica.

El período de gestación dura 100 días. Las hembras, en general, tienen dos crías, que pasan con ellas hasta el año y medio o los dos años, edad en la que llegan a la madurez sexual.

Viven de 10 a 12 años cuando se encuentran en la naturaleza.

Una última cifra da la pauta de la vida de este felino: comen más de 22 especies de animales, incluidos mamíferos, aves, peces y reptiles.

(Crédito: Y.J. Rey-Millet/WWF)

Del fósil más antiguo de un felino al jaguar actual: una historia milenaria

El primer fósil de un ancestro felino es de hace más de 25 millones de años y fue hallado en Laugnac, Francia, según WWF Colombia. La familia de los panterinos, por su parte, nació hace unos 6,4 millones de años, y el ancestro «más cercano» de los jaguares en el viejo mundo data de hace por lo menos tres millones. «Este ancestro viajó por casi todo el territorio y cuando la dispersión transcontinental entre Asia y Norteamérica ocurrió, hace aproximadamente 0,9 millones de años, los jaguares se quedaron en el continente americano, volviéndose los reyes de toda la región», explican.

Desaparecieron de la mitad del territorio que habitaban

El jaguar está calificado como «casi amenazado», según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (no obstante, en algunos países particulares, por ejemplo México, está catalogado como en peligro de extinción).

«El jaguar ha sido prácticamente eliminado de gran parte de las zonas norteñas más secas de su área de distribución —Arizona y Nuevo México en Estados Unidos, y el extremo norte del estado de Sonora en México—, así como del norte de Brasil, los pastizales de matorral pampeano de Argentina y todo Uruguay», dice la organización.

Según explica WWF Colombia, hasta ahora los jaguares han desaparecido del 46% del territorio que habitaban originalmente.

Las amenazas que enfrenta este felino como producto de la intervención de los humanos en su hábitat natural son múltiples: el tráfico ilegal, la minería, la explotación forestal y la expansión de la frontera agropecuaria son algunas de ellas.

1 de 7 | El 29 de noviembre se celebra al felino más grande de América. A continuación te decimos por qué es tan importante salvarlo. (Crédito: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images) 2 de 7 | El jaguar es el tercer felino más grande del planta y el depredador más feroz de América. Sin embargo, el jaguar está en riesgo y cada vez enfrenta mayores amenazas. (Crédito: Y.J. Rey-Millet/WWF) 3 de 7 | Debido al crecimiento de la frontera agropecuaria, la minería y la explotación forestal los jaguares han desaparecido del 46% de su territorio original. (Crédito: Pablo Beah/WWF) 4 de 7 | El tráfico ilegal y los conflictos con humanos también han generado que las poblaciones de jaguares sigan disminuyendo. (Crédito: CONICET/WWF) 5 de 7 | De hecho, el jaguar está extinto en El Salvador y Uruguay. En el resto de América la especie sus poblaciones son decrecientes. (Crédito: MEHDI FEDOUACH/AFP via Getty Images) 6 de 7 | El jaguar es una especie clave ya que además de regular las poblaciones de otros animales, conserva el hábitat de otros cientos de especies que comparten su hogar. (Crédito: MEHDI FEDOUACH/AFP via Getty Images) 7 de 7 | Por ello es que si el jaguar está sano, su ecosistema y el resto de especies que habitan con él también lo están. (Crédito: MEHDI FEDOUACH/AFP via Getty Images)

Existe un plan para salvarlo, pero falta, dice WWF

Desde el año 2018 está en marcha el Plan Jaguar 2030. WWF Colombia explica que esta hoja de ruta con directivas para proteger a la especie fue ratificada por 14 de los 18 países donde habita el felino. También participan en el esfuerzo varias organizaciones.

El plan busca fortalecer el corredor jaguar a través de diversas acciones, por ejemplo estableciendo 30 paisajes que sean prioritarios para la conservación de cara al año 2030 con el objetivo de que cuenten con el hábitat necesario para desarrollarse.

Sin embargo, asegura WWF Colombia, «aún faltan acciones contundentes para fortalecer el corredor jaguar que se extiende desde México a Argentina».

5 acciones para cuidar el jaguar

Hay varias acciones que podemos llevar adelante para proteger al rey de los felinos de América. Aquí te contamos cinco que destaca WWF Guatemala:

No participar en ninguna actividad de caza del jaguar. No comprar pieles de este felino, ni productos medicinales o recuerdos que estén hechos con partes de sus cuerpos. Denunciar los incendios forestales y evitar hacer fogatas en los hábitats de los jaguares. Evitar los muebles con maderas exóticas como el cedro o la caoba cuando no se encuentran ceritificadas porque, según explica la organización, «la selva maya, hábitat del jaguar, está siendo destruida para la obtención de maderas preciosas». No arrojar basura en calles ni áreas naturales, ya que puede llegar al hábitat del jaguar a través de ríos y lagos.Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver